viernes, 30 de abril de 2010

"DELFINA PAREDES". ¡GRAN ACTRIZ ENTREGADA A SU ARTE! PRIMERA DECLAMADORA DE CÉSAR VALLEJO.

"Delfina Paredes".
Cuando muchachos y nos iniciábamos en Radio Victoria, época de los radioteatros, una jovencita destacaba hiciendo tipos de personajes muy peculiares. Por ejemplo, la campesina de nuestras serranías con todas sus bien estudiadas características, era todo un suceso. Si existió una "Chola Purificación" interpretada por nada menos que Teresita Arce, destacada comediante del ayer, Delfina Paredes, a la que estamos aludiendo en esta reseña, ya demostraba su talento en ese ambiente radial y ¡qué talento!.

"La cholita"
Toda una vida al servicio del Teatro. Ahora poco el Congreso de la República rindió homenaje al insigne e inmortal César Vallejo. Se conmemoraba un aniversario más de su desaparición física y como preámbulo de la ceremonia oficial hizo su presentación nada menos que Delfina Paredes, la muchachita de ayer, aquella de Radio Victoria, tan talentosa, pródiga en memoria y derrochando su sabiduría poemática del autor de Trilce. Con desplazamientos naturales, se hizo dueña del salón congresal y recibió el aplauso merecido.

Una excelente
caracterización.
Delfina Paredes es un caso atípico en el mundo actoral. Parte de la psicología del artista es un convertirse en famoso y endiosarse con el aplauso. Se actúa para ser comentado, criticado y en lo posible, alabado. Todos estos modos de estímulo, muy gratos por cierto, no cuentan para esta especial actriz, dada su personalidad diferente e identificada con la lucha social. ¿Es que quizá Vallejo, el poeta de la protesta se metió en el alma de nuestra querida Delfina?. ¿Hubo una transmutación espiritual que se hizo real?. Continuemos.

No salimos sorteados con la virtud de recordar fechas pero si tenemos el aproximado. Década del 80 y nos dedicábamos a amenizar fiestas con nuestro Acordeón y Conjunto. Un "quinceañero" nos convocó y en medio de aquel bullicio de alegría juvenil, identificamos a nuestra amiga Delfina y sus muchachitos. Mientras que las otras mamás vigilaban a los bailarines (no era época de "perreo"), la actriz visitaba a mis músicos y los invitaba a ser socios del Sindicato de Artistas. Quedamos admirados y sorprendidos.

¡La gran actriz!
¡Qué grato recuerdo!. Estamos rindiéndole homenaje a esta luchadora de la vida, incansable, terca y pasará a la historia como tal. Porque para unir al artista, entre simples y endiosados, la misión es imposible. Esta experiencia también fue nuestra y sabemos lo que vale. Le estamos robando a Delfina, el halago que ella se merece como actriz, como declamadora de Vallejo, etc. Todo su inmenso arte sucumbe ante los valores de su espíritu social, motivo más que suficiente para ganar anticuerpos y la postergación.

Para ella nuestro saludo que además tiene otro carácter. Mario, uno de los famosos Velásquez, los del grupo "Histrión", estuvo unido a ella en santo matrimonio y nos dejan un legado de artistas similar. José y Carlos, mis tocayos, fueron mis maestros en el Colegio Nacional "Ricardo Palma". El otro fue Tulio. Una familia de talentosos actores y que evocamos gracias a esta reseña que dedicamos a "DELFINA PAREDES", eminente actriz de la escena nacional, entregada a su arte y a la lucha por sus ideales que la engrandecen del todo. Gracias.

jueves, 29 de abril de 2010

SARITA MONTIEL. LA ESTRELLA DEL "ÚLTIMO COUPLET" EN LIMA. EN 1978 TUVIMOS EL HONOR DE PRESENTARLA EN AMÉRICA TELEVISIÓN.

Sarita Montiel
La década de 1980 y en plena actividad "TELECENTRO" durante el gobierno militar de Velasco Alvarado, tuvimos la visita de la encantadora actriz y cantante española Sara Montiel. Una mujer que nos deslumbró en muchas películas de Hollywood, México y España. Pero, indudablemente, nos cautivó con su actuación en "El Último Couplet" y luego "La Violetera", "Tango" y toda la serie de los años 60. La traemos a esta reseña, porque más que cumplir un trabajo, fue un deleite conocerla y colaborar en su presentación. Algo realmente inolvidable que, sin pensarlo, estuvimos en el set acompañándola y leyendo las glosas, muy inspiradas en la trayectoria cinematográfica y musical de esta gran estrella de España. Como siempre lo decimos, cada historia que publicamos, está basada en nuestras propias experiencias.

Primera visita a Lima
José "Pepe" Vilar, el inolvidable actor español de mucha actividad en nuestro país y ya fallecido, tenía a su cargo la producción del programa. Nosotros, en nuestra habitual tarea de locutores "off ", fuimos convocados y Pepe, algo contrariado por la falta de tiempo porque el espectáculo se presentó de manera imprevista, nos pidió elaboráramos unas glosas y las leyéramos durante el programa. Debemos aclarar que en lo de realizar libretos, no teníamos ni una sola experiencia. Nos lanzamos al ruedo y aceptamos el reto con gran alegría. Acompaño este párrafo con la foto de Sarita Montiel, del archivo de Canal 4. Fue en la presentación que hiciera ella en América Televisión, no tengo la fecha exacta, pero se trató de su primera visita a Lima.

Con dedicatoria a nosotros en 1978.
Nuestra admiración a Sarita Montiel y sus canciones, se vio reflejada en cada glosa escrita. Conocedores de sus películas e intérpretes, como músico, de todos esos temas, fue fácil glosar éxitos famosos como "Nena", "Sus Pícaros Ojos", "La Violetera", etc. El programa constaba de todos estos "couplets" y así, con Pepe Vilar, fuimos al encuentro de la diva en el set de Canal 4. Ya presentados y ante esos "pícaros ojos"" de la estrella, le robamos el autógrafo que lucimos con gratitud en una carátula del disco con la música de la película "El Último Couplet". Fue en 1978. Nos pareció estar soñando y nada menos que en el camerino de la diva española. Una serie de pasajes de sus películas se nos vino a la mente y vivimos con intensa emoción, esa experiencia al lado de tan hermosa mujer. Notarán que la hoja de papel fue una emergencia y no el adecuado cuaderno de autógrafos. Nunca tuvimos la costumbre de realizar este tipo de comprometer a los artistas.

Ojos pícaros y brujos.
Llegaría la hora de la transmisión y desde nuestra posición en el set, nos dimos ese gran placer de anunciar el comienzo del programa y seguir leyendo las secuencias de cada tema, como identificándonos con Sarita que cantaba y volvía a deslumbrarnos como en sus tantas películas. Todas nuestras experiencias en escenarios diversos como músico o animador, entre aprobaciones y aplausos, quedaban minimizados con  este premio singular, de acompañar con nuestras glosas y voz, a un personaje admirable al que todo el mundo ha visto en la pantalla grande. La escuchábamos ahora poco en la televisión española, como manifestaba que no tenía gran voz y que, estilizándola de una manera especial, logró encontrar el punto ideal y tono para cantar. Se refería en singular, a las películas relacionadas al canto de las coplas españolas.

Sigue bella y cautivadora
Vaya esta reseña dedicada a Sarita Montiel, a quien solemos ver a través de los espacios televisivos de los canales españoles. Cada vez que se repite una de sus películas, surge este recuerdo de nuestra experiencia en Telecentro. No podré olvidar jamás la felicitación y agradecimiento de Pepe Vilar, a quien saqué de aquel apuro que lo apremiaba. Menos aún, el haber conocido personalmente a Sarita Montiel. No lamentamos nuestro perfil bajo en busca de distinciones pero, aprovechamos de dejarles estos recuerdos como testimonio de nuestra grata profesión ante el micrófono. Gracias al cable la podemos ver y en entrevistas polémicas, en las que expone sus experiencias amorosas y que la edad no es óbice, dice, para mantener un nuevo romance.  ¡Viva, Sarita Montiel! Gracias.

Hoy 8 de Abril de 2013, agrego un párrafo más a esta reseña. Una noticia que conmueve al mundo y da a conocer el sensible fallecimiento de Sarita Montiel a los 85 años de edad. Se va un mito, una historia, un personaje "de película". La admiramos mucho y nos queda el consuelo de volverla a ver en sus muchas películas. Oírla cantar a través de tantos discos que dejó impresos y que la han hecho inmortal. Fue grande y seguirá siéndolo porque nació para ser estrella brillante en todo escenario. Ya está al lado de las grandes figuras del canto español. Lola Flores, Conchita Piquer, Rocío Jurado y tantas otras figuras más. DESCANSA EN PAZ "SARITA MONTIEL".


sábado, 24 de abril de 2010

ROBERTO "TITO" CHICOMA. ¡LA BALADA DE LA TROMPETA!.

"Tito Chicoma"
Ayer, 23 de Abril de 20010, en nuestra visita cotidiana a las noticias, nos dimos con la ingrata información del deceso de Tito. Inmediátamente surgieron los recuerdos de aquel jovencito trompetista que se alineaba en las filas correospondientes de cuanta orquesta famosa lo requiriera. Hablamos también de las Sonoras de Ñico Estrada, Lucho Macedo y tantas otras que surgieron para emular a la Matancera. Dueño de un carisma especial y muy querido por todos. Fueron largos años de encuentros en diversos escenarios de la radio y sus primeras apariciones en la televisión con el Tío Jhonny, hasta Yola Polatry.

Feliz con su Trompeta
Tito Chicoma, perteneció al grupo de privilegiados del arte que, además de conocer todos los secretos de su instrumento, tutearse con el pentagrama y demostrarse como un escelente lector, tuvo la capacidad de ser solista. Canción que en ocasiones alguien solicitara y no estaba en el repertorio de la agrupación, recurriendo a su excelente "oído",  daba vida y disfrutaba con hacerlo. Durante nuestros 25 años de actividad en Canal 4, como locutores por cierto, cultivamos con Chicoma hasta 1995, una relación casi de trabajo diario. Residía en Alejandro Tirado, muy cerquita al Canal y  el set era su otro hogar.

El tiempo pasa volando y nos parece ayer, cuando hizo noticia con su orquesta en un lamentable accidente que costó la vida a varios de sus integrantes. El omnibus que los transportaba se desbarrancó de retorno a Lima y "gracias a Dios", como lo narraba Tito, sólo tuvo contusiones que no llegaron a mayor. Por supuesto, los diarios y la televisión recurrieron a las fotos y videos de su extraordinaria actuación al lado de Raphael cuando este gran artista español cantó "La Balada de la Trompeta". Momentos de éxtasis musical en aquel "solo" que aprovechó nuestro artista para lucirse en toda su magnitud.

El gran Tito hermanado con
su hijo Roberto.
Allí estuvimos con Gaby, admiradora del astro hispano y presenciamos la magistral actuación del querido Tito Chicoma, tan sencillo y humilde como siempre. Lástima que esta reseña se nos ocurra recién ahora. La teníamos programada para ubicarla, como hoy, en este blog de "Artistas en el Perú". La dedico a su familia, a su esposa e hijos que vimos crecer en nuestro diario trajinar por América Televisión. Lleno de entusiasmo y muy afectuoso con los niños. Gladys Mercado, Lucy Watanave, Zoilita Soriano y tantos más que surgieron con "Cachirulo", estarán sintiendo su partida y evocándolo con cariño.

Indudablemente alcanzó mayor notoriedad y es la que más se recuerda, con Yola Polastry. Una entrevista a esta famosa conductora, nos la pintó en la real expresión de su dolor como amiga y colega de Tito. Empezó muy jovencita y encontró en Chicoma, el apoyo incondicional y toda su experiencia a su favor. Recordemos que fueron antecesores de Yola, "El Tío Johnny", los famosos Hnos. Rey, "Cachirulo y Copetón" y fue con ellos que Tito Chicoma logró una primera consagración. Hombre dado a todos, se brindó a la debutante Yola y surgió la amalgama milagrosa que los unió para siempre en el espectáculo infantil.

Pura alegría musical
Son las 8.40 del sábado 24 y mientras la noticia es comentada en la radio, la televisión y los medios escritos, nosotros nos sustraemos al siempre recuerdo grato de haber compartido la noble amistad de un señor del arte musical. Estaremos siempre con él y serán muchos los rezos de quienes fueron niños alguna vez y que, como los actuales, estarán llorando su partida. ROBERTO "TITO" CHICOMA, hizo de su trompeta una caricia. Miles de melodías están escondidas en su instrumento y entre ellas "La Balada de la Trompeta", que será su ofrenda a Dios en cuanto se ubique en la fila de la Gran Orquesta Celestial. Gracias.

jueves, 22 de abril de 2010

"JESÚS VÁSQUEZ" ¡NO HA MUERTO!. CONTINÚA COMO "REINA Y SEÑORA DE LA CANCIÓN CRIOLLA".

En una reseña anterior sobre Jesús Vásquez, la pintábamos como el cuadro más expresivo de la modestia. Ni en sus horas triunfales aquí y fuera, se demostró vanidosa e hizo gala de soberbia. Su voz, aquel canto de pajarito trinador, era el mejor reflejo de lo interior de Jesús. ¿Podría alguien no rendirse ante su gorjeo feliz de canario o ruiseñor?. ¡Todos!. En el Perú y América, nos tuvo a sus piés, porque fue ungida Reina y Señora de la Canción Criolla y como tal fue perdurable en su larga existencia.

Hoy le tocó partir y ya es objeto de múltiples homenajes. Están los agasajantes de ocasión, sus "amigos", las autoridades políticas que reconocen su valía, siempre mirando a las cámaras y los clásicos personajes que ya solicitan, a voz en cuello, le hagan un monumento. Jesús Vásquez, casi llega los 90 y hace muchos años que dejó los escenarios. Lógica de la vida. Y pasó esta su última etapa, casi en el más completo olvido. ¿Acaso oye Ud. por la radio, alguna de sus hermosas grabaciones?. ¡Nunca!.

De seguro que los brillantes productores radiales y de televisión, nos invadirán por el suceso de su partida, con programas alusivos. Entrevistas a los artistas de renombre que aún quedan. Y todos dirán su dolor y como buenos actores, hasta llorarán por la partida de Jesús. No diré nombres, pero son fáciles de ubicar. Se repite la trillada triste historia del artista que hizo delirar multitudes y acabó como siempre abandonado. ¿De qué valen entonces los discursos del momento?. De nada, porque mañana pasará todo.

Nuestro mejor homenaje a Jesús Vásquez, ha sido siempre recordarla con lo que mejor supo hacer: cantar. Gracias a sus grabaciones, aquellas de la Argentina con Jorge Huirse al piano y arreglos especiales para ella, hemos renovado el espíritu y seguiremos haciéndolo. Toda su época musical fue brillante y nos encandiló con su manera de actuar. Por 1950, cumpliendo nuestras funciones de locutor en radio "Victoria", la admiramos y la apludimos confundidos entre el gran público de su auditorio. ¡Ya era reina!.

Lo reseñé antes y alabamos la dulzura de su voz. Con Pablo de Madalengoitia y en uno de sus programas de Canal 4, fue invitada allá por los 80. Desde nuestra posición en el set, agusamos el oído y casi a dos metros de ella, percibimos, como regalo de Dios, aquel encanto misterioso de su garganta privilegiada. Sin mayor esfuerzo, de manera natural y con ese candor de su rostro, fluía la voz adornada de corcheas que repicaban unas contra otras, en sonoras ondas celestiales. ¡Quedamos nuevamente maravillados!.

Ha partido al lado de Jesús, nuestro Señor su tocayo, como siguiéndole en Semana Santa. Ahora vendrán los homenajes y vivas que sin duda merece y aquí, sólo opinamos fervientes como simples admiradores. Para quien la reseña sigue viva y de seguro continuará regalándonos su voz. "JESÚS VÁSQUEZ" ¡no ha muerto!. Está con nosotros por el resto de nuestra vida y luciendo su corona de "REINA DE LA CANCIÓN CRIOLLA DEL PERÚ". ¿De acuerdo?. y Usted ¿qué opina?. ¡Viva Jesús Vásquez!. Gracias.

DON ALEX VALLE Y "LA CARCAJADA". ¡UN COMEDIANTE DE LUJO! FUE ARTISTA DEL TEATRO, LA RADIO Y LA TELEVISIÓN. ¡UN GRANDE!

"Alex Valle".
Gran comediante peruano
Les diré que este genial actor de la comedia, el más longevo de aquel inolvidable grupo de artistas como Edmundo Moreau, Carlos Revolledo y Paco Andreau, hizo delirar de risa a varias generaciones de peruanos. Viajero incansable y dueño de su propia escuela humorística. Se le suele ver en la televisión actual, cuando se evoca programas como "Risas y Salsa", "Estrafalario", etc. Una de sus últimas caracterizaciones fue la de aquel personaje de la ¡Santa Paciencia! Lo sacaba de ella, otro genial: Fernando Farrés. Tendríamos seis años de edad y recordamos a nuestros padres, en especial al Comisario Serván, comentando las ocurrencias de Alejandro "Alex el Mono" Valle. Decía que habían sido muy amigos en "La Punta de Bombón", algún lugar de nuestro país en donde le tocó funcionar como policía. Es que escuchábamos la radio, único medio familiar que nos congregaba al rededor del "moderno Philco", aquel viejo receptor a tubos y que se nos antojaba era mágico. Así conocimos y reímos con el gran Alex Valle.

Siempre muy divertido.
Payaso genial.
Su caballito de batalla era el monólogo "La Carcajada". En realidad la actuación de estos caballeros de la risa, tenía su base en los monólogos, especie de comedia o arte dramático a cargo de un sólo actor y de allí que se le decía igualmente "soliloquio". Empezaba su historia con un relato doméstico que de a poco iba adquiriendo un interés tal, hasta llegar, dado su humor, en una estridente carcajada. Había que verle el rostro al "mono" Valle: un cambio gestual de la risa, a lo más serio y adusto que se pueda crear. Ya se puede encontrar en You Tube, esta grabación inconfundible de Alex Valle. En la parte posterior del disco, figura esta otra foto en la que aparece acompañado de su esposa, la también actriz y comediante "Tamara Brown", su pareja en cientos de viajes llevando humor y carcajadas al Perú. Artista chilena que falleció pocos años después que nuestro genial cómico.
.
Alex y Romualdo
Gracias a la televisión esta "carcajada" y la actuación de Alex Valle, pudo ser vista en su máxima expresión. En tiempos pasados, sólo la gozaban los que acudían al auditorio radial y aquellos concurrentes al viejo e inolvidable teatro de comedias, a los famosos "varietés" en los cines de barrio. El con Paco Andreau, eran eximios monologuistas. Muchas veces recurrían al animador, llámese Nelson Arrunátegui, para lograr otros matices y obtener una variedad en sus actuaciones. ¡Épocas que no volverán! Conversábamos con Alex Valle y nuestra pregunta indagaba si hizo alguna vez radioteatro. "No, no pude hacerlo contestó, porque los comediantes de mi época, no leíamos libretos. Nos aprendíamos de memoria el texto del monólogo y la base del éxito radicaba en los gestos, en la actuación. ¡Éramos solistas de la escena! La radio era sólo una variedad. Nuestro fuerte lo hallábamos en los escenarios teatrales, ante un gran público al que divertíamos y sacábamos provecho. ¡Una ilustración completa!.

El gran Alex Valle.
"Alejandro Romualdo".
Solíamos verlo en la famosa "parada", con los chatarreros y en conversaciones muy amigables y sin poses de artista. Sencillo, tolerante, hasta cierto límite, con quienes intentaban pasarse de listos con él. Vivió de sus actuaciones, fue buen esposo y padre nada menos que del poeta Alejandro Romualdo Valle Palomino, autor del poema "Canto Coral a Tupac Amaru que es la Libertad". Que sepamos, no era muy de su agrado comentar su relación con el poeta y este, a su vez, metido en sus ideas de protesta, tampoco sentía muestras de orgullo por ser hijo del gran comediante. Casos que presenta la vida, pero en honor a la verdad, ambos magníficos en lo que hicieron. Leyendo la biografía del poeta y que merece un aparte en "Artistas en el Perú", no tuvo un final feliz y murió solitario y en el abandono. Incongruencias de este mundo. Notable el parecido entre ambos.

Tamara Brown
"Alex Valle" fue un viajero incansable que conoció todo el Perú e hizo giras por los países vecinos, siempre con sus monólogos y especial estilo. Empezó en los años 30 del siglo pasado y quien reseña modestamente su biografía, na había llegado al mundo todavía. Repito, lo admiré desde que tuve uso de razón y en la radio lo admiré mucho más. Con referencia a "Tamara Brown", puedo afirmar que supe de su valía y personalidad, porque también fue actriz de radioteatro y llegué a trabajar con ella en Radio Victoria. Muy sencilla y siempre alimentada por el espíritu comediante de Don Alex. Chilena y muy amiga de Gloria Lecaros, Cuchita Miró y Bertha Palacios, por señalar tres figuras más de aquellos tiempos de 1954. Muy divertida y gran esposa de nuestro artista "el mono" Valle. ¡Cómo no sentirnos orgullosos de nuestra carrera! Empezamos en 1950. Veinte años después de nuestro gran comediante.

¡Suaaaveeeciiitooo!
Con Tamara Brown
He accedido a ampliar esta reseña de Alejandro "Alex" Valle, a pedido de muchas sugerencias de nuestros lectores. Sus personajes de "La Santa Paciencia" y aquel de fino humor que protagonizaba como el amigo del ·"Dr. Chantada", nos evoca a un personaje difícil de imitar. "ALEX" VALLE, fue único. Un actor de la comedia y el buen humor que nos enorgullece. Siempre resuena en nuestros oídos su famoso monólogo de "La Carcajada". Existe la grabación discográfica que alguien ha subido a You Tube y no dejen de oírla. Hasta los ángeles se divertirán con este comediante excepcional. Ya quisieran nuestros modernos cómicos, en su mayoría imitadores y poco creativos, acercarse en el arte de la comedia a Don Alex Valle. Imagínense que tiempo después de su muerte en 1985, se recuerda su comercial de los turrones con aquello de !Suaveciiitooo!. Gracias.

"FANTASÍA INFANTIL" CON "LUCERITO DEL VALLE" EN RADIO VICTORIA. GRAN SEMILLERO DE ARTISTAS. COANIMADORA, GLORIA DEL VALLE.

Existió en radio Victoria allá por 1954, un programa dedicado a la niñez y cuyas conductoras eran las encantadoras hermanas Violetita y Gloria del Valle que, desde las 6 de la tarde, presentaban su desfile artístico. El programa se identificaba como "Fantasía Infantil" y sirvió para que iniciaran vuelo muchas figuras triunfadoras en el canto. Allí empezaron, entre otras, Maritza Rodríguez, nuestra "Princesita de la Canción Criolla", César Zúñiga, un chico que cantaba muy bien los boleros y grabó temas criollos con gran suceso. También "El Cholo Berrocal" y María Olivos, figuras que triunfaron plenamente en el mundo del espectáculo. Paco Amayo, de gran voz y que cantó con las mejores orquestas peruanas y emigró a Venezuela donde ha sido un triunfador.

Un niño llamado "Humbertito Rodríguez", cantaba los boleros de Daniel Santos. Este muchachito al que veía destacar cantando "En el Juego de la Vida" del repertorio de Daniel Santos, se convertiría con los años en un destacado periodista, comentarista y entrevistador de "24 Horas" en Panamericana Televisión en la época de TELECENTRO. Ocuparía luego la Secretaría General de la Federación de Periodistas del Perú. En los 80, durante un almuerzo en el rastaurante "Fidel", el periodista Rodríguez me sorprendió diciéndome "que había conocido a mi padre y que había sido locutor como yo, nada menos que en "Fantasía Infantil". Atamos cabos y descubrimos que era el "Humbertito Rodríguez" de mis inicios como locutor comercial en "Fantasía Infantil. ¡Anecdótico!.

Si hacemos memoria y nos trasladamos a "Radio Club Infantil", el de Maruja Venegas, pues, allí nos deslumbró "Lucerito del Valle" cuyo nombre real es Violeta Cáceres, una niña prodigio que con un talento envidiable, declamaba poemas y versos de los grandes poetas del mundo. Mucho recuerdo "Los lamentos del lobo" de Rubén Darío. De esa cantera interminable de Radio Mundial, emergió Violetita Cáceres y a quien bautizaron artísticamente como "Lucerito del Valle. Con mucho cariño la recuerdo y reseño. Se convirtió luego en una excelente actriz y siguió la carrera de abogado. Resultó una gran viajera y presidió la Asociación Cultural "Quinta Rueda" y en la actualidad dirige un Instituto  Internacional de Treatro con apoyo de la UNESCO.

La eterna "Princesita de la Canción Criolla" Martiza Rodríguez, mostraba sus grandes virtudes en "Fantasía Infantil" en Radio Victoria y pocos años después sería contratada por "Radio 1160" y empezarían las grabaciones y la fama que todos conocemos. Otro jovencito tentaba fortuna y era nada menos que Isidoro "El Cholo Berrocal". El que resultó verdadero rival de Humbertito Rodríguez fue César Zúñiga, una verdadera revelación infantil, un "Joselito" de la canción criolla. Evoco a Paco Amayo, juvenil que destacaría luego como "crooner" de grandes orquestas y según Benito Sorrentino, gran acordeonista italiano radicado en Venezuela, ha sabido lograr importante lugar en Caracas..

El auspiciador de esta "Fantasía Infantil", fue un producto que nos permitió gastar bromas infames con sus famosos chocolates laxantes "EXLAX". Nos los obsequiaban a doquier y en nuestras mañanas de radioteatro, los invitábamos como si fueran de los chocolates normales. Lo que hicieron las hermanas Gloria y Lucerito del Valle en esa década del 50, fue un trabajo casi familiar. Con su señora madre, una dama que no olvido, tuvimos ocasión de festejar en su hogar, los cumpleaños de sus encantadora hijas con sus estrellas. A propósito de Gloria, ella era realmente Gloria Frías y estudió periodismo, llegando a figurar en las planillas de "La Prensa" y otros medios de comunicación escrita. Radicó buen tiempo en Barcelona, España.

Debo agradecer al periodista Alfredo Kato, el sugerirme recordar a "Lucerito del Valle". Recalco que la radio era sublime imaginación. Oír a esta niña declamar con tanta propiedad las poesías, nos llevaba al ensueño y era como vivir sus historias. No hallo en la televisión actual, algo que cale tan hondo como lo que hizo la radio. No hubiera tenido ocasión de hacer estas reseñas y que nos permitió recordar de ese pasado inolvidable, el programa titulado "FANTASÍA INFANTIL",  y que condujeran con gran éxito las hermanas  "GLORIA Y LUCERITO DEL VALLE". Sea nuestro modesto homenaje a ellas, porque contribuyeron a dar oportunidad a muchos niños talentosos en el arte y que han dejado huella permanente en nuestro querido Perú. Gracias.

"DELIA VALLEJOS". ¡GRANDE EN EL CRIOLLISMO PERUANO!

Delia Vallejos
Me transporto a mi infancia, aquella que mis viejos nos incentivaban con el amor a lo nuestro y en especial a la música criolla. El famoso "Cancionero de Lima" era coleccionado por Angel, mi hermano y en mas de dos ocasiones ubicó en su portada la foto de Delia Vallejos. Conservo aún estas reliquias y que como anécdota les cuento. El candor propio de nuestra infancia, hizo que admirara a esta artista nacional por su belleza y naturalidad. Fue un amor a primera vista, desde el ángulo que entendamos como correcto.

En 1956, concurríamos a radio Mundial con la que hoy es abuela de mis nietos a saludar a Maruja Venegas Salinas en su "Radio Club Infantil" y tuvimos el primer encuentro con esta ensoñación de nuestra niñez. En efecto, Delia y Gaby eran colegas del canto y aproveché en revelar mi admiración a ella desde que teníamos seis años. La gran Delia Vallejos sonrió y se interesó por aquellas portadas con su foto y que nos comprometimos a hacérselas llegar. No hubo nueva ocasión y es la primera que acompaña esta reseña, recortada del "Cancionero de Lima".

Voz dulce y angelical
Años después, nos reencontraríamos en diversas actuaciones. Muy orgullosa de ser chalaca, empezó desde muy niña a conocer las virtudes del canto. Integró el coro del María Auxiliadora del Callao, su colegio y tenía mucha inquietud por el Voley y en especial las carreras y las competencias con vallas. En 1945 gana el concurso de la mejor intérprete de la Canción Criolla que fuera transmitido por Radio Victoria y aprovechando ese suceso viajó contratada por Radio "El Mundo" y actuando seis meses en esta emisora con el cantante peruano Oscar de Alvarado. También lo hicieron por Radio Splendid de Buenos Aires. Llegarían así, para ambos artistas, las grabaciones en el Sello Odeón de Argentina con la orquesta de Jorge Huirse.

Con sólo 16 años de edad se convierte en una muy popular intérprete y los que hemos sabido apreciar su arte no podemos olvidar sus versiones de "Muñeca Rota", "Va a llover" y "El Ermitaño, entre esas canciones ya inmortales en su voz. Canto suave y de mucha dulzura. Voz angelical, puesto que se trataba de una jovencita con muchos matices y gran sentimiento de artista. De la Delia Vallejos de ayer, a la que acompañamos en múltiples ocasiones con nuestro grupo orquestal, no advertimos cambio alguno.

Conformó las 6 grandes
Dueña de una sencillez extrema, siempre dispuesta a colaborar con sus colegas en obras benéficas y presa del nerviosismo propio de los grandes talentos. Delia Vallejos heredaba algo de aquella sangre de su padre, un inmigrante italiano de apellido Parolari, pero, su mejor inyección para el arte procedía de Doña Obdulia Vallejos, la autora de sus días. Aquella muchachita de los años 40 llegaría a conformar el grupo de "Las Seis Grandes del Criollismo" con Alicia Lizárraga, Jesús Vásquez, Esther Granados, Eloísa Angulo y Teresita Velásquez. ¡Inolvidables!

Delia nació un 5 de Setiembre de 1925 en el Callao. Cumplíamos nuestro tratamiento oncológico en el hospital Sabogal de nuestro primer puerto y mientras realizábamos algunos de los trámites reglamentarios, nos acordamos de Delia. Fue en este hospital en el que dejó nuestro mundo un 17 de Octubre de 2005. Descansan sus restos en el Cementerio Baquíjano del Callao y es bueno evocar que vivió en la calle Constitución."DELIA PAROLARI VALLEJOS". ¡GRANDE EN EL CRIOLLISMO CHALACO Y DEL PERÚ ENTERO! Su esposo, Don Orlando Salinas y su hija Delia Ángela, recopilan todas sus grabaciones a fin de dejar evidencias de su gran trayectoria. Gracias.

ANDOLFO SANNICANDRO. MÚSICO Y DIRECTOR DE LA REPUBLICANA".

Este es nuestro homenaje a quien, con sus altos conocimientos de música, logró que la Banda de la Guardia Republicana del Perú, lograra situarse como primera entre todas las agrupaciones militares. Andolfo Sannicandro. Llegó a nuestro país a comienzos de 1950 y desde un comienzo demostró sus habilidades artísticas. Otro querido músico de Italia que no sólo se integró al medio musical existente, sino, tomó nuestra nacionalidad a la que supo amar con gran respeto.


Se le recuerda como exquisito ejecutante del piano. Un concertista de dedos ágiles y conocedor de la armonía musical, muy necesaria para que la juventud estudiosa, se fortaleciera al máximo. Al ingresar a la Guardia Republicana, lo hizo en calidad de maestro. Al tomar la dirección, tuvo que realizar nuevos arreglos de marchas, himnos y música para su repertorio. Sannicandro, cumplió así una fundamental labor que tendría su recompensa por el buen desempeño de la Banda.

Por 1959 y con motivo de la inauguración del Sky Room del Hotel Crillón, se trató de contar con un grupo estable y profesional. Se le dio este encargo al maestro Nino Sorrentino y que dirigía precísamente un buen Cuarteto integrado por él como pianista, Félix Vílchez y su guitarra mágica, Miguel Reátegui al Contrabajo y Benito Sorrentino y su acordeón eléctrico. A ellos se sumaría Andolfo Sannicandro y su armonioso Órgano Hamon. Un Quinteto de Primera para la inauguración.

Fueron dos años de exitosas presentaciones y alternando con estrellas de magnitud internacional. Caso de Xavier Cugat y su esposa Abbe Lane, estrella de Hollywood. El popular Rey del Mambo, Dámaso Pérez Prado y su Orquesta. Richard Baris "el Turquito", gran músico argentino y su gran Orquesta y con el gran compositor y Director cubano Ernesto Lecuona que, con sus cantantes líricos, deslumbró a los concurrentes al famoso y extrañado Sky Room del Crillón.

Debemos agradecer a Benito Sorrentino Carlá, por su valiosa colaboración para realizar esta reseña. El conoció personalmente a nuestro personaje y supo de su gran calidad de pianista. Integró aquel Quinteto y tuvo ese privilegio de inaugurar aquel famoso escenario al lado de su padre, mi maestro del acordeón Nino Sorrentino. Hay textos de música que acreditan la extensa labor de "ANDOLFO SANNICANDRO", gestor de los éxitos de la Guardia Republicana del Perú".

LOLA FLORES "LA FARAONA". NOS VISITÓ Y CANTÓ EN "RADIO VICTORIA".

Llegaban las películas mexicanas a Lima, con su cargamento de charros y pistolas. Las salas de cine de nuestro barrio las exhibían a lleno completo y asi aprendimos a admirar a los Soler, a Negrete, Infante y María Félix, entre otros. Coproducciones con España, nos revelaron a Carmen Sevilla, Sarita Montiel y Lola Flores, esta última bautizada por Agustín Lara como "La Faraona". Dos canciones se hicieron muy famosas: "Pena, penita, pena" y "Limosna de Amores", entre otras.


A Dios se lo agradezco. Permitirme que haga estas reseñas, de todo lo que me "permitió" hacer antes. Fuí un ganador en la vida, porque nací dotado para ingresar a la radio. Nos preparamos oyendo a los grandes locutores y percibiendo la actuación de actrices y actores. ¡La radio era una escuela!. Mucho oído y todo lo demás, cuestión de emular. Así me encontré inmerso en Radio Victoria, famosa por traer a los famosos. Y le tocó a "Lola Flores" y nos tocó actuar a su lado.

En un especial de auditorio, todos los preparativos para el debut de esta estrella, estaban en orden. Desde el control, Juán José Ugaz, el operador estrella ya se encontraba frente a las perillas de su moderna consola. En el escenario, el maestro Jimeno, músico español que afinaba a sus integrantes a la espera de la "Faraona". Lleno completo en el auditorio, incluyendo pasadizos y ventanales anexos. Yo, sin tener porqué, temblando con el libreto de presentación, en el auditorio.

Llegó la hora y nos tocó la grata tarea de, a nombre de los auspiciadores, presentar para todo el Perú a la sensacional ¡Lola Flores!. Di paso a Carlos Alfonso Delgado quien, con su estilo propio y mano en el oído, recibió a la "faraona" entre los aplausos entusiastas de ese gran público. Era toda una embajada de arte. Destacaba por su encanto la jovencita Carmen Flores, la hermana, aquella que hasta ahora, pasado el tiempo, suelo ver en la televisión de España y la sigo admirando.

Todas las "penas y limosnas de amores" se juntaron y Lola, la incomparable Lola, impuso su personalidad de artista en una actuación para el recuerdo eterno. Allí estuvimos, interrumpiendo con los "comerciales". Aún me queda el zapateo de sus bailarines flamencos y el eco de esa música llamada "copla" con su mensaje de historia dramática. Todo el arte histriónico de una mujer gitana, que se envolvía en el remolino de su traje y hacía hablar a su cuerpo. Lola y Carmen, se quedaron en nuestro corazón.

Cómo olvidar, ya en los camerinos, todo el jolgorio natural de esta familia, porque eso eran. Desde nuestra perspectiva recordando sus películas, en ese escenario real, comprobábamos que eran humanos, como nosotros de carne y hueso. Vaya un saludo para Carmen, Lolita y Rosario en España. Sepan que en Lima, hay mucho cariño para Uds. ¡Viva España!. ¡Gracias LOLA FLORES!. Tu arte es eterno y el mundo sigue contigo porque te vió y gozó de tus alegrías y penas. ¡VIVA "LA FARAONA"!.

"NÉLIDA QUIROGA". ¡ ACTRIZ ARGENTINA INOLVIDABLE! LLEGÓ AL PERÚ CON SU COMPAÑÍA DE TEATRO Y TRIUNFÓ.

La magia de recordar es maravillosa. En la penumbra del amanecer observaba el marcador de hora de mi radio receptor: Exáctamente las cinco. Pensamientos que deambulan y de pronto:... ¡Nélida Quiroga!. La inolvidable actriz argentina que dirigía "El radioteatro de las 3" en Radio Victoria. Nuestros inicios en un mundo adorable que me sorprendía minuto a minuto. Era novela tras novela y debía presentarlas, intervenir en las narraciones y si el Director lo necesitaba, un papelito extra. ¡Qué más quería!

No había tiempo para ensayos y sólo cinco minutos para cambio de elenco. Mientras cumplía con la "tanda de comerciales", un ir y venir de actores y sus murmullos interrumpían mi concentración. ¡No conocía a nadie!. Una dama impresionante, rubia y de piel blanca, de ojos penetrantes y mirada dulce, tocándome el hombro a modo de saludo, me dejaba el libreto con ciertas marcaciones. Todo lo azul eran los relatos y los rojos, unos "bocadillos", es decir, nuestra participación como actor. ¡Qué tal prueba!

Esta dama alta y de porte muy especial era Nélida Quiroga. De voz sensual, muy serena y lucía gran personalidad. El galán era nada menos que Alberto Arenas que "dobleteaba", porque a las diez de la mañana actuaba en el radioteatro de Ana Mendoza. Otros integrantes eran Rafael González Guía, Socorro Cáceres, Oscar Ross, Alfredo Bouroncle y la recordada Bertha Palacios. Debo confesarles que Nélida Quiroga, famosa actriz desde hacía muchos años en el teatro, nos dejó impresionados y este párvulo de locutor creo que se enamoró de ella.

Fueron muchos los capítulos de aquella novela y evoco algo que nos conmovió y asustó en el famoso sótano de la Cabaña. Sí. Porque allí funcionaba la emisora. Les cuento. Transcurría el radioteatro y un ruido sordo empezó a rodearnos. ¡Un temblor! En ese ambiente todo sonido se multiplicaba. Estaban en pleno diálogo Nélida Quiroga y Alberto Arenas. Empezó el "sacudón" y ella permanecía imperturbable, serena. Él, con ganas de correr como yo. Todos los demás, asustados, en la puerta. Así, inmutable, prosiguió Nélida Quiroga hasta que pasó el temblor.

Sabíamos que esta extraordinaria actriz argentina, había triunfado en Lima con su propia compañía y representando grandes obras teatrales. Se hicieron muy famosos, por actuar a su lado, Elías Roca y Rafael González Guía. Se celebraba el Día de la Radiodifusión en La Cabaña y estábamos invitados. Al ingresar observamos el panorama y descubrimos a Nélida Quiroga que nos invitó acompañarla. Nos presentó a su prima Linda Guzmán y fuimos su pareja durante baile para asombro de Oscar Artacho y todos los famosos de "Pregón Deportivo". 

Recibió una interesante propuesta de Europa y viajó a España y muy poco se sabía de esta actriz. La vimos actuar en la televisión española y por 1962, Miguel Gómez Checa me informó que se iba a presentar en Radio Crónica. Fuimos a saludarla y nos dimos con ella en la puerta del ascensor. Fue un abrazo el que nos dimos y que hasta ahora siento. ¡Cómo olvidarla!. Queda en esta reseña una grata evocación de su arte y simpatía. Vive siempre con nosotros "NÉLIDA QUIROGA".

"LOS EMBAJADORES CRIOLLOS": RÓMULO VARILLAS, CARLOS CORREA Y ALEJANDRO RODRÍGUEZ. "LOS ÍDOLOS DEL PUEBLO".

"Los Embajadores
Criollos".
Cuando afinaban sus guitarras en Radio Victoria, buscando la tonalidad en el viejo piano de ensayos, nos llamó la atención que Rodríguez nos pidiera el "mi bemol". Mientras le pulsábamos la tecla, el "chino"  inolvidable Alejandro y Rómulo ajustaban sus clavijeros y aquellas cuerdas quedaban muy bien "templadas" para sus voces. Era un medio tono más bajo de lo normal. Conseguían así un efecto de sonido más adecuado y que daba un matiz especial a sus introducciones tan peculiares. Fueron únicos. Este panorama era frecuente los sábados y que los ídolos del pueblo aprovechaban gran parte de la mañana para reunirse con los compositores deseosos de que sus canciones pudieran ser cantadas por ellos. Sin ninguna duda se harían famosas en el gusto del pueblo peruano y también en el Ecuador.

"Félix Pasache".
Allí estaban siempre presentes Lucho Dean, Félix Pasache, Clemente Reynoso y Gilberto Plascencia entre los que más recuerdo. En 1954, ya gozaban de fama "Alma, corazón y vida", "Hilda", "Sigue mintiendo" y "El Pirata" que, pese al tiempo transcurrido, siempre estaban en su repertorio. Así hice amistad especialmente con Félix Pasache y que diez años más tarde me visitara a Radio Luz y quedó sorprendido cuando toqué al acordeón su famoso vals. No exagero al reseñar que de sus ojos brotaron lágrimas de mucha emoción, puesto que nunca había escuchado "Sigue Mintiendo" de esa manera. Esta es una historia que comento con más amplitud en la reseña del querido y ya desaparecido compositor peruano que falleciera víctima de la leucemia. "Sigue Mintiendo" en las voces y guitarras de "Los Ídolos del Pueblo" fue todo un suceso.

Cantando en Radio Victoria.
"Los Embajadores Criollos" subían al escenario de Radio Victoria y era José Lázaro Tello quien los anunciaba y hacía sus clásicos agregados a la característica del trío. "Viva lo peruano,...". Nosotros cumplíamos con transmitir los comerciales y ver y oír en lugar de privilegio a estos consagrados artistas. Nos causaba extrañeza la posición de Rómulo ante el micrófono. De costado y de perfil, como si no quisiera dar la cara al público. Al centro, Carlos Correa que, durante las introducciones, se retiraba hacia atrás y volvía en los momentos precisos para hacerle la segunda voz a Rómulo. A la izquierda, Alejandro Rodríguez y su "punteo" maravilloso. Nadie se imaginaba que fue "motorista" de los desaparecidos tranvías.

Correa, Varillas y Alejandro
en Radio Atalaya.
Lejos quedaban los recuerdos de sus inicios en Radio "Atalaya" con David Odría como animador de sus presentaciones y después su sensacional contrato con Radio Victoria. No le bastó a Don José Eduardo Cavero lograr al trío, sino que se los llevó a la Cabaña con el joven animador que iba adquiriendo igual fama. Nos evocábamos haciendo largas colas en el Cine Miraflores para verlos en persona. ¡Qué llenos de bandera!. Los aplausos para Alejandro cuando prolongaba de manera repetitiva sobre la "prima" en el tono más agudo eran estruendosos y que asombraba a la gran concurrencia. Carlitos Correa tenía a su cargo el saludar y anunciar los títulos correspondientes de cada tema.

Inolvidables grandes amigos.
Fui estimado por los tres, compartimos fiestas familiares y siempre está en mi recuerdo especial aquella madrugada en Barranco, cuando, a la espera de una movilidad para volver a casa, Rómulo Varillas que había advertido mi presencia en la oscuridad de la noche y pasaba raudo con su automóvil, frenó y desde lejos nos llamó para llevarnos. ¿De dónde vendría? Estaba muy bien acompañado de atractivas muchachas y me "alojó" en el asiento delantero con dos de ellas muy imponentes. Se imaginarán mi sorpresa. Tuvo la gentileza de dejarme en la calle San Diego 566 de mi Surquillo querido. Un hecho que no olvido y demostrativo de su generosidad con el joven locutor.

"Los Ídolos del Pueblo".
En la década de 1960 y en "Lo Mejor del Criollismo" de Victoria Televisión, cantaron los tres juntos por última vez. Recordemos que Rómulo haría el dúo "Los Compadres" con Fernando Loli y en busca de recuperar fama aceptó el refuerzo de Oscar Avilés y creo que fue beneficioso. Vendría la enfermedad de Rómulo y por los años 90, Carlos y Alejandro lucían como nueva voz a Carlos Guzmán, muy buen cantor. En la televisión Correa tuvo como guitarrista a Alejandro Velásquez y nueva primera voz, más no pudo igualar su pasado. Ningún conjunto criollo pudo superar la popularidad de estos artistas que, en su época de triunfos, con justicia fueron llamados "Los Idolos del Pueblo". Rómulo Varillas, Carlos Correa y Alejandro Rodríguez fueron únicos. "LOS EMBAJADORES CRIOLLOS". Gracias.


Histórica foto  de esta agrupación cuando triunfaban en sus inicios en Radio Atalaya y presentados por la revelación del micrófono David Odría La Cotera. 1948.

ANGEL CRESPO "PELITO". "EL IMITADOR DE LAS MIL VOCES". ¡TODO UN SUCESO!.

Ángel Crespo
"Pelito".
Nuestra juventud disfrutó del arte nato de Angel Crespo. Las historias que se tejían en torno al niño terrible de la radio, "Pelito", eran muy divertidas. Quienes lo escuchábamos teníamos la impresión de concurrir a un hogar en el que la abuelita, por ejemplo, era víctima de sus diabluras. La vecindad, constituida por el zambo, el japonés o el judío, estaba inmersa en todas sus situaciones. La "chismosa", el "afeminado", el "cartero" y todos los personajes que Ud. se pueda imaginar, eran parte de esa comedia radial inolvidable. Sin exagerar y quienes vivieron los finales de 1940 y la década del 50, corroborarán lo que expresamos. Era el radioteatro de la comicidad con un sólo actor: "ANGEL CRESPO". La voz que aplicó para "Pelito" fue un encanto. Nos imaginábamos al niño de seis o siete años, aquel de pantalones cortos con todas sus habilidades y limitaciones. No se ha vuelto a dar un imitador con su genialidad. A modo de historia, competían con él Carlos Rodrigo, otro excelente imitador y uno más que se hacía llamar "El Dr. Jarabe".

Realmente su garganta prodigiosa producía "mil voces" y en especial la de aquel niño y sus irreverentes travesuras. Aquí se producía el "fenómeno de la imaginación". Cada oyente tenía su percepción y la vivía de acuerdo a ella frente a su receptor. Los libretos correspondían a otro genio de aquel tiempo: "Pedrín Chispa", Don Elías Ponce, el papá de "Los Chicos de la Radio", una agrupación infantil que dio mucho que hablar por su precocidad en el canto. Se dieron la mano, entonces, un productor de historietas como "Pedrín", con mucho ingenio, y un imitador con la capacidad de generar tantas voces para sus personajes. Nuestra edad juvenil no nos hacía presagiar que algún día llegaríamos a la radio.

Conocíamos en persona a los artistas, concurriendo a sus presentaciones en los cines o teatros de barrio y también al auditorio de las emisoras en donde actuaban. Y así nos pasó con Ángel Crespo. Toda nuestra imaginación cayó por los suelos al verlo por primera vez: Sólo él, sin nadie más, haciéndonos oír a todos sus famosos personajes. Quedamos decepcionados de no conocer "en vivo" a "Pelito y su abuelita", al "chinito vendedor de chicharrónes" o al "japonés de la bodega de la esquina". ¿Dónde estaban "los fieles acompañantes de la "Procesión del Señor de los Milagros" o la "Banda de músicos de la Guardia Republicana"? Nuestra ingenuidad de adolescentes nos hizo imaginar más de la cuenta.

Hemos deseado resaltar al artista. Al que se metió en nuestros recuerdos oyendo sólo las voces de su creación. Llegarían a Lima "el Zorro Iglesias", "los 4 Grandes del Buen Humor", sensacionales artistas argentinos que hacían imitaciones, pero, sinceramente, nadie superó a nuestro genial ANGEL CRESPO "PELITO": "El Imitador de las Mil Voces". Llegó a actuar en la televisión, haciendo voces de muñecos sin mayor trascendencia y en la "Peña Ferrando dio vida a la famosa "Doña Huaraca". Los años y sus necesidades le obligaron a buscárselas honradamente en negocios casi domésticos. La verdad es que desconocimos de su intimidad, porque la sabía hacer respetar. Hombre bueno y que nos dio gusto conocer.

Quienes lo trataron en su época en la televisión, tanto productores como artistas, creo que no supieron lo que en realidad fue este sensacional personaje. En 1954, cuando llegamos a Radio Victoria, reconocimos a Ángel Crespo y nos saludó con gran simpatía. Llevaba el brazo derecho enyesado, consecuencias, según él, de un accidente. Nos dijo: "Quiero tu firma, por favor. Guardaré tu recuerdo como testimonio de quienes me ayudaron a salir de esta situación". Lo hice con cariño y como gratitud a todo de lo que de él gocé. Presté oídos sordos a lo que mis colegas decían con respecto a su persona. Así era el mundo de la radio. Para nosotros un ídolo y que representó una ilusión que hasta ahora subsiste.

Lo que si fue inaceptable es su triste final. Después de todo su historial lleno de personajes que hasta hoy se recuerdan. De haber contribuido con su arte a que muchos programas de radio y televisión se hicieran de fama. Nadie recordó lo que realmente significó: Un señor artista. Estábamos desligados a él y creo que nadie se enteró de su partida al más allá. Cuentan que pasó sus últimos días en total abandono y que, inclusive, el día de su sepelio, no había quien cargara con sus restos mortales. ¿Y su familia? ¿Es que no tuvo amigos? ¿Que fue lo que paso? Una incógnita que el viento se llevó. Que descanse en paz. Nadie más grande que su querido "Pelito". Gracias.

"RICARDO BACCO". ¡EL ACORDEONISTA MÁS APASIONADO DE ITALIA". UN SEÑOR DE SEÑORES.

Ricardo Bacco
Cuantas personas que disfrutaron del arte de Ricardo, lo evocarán al reseñarles algo de su agitada manera como afrontó su realidad en el Perú. Llegó a Lima, como todos los buenos inmigrantes, a buscar un sitio donde demostrar su valía. Amaba a su instrumento y ese cariño lo hacía evidente arrancándole toda clase de ritmos y melodías. Hizo amistad desde un principio con Benito Sorrentino, otro mago del Acordeón que residía en la calle San Martín de Miraflores, mi gran amigo de toda la vida.

Nos ubicamos por 1950. Lo recuerdo a través de las transmisiones de Radio Lima que, desde un lugar de esparcimiento, hacía llegar las actuaciones de Ricardo Bacco. Dominaba a la perfección la música de moda, es decir, no se limitaba a su repertorio de origen. Con Julio Díaz, su acompañante en guitarra y Sorrentino a la batería, conformaron un Trío de polendas. El estilo de Ricardo era sencillo y tenía la virtud de tocar sin pausas, es decir, música continuada. No me perdía para nada sus presentaciones radiales.

Un apasionado del acordeón
Por aquellos tiempos, éramos neófitos en estos menesteres musicales. Queríamos ser otro Ricardo Bacco pero, demoraríamos en lograrlo. Recién en el 57 me integraría a las clases de Don Nino Sorrentino y en el 70 optaría por ser músico profesional. Quien diría que este gran músico, años después, me invitaría a suplirlo en uno de sus contratos. Con mi "Transicord" y acompañado de Raulito Saénz, gran baterista peruano, cumplí esa alternativa. Su cliente quedó muy satisfecho de mi actuación pero, allí no quedó todo.

Nos habían pedido una hora extra y llegó Ricardo para saldar el compromiso. Con ese don de gente noble y sencilla, me pidió tocar la última hora. Cómo no hacerlo si en realidad el contrato era suyo. Fue recibido con aplausos y empezó con su versión del tema musical de "Zorba el Griego". Continuó demostrando su talento y por vez primera vi en "vivo y en directo" a este genio musical. Era contemplar a un apasionado de la música en toda la dimensión de su grandeza artística. Es para mi, un recuerdo vivo.

Pose familiar del gran Ricardo
Terminó su actuación y al cumplir con el pago que me correspondía, incliuyó la hora que el actuó. Me pagó todo y lo más significante, me felicitó y agradeció con la enormidad de su corazón y esa sinceridad de su rostro, que se ganó para siempre mi modesta amistad. Actuó en Lima y otras ciudades pero, como a todos los buenos de espíritu, vivió rodeado de malas experiencias sentimentales. Viajó a Venezuela a casa de Benito en busca de ayuda. Lo pedía su "mamma Antonia" pero, su vida tenía un destino marcado.

Concurrí a su sepelio y misa del mes. Conocí personalmente a Dulce María, su viuda, hija del entrañable músico del Brasil Don Pascual Marcilio, gran guitarrista y amigo. Sus hermanos y amistades, entre ellos Franco Bacco, Alfredo y Denise Marcilio, Carlos Berscia y Roger Cortegana, en cuyo taller electrónico conocí a este maestro del acordeón, nos confundimos en la oración y plegaria hacia Dios. Este reseñador, lamentó con dolor tan tremenda pérdida. Ya está en el Descanso Eterno y siempre continúa con nosotros."RICARDO BACCO". ¡La Pasión hecha Música!. Gracias.

Nota agregada el 17 de Abril 2012.- La fotos que aprecian de Ricaardo Bacco, fueron enviadas gentilmente por su hermano Franco y que agradecemos de todo corazón.

JOSÉ "PEPE" MORELLI. "EL PIANISTA". ¡MÚSICA DE COMPAÑÍA!.

Para los jóvenes de esta generación, el futuro es su meta. Para nosotros, con estas reseñas queridas, el pasado es nuestro objetivo. Pareciera paradójica la expresión, pero es una realidad. Lo venimos sintiendo en esta experiencia de hurgar, en busca de personajes olvidados que fueron famosos en mejores tiempos. Así, entre párrafos, le corresponde el turno a un pianista que con su talento, entretuvo a muchas generaciones con sólo su piano y las melodías más hermosas del momento.


Nos referimos al inolvidable PEPE MORELLI. Dueño de un repertorio que incluía temas de películas y del repertorio de artistas como Sinatra, Doris Day, Andy Willians, etc. Sus teclados se convertían en música continuada que el pública sentía y disfrutaba en sus silencios. En radio Panamericana, logró tener su diario programa de 30 minutos. Nos referimos a la de ayer, cuando los locutores eran compañía y sus voces una caricia para el oído. Allí destacaba Pepe Morelli y su piano.

Acompañante de Chela Roselló, la cantante de melodiosa voz y que encontraba el fondo adecuado para sus canciones, en los arreglos de Pepe. Destacó en la televisión con su conjunto y muchas veces era invitado de Kiko Ledgard para "la melodía escondida". Actuó en un programa radial de sensacionales actores e imitadores como lo fue "Loquibambia" y se encargaba de acompañar a Piero Solari y todas las voces que identificaban la audición. Gozó de popularidad y fama.

Como la mayoría de músicos, amenizaba fiestas sociales, emprendía giras artísticas y siempre estaba en lugar visible. Hombre extremadamente bueno y colega leal. Dueño de una técnica limpia en el manejo de su gran instrumento y sabio conocedor del más selecto repertorio. Pepe Morelli, alto, flaco y querido. Alternando siempre con los mejores instrumentistas del medio y dejando alumnos de piano, todos capacitados para extraerle sus secretos y disfrutar de su elegante sonido. Su hijo Tony, es la mejor prueba.

Benito Sorrentino Carlá, a quien debo la sugerencia y datos para reseñar a Morelli, nos ilustró sobre su paso artístico por Venezuela. Llegó en busca de nuevos horizontes y conseguida su estabilidad, trasladó a su familia completa. La lucha fue grande pero el ideal de Pepe Morelli era el de alcanzar los triunfos que el Perú le dió. No pudo cumplirlos. Hizo el gran esfuerzo, para demostrarse que nada era imposible, hasta que fue perdiendo paulatinamente la visión y quedar abrumado por la ceguera. Siempre estuvo acompañado.

Retornaría a Lima, frustrado, enfermo pero no vencido.. Dios se lo llevó a descansar eternamente. Tuvo otras aficiones como la del espiritismo, quizá buscando contactos que no encontró. De lo que si estamos seguros es que en ese más allá, al que todos arribaremos algún día, PEPE MORELLI, "EL PIANISTA" estará secundando a los ángeles con su armonía insuperable. Soñó con lo mejor y lo logró. Las puertas del cielo se abrieron para recibirlo y sigue pulsando las teclas como en sus mejores tiempos. Gracias.

"MANUEL ACOSTA OJEDA". EL POETA CANTOR Y COMPOSITOR QUE CONDUCE "EL HERALDO MUSICAL" EN RADIO NACIONAL DEL PERÚ.

Manuel Acosta O.
Siempre escucho a Milagros Valverde por Radio Programas del Perú y justo oía la entrevista a Manuel Acosta Ojeda. Hora aproximada la una del 10 de Marzo de 2010. Intervine y me di el gran gusto de, pasada la medianoche, saludarlo y felicitarlo por los 80 que cumplirá el 16. Comprobar una vez más su capacidad de buena oratoria y sencillez inagotables. Es el verdadero reseñador del criollismo que deja de lado lo suyo y arremete con cariño a ponderar lo demás que vale. Es un fuera de serie que el público ya supo premiar con el aplauso a sus hermosas composiciones y que el gobierno no sabe interpretar y lo mantiene postergado. Ya es hora que se tome mayor interés en su persona. Además, es "El Heraldo Musical", un programa maravilloso que conduce en Radio Nacional del Perú desde el 10 de Febrero de 2001. Un luchador de perseverancia inagotable.

Lo conocímos una tarde dominical en "Radio Victoria" allá por 1955 cuando, con la primera voz del afinado cantor Víctor Almenerio, pisó el escenario y acompañó en segunda magistral y en armonía perfecta las letras y melodías de varios éxitos criollos. De pronto, desde allí, ya estaban incubándose sus valses "En un Atardecer" y "Si tu me quisieras". Poco tiempo después estos temas se popularizarían en las voces de Pejovés, Bromley y los Hnos. Gómez, "Los Chamas". Resultaría una verdadera conjunción de arte.
Hayre, Manuel y Nicomedes

Solíamos vernos por la alameda Ricardo Palma entre Surquillo y Miraflores. Nos unía circunstancialmente el tranvía, aquel del "trole" y su acoplado. Ya sabía de su amistad con Carlos Hayre, el guitarrista de mi barrio y que honradamente mostrara su arte, en sus inicios, bajo la carpa del Circo "Cavallini" con su vocalista "Kico", un palomilla "patita" nuestro. Recuerdos de mis 14 años de vida. Por supuesto que Manuel, vecino de Miraflores, también afincó y, si no me equivoco, por Dante. Éramos barrio y a mucho orgullo.

La poesía de Manuel estaba hecha como para el libro "Hablemos de Amor", de aquel poemario de José Godard. Tengo que reconocer sus afirmaciones nostálgicas, cuando evoca su educación primaria. Aquella encomendada a maestros de verdadera vocación. Pasábamos a la secundaria con un alto nivel de conocimientos y desde niños, se nos inculcaba el respeto a los mayores y saber ceder el asiento a las damas y a nuestros mayores. Empezó haciendo sonetos a los que Hayre, el virtuoso, ponía música para su deleite personal.

"El Heraldo Musical".
Se convertiría en autor solitario. Y es precisamente en la soledad donde encuentra su inspiración para componer "Plenilunio". El título lo dice todo. En ese conversar consigo mismo se acuerda de sus defectos de niño y le canta a María Luisa Ojeda: "MADRE". Es tanta su hermosa soledad que compone "Dulce Agonía" y con su polca "Promesa" nos regala al corazón lo mejor de "Fiesta Criolla". En el silencio de sus tardes, y no podría ser de otra manera, compone "Rumor de Manantiales". Debo agregar "Puedes irte", vals precioso y su marinera con sabor a Lima ""Cuando esté bajo la loza" y otras que han grabado Garland, Pejovés y Ladd, integrantes del Trío "Los Troveros Criollos", segunda etapa.

Fue para mí un honor haber realizado un arreglo de "Madre" en mis Teclados. Más aún. Habérselo dedicado a María Luisa Ojeda en una actuación con ella a mi lado. Solía hacerlo en mi programa "Musiencuentros" por Radio Nacional y sentir su voz a través del teléfono agradecida de oir mis "Teclas". Mantengo mi admiración a "MANUEL ACOSTA OJEDA", cuya poesía es música y viceversa. A este "HERALDO MUSICAL", mi abrazo de amigo y que el 16, los 80 lleguen con toda la felicidad que se merece. ¡Bravo Manuel!. Gracias.

AGREGADO EL 5 DE FEBRERO 2016. "El Heraldo Musical" es conducido ahora por Celeste Acosta Román, su hija, digna abanderada y que permanece en Radio Nacional del Perú, gracias a su gran calidad humana y conocimientos heredados de su padre y que nos dejara el 20 de Mayo de 2015. Son QUINCE años los que ha de celebrar el 10 de este mes y que nos llenamos de satisfacción al recordarlo. Mantengo imborrable nuestra participación en el "Heraldo Musical" y que acompañamos con esta foto lograda por nuestra "Cámara Viajera". ¡Feliz Aniversario "Heraldo Musical"!. El Perú te escucha. Gracias.

ROSITA Y ALEJANDRO ASCOY. INOLVIDABLES COMO "LA LIMEÑITA Y ASCOY". PERSONAJES INIGUALABLES DE NUESTRA LIMA CRIOLLA.

Rosita Ascoy en 1941.
Símbolo de nuestro criollismo es Rosita Ascoy. Primera generación de grandes damas que dieron prestigio al incipiente repertorio de los no menos inmortales autores del vals, la polka y la marinera. Empezó su actuación por 1938. Se la anunciaba en Radio Nacional del Perú y su foto que acompaña esta reseña, engalanaba "El Cancionero de Lima" cantando frente a un modelo de micrófono, en aquellos tiempos, lo último de su generación, ya que se trataba de la emisora del Estado reciéntemente inaugurada. Indudablemente, como casi todos los artistas peruanos, hizo oír su voz en "Internacional", "Dusa", "Grellaud" o "Goycochea" y "Lima", por nombrar nuestras más antíguas emisoras radiales. Muy delicada, pequeña de estatura y de temperamento nervioso. La época de María Jesús Jiménez y Rosita Passano o de Alicia Lizárraga, por aquellos tiempos "Reyna de la Radio". Su primera etapa fue como solista, al igual que Alejandro.

Con Oscar Avilés en un gran
disco que hizo historia.
La escuchábamos en la radio, por que ella perteneció a esa brillante generación artística de los años 30 y quizá antes. Vendría la etapa en la que también es triunfadora haciendo dúo con Alejandro Ascoy, su querido hermano. En 1954  fui locutor comercial de sus presentaciones en Radio "Victoria", inolvidable época porque supe gozar del  talento y amistad de ambos cantores. Me sorprendía verla subir al escenario siempre persignándose. Quizá costumbre y devoción de la mayoría de intérpretes que se encomendaba al Hacedor para lograr el éxito. Con un marco musical compuesto de piano, guitarras, contrabajo y cajón, ella no dejaba para nada su guitarra por que los nervios la mataban. Pasado el primer tema ya todo era distinto. "Vicenta", el inolvidable vals de Bocanegra, era casi infaltable en sus actuaciones. No eran épocas de repertorio propio. Cantaban los éxitos del momento.

"Alejandro y Rosita Ascoy".
No dejaré de mencionar a José Lázaro Tello, brillante animador de Radio Victoria por su generosidad de permitirme hacerle compañía en sus citas de bohemia criolla. Creo que "de arranque" le caí bién. Así estuvimos en el cumpleaños de Eugenio Zegalá, notable arquero de aquel Alianza de los Lavalle y Villanueva en "Abajo el Puente". Divino momento que me sustraje al canto de "La Limeñita" secundada por Oscar Avilés. Fue una noche hasta la luz del día con los Ascues, "Los Trovadores del Valle", Pozo, Cassareto y Vera, y Juán Criado "El Arquero Cantor". También llegó David Odría, animador estrella que laboraba ya en Radio La Crónica. Quedé ensimismado oyendo a Rosita y secundada por Oscar Avilés. Por supuesto, ella muy bien "protegida" con su guitarra, parte de su atuendo artístico.

Juán Criado "El Arquero
Cantor".
Cuando cantaron Elías y Augusto Ascues, ya en horas madrugadora y como haciéndole competencia a los gallos "despertadores", siempre pegado a todo este regalo que la vida me otorgó, estuve al lado de los cantores que, con la guitarra de Avilés, no pedían permiso para empezar a cantar. Bastaba unos rasguidos de introducción, tanto en la primera como en la segunda o fuga, para oír la estridente voz de Augusto y la segunda de Elías, que arrasaban al compás de marinera aquel ambiente criollísimo. Ya Rosita Ascoy se había retirado y sólo quedábamos Víctor Lavalle, famoso zaguero del Alianza Lima, Juanito Criado y  José Lázaro Tello que me sugería el retiro. Puedo confesarles que no tomé un solo trago. Me la pasé mirando el espectáculo y que fue mi primera experiencia en vivo y en un verdadero ambiente criollo. Dios me otorgó estos regalos y que me permiten escribir mis reseñas.

"Gaby Rossi" secundada por las guitarras de Er-
nesto Samamé y Augusto Rojas Llerena. En el
acordeón Manuel Sotomayor y Perales en el
contrabajo. Rosita Ascoy la admiraba.
Volviendo a Radio "Victoria", en aquel pasadiso y desde la ventana que llevaba al auditorio, Rosita admiraba a "Gaby Rossi", que cantaba el repertorio italiano y se deleitaba oirla en "Luna Rosa". Quien diría que pocos años después me casaría con ella y cultivaríamos con Rosita y Alejandro una linda amistad. Ella la observaba y me decía: "Esta chica parece árabe o hindú y canta lindo". Por 1965 se publicó en un diario sensacionalista el fallecimiento de Alejandro Ascoy. Dió la casualidad que yo daba clases de acordeón en Barranco y me encontré con él. Le hablé de aquella desagradable noticia y  recuerdo que me contestó que "no era la primera vez que lo mataban".

Sería noticia similar el 17 de Setiembre de 1985, en el primer gobierno de Alan García, días después del agasajo que recibieron muchos artistas en Palacio de Gobierno, pero esta vez  lamentablemente cierta. Alejandro Ascoy en sus inicios, fue un  gran  cantor de tangos, boleros y canciones populares. Repetiré que no pretendo ser biógrafo ni historiador. Se me ocurrió trasladar mis recuerdos a este medio y mientras viva seguiré haciéndolo. Soy músico, gozo interpretando lo criollo y más aún, siento con nostalgia y pasión las melodías del pasado. "ROSITA ASCOY" está en mi corazón con su hermano ALEJANDRO, el inolvidable dúo mixto de "LA LIMEÑITA Y ASCOY". Gracias.