martes, 24 de febrero de 2015

"CÉSAR ALTAMIRANO". UN CANTOR INOLVIDABLE DEL CALLAO CON EXTRAORDINARIA VOZ. UNA NOSTÁLGICA RESEÑA DE SU VIDA.

César Altamirano
Digamos que su trampolín al estrellato fue "Cancionísima" de Panamericana que animaba Pablo de Madalengoita, el concurso que resultó uno de los programas de mayor atractivo en nuestra televisión. Nuestro querido CésarAltamirano superaba los obstáculos, como los nervios, problemas con la voz y esa incertidumbre casi eterna que acompaña al concursante. Pero estaba firme en su ideal y, más aún, era un "caballero cadete" del Colegio Militar "Leoncio Prado". Esas mecidas en el columpio a la espera del tema y una vez identificado a correr hacia la campana, hacerla sonar, decir el título y cantarla. Ganó "Cancionísima" con la clásica aprobación de Pablo y fue el comienzo de sus triunfos inmediatos en la televisión y en todo escenario que pisaba. Se metió en el corazón de los televidentes y empezó una gran carrera artística y muy recordada.

"Mono" por "Monalisa".
Debemos confesar que en este blog de "Artistas en el Perú", teníamos una deuda pendiente con César Altamirano Alcázar. Ya hemos reseñado a "Regina Alcóver", "Pepe Miranda", "Gustavo Hit Moreno" y "Elmo Riveros entre otros, pero faltaba quizá el más carismático personaje juvenil de aquellos tiempos como lo fue el querido "Mono", apelativo que se ganó por "Monalisa", un tema tradicional que cantaba en familia y entre amigos. Todavía disfrutábamos de la televisión en blanco y negro y no se puede negar que la aparición de este artista causó verdadero furor en 1967 en el que se conoció "Cancionísima". Algo antes en 1964 fuimos locutor de Victoria Televisión Canal 2 de José Eduardo Cavero Andrade y en el que Sergio Vergara lograra éxito notable con su "Sow de la Nueva Ola" y la aparición de cantantes como los que nombramos párrafos arriba.

Cantó siempre "Por Amor"
Debemos insistir que no somos historiadores ni investigadores. Recurrimos mayormente a nuestras propias experiencias en la radio y durante los tiempos inmersos en la televisión. Hemos sido buenos oyentes y televidentes. Es así que nos impactaron las apariciones de Pablo de Madalengoita y de Kiko Ledgard que, ajenos a la tradicional locución radial, impusieron sus talentos y cultura. Es en ese medio en el que nació también César Altamirano, dueño absoluto de una simpatía natural y que, sin la experiencia debida, sabía cuadrarse frente a cámaras e interpretar sus canciones. Conservo entre mis viejos discos su versión de "Por Amor", un tema melódico que se impuso en la programación diaria de las radio emisoras de mayor audiencia. Es que tuvo una voz que le ayudaba a cimentar sus canciones.

Un cantor triunfador.
Recuerdo mucho aquel Festival Internacional de la Nueva Ola que se llevó en una carpa en el Campo de Marte con la participación de cantantes argentinos, chilenos, brasileros y mexicanos, entre otros. Creo que el tema con el que ganó fue "Corazón". Hubo también una canción que ganó popularidad increíble: Deben recordar "Juego de amor" y comenzaba así: "Todo empezó como jugando...". Con ella que ganó "El Festival de Trujillo". Hoy al reseñarlo y con las nostalgias del caso, debo admitir que ese tema reflejaba algo de sus esperanzas cuando se presentó en "Cancionísima". Porque "empezó como jugando y ganando". Quiero destacar que guardamos una amistad virtual muy cercana con su hermana Angélica, que, en cierto modo, nos inspiraba hace ya buen tiempo a poder reseñar a este gran cantante peruano.

Inolvidable gran cantante.
César Altamirano nació en el Callao un 20 de Mayo de 1944 y si hubiera estado entre nosotros este años estaría cumpliendo 71 años de edad. Se nos fue relativamente antes de tiempo. Un infarto lo sorprendió en Nueva York el 9 de Agosto de 1993 a los 49 años. ¿Qué si sentimos los peruanos su desaparición tan prematura? Cierto. Se le recuerda como "caballero cadete" del "Leoncio Prado" y que conformó su orquesta bajo la dirección del recordado profesor saxofonista Black. Nuestro hijo Juan Carlos estudió también en dicho colegio y así nos convertimos en "padre Leoncio Pradino". Allí conocimos a Koko Montana, también ex alumno y de la época de César Altamirano. Participó en el Festival de la OTI y otros importantes eventos internacionales y del Perú. La foto, quizá una de sus últimas y en la que muestra el paso de los años.

El astro de "Cancionísima".
Es considerado hijo predilecto del Callao y se sabe hay una de sus calles con su nombre. Contrajo matrimonio con María del Pilar Portocarrero Zanetti, gran dama con la que tuvieron una descendencia que se siente orgullosa de su padre. Nos sorprendimos una vez en You Tube al escuchar canciones de "Los Panchos" en su voz y mucho mas antes que el famoso "Puma" José Luis Rodríguez realizara el suyo. Hay también otras baladas y recuerdos de sus "fans". Sugerimos una vuelta por ese mundo cibernético para escuchar a "CÉSAR ALTAMIRANO ALCÁZAR" e integrarlo a estas reseñas que, modestia aparte, se han convertido en guías para quienes buscan datos de sus estrellas triunfadoras. Un "trabajo" ad honorem y que cada vez cuenta con mayores lectores. Seguiremos agregando otras historias. Gracias.

jueves, 29 de enero de 2015

"VICKY ZAMORA". LA CONOCIMOS EN RADIO VICTORIA Y CON "LA SONORA DE ÑICO ESTRADA" IMPUSO "PEPITO MI CORAZÓN".

"Vicky Zamora".

Cada vez que nos sentamos frente al teclado para empezar una reseña, nos llenamos de nostalgias. Es que empezamos a vivir en el mundo real del espectáculo muy temprano y a inicios de la década de 1950. Cuatro años después habíamos ingresado a Radio Victoria como locutor de planta y alternaba con Carlos Alfonso Delgado, Alberto Arenas y otros que lucían sus voces en el salón auditorio. Lo bueno e interesante fue que también, y esto es lo bueno, fuimos testigos del nacimiento de una estrellita del canto tropical y que con alegría y estilo peculiares lanzaba al éxito su grabación "Pepito mi Corazón". Surgía entonce la Celia Cruz peruana, nada menos que "Vicky Zamora", gran vocalista principal de "La Sonora de Ñico Estrada", un percusionista peruano que destacó dirigiendo su agrupación con mucho éxito. En carrera, y con sus "gemelas" luciendo su ritmo de futuro sonero, emergía igualmente Pablo Villanueva "Melcochita". 

"Pepito mi Corazón".
Las coincidencias se dan en la vida y "Vicky Zamora", cuyo nombre real es Martha, nacía un domingo 20 de Octubre a las diez de la mañana en Surquillo, nuestro querido barrio de cuna. Ella culminó su Secundaria en el "Juana Alarco de Dammert" en 1958 y nosotros lo hacíamos en la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano", hoy Colegio Nacional "Ricardo Palma", cuatro años antes. Tradicional era que alumnas y alumnos de ambos planteles, terminaran años después en el Altar. Lo cierto es que la futura triunfadora "Vicky Zamora", dos años antes de culminar sus estudios, cantaba ya en la "Sonora Capri" y en la que también probaron sus condiciones Oscar "Zambo" Cavero que era "tumbador" y otros como Nelson Ferreira, Johnny Arce "Mister Macondo" y Paco Amayo, este último radicado en Venezuela desde hace muchísimo tiempo.

Estrella Inolvidable.
Por supuesto que era motivo de sana envidia el que nuestra pequeña diva tropical, conociera del éxito mucho más antes que los famosos nombrados. Somos testigos del auge y popularidad que consiguió por esos tiempos "Vicky Zamora". Había captado todo el sabor de la inmortal "Celia Cruz". Y no la imitaba. Se dio el caso de timbres vocales parecidos y esto favoreció a su encumbramiento. El salón auditorio de Radio Victoria se colmaba de gente, sólo para verla. Eso era la radio. Otro lugar fue el recordado "Grill Bolivar" y en donde se daba cita la sociedad. Llegaban orquestas y artistas de todo el mundo y en ese escenario fabuloso, una casi frágil chiquilla tomaba dimensiones gigantes y alegraba a su público con su canto extraordinario y pleno de sabor tropical matancero. Ya tenía seguro su destino: las marquesinas de los escenarios internacionales de mayor prestigio.

Figura central en el escenario
Desde el 2009 que iniciamos estas reseñas, hemos tratado de evocar a la mayor cantidad de artistas con los que alternamos en la radio y en la televisión. Nuestro estilo no es el de historiador. Volcamos nuestros recuerdos y es así que le corresponde a "Vicky Zamora" y que está colaborando con fotos que son un lujo mostrarlas. Aquí exponemos sus ansias de triunfo que la acompañaban desde niña y todas sus inquietudes de presentarse en programas de la radio para cantar. Se siente pionera de nuestra televisión en blanco y negro a través del aquel entonces Canal 13 de Panamericana y el 4 de América. Grabó con "Ñico Estrada" cha cha chás, boleros mambo, guarachas, guajiras y todos lo tropical de moda. También grabó con Lucho Macedo y la "Sonora Sensación" de Mario Cavagnaro.

Accediendo a una entrevista.
Le llegaría un contrato fabuloso de Europa y nada menos que con la famosa "Lecuona Cuban's Boys" y su oportunidad de presentarse y recibir el aplauso de Suecia, Estocolmo, Alemania, Francia, Suiza y España entre otros. Realmente extraordinario y nos es grato descubrir esto para orgullo del Perú, la tierra de esta linda surquillana que triunfó en el mundo. Mas tarde radicaría en España en Asturias y donde se le ocurrió probar negocio con una fuente de soda y que le resultó buena. Conoció a quien sería su esposo, un ciudadano alemán con el que vivieron un enamoramiento feliz y con el que volvió para casarse en el Salón Dorado de la Municipalidad de Lima después de diez años de ausencia. El recordado Pepe Ludmir la entrevistó para Panamericana y guarda entrañable cariño por el inolvidable comentarista de cine.

Carlos Miranda y M. Cavagnaro
Ahora radica en Gijón y pinta y expone sus cuadros. Lleva el arte en sus venas y hereda en sus hijas lo que mejor tiene. La mayor es concertista y la segunda, licenciada en Bellas Artes y Restauración. Estuvo hace poco en Lima y disfrutó del cariño de su gente y artistas con los que compartió triunfos sobre los escenarios. Promete volver pronto y bailar con nosotros "Pepito mi Corazón". En España sigue su curso de Pilates, integra un coro que le permite expandir su voz, extraña a su esposo que la acompañó como empresarios y dejó para siempre un 10 de Abril, pero jamás lejos de su corazón. Una síntesis de toda una vida dedicada al arte. "VICKY ZAMORA" es una artista peruana que engalana nuestras reseñas y nos ha dado mucho gusto darla a conocer a la nueva generación. Gracias.

jueves, 15 de enero de 2015

"RAFAEL AMARANTO". EL GUITARRISTA MÁS VERSÁTIL DEL PERÚ. TODA UNA VIDA DEDICADA A SU PASIÓN MUSICAL Y EJEMPLO DE PERSEVERANCIA.

Rafael Amaranto
Cumplimos con uno de nuestros anhelos más ansiados. Dedicarle esta reseña al admirado guitarrista Rafael Amaranto Castillo, dinámico músico y que prestigia al Perú por todo lo que ha sabido darle con el arte de su guitarra. Se puede decir que es el más completo instrumentista del que tengamos memoria. Se iniciaba la década de 1950 y aparecía en el firmamento artístico y en la radio de aquellos tiempos, con Modesto Pastor y Julio Arrieta de primera voz como "Los Porteños". Algo tendría que ver con Chimbote en donde residió antes de llegar a Lima. Cantaban los boleros románticos y los vi actuar cuando participaron en un concurso de música criolla y el premio era "La guitarra de los Panchos". El famoso trío nos visitaba por primera vez con Avilés, Gil y Navarro. Obtuvieron dos guitarras y cuenta Amaranto que Gil le enseñó unos secretos a cambio de un punteo criollo de su inspiración.

Su primer trío: "Los Porteños".
Es oriundo de La Libertad, de un pueblito llamado Coyna y del matrimonio de Filiberto Amaranto y Doña Mercedes Castillo, nacido un 24 de Octubre de 1935. Cinco años más tarde se trasladan a Trujillo y Rafael siente desde niño esa inquietud por la música, especialmente la guitarra. Hay nueva mudanza y la familia Amaranto Castillo se traslada a Chimbote en 1948 y el niño de 13 años, como suele suceder con los genios, ha captado sus secretos para que, en 1950, con Modesto Pastor, el mismo de "Los Morunos" y el cantor romántico Julio Arrieta suban a los escenarios como "Los Porteños" que, igualmente, eran intérpretes de música criolla..

Rafa y Jesús Vásquez.
No se harían esperar las grabaciones y es justo Don Manuel Guerrero, el propietario de Discos MAG, el que hace debutar a "Los Porteños". Los éxitos de este trío se hacían notables y ya estaban en actividad otros tríos como "Los Caballeros de la Noche", "Los Claveles" de Enrique Delgado, "Los Ponchos", etc. Sin embargo es cuando retorna Luis Abanto Morales de la Argentina, luego de sus sucesos con "Los Mensajeros del Perú" y con los hermanos Nicho de "Los Aguarunas" debuta en la radio sin mayor suceso. Tallan entonces Amaranto y Pastor en Radio América y la guitarra de Rafael es elemental para hacerlo que triunfe definitivamente. Grabaron juntos muchos grandes éxitos de nuestro cancionero criollo y hasta hoy son testimonios de esa etapa triunfal con el gran Abanto Morales. Desde allí es ya muy famoso Rafael Amaranto.

Extraordinario trío criollo.
Viene otra de sus etapas felices al lado de "Los Dávalos" y con los que igualmente grabó e hizo super famoso el vals "Gitana" de Héctor "El Diablo" Torres Becerra, con esa creativa introducción con aires españoles. Dado el exíto obtenido salen de gira a Panamá, periplo poco conocido de estos artistas. Se separan, siempre buscando otros futuros, y reaparece en el disco nada menos que con Oscar Bromley, la ex primera voz de "Los Chamas" y Félix Cassareto, experimentado artista, como "Los Caciques" de corta duración en los escenarios, pero que lograron plasmar un ramillete de canciones muy bien cantadas y que fue objeto de buenas críticas, como el vals"Recuerdo de Amor", letra de Pinglo y música de Abelardo Núñez.

Un "Larga Duración" exitoso.
Llegarían también "Los Tres del Perú" con la primera voz de Edwin Montoya y segunda voz y guitarra de Juan de Dios Rojas, con temas típicos del centro. Llega a Sono Radio y acompaña a la mayoría de estrellas de nuestra canción. Es incansable y vuelve a los estudios para grabar su LP "Guitarra Peruana" en el que sobresale el huayno "Lawllillay" que, inclusive, es característica del Noticiero de América T.V. Realmente una joya musical que poseemos, pero que debería editarse en digital para beneficio de la difusión de nuestra música. Nos reafirmamos en opinar que este artista peruano con todas sus producciones, supera ampliamente a muchos de los grandes guitarristas que nuestro querido Perú ha tenido el gusto de poseer. Es autor del vals criollo "Iluminado".

"Una y Mil Voces" con Bartola.
Para completar esta reseña tocamos ahora su LP "Bailando con Amaranto" y que es una verdadera nueva forma para incluir dos trompetas y guitarra eléctrica. No contento con esto y ya en 1970 la música andina se refuerza con su producción "El Sentir Serrano de Amaranto" con carnavales, huaynos y marineras del centro del Perú. Estamos en el siglo 2000 y todavía se ha podido apreciar a RAFAEL AMARANTO CASTILLO haciendo de las suyas en nuestra televisión. Felices de producir esta reseña, porque era un anhelo hacerlo. Se trata de un célebre artista y compositor e igualmente un excelente armónico con su voz. Fuerte abrazo MAESTRO. Nuestro querido Perú le reconoce toda su producción lograda y jamás lo ha de olvidar. Gracias.

lunes, 12 de enero de 2015

DORIS CONTRERAS JARRA: "LA LIMEÑÍSIMA". VOZ Y TALENTO DE MUJER EN LOS ESCENARIOS.

Doris Contreras
Desde el 29 de Octubre de 2009 empezamos la grata tarea de reseñar a los artistas que hemos tenido el gusto de conocer durante nuestra prolongada actividad en la radio y la televisión. Así, haciendo un poco de memoria, creemos que están en este blog la gran mayoría de compositores e intérpretes del cancionero criollo. En esta ocasión nos damos la oportunidad de reseñar a Doris Contreras Jarra, una amiga que conocimos en Radio Nacional del Perú y cuando realizábamos uno de los programas que mas satisfacciones nos dio: "Musiencuentros", una producción dedicada a la música y a evocar el pasado con Juan Felipe Montoya y Juan José Ugaz al finalizar el siglo. Fue coordinadora de "El Libro de Oro de la Canción Criolla" que dirigiera Humberto Sarmiento. Desde allí no la hemos olvidado y esta es una magnífica oportunidad de que "Artistas en el Perú" la acoja con toda nuestra admiración. Lo que hacemos es rendir un modesto homenaje a quienes nos brindan su arte.

Entonces sabíamos de sus presentaciones en los programas criollos y de sus bondades para el canto. Colaboraba mucho con el maestro Mario Cavagnaro, gran amigo y al que le habíamos rendido justos homenajes durante nuestra presidencia de la Asociación de Locutores del Perú. Lamentamos que ya se movilizara en silla de ruedas, pero tenía en Doris Contreras a una fiel colaboradora para su empresa de descubrir nuevos talentos para el Perú. Esta labor encontró en nuestra cancionista el mejor centro de colaboración para su empeño. Ella, a su vez, estaba muy entregada a lo que ha sido siempre su pasión: el canto. Dueña de propio estilo, repertorio tradicional y moderno y una voz que ha sabido imponer con gran calidad.

Se ha hecho famosa como "La Limeñísima" y que le cae muy bien. Con todo ese encanto de nuestras mujeres y la chispa propia de quien sabe mucho del ambiente criollo. Tuvimos en el 2014 un reencuentro con dos entrañables amigos y allí supimos de que no todo en su vida es canto. Casada y profesional en Psicología, egresada de San Marcos, en la que también estudió Licenciatura en Educación, graduándose en 1972. Quizá este párrafo nos saque de nuestro contexto artístico, pero es bueno destacar que es, además, especialista en Capacitación en el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Como apreciarán, Doris Contreras es una "Limeñísima" adornada con virtudes muy elogiables en el canto, pero que mantiene otro perfil casi de manera anónima.

A quienes interese conocerla en el mundo de Facebook, mantiene dos muros de lo más interesantes. Publica allí sus actividades y sabe compartir hermosos pensamientos y otras notas que realmente entretienen. De entre sus fotos que hemos hallado en sus muros, esta de la izquierda es una de las que mas nos agrada. Se podría decir que luce esplendorosamente todo su garbo limeño. Don Ricardo Palma, observándola, nos habría regalado en sus famosas tradiciones, una estampa con todo el gracejo que ella inspira. Confesaré que no es fácil inspirarse para realizar una reseña, pero esta dama ha logrado que hallemos el secreto para poder regalarle este nuestro homenaje. Con toda modestia, muy bien merecido.

Doris Contreras Jarra está involucrada en las comunicaciones. Es casi frecuente oírla responder muchas entrevistas en los programas de la radio. Sabe sostener polémicas y esto la ubica en lugar especial. Está a la espera de una oportunidad y que deseamos se haga realidad para gozar de su espontaneidad frente al micrófono. Son escasos los espacios en la televisión peruana, pero gracias a esos pocos hemos tenido la ocasión de verla cantar y observarla en la pantalla chica. Como casi todo el talento nacional criollo, sabe brindar presentaciones a buen nivel en locales de categoría, renombrados restaurantes turísticos, "peñas criollas", etc. Su repertorio es siempre renovado y está rodeada de excelentes guitarristas y músicos de renombre.

Ha sido reticente a proporcionarnos datos para guiar esta reseña, pero creemos que estamos cumpliendo con ella, no por amistad, sino por que realiza todos los esfuerzos para merecerla. Tampoco es un Oscar, pero cumplimos en destacarla. En esta foto final la vemos tan comunicadora y hasta podríamos certificar que ha nacido con voz y talento una señora locutora. Gran premio para nosotros el reseñar a "La Limeñísima" Doris Contreras Jarra, con varios producciones grabadas y que no deben faltar en su discoteca. Desde ya mi reclamo para que nos las autografíe y oírla con esa satisfacción de gozar de su entrañable amistad. Gracias.

sábado, 13 de diciembre de 2014

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ "EL PUMA". MARAVILLOSO EMBAJADOR MUSICAL DE VENEZUELA.

José Luis Rodríguez
Los que como nosotros estamos inmersos en el mundo del espectáculo artístico que se aprecia en nuestra Lima querida, tenemos que ponderar el paso de un cantante que se ha adueñado de todas las simpatías que su arte derrocha. Nos referimos a José Luis Rodríguez "El Puma", de maravillosa voz y que a través de muchos años, con sus temas que son un mensaje de amor, se ha hecho cómplice de muchas íntimas aventuras que nadie confiesa. Aquí no hacemos historia. Sí hacemos caso a sus muchas entrevistas y de las que podemos desarrollar esta reseña.

Lo tenemos en nuestra capital integrando un grupo de "entrenadores" que selecciona cantantes para la versión peruana de "La Voz", concurso que tiene su origen en Europa, en los Estados Unidos y ya desde hace mucho tiempo. A través del cable lo hemos podido apreciar en varios países de Sudamérica y entre ellos la Argentina, en el que precisamente participó como tal. Se podría decir que no es un novato en esta faena y por lo tanto es un amplio conocedor de la misma. Su propia experiencia de concursante en Venezuela, allá en sus inicios, le da esa categoría que muestra entre nosotros.

"El Puma".
No ha sido fácil conseguir la fama para "El Puma". Según nos consta por experiencias de artistas nuestros en ese país, muy complicado. José Luis Rodríguez, el último de once hermanos producto de su padre, un buen comerciante que falleció cuando sólo contaba seis años, un niño, y de una ama de casa, además activista política que huyó del régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez para refugiarse en Ecuador, lleva en si una pesada historia sobre sus hombros. Al volver a Caracas e iniciarse en el trabajo se emplea como electricista, actividad que aprendió en un instituto técnico de su ciudad.

La otra faceta, la innata, la que lleva en su prodigiosa garganta y como talento natural, le sirve también para ganarse el sustento dando serenatas. Es su etapa de pruebas e integra grupos de voces juveniles que no llegan al éxito, porque se separan. Decide abrirse campo y tal como podemos apreciar a los concursantes de hoy en "La Voz Perú", él incursiona en lo mismo. Participa en muchos eventos de esta naturaleza y sin la suerte debida. Nos imaginamos que hoy en su desempeño de maestro en el concurso en mención, debe evocar toda aquella poco feliz etapa de su vida dedicada al canto.

Cantante, actor y empresario.
Hasta llegó a grabar un disco con el que no pasó nada. Probó fortuna en la famosa orquesta "Billos Caracas Boys" y reemplazando nada menos que a Felipe Pirella, un grande de Venezuela que tomaba rumbo de solista y que nosotros admiramos y conocimos de su historia. Incursiona José Luis en la actuación y se va llenando de experiencias, pero no logra obtener lo que más anhela: el triunfo. No consigue comentarios favorables, pero no ceja en su empeño. Graba muchos discos bajo la sombra de aquel nombre famoso de la orquesta caraqueña y había que continuar en el intento.

Protagonizaría la telenovela "Una muchacha llamada Milagros" y es allí en la que personifica al "Puma", personaje central y que le da el nombre que hoy ostenta. Va a España y Manuel Alejandro compone la balada "Voy a perder la cabeza por tu amor", tema de una telenovela que lo consagra definitivamente en el gusto del público. Hasta aquí nuestro relato sobre José Luis Rodríguez "El Puma". Hay muchas y mejores publicaciones sobre su vida, pero nosotros sólo nos dedicamos a reseñar a quienes nos han dado el gusto de saborear su arte y este es el caso de tan singular hermano de Venezuela. Gracias.

lunes, 1 de diciembre de 2014

SILVIA OTERO LINARES. HA ESCRITO "DE AMORES Y DESAMORES". UN POEMARIO DE AMOR.

Silvia Otero Linares
Un 5 de Setiembre de 2012 a las diez de la mañana recibí de la poeta Silvia Otero Linares, a quien leíamos sus poemas diarios en el Facebook, la respuesta positiva de considerarnos su amigo. Sentimos el regocijo de su parecer acerca de la narración que hiciéramos del poema "Mas allá de la muerte" de Federico Barreto. Así nos enteramos que vivía en Lince y antes lo hizo en Miraflores. Su nuevo departamento le proporcionaba todo, pero no le daba la posibilidad de ver el mar, sus atardeceres y a los "parapentistas" que a diario, como cometas humanos, hacían giros sobre sus azules cielos. Habíamos hallado quizá un alma gemela. Gustaba de la buena música, la clásica de los grandes maestros y todo lo bello, audible y romántico que adorna nuestros oídos. Nos agradó también que amaba nuestra música criolla.

Acaba de publicar su poemario "De Amores y Desamores". El título lo dice todo. ¿Un compendio de sus vivencias, quizá? O la imaginación genial de quien descubre con bellas palabras los sentimientos humanos. De lo que si estamos convencidos es que hallamos en sus páginas muchos motivos para evocar amores idos y reflexiones que inundan el Eros propio de cada cual. Sus versos fueron escritos pensando en todas las mujeres que han vivido el amor: Mujeres frágiles, mujeres fuertes. Las que aman sin medida entregándolo todo y también las que esperan que llegue el amor con la seguridad que será pronto. Silvia llora con quejas en el alma, cuando los recuerdos duelen y las caricias nos faltan. Es una romántica mujer inspirada y lo hace con el arte de la buena poeta. La que no miente y confiesa sus quereres.

Ama también el tejido.
Cuando le prometí reseñarla en este blog, tuvo la grandeza de decirnos que no se sentía personaje para ello. Casi podría parecer igual a lo que manifestamos nosotros cuando nos tratan de periodistas. No lo somos. Escribimos para desahogar nuestros pareceres y sentimientos alguna vez. Silvia Otero lo afirma así. Ama la poesía como parte congénita suya. De niña era la declamadora oficial en el Día de la Madre. Es la tercera de seis hermanos y chalaca, porque nació en Bellavista y vivió su infancia y juventud en La Punta. Recuerda con nostalgia que iba y retornaba en tranvía a su colegio "Sagrados Corazones Belén" en la calle del mismo nombre en el centro de Lima, un plantel regido por monjas. Podemos deducir entonces que recibió una buena educación, la elemental, con sólidas bases y principios cristianos.

En estos años de conocernos y "conversar" por el Inbox, sabemos que es amante de las reuniones en "petit comite" y agrega que son mas bonitas. Otra feliz coincidencia. Nos dice que el único enamorado que tuvo fue con el que se casó y después de dieciocho años se divorció. No hubo otra pareja pero si enamorados. Fue así que se dedicó a su otra pasión, el arte de tejer. El que le permite realizar trabajos especiales con amigas que cultivan lo mismo y que donan chompas, bufandas y todo los que sus manos maravillosas puedan realizar a favor de los más necesitados. Una buena manera de evitar la soledad, siendo útil a los demás. Su arte natural dedicado a lo bello, tiene dos vertientes que adornan a esta dama y como lo son sus poemas y esos tejidos que sabe lucir con elegancia o también para otros fines sociales.

Inspirado poemario de amor.
Volvamos a su faceta de poeta. Cree que la vena de escritora le llega de un tío abuelo apellidado Elera. No muy conocido, pero que también editó libros. Ella empezó a escribir hace veinte años, pero a manera de diario personal, anotando sus experiencias y muchas de sus poesías. Decidió guardarlo y olvidarse de todo aquello. Hace tres años desempolvó su libreta de recuerdos y retornó a la escritura. Su tema favorito es el amor. Se siente muy segura en esta etapa de su vida, más aún cuando en la familia todos escriben bien. Su poemario recién editado no es una aventura. Es una realidad de su vida. Nos hemos embriagado de tanta belleza escrita en "Amores y Desamores". Nos quedamos cortos para expresar esas bellezas poéticas y que ostentan títulos maravillosos dedicados al amor.

Para completar esta reseña de Silvia Otero Linares, sabemos de propia confesión que sabe cocinar , pero prefiere que otros lo hagan. Agrega que en sus poemas aparece su musa y escribe como poseída. Cuando termina siente que el resultado no es el mismo con el cual se sentía inspirada. Todo muy extraño para ella. Para nosotros, modestos críticos, un regalo envuelto en fino papel y que leemos con el corazón cuyos latidos se aceleran cuando hay romance escondido. Secretos. Enigmas. Confesiones. Un gusto dedicarle estas líneas a una cautivadora dama y que esperamos algún día podamos sentir el afecto de sus manos con la sensibilidad de las nuestras. Otro regalo que nos hacemos y que valió recibirlo de la autora del poemario "De Amores y Desamores", nuestra gran amiga Silvia Otero. Gracias.

lunes, 24 de noviembre de 2014

"LA PAMPA Y LA PUNA". CANCIÓN ANDINA CON MÚSICA DE CARLOS VALDERRAMA Y POESÍA DE RICARDO WALTER STUBBS.

Carlos Valderrama
Hablar de "La Pampa y la Puna" es como iniciar el relato de una historia romántica, porque su poesía estuvo inspirada en el amor que le profesó un ciudadano argentino a una damita peruana que lo embrujó e hizo que la siguiera y se quedara para siempre en nuestro querido país. Es igualmente un segundo himno nuestro y obra de Carlos Valderrama Herrera, autor de su música, como también, por la letra, de Ricardo Walter Stubb Vega, el personaje argentino que se enamoró apasionadamente de una de nuestras bellas mujeres. De ambos autores se trata esta reseña y es un homenaje a ambos, lamentablemente sumidos en el olvido. En nuestra época escolar era una canción que se cantaba en todas las efemérides nacionales y repertorio de las sopranos más prestigiadas y de la mayoría de tenores líricos. Yma Sumac fue la que la llevó a nivel mundial con su voz.

Carlos Valderrama nació el 4 de Setiembre de 1887 en la ciudad de Trujillo y vivió en el pueblo de Moche, en la calle Alfonso Ugarte y un lugar, según algunos cronistas, donde se reunían los músicos de orquestas y bandas para lucir sus buenos repertorios. Precisamente su padre fue uno de estos músicos y llamado Don Jacinto Valderrama y que en todo momento no quiso que Carlitos sintiera afición por este arte. Pero lo tenía en la sangre y como era lógico salía a flote. Por eso es que tratando de convencerlo que no era lo ideal, lo mandó a estudiar Ingeniería Eléctrica a los Estados Unidos a la Universidad de Cornell en Nueva York a través de una beca. Viajó en 1907 y le sirvió para adquirir el hábito de la disciplina, pero sin jamás pensar en renunciar a su idea de ser músico. Todo era cuestión del tiempo y las oportunidades.

Como era de esperarse a la primera ocasión ingresó a estudiar lo que anhelaba y también muy integrado a la cultura del arte. En 1917 retorna a Trujillo integrándose al Grupo Norte, conocido también como los de "La Bohemia de Trujillo" y entre los que halló nada menos que a César Vallejo, actuando juntos la noche de la primera lectura de "Los Heraldos Negros". Valderrama ejecutó sus obras al piano y el reconocimiento del público a las mismas con grandes aplausos. También allí coincidió con Daniel Alomías Robles, autor del "Condor Pasa", para dar un mayor impulso a la música indigenista. Esta composición con "La Pampa y la Puna" son, sin duda alguna, los referentes más grandes de nuestra música peruana en el mundo. Lástima no se las escuche como antaño y que se sabían sus orígenes y el nombre de sus autores.

Valderrama compuso la ópera ballet "Inti Raymi", hoy olvidada plenamente. Son hermosas las melodías de "Tristeza Andina", "Corazón vuelve a llorar", "La Canción del Arriero", "Las Campanas de María Angola", "Plegaria al Sol" y otras que sería largo enumerar. Destaca también su Concierto para Piano y Orquesta. Un músico completo. Otra de sus populares obras es la marcha "Los Peruanos Pasan" y que se puede oír en los desfiles de Fiestas Patrias por las bandas militares. Fue un músico que en 1928 viajó por el interior del país y también por capitales sudamericanas difundiendo su música y el mensaje del indigenismo sinfónico. Organizó coros escolares e hizo montajes de obras de inspiración andina. Falleció en Lima el 1ro. de Agosto de 1950 a los 63 años de edad y es merecedor a mejores recuerdos por todo lo que hizo por nuestra música.

José Carlos Mariátegui y Ricardo Walter Stubbs
En cuanto al argentino Ricardo Walter Stubbs Vega, poeta, escritor y periodista que escribió en las primeras ediciones del diario "La Crónica", resultado de su enamoramiento con la dama peruana con la que contrajo matrimonio, le había dedicado una poesía y la que escuchó Valderrama en casa de José Carlos Mariátegui. Fue allí, según testigos de aquella historia, que se inspiró para componer "La Pampa y la Puna" y que en principio tuvo compás de tango argentino, pero fiel a su amor por lo indígena optó por lo que todos hemos escuchado alguna vez. Recuerdo que se originaban polémicas por aquello que decía: "Desde mi pampa querida salté a la cordillera, joven andina, porque tu voz divina canta la primavera". Pampa es una expresión quechua referida al campo raso. De niños decíamos: "Vamos a la "pampita" para tirar unos golpes".

Para completar esta reseña diremos que el argentino le tomó tanto cariño al Perú y se nacionalizó. ¡Cómo no hacerlo! Era la tierra de su amada esposa a quien la siguió desde la Argentina. Aquí encontró el calor de la amistad y se dedicó al periodismo y a escribir, por ejemplo "El quinto jinete del Apocalipsis" y que le valió premios especiales. Es autor del "Registro histórico de Lurigancho y Chosica", este último, distrito en el que residió la mayor parte de su vida y murió de avanzada edad. "La Pampa y la Puna" fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación Peruana a través de un Decreto gubernamental de 2004. También es considerada como Himno Nacional no oficial del Perú. Nos sentimos privilegiados de reseñar a los autores de esta gran obra musical y ojalá pueda ser nuevamente oída, aunque haya pocas voces privilegiadas para hacerlo. Gracias.

lunes, 17 de noviembre de 2014

"PEDRÍN CHISPA" Y SUS LIBRETOS HUMORÍSTICOS EN LA RADIO Y SUS "PASTILLAS PARA EL HÍGADO".

"Pedrín Chispa".
Personaje clave en la radio de ayer fue el libretista. Hoy es el guionista y recuerdo que hubo uno muy popular y querido por los oyentes. De un estilo propio y con un sentido del humor, muy particular. Nos estamos refiriendo a Don Elías Ponce, un artista también músico y padre de los afamados "Chicos de la Radio" que triunfaran en aquel mundo del espectáculo. Después, ya crecidos Elías, Malva y Daniel, fueron "Los Hermanos Ponce". Se dice de aquel que siempre cae bien con alguna ocurrencia, es porque tiene buena chispa. No puedo afirmar si fue el propio Elías Ponce u otro el que le clavó el tan inolvidable seudónimo de "Pedrín Chispa". Por que en cualquier momento surgía de su mente ese punto chispeante del buen humor.

Pedro Elías Ponce
Lo cierto es que tuvo fama y sus libretos fueron interpretados por los más legendarios cómicos, imitadores y artistas del teatro y de la radio, a mediados de la década de 1940. Nombremos a algunos: Carlos "El Cholo Revolledo" y doña Antonia Puro. Los insuperables comediantes de moda y del cine nacional Paco Andreau y Edmundo Moreau. Escribía para las revistas y diarios y siempre añadiendo a sus historias una huella de buen humor. No me cansaré de repetir que la radio, aquel aparato de sonido agradable y musical, tenía como característica especial el jugar mucho con la imaginación. El oyente se hacía mil ideas acerca de algún personaje que oía a través de la radio. En esto era un capo "Pedrín Chispa".

Angel Crespo "Pelito"
El caso del niño terrible de la radio, "Pelito", fue singular. Fue una creación del famoso imitador "Ángel Crespo" a su personaje. Las travesuras de un niño de seis años de edad y cuya voz, muy bien imitada por Crespo, caló hondo en el gusto popular. "Pedrín Chispa" basaba sus libretos en hechos reales. Imitando la voz de un niño, pero muy especial, lograba que el radio escucha viviera la historia a plenitud. Creaba este imitador otras voces para el peluquero, el chino de la esquina, el bodeguero, etc. También secuencias de la procesión del "Señor de los Milagros" con banda musical y todo. Era un espectáculo que se originaba en una sola garganta: la de Ángel Crespo. El niño "Pelito", realmente una maravilla.

Con Humberto Martínez Gómez
Con el gran Elías Ponce llegamos a conocernos en la antigua radio "El Sol", mucho antes de la llegada de la televisión a Lima. Fue realmente un señor productor. Recuerdo cuando laborábamos en Radio Victoria nos tocó subir al auditorio para la historia de "Los Novios". Problemas y situaciones jocosas de una pareja con los padres de la novia. En este caso actuaban como tales Zarela Cruzado y Edmundo Moreau. Los novios éramos Delia Fortún y quien hace esta reseña. No exagero al decir que, en muchas ocasiones, éramos presa del buen humor de "Pedrín Chispa" y no podíamos contener la risa. Esto ocasionaba que el público riera con más delirio al observarnos en tremendas circunstancias. La foto de la derecha es elocuente.

"Los Hermanos Ponce"
"Pedrín", como se le trataba a Elías Ponce, era un hombre cordial, muy sencillo y de una nobleza extrema. Nos trataba como si fuéramos amigos de toda la vida. Siempre ocupó puestos importantes en la radio. No dejábamos de leer sus crónicas que aparecían en "El Comercio", "La Prensa" y revistas de espectáculos. Cuando arribó la televisión, tuvo a su cargo la producción de importantes programas y siguió conservando el mismo perfil de siempre. Tuvimos un reencuentro con él cuando en 1970 ingresamos a América Televisión. Fue el productor del programa "Ritmo en el 4" y que conducía Diana García con mucho acierto. De aquel programa salió nada menos que Eva Ayllón, hoy una figura de la canción criolla.

Elías, Malva y Daniel,
"Los Chicos de la Radio".
En los estudios de grabaciones que tiene Elías Ponce Jr. en la Av. Salaverry, en uno de sus ambientes le rinde homenaje a su padre con "El Rincón de Pedrín". Se luce una fotografía de "Pedrín Chispa" y algunas de sus "Pastillas para el Hígado", notable columna que se publicaba en el diario "El Comercio". Queda esta reseña como un homenaje a un gran escritor y libretista de mucho talento como lo fue en vida Elías Ponce. Fue el más popular en aquella era histórica de la radio y que la llenó con sus ocurrentes libretos y personajes. No de gran estatura física, pero gigante frente a la máquina de escribir. Dominaba los secretos del "Banjo", instrumento musical de cuerdas y herencia legada a  sus hijos "Los Hermanos Ponce". Gracias.

sábado, 15 de noviembre de 2014

ALBERTO URQUIZO LANEGRA. MÚSICO DE CRIOLLO CORAZÓN Y GENEROSA AMISTAD. GUITARRA ENCHAPADA EN AMOROSA ARMONÍA. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Alberto Urquizo
Bautizado a la antigua tradición y gracias a Dios, Alberto. El almanaque señala hoy 15 de Noviembre: "San Alberto Magno". Suponemos que son sus nombres completos y, si no es así, los merece. Por que es magno en todo. Tiene facilidad para hacer amistad y llenarse de amigos. Nació en 1938 con un don especial y es el de ser artista. No el espectacular "puntero". Es el armonioso. El que debe sacarle a su guitarra los acordes que se adecuen de manera perfecta a la voz y a la canción elegida. El de la santa paciencia. No he conocido a otro diferente. Ni antes ni después. Es el mismo Alberto Urquizo Lanegra de Breña, al que me da una alegría especial dedicarle estas notas escritas en mayor y menor con todas sus alteraciones, pausas y ritmo.

Recordarlo como director musical del famoso "Danzas y Canciones del Perú" que transmitiera la "tele" y que sirviera para que amáramos con mayor intensidad nuestra canción criolla. El primer recital de la Canción Criolla con la historia del vals peruano que es un documento musical con relatos de Estenio Vargas y la pluma de Gonzalo Rose. Creo que no hemos superado esa etapa. Jamás se envaneció y fuimos testigos silenciosos y admiradores de su estupenda labor. El hombre sencillo y humilde al que los títulos no le afectan. El de la eterna sonrisa y amabilidad. Un señor de señores cuando con su viola y buena presencia le da categoría al vals, a la polca o a lo que la ocasión exija. El del Centro Musical Unión y de la categoría especial de Matallana, Otiniano y otros laureados maestros que arribaban desde Monserrate. El del "Trío Continental" con el inseparable Víctor Reyes.

Subió al escenario de la OEA y fue embajador nuestro acompañando a una dama llamada Edith Barr. Un caballero que se distinguió en el mundo del arte sabiendo pulsar su guitarra para ponerle fondo a otra de nuestras reliquias llamada "Chabuca Granda. Fue en el Palacio de las Bellas Artes de México. Le dio confianza a la diva y se lució como nadie con Lucho Gonzales. Nueva York, Los Ángeles y San Francisco al lado de Rafael Matallana y de Cecilia Bracamonte. Todo Centro América con Edith Barr. Ese es Alberto Urquizo Lanegra. El director, arreglista y conocedor de los secretos musicales criollos. Lo recordamos en Radio Victoria, nuestros inicios de locutor en los bajos de "La Cabaña", con Adolfo Zelada y haciendo historia. ¿Alguien puede decir lo contrario? Reseñamos a un profesional que toca desde los 17 "noviembres".

No vamos a confundir a nuestros lectores señalando un larga lista de países que visitó, pero les aseguro que fueron muchos e importantes. En 1989 el gobierno de turno lo premió con "Las Palmas Artísticas en el grado de Maestro" por sus 52 años de vida entregada a nuestro cancionero. Y luce como si no lo fuera. Sencillo. Gran virtud y jamás buscando la notoriedad barata. Ejemplo de humildad. Un profesional que en IEMPSA acompañó a decenas de grandes artistas y elemento importante de ayuda y consulta de Oscar Avilés, en las grabaciones que todos conocemos. Presente en todas las actividades que signifiquen una ayuda u homenaje a artistas queridos. Unido a su guitarra con fidelidad y cariño.

Ya estamos en 2014 y Alberto Urquizo Lanegra y su grupo de gente amiga por la música, puede ser visto en el programa "Una y mil voces" poniéndole calidad a los acompañamientos. Es incansable y prodigioso para la entrega de su arte sin mayores nominaciones. El estudioso del "Salesianos", aquel muchacho que jugó por la selección de su colegio, se probó en la "U" y prefirió la música. Ya había sentido el gusto del canto y puesto a prueba su oreja maravillosa. No es toda su historia. Es sólo un modesto homenaje del admirador, del colega músico y del reseñador que siente un honor especial al describirlo. Que sigan agregándose muchos mas a los felices 78 de esta su fecha natal. Nuestro fraterno abrazo. Gracias.

lunes, 27 de octubre de 2014

"LAS 6 GRANDES DE LA CANCIÓN CRIOLLA": JESÚS VÁSQUEZ, ELOÍSA ANGULO, ESTHER GRANADOS, DELIA VALLEJOS, ALICIA LIZÁRRAGA Y TERESITA VELÁSQUEZ.

"JESÚS VÁSQUEZ". Nadie como ella para haberse ceñido esa corona y hacerla intransferible hasta la eternidad. Sencilla y buena amiga. Ocurrente y con todo el lenguaje limeñísimo de nuestras mujeres. Voz encantadora y con los matices que Dios le dio. Actuó en el cine nacional, cantó en las principales emisoras radiales del Perú y el extranjero y fue figura de nuestra televisión. Las innumerables grabaciones que realizó fueron siempre éxitos del momento. Grabó en la década de 1940 en Argentina unos éxitos que se oían por la radio y con la Orquesta de Jorge Huirse. Allí están "Mañanita", "Todos Vuelven", "Fatalidad" y como se lucía cantando la polca "Lolo Fernández" y el festejo "Chinito Chicharronero". Se la sigue escuchando y cada vez canta mejor. Es nuestra eterna "Dueña y Señora de la Canción Criolla".

"ELOÍSA ANGULO", en sus inicios con una voz trinadora al lado de Margarita Cerdeña, su prima y segunda voz de "Las Criollitas". Lucieron sus voces desde los tiempos de Radio Goycochea, casi niñas y pasando a la inmortalidad por sus cnciones. Se convertiría en solista y con una voz más asentada y sonora, cantaría "Las Madreselvas", una danza canción que la identificó para siempre. Su versión de "Idolatría" es inigualable. Una verdadera criolla con todos los condimentos para serlo. Cantó a Pinglo, Espinel, Casas Padilla y Covarrubias entre otros. Una "Soberana de la Canción Criolla". Única e inimitable. Estilo propio y salero con sazón especial. Una trayectoria longeva como sus compañeras y condecoradas por el Gobierno Peruano como máximas exponentes de un pasado histórico y triunfal.

"ESTHER GRANADOS". La más alegre y jaranera de nuestro cancionero y con la que más hemos bailado sus grabaciones. ¿Se acuerdan del vals "La Contrabandista"? Hizo una versión que daba gusto oírla y bailar a su compás. ¿Y de "Un Suspiro"? Nadie la cantó como sólo Esther lo hizo. Matizaba su alegría sobre el escenario diciendo "¡Solita me jaraneo!". Inconfundible con su voz y estilo y debo citar que supo conducir muy bien un programa radial y donde demostraba soltura al conversar y excelente dicción. Una señora locutora. La recuerdo como a nadie, porque tuvimos la suerte de acompañarla en alguna de sus actuaciones "peñeras" y nos decía muy criollamente. "Parece que hemos dormido juntos. Nos entendemos a las mil maravillas". Gran halago y procediendo de tan alegre cancionista.

"DELIA VALLEJOS". Su foto es nostálgica para nosotros. Procede del famoso "Cancionero de Lima" y antes del terremoto de 1940. Lo coleccionaban mis padres y solíamos aprender de niños los éxitos que se escuchaban por la radio. Éramos sólo un niño de 6 años y nos gustaba admirarla. Nuestro instinto de varón se asomaba con inocente admiración. Ya en la radio y conociéndola en la década de 1950, le confesé mi secreto. Esta chalaca criolla se rió extremadamente de nuestra ocurrencia y nos hicimos buenos amigos. Conocía a mi esposa desde Radio Mundial en el famoso "Radio Club Infantil". Canciones como "Muñeca Rota" y "El Ermitaño" de Serafina y Joaquina Quinteras se oyen en su voz con exquisitez inigualable. Otra de las "6 Grandes" que supo de los éxitos en nuestra televisión.

"ALICIA LIZÁRRAGA". También de larga trayectoria y actriz del cine nacional y "Miss Radio" por la década de 1940. Locutora de Radio Mundial con Alberto Mecklemburg y en sus inicios, en el canto, una verdadera estrella internacional. Cantaba los inolvidables "charleston" "Melenita de Oro", "Donde está mi gato" y el famoso "Garibaldi Pum". Grabó un disco especial con estas canciones y la presentación de Pablo de Madalengoitia, porque hubo un programa de "Añoranzas Musicales" en la televisión. Compositora del vals "Pobre Corazón" que se lo cantara Carmen Sevilla y el famoso "Troquimoki". Nos confesó que nació en el Callao y nada que ver con lo de arequipeña. Sus padres si lo fueron. Por esos tiempos cantaba en la "Peña" del Club Arequipa y por nada del mundo lo declaraba. Se quedaba sin "chamba". Extraordinaria amiga.

"TERESITA VELÁSQUEZ". Nació en Breña y se inició en el canto a los 6 años de edad. Fue pequeña actriz en la compañía de Lucho Córdova y Olvido Leguía en la obra "Del 96 al 36" en el Teatro Segura. A los 13 años ganó un concurso en Radio Lima y se convirtió en "La Princesita de la Canción Criolla". Muy versátil y llegó a actuar en los radioteatros y como cantante y animadora radial. Fue desde 1936 una artista que persistió en todas las actividades donde poder lucir su canto. Una gran compositora con valses como "Enamorada", "Mi Adoración", "No te he dado motivo" y "Presentimiento" entre otros. Nos acompañaba en sus últimos años y sufrió dolencias que la afectaron mentalmente hasta que Dios la reclamó para siempre. Se la considera entre "las 6 grandes", por su largo trajinar sobre los escenarios. Gracias.