jueves, 23 de octubre de 2014

"LUCIA IRURITA". AMÓ EL TEATRO DESDE NIÑA Y LO SIGUE AMANDO CON LA TERNURA DE ABUELA. UNA HISTORIA EJEMPLAR.

Volvemos a ingresar al mundo del radioteatro y a través del cual tuvimos contacto con las grandes figuras de la escena nacional. Suerte de un joven locutor con ciertas actitudes de actor y mayormente encargado de las narraciones de los interesantes capítulos. Recuerdo a Lucía Irurita, allá por 1954 en compañía de Luis Álvarez, Alfredo Bouroncle y otras celebridades que hacían discurrir el tiempo de manera divertida. Una dama diferente y de cierto porte social, así lo recuerdo, que no nos atrevíamos a tomar confianza con ella. La vi pocas veces en ese pequeño mundo y puedo afirmar que no era su sitio. Sin embargo fue protagonista de, quizá, la más popular radio novela de toda nuestra historia en Lima: "El Derecho de Nacer".

Estamos a puertas de celebrar nuestros primeros cinco años de "bloguerista", porque fue un 29 de Octubre de 2009, el día que decidimos abrir "Locutores y Artistas en el Perú". Ese fue el inicio y teníamos sed loca de evocar a tantas figuras de la radio, de la escena nacional y de la televisión. Fue tan violenta esta nueva pasión que, de manera increíble y frente a la computadora, no dejábamos horas en nuestro afán de llenar hojas. Creo que a los dos meses fueron tantos los personajes sobre los que conté sus historia, que tuvimos que dividir el blog en dos: uno de locutores y otro de artistas. Cuando observamos el "contador" de ingresos, quedamos sorprendidos al comprobar el que, actualmente, hayamos superado las setecientas reseñas en ambos. Es algo que nos parece increíble.

Volvamos a Lucía Irurita, una actriz que debió estar en la inauguración de nuestra modesta entrega. La hemos visto en muchas entrevistas y es allí en las que nos hemos podido enterar de sus inicios. Siempre la oímos repetir que fue a la edad de siete años que nació su vocación por actuar. Me la imagino recitando y poniendo en función su memoria. Interviniendo en las actuaciones escolares y apasionándose en demasía que, a los catorce de edad, ya tenía definido su futuro: el teatro. No fue fácil. Sus padres no creían en ello y, lógico, había que entenderlos. Y eso es lo que apreciamos en esta dama que nació para ese destino y que nos deleita verla en cada entrevista, generalmente para promocionar su ya famoso "Teatro de Lucía".

Sonreímos cuando dice que engañaba a su familia con su interés por aprender otro idioma y que se había matriculado para aprender inglés. Buena estratagema de la joven, pero que finalmente tendría su final al descubrirse que sus pasos la conducían a la Escuela de Arte Escénico. Es aquí que nos parece ver a Luis Álvarez y otros queridos actores como Carlos Ego Aguirre y Leonardo Arrieta, con los brazos abiertos en señal de bienvenida a la entusiasta Lucía. No se contentó con ello y viajó a Italia para aprender lo clásico a través de una beca. Se dejaba llevar por los consejos tradicionales de hacer teatro serio y dejó de lado las comedias y otras alternativas que, con el correr de los años comprobó que si valían.

Esta no es una biografía. Como casi todas nuestras reseñas, están basadas en las vivencias propias que nos dio la vida. Siempre repetiré que no teníamos las condiciones anímicas de ser actor teatral. Flojos para memorizar y distraídos de ese bello mundo que encandiló a Lucía Irurita, hoy una madre comprensible con sus hijas Cecica y Sandra Bernasconi, producto de su amor con Carlos, el escultor, el ceramista, el inquieto hombre creativo con el que le ha tocado completar su vida hogareña. Es decir que, por donde se la mire, no hallaremos sino arte y más arte. Imagínense que ha representado más de cien obras teatrales y entre ellas, sus favoritas: "Flora Tristán" y "La Fierecilla Domada". Es autora de "Tormenta de Pasión".

Por supuesto que ha actuado en la televisión y en muchas de aquellas   populares telenovelas. Vivió diez años en México y supo sacarle provecho en lo que significó como cuna de grandes artistas. Hay muchas entrevistas a las que pueden acceder en este cibernético universo. Sólo nos queda agregar que nos causa honda satisfacción el haber evocado a "LUCÍA IRURITA" y engalanado este blog. Le deseo muchos éxitos con "El Teatro de Lucía", ubicado en la calle Bellavista de Miraflores, local antiguo en el que alguna vez nos tocó retirar cartas o enviarlas. Hoy es un centro de atracción teatral y que no la desliga de su eterno amor a los escenarios. Es nuestra modesta contribución a recordar siempre a quienes hicieron historia. Gracias.

martes, 30 de septiembre de 2014

"TULA VATTUONE". EXPRESIÓN VOCAL DEL ARTE LÍRICO. GRAN MEZZOSOPRANO TRIUNFADORA EN EL PERÚ Y EL EXTRANJERO.

Tula Vattuone
Nos es gratísimo incluir en estas reseñas de "Artistas en el Perú", a TULA VATTUONE. Para quienes amamos la lírica, una de nuestras más dignas representantes en el exigente campo de las mezzosopranos. Para los que no conocen el por qué de esta designación, son las voces de mujer cuya tesitura está ubicada entre las sopranos y las contralto. Voces llenas de encanto y especiales para el dramatismo que contienen las óperas. Casi siempre tragedias amorosas y que a través del tiempo se han mantenido siempre como el gran atractivo de este género musical. En el parlamento oral o diálogos, estas voces, como la de los barítonos, guardan un encanto especial, muy grato, para el oído de los que ocupan lugar en la sala del gran teatro.

"Luisa Fernanda".
Tula Vattuone tiene una larga trayectoria en el mundo del canto lírico. Por esa fama adquirida, es una de las profesoras de canto más solicitadas. Porque es garantía de un perfecto solfeo, base fundamental entre los ejercicios para educar la voz. Estudiantes, adolescentes y adultos, encuentran en esta bella dama a la maestra que los sabrá identificar con su verdadera tesitura, es decir, el repertorio y tonos adecuados para evitar una equivocada formación. Este "reseñador" se viene demostrando que tiene memoria para lo que le es inolvidable. Hacíamos radioteatro en Radio Nacional del Perú en 1960 con Guillermo Lecca Iturbe y se trató de evocar a la primera intérprete de nuestro Himno Patrio, "Rosa Merino". Fue Tula Vattuone.

"Mezzosoprano".
Nuestra artista ha tenido muy buena formación en el arte clásico. Estudió ballet por un período de 8 años en la Escuela de Artistas Aficionados del Perú, bajo la dirección de Dimitry Rostoff. Se dice que una de las maneras como más se siente la música es el Ballet Clásico. Tula Vattuone es egresada de nuestro famoso y renombrado Conservatorio Nacional de Música, cuna de grandes cantantes líricos y maestros. Citemos entre estos últimos a Lucrecia Sarria, Alejandro Granda y por qué no a Luis Alva Talledo, el tenor ligero que más prestigio obtuvo en el mundo de la lírica con su desempeño en "El Barbero de Sevilla" y otras famosas óperas. Tula Vattuone tuvo destacada actuación en "El Matrimonio Secreto" de Cimarossa con Luis Alva.

Excelente Maestra.
Si observan a muchos cantantes en la televisión o en cualquier escenario, adolecen muchos de una falta total de expresión y actuación. Nuestra querida artista se formó nada menos que con Ricardo Roca Rey en lo referente a expresión corporal y teatral, en la Asociación de Artistas aficionados de Lima. En cuanto a saber elegir el repertorio que le corresponde, al margen de lo operístico, cimentó esta capacidad con los consejos de ilustres maestros como Elvira Gayani, Blanca Hauser, Manuel Cuadros Barr, Margarita Ludeña y Andrés Santa María González. Somos fanáticos de las voces de sopranos y tenores y no nos cansamos de oír, por ejemplo, a María Callas y otras grandes estrellas del canto lírico como Luciano Pavarotti y las tradicionales voces de todos los tiempos. Lamentablemente no existen programas especializados en nuestras emisoras.

Cantó "Luisa Fernanda" con
E. Grisales y Sara Ampuero.
No agregamos alguna anécdota de Tula Vattuone y que nos indicara ¿cómo así nació su afición al canto? Hay espacio esperando para ello. A la gente joven le interesa, porque ayudaría a desarrollar su vocación. ¡Cuánta experiencia debe haber en la vida de Tula Vattuone! Dirigida por renombrados directores como Tino Cremagnani, Enrique Ricci, Leopoldo La Rosa, José Carlos Santos, Manuel Cuadros Barr, Luis Antonio Meza, Oscar Vadillo y Jean Tarnawiesky entre otros. De cada director se hereda una experiencia que cala en su personalidad. En otras palabras. Tula Vattuone, además de seguir cantando, es maestra y transmite lo que lleva dentro para formar nuevos talentos en la lírica internacional. Admiramos a Tula Vattuone y sentimos el privilegio de que parte de su historia esté registrada en este blog. Gracias.

domingo, 21 de septiembre de 2014

ZOILA ESTELA GRANDA ZÚÑIGA. ESCRITORA DE CAMANÁ Y SU NARRACIÓN DESCRIPTIVA DE UNA HISTORIA QUE TRANSCURRIÓ "AL OTRO LADO DEL TABLERO".

Zoila Estela
Seguimos en nuestros modestos esfuerzos de consignar en este blog, a personajes que tienen que ver con el arte. La verdad es que nos es muy difícil introducirnos en este campo donde hay que respetar las reglas del idioma y a este amante de hacer reseñas nadie lo ha calificado para ello. Con la audacia que nos acompaña, recibimos a una talentosa escritora, tal como lo hiciéramos antes con Mario Vargas Llosa, llamada Zoila Estela Granda Zúñiga. Nacida en Camaná, donde se encuentra "la gloria perpetua de los ríos y los mares que inundan sus recuerdos de nostalgias". Una frase que ella emplea para identificarse con la tierra que la acogió y en la que nació igualmente su amor a las letras. Ya está sembrado el camino para conocerla mejor. Vayamos en esta ruta y en la que nos esperan detalles de la personalidad de una dama sincera que sabe expresarse con lenguaje atractivo y natural. Hay mucha poesía escondida.

Escritora con alma.
Siempre hemos pensado que el artista nace. Viene con esa iluminada vocación y que se va manifestando en el transcurrir de los años. Hay algo que Dios prodiga en ciertos seres escogidos para hacerlos distintos. Por eso hay músicos que jamás pisaron un conservatorio y a través de su canto o instrumento nos sorprenden con un derroche de talento y originalidad. Zoila Estela sintió siempre esta vocación de narrar. Cuenta ella misma que a muy corta edad ya sentía inclinaciones para poner en acción sus neuronas. También que, a modo de irse descubriendo de a poco, dio a luz su primer libro como "Ariana Stebes". ¿Qué la impulsaba a ello? Su propia naturaleza. Era de recopilar recuerdos y almacenarlos en la caja mágica de su ser. Un cofre que nos va soltando sus tesoros y que nos encanta darlos a conocer. Sabemos que tiene muchos admiradores y que aprobarán nuestro examen.

"Ariana Stebes".
Fuimos tomándole interés a su último libro "Al otro lado del tablero" y que con una modestia que la pinta de cuerpo entero, nos sorprendió y tuvo a bien obsequiárnoslo de manera personal. Vaya el lujo que tuvimos. Tenerla presente en nuestro hogar y charlar con ella y sentir sus emociones. Se dice que a esto se le conoce como "empatía". Yo agregaría también simpatía. Nos sentimos cómodos con ella y podría, sin exagerar, que teníamos frente a nosotros a un familiar querido. Procedemos de paternidad provinciana, de la que sentimos hondo orgullo, y es así que Zoila Estela nos premió por nuestros ochenta años de edad, veinte días antes. Su firma y dedicatoria lleva la fecha 5 de Setiembre de 2014 y no puedo sino agradecerle con esta reseña. Para nosotros un halago y un regalo que ya está expuesto en nuestra vitrina de las cosas bellas. Empezó escribiendo como "Ariana Stebes".

Belleza  de Camaná.
Empleando una narrativa que invita paso a paso a interesarnos por su historia, hemos descubierto el amor de una familia muy bien conducida por sus padres. De cómo esta niña va entendiendo que su hermano mayor tiene otras metas que cumplir. Ellos son siete. Cada cual con propias personalidades, pero que deben dar su apoyo a un niño que nació distinto. Que tiene un talento especial con un juego que se practica en la casa y se hereda del padre. Son visionarios de un triunfo. No estaban equivocados. Vayamos al grano y descubramos que aquel niño es Julio Ernesto Granda, nuestro célebre campeón mundial infantil y orgullo emblemático de la ciudad de Camaná. Todo un maestro del ajedrez, un deporte sólo para quienes saben pensar. Su nombre es de resonancia universal y distingue a una provincia peruana que demuestra orgullo  por sus victorias.

Narrativa excelente.
Había que señalar el tema de "Al otro lado del tablero". No se hace esta reseña para promocionarlo. Nos sentimos orgullosos de saber que contamos con escritoras de talento natural como lo es Zoila Estela Granda Zúñiga, que conoce los secretos para atrapar a sus lectores no a conocer una biografía, sino a vivir una historia en la que quedamos inmersos hasta llegar al final. Hay mucho que tiene que ofrecernos esta artista de la narración escrita. Zoila Estela tiene mucho más que ofrecer. Le deseamos los éxitos que se merece y que debe superar en todo, el enjambre de poco interés por la lectura a la que nos ha sometido la televisión. Que sea otra "Granda"  y que recorra el tablero de las letras para coronarse soberana con sus libros. Lo anhelamos como peruanos y queda aquí esta referencia de su obra y talento. Gracias. 


miércoles, 17 de septiembre de 2014

SALVADOR ODA. COMPOSITOR TRUJILLANO Y AUTOR DEL VALS "EL ÁRBOL DE MI CASA".

Salvador Oda
Un vals que jamás pasa al olvido, cuya letra y música ha sido siempre cantada por intérpretes de todas las décadas que hemos vivido, es "El Árbol de mi casa". Su autor es nada menos que un músico perteneciente a la notable generación que nos dado lo mejor del criollismo. Salvador Oda, viajero incansable y conocedor de todo lo bueno del departamento "La Libertad" y que nació en Chicama, puerto norteño de singular fama e inspirador de muchos éxitos musicales que han llenado las páginas de nuestros cancioneros.. 

Lo conocimos bastante mayor de edad  allá por 1955 y nos parecía increíble que fuera el autor de aquel vals famoso. Nació a la bohemia cuando apenas había cumplido 18 años de edad y mostraba su talento acompañándose con la guitarra. Salió de su querida tierra en 1936 para conocer la Lima de esos tiempos  y hacer amistad con músicos de la talla de Laureano Martínez Smart y reencontrase con su amigo de la infancia Alcides Carreño, quien lo ayudó a compenetrarse en aquel nuevo ambiente para él. 

El Árbol de mi casa
Siempre comentaba que le agradó la manera cómo tocaba el piano Carlos A. Saco. Lo conoció al obeso pianista gracias a que su primo y extraordinario laudista Juan Araujo lo llevó a una encerrona criolla en los Barrios Altos. Daba gusto oírle decir que las manos del famoso y obeso pianista se deslizaban suavemente por el teclado. Salvador era buen guitarrista y a la vez un excelente pianista. Confesó que quien lo inspiraba a componer era el autor de "Rosa Elvira" y el fox incaico" Cuando el indio llora". 

Hemos visto muchos títulos de sus composiciones y de todas ellas destaca plenamente "El Árbol de mi casa". Algo similar al autor de otro vals popular llamado "Gloria" de Lucho Dean y de quien no se conoce mas composiciones. Por allí leíamos que Salvador Oda había compuesto "Una carta al cielo" y que era uno de los últimos valses que había compuesto. No tenemos la certeza, pero la letra de ese famoso tema ha sido cuestionada y se mantiene un juicio al respecto.

Antiguamente en Lima se celebraban muchos compromisos con orquesta y era el pianista generalmente la base. No existían los sistemas de amplificación de sonido y por lo tanto había que incrementar el número de músicos para darle mayor sonoridad al conjunto. Eran presentaciones en vivo y en directo con sus guitarras, trompetas, etc. Esa fue la época en la que Salvador Oda, muy conocido como "el chino Oda", amenizaba muchas reuniones sociales y alegrando a los festejantes. Gracias.


lunes, 15 de septiembre de 2014

"VICTORIA VILLALOBOS". UNA INTÉRPRETE CRIOLLA DE LO NUESTRO Y CON ESTILO PROPIO.

"Victoria Villalobos"
Hace mucho tiempo que no veíamos surgir una cantante que le diera otro sabor a nuestra canción criolla. Con una voz delicada, dulce y muy bien trabajada, va imponiendo su estilo y creemos que no ha de tardar en convertirse en la nueva estrella que necesitamos. Nos estamos refiriendo a "Victoria Villalobos" y a la que apreciamos por primera vez en una entrevista por la televisión. Nos sorprendió su solvencia para responder y dejar buena huella en los televidentes. Esto es muy positivo y alentador. Ante la falta de figuras que reemplacen a las grandes que le dieron fama y prestigio al cancionero criollo, ella es una opción que nos atrevemos a pronosticar como verdadero valor artístico. 

Hay que escucharla interpretar el vals "Horas de Amor" que compusiera Felipe Pinglo Alva, para darnos una idea cabal de lo que esta dama promete. Sus versos son cantados con gracia e intención que convencen. Se podría decir que vive el tema y sabe transmitir su mensaje. Una canción de las tantas que el maestro dejó y que tendría que ser cantada, no a la manera común casi establecida, sino de forma sublime y hasta expresiva como la hemos visto interpretar en una de las escenas de la película nacional "Sigo Siendo". El escenario es un solar antiguo y ella deslumbra con su bien modulada voz, a los festejantes de algún acontecimiento que los ha convocado. Nos quedó esta impresión y es lo que comparto con ustedes.

Victoria Villalobos Ruiz hereda genéticamente el arte y su amor a lo nuestro, de su padre Pepe Villalobos, compositor y percusionista del cajón de dilatada trayectoria en este mundo del criollismo. Es profesora del CENDUC y ofrece contínuos Talleres de Canto Popular en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Su formación artística la ha logrado en base a varias instituciones del canto, al margen de sus condiciones vocales innatas. Indica que hizo sus estudios en el Colegio Nacional "Virgo Potens" y se pueden ubicar vía You Tube una serie de presentaciones en vivo e igualmente grabaciones en las que demuestra su arte vocal e interpretativo. Grata revelación de la canción criolla.

Al margen de lo que aquí hemos comentado hasta ahora, cumple con brindar su arte, por ejemplo, al Día de la Bibliodiversidad", que tiene mucho que ver con la cultura del libro y que genera su encuentro con gente joven y entusiasta a la que conquista para cultivar nuestras costumbres, especialmente el canto y el baile. Allí ensayan entre acordes de guitarra y el sonido acompañante del cajón criollo. Cuenta con el cariño de sus alumnos, porque es una excelente profesora. Trabaja por lo nuestro. Porque se conozcan costumbres ancestrales y no se pierdan por dejarlos ir. Viajera y buena embajadora nuestra en diversos países del mundo, hecho que la convierte en un baluarte de apoyo a la cultura.

Sorprendente verla actuar y cantar en el sólo del "triste" de una pintura musical norteña y donde nos regala su voz y talento cantando sus sentidos versos. Se completa  con el tondero y la intervención de los jóvenes danzantes para "Una Noche de Espectáculo". Maravilloso. Mucho ensayo y trabajo. Ese es el mundo de "Victoria Villalobos", conquistada por el canto. Superando las faltas de oportunidad en los medios de comunicación y apoyando a su padre en "La Casa de Pepe Villalobos", donde intervienen en familia y reciben con los brazos abiertos a quienes desean disfrutar de su espectáculo. Al margen de lo artístico, se supone que hay buena olla criolla con los potajes más exquisitos.

"Victoria Villalobos" presentará su producción discográfica titulada "Mi Raíz", un trabajo que tenemos la seguridad será bien recibido por quienes amamos nuestra música. Esta reseña habla poco del pasado, porque realmente está en vuelo una carrera profesional del canto y muy bien conducida por Victoria Villalobos Ruiz y a quien deseamos todo lo mejor en sus hermosos proyectos. Ojalá nuestra televisión pose sus cámaras en sus producciones artísticas y así el Perú conozca mejor a esta artista limeña y mazamorrera. Nosotros seguimos cumpliendo con reseñar a quienes nos regalaron antes su arte y, con mayor razón, a las nuevas generaciones de cantantes, porque así seguimos haciendo Patria. Gracias.

martes, 9 de septiembre de 2014

"MARIO MORENO", EL DIBUJANTE PERUANO QUE CARICATURIZABA A LA VIDA. FUIMOS COMPAÑEROS EN "CINCOMANÍA".

Mario Moreno.
Como siempre estas reseñas no tienen edad. Los recuerdos están siempre vigentes y son acompañados por una juventud que no envejece. Es por eso que, después de muchas Lunas, evoco a un querido amigo, sencillo, de pocas palabras y que más se comunicaba con sus dibujos. Su "atelier" en el set de televisión, un rincón o esquina cualquiera, siempre con su maletín y dentro los implementos para cumplir la tarea: Una cartulina y un plumón de tinta negra. Época de "Telecentro" en los estudios de Panamericana Televisión. Tarea a cumplir: Convertirnos en "El Diccionario Parlante". Ojear el gran libro y buscar el significado de las palabras que cada concursante debía descubrir y acertar. El programa se llamó "Cincomanía" y tenía como conductores a Humberto Martínez Morosini. Ernesto García Calderón e Ignacio Cané Pardo. Directora nada menos que Bianca Casagrande que nos dio ocasión de animar.

El Diccionario Parlante
Durante el tiempo aquel, comulgamos con Mario Moreno de la ostia de la amistad. ¿Cómo describirlo? Un personaje blanco, muy blanco y sin mancha alguna que diera sombra a su imagen. Por primera vez teníamos contacto con un caricaturista profesional. Nos captó en una de sus travesuras apenas nos había conocido. Desfilaban los concursante lanzando las bolitas y desde su esquina, con ojos telescópicos captaba rasgos y gestos que reproducía mágicamente en sus blancas cartulinas. Nació con ese don de "fotografiar"  y sin negativo alguno, lograr un retrato casi siempre divertido. Eso era el diario vivir de este maravilloso cusqueño que, por su forma de ser, había asimilado posturas de mismo limeño. Lo que si logró es tener un "modelo" casi exclusivo para sus graciosas caricaturas. A la derecha, justo, la del "Diccionario Parlante" y que nos dedicó con todo su aprecio.

Hombre del Acordeón
A este homónimo de "Cantinflas" se le veía siempre apurado. Aquella maleta que portaba con sus tesoros para dibujar, se nos antojaba un misterio. Usaba la tradicional tinta china y pinceles demostrando con destreza su habilidad y arte para regalarnos dibujos con rasgos seguros. Todo de frente al papel. Sin lápiz y sin hacer borradores. Con la inspiración siempre latente y logrando sorprendentes y risueñas caricaturas. Le hizo muchas a Humberto Martínez Morosini, a Ernesto García Calderón y recuerdo que el director de "24 Horas", el querido amigo Julio Estremadoyro, lucía las suyas en lo alto de una de las paredes de su oficina. Es que nos dibujaba con amor. Sin exagerar defectos y generalmente en los que se apoyan los artistas para lograr un buen trabajo. En este programa nos bautizó Humberto Martínez Morosini como "El Hombre del Acordeón" y que adoptamos para nuestras presentaciones con nuestro grupo instrumental.

Carmencita Thomas y Serván
Además de ser personaje en nuestra televisión, solía "trabajar" en establecimientos en los que discurría mucha gente. Su especialidad, los niños. Los captaba instantáneamente. Compra segura de los padres consentidores. "La Feria del Hogar" fue otro de sus sitios predilectos. Tenía su propio "stand". Cualquier lugar para acomodarse y dar rienda suelta a su creatividad. Hombre feliz y trabajando para su familia. Jamás lo vimos triste ni negativo. En cierto modo, silencioso. Hablaban sus dibujos. De buena presencia y dulce como su propio corazón. Cumplía su tarea y nos parecía imposible que se quedara a matar el tiempo. Ni las empanadas de "Berisso", que compartimos una vez, lograban "sujetarlo". Siempre apurado por retornar a su hogar o, quien sabe, otros lugares en donde demostrar su arte y llevar dinero para sus molinos.

Serván y Martínez Morosini
Ya lejanos de aquellos tiempos, nos causó sorpresa saber de su mal estado de salud. Lo veía en las noticias y quedábamos asombrados de los esfuerzos familiares para lograr atención. Pensábamos que todo había pasado, pero leyendo lo que publica el fabuloso ARKIV PERÚ, nos enteramos que falleció víctima de un mal renal en los fríos ambientes del Hospital Rebagliatti de ESSALUD. Se nos fue temprano. Sólo había cumplido 64 de edad y soportó su mal durante nueve años. Nosotros vamos por los 80 y no hemos querido dejar de reseñar a tan brillante artista del dibujo. "Mario Moreno". Un peruano que dignificó su arte con entrega total a su profesión y al que jamás dejamos de evocar. Gracias.

Serván, Moreno, Martínez, Cané y García Calderón

jueves, 4 de septiembre de 2014

JUAN REQUENA CUEVA. COMPOSITOR DE LOS BARRIOS ALTOS CON VALSES COMO "MERCEDARIAS" Y OTROS RITMOS POPULARES.

Juan Requena
Cueva.
Todavía mantenemos en nuestras evocaciones a compositores muy queridos. La etapa de 1950 en la que ingresamos a Radio Victoria, cuando estaba considerada como "La Emisora de los mejores programas" y tenía a brillantes solistas y conjuntos del criollismo. Allí actuó la mayor cantidad de veces nuestra Jesús Vásquez y fue la sede para que lucieran sus voces, en doble programación, "Los Embajadores Criollos". Actuaban los Lunes, Miércoles y Viernes en horario estelar de la noche con la animación de Carlos Alfonso Delgado, y los Martes, Jueves y Sábados al medio día con José Lázaro Tello. Alternábamos la locución comercial con  Ana María Álvarez y Alberto Arenas.

Cómo olvidar a Félix Pasache, Clemente Reynoso, Lucho Dean y Juan Requena Cueva, que además era cantor y tenía su trío tropical. En esa sala de ensayos que lindaba con el pasadizo hacia el salón auditorio, había casi siempre una oportunidad para los compositores que deseaban les cantaran sus canciones "Los Ídolos del Pueblo". Sabíamos además que Rómulo Varillas, Carlos Correa y Alejandro Rodríguez, hacían sus ensayos fuera de la radio en casa de los Caballero, una familia que residía en la Av. Manco Cápac y que nos hizo conocer en una oportunidad lo que era "una encerrona criolla". Con José Lázaro Tello y otros queridos amigos, quedamos prisioneros durante tres días. Esto es otra historia.

No recuerdo exactamente el nombre que adquirió uno de los tantos tríos que formó Juan Requena Cueva. Se trataba de lucir vistosos atuendos y una máscara que cubría sus rostros. Dedicados a cantar boleros y en especial composiciones del "barrialtino". Citaré de los que recordamos: "Que me importan los años", "Naciste para mi" y "Busca tu gente". Tenían buen swing y letra cantinera. Lograron imponer sus grabaciones en la radio y debemos reconocer la tremenda voluntad de triunfar que le acompañaba. Juan Requena Cueva cantó muchas veces en las famosas "Matinés de Criogenine Lumier" e igualmente se presentaron en programas estelares en Radio Victoria. Todo un éxito resultó su cumbia "Amor Divino".

Hizo "Mercedarias".
Quizá su vals emblemático en el criollismo sea "Mercedarias" y en el que logró ese punto exacto de pintura de los Barrios Altos. "Barrio de Mercedarias, rincón de tradiciones; cruzaron tus veredas grandes criollos de ayer, cuando se oían trovas y alegres serenatas cantadas con guitarras, castañuelas y cajón". Este precioso vals fue cantado por casi todos los buenos cultores del criollismo, incluyendo los famosos. Tiene una melodía que te sitúa en los grandes solares de nuestra Lima y evoca los nombres de cantores y autores que hicieron historia como Felipe Pinglo, Samuel Joya, Pancho Estrada y David Suárez. Hay sitio para "el cojo Ballón", "el cholo Nicolás" y nuestro inolvidable "Panchito Arciniegas", rey del cajón.

Las emisoras locales tocaban también su cumbión "Hoy si, mañana no" y una guarachita pegajosa titulada "Que nazca la guagua". La verdad es que desconocemos la cantidad exacta de composiciones de Juan Requena Cueva, pero si fueron muchas. Nos pasa lo que nos sucedió con Clemente Reynoso. Perdimos contacto con él, pero era de pasarnos la voz cada vez que cruzábamos el río de la vida. Falleció el 15 de Noviembre de 2011, luego de soportar una invalidez que lo postró a la silla de ruedas. Su música criolla está latente en "Alianza Lima Campeón", "Arriba Perú", "Qué lindo es mi Perú", "Mujer caprichosa", "Soledad", "Agua que nos has de beber" y "Padre y Amigo", tema que con "Mercedarias" lograron premios especiales.

Fue fundador de la Asociación Peruana de Autores y Compositores, "APDAYC" y siempre luchó por lograr el pago de sus derechos. Se perdió en el olvido y nos toca, tal como lo venimos haciendo, reseñarlo con el derecho de haber alternado con él en sus mejores momentos de vida. Juan Requena Cueva, un compositor que enaltece a los Barrios Altos y se inspiró en la calle "Mercedarias" para componer su mejor homenaje a nuestra Lima querida. Seguiremos con esta empresa, porque es nuestro legado y homenaje a todos los cantores y autores que tiene y ha tenido nuestro querido Perú. ¡Viva la Canción Criolla! Gracias.

martes, 12 de agosto de 2014

"AL PIE DEL MISTI": VALS DE EDUARDO RECAVARREN GARCÍA CALDERÓN. GRAN ÉXITO DE "LOS DÁVALOS".

José y Víctor Dávalos
Para no pecar de historiadores, por que sólo reseñamos nuestras experiencias, esta vez titulamos esta semblanza como "Al Pie del Misti", vals del intelectual arequipeño Eduardo Recavarren García Calderón y que por esos privilegios de nuestro oído musical memorizáramos de niño. Épocas en las que se anunciaba en la radio el nombre del compositor y así, quienes nos aficionábamos al criollismo, quedamos "preparados" para escribir, como nosotros, las reseñas que publicamos en este o cualquiera de nuestros quince blogs. Debemos anotar que, además, son principales: "Locutores en el Perú" y ¡Qué Notables Fueron!

Ya hemos reseñado a otros autores de esos tiempos como Luis Duncker Lavalle y Jorge Bravo de Rueda, cuyas músicas fueron muy difundidas en épocas pasadas. Nos habíamos hecho el propósito de rescatar el hermoso vals "Al Pie del Misti" y que viéramos y escucháramos cantar con tanta emoción a nuestros amigos "Los Dávalos" cuando se presentaban en Radio Victoria y nos encargábamos de la locución comercial y era presentador nada menos que Carlos Alfonso Delgado. Nos agrada sobremanera la grabación realizada por estos artistas con la magistral introducción de Rafael Amaranto, excelso guitarrista peruano. Le han cantado a Arequipa también Chabuca Granda y su "Arequepay", Mario Cavagnaro con "El Regreso" y Rafael Otero con "Ciudad Blanca".

Los Dávalos y Rafael Amaranto
Eduardo Recavarren García Calderón de profesión abogado y por tanto ligado a hacer cumplir las leyes, tenía afición a la música y tocaba el piano. En aquella Arequipa de ayer, había mucha influencia de lo que se podía escuchar desde las radio emisoras de la Argentina y es así que se aprendía la música vienesa que de seguro influenció en Recavarren. Compuso además de "Al Pie del Misti", el vals "Ausencia" y otros títulos como "Perlas Limeñas", "Insinuaciones" y que son posibles de oír porque existen sus partituras para piano. Nos agrada "Ausencia" casi del mismo corte musical del tema que nos ocupa.

Este intelectual arequipeño fue igualmente literato y autor de algunas obras de teatro y su andar artístico transcurrió tanto en Lima como en la tierra que lo vio nacer. Hijo de padres arequipeños. Sabemos de cómo la gente de Arequipa disfruta de su música cuando en Lima se celebra su fecha. Justo en Agosto solíamos amenizar con nuestro grupo musical, muchas fiestas de familias mistianas. Con nuestro baterista Don Raúl Sáenz y el acordeón electrónico de Carlos Serván, hemos hecho danzar a mucha gente con sus pampeñas, marineras y estos tradicionales valses, especialmente en el Club Departamental Arequipa.

Rafael Otero y Ciudad Blanca
La letra de "Al Pie del Misti" se agregaría mucho tiempo después y pertenece a la maestra arequipeña Doña Eva Miranda de Zaráuz: "Al pie del Misti, mi blanca y bella, está Arequipa mi tierra querida. Tierra gentil y generosa. Fecunda tierra, cual lava ardiente de tu majestuoso Misti, se sintió tu rebeldía. Canta gozoso mi corazón. De tu pasado canten las glorias, entonemos un Himno de amor, Arequipa cuna de Melgar. Las marineras, yaraví en las guitarras, lindas serenatas y las barricadas; alegres campanas, corridas de toros, fecundo fervor y revoluciones. Esa es mi Arequipa, mi Blanca Ciudad". Casi un poema. Un compositor norteño que le dedicó "Ciudad Blanca" a Arequipa, fue Rafael Otero López y que aparece en la foto con "Los Dávalos" y la primera guitarra de Álvaro Pérez.

Y al completar esta reseña, volvemos a sentir la satisfacción de rescatar del olvido a quienes como Eduardo Recavarren García Calderón, autor de la música de este inmortal vals, y a otros grandes músicos que dejaron huella en nuestro espíritu musical y trasladarnos a las páginas de "Artistas en el Perú". Hemos realizado grabaciones particulares al teclado y ojalá podamos lanzarlas al espacio como muestra de nuestro modesto talento. Sólo agregar que estamos muy agradecidos a quienes nos escriben y agregan comentarios, muchas veces de gran refuerzo a estas reseñas. Gracias.

domingo, 10 de agosto de 2014

LUIS A. MOLINA H. COMPOSITOR LIMEÑO AUTOR DEL VALS CRIOLLO: "EL TÍSICO".

Luis A. Molina
Allá por 1938 y según reporta el cancionero "Voces en Onda", Luis A. Molina era un joven guitarrista y compositor limeño de mucho arraigo entre quienes cantaban nuestra música criolla. Empezó a rasguear su instrumento desde muy niño. Hombre de trabajo encontró en la mecánica su medio de subsistencia y aprovechaba sus horas libres para dedicarse a componer valses criollos. Ya se conversaba mucho sobre él y su característica al componer se basaba en extraer cuadros reales de la vida.

Por ejemplo en su vals "El Tísico", que resulta el más famoso, recoge la tragedia de un enfermo atacado por la tuberculosis que se halla desesperado, casi solitario en un hospital. Y nos conmueve cuando en su letra exclama a su amada: "No me beses, que estoy muy enfermo, no me beses, te pido por favor; hace tiempo no como ni duermo, de pensar en este cruel dolor. Mucho tiempo ya llevo postrado en la cama de un hospital, ya la ciencia me ha desahuciado, contagioso y malo, dicen que es mi mal".

Bueno. Este vals alcanzó su mayor popularidad por la versión grabada de "Los Embajadores Criollos". Fue siempre tema cantado por diversos artistas, pero los ídolos del pueblo consiguieron darle el verdadero sentido con la voz primera de Rómulo Varillas y secundado por Carlos Correa y la primera guitarra de Alejandro Rodríguez. Luis A. Molina le cantó siempre a la vida y extrajo sus penas con hondo dolor. Se decía que muchos de sus temas tenían que ver con su propia existencia y pareciera que fue así.

En su vals "Sacrificio" muy popular cuando lo cantaban Eloísa Angulo y Margarita Cerdeña, "Las Criollitas", le dice a su madre: "Madrecita de mi alma: ¿por qué te sacrificas, dándome de tu sangre si yo no he de sanar? Alcánzame la tabla de reconocimiento; verás que no te miento, verás que estoy de más". Y continúa: "Ya te has sacrificado con tu perdido sueño, me has velado diez noches y yo más grave estoy". Daría la impresión que esta historia tiene mucho que ver con su vals "El Tísico".

Otro dúo que también supo interpretar las canciones de Luis Molina fue el de "Las Estrellitas". En aquel número de "Voces en Onda" se anunciaba el estreno de su vals "El Responsable" y que, tan igual a los que les hemos descrito, era casi una súplica de amor: "Como yo te quería jamás en la vida nadie te querrá. Eres un hombre indigno, eres el desprecio de la humanidad. Buscaste mi cariño para poder saciar los perversos instintos que te pidió el placer. Hoy que ya tengo un hijo, me das las espaldas y luego te vas".

Pero no todo tampoco fueron tristezas. Le dedicó una de sus inspiraciones: "A las Criollitas": "Criollitas de voces platinadas. Criollitas que saben conquistar simpatías y aplausos bien ganados, por que cantan sólo el alma popular". Hay poco testimonio de Luis A. Molina, pero sin duda impuso un tema de resonancia sin igual como "El Tísico". Es este vals el que nos inspiró a buscar a su autor y lo hemos reseñado gracias a los pocos datos obtenidos del cancionero "Voces en Onda" de 1938. Gracias. 

LUIS DUNCKER LAVALLE. MÚSICO DE AREQUIPA E INMORTAL CON SU FAMOSO VALS INCAICO "QUENAS".

Luis Duncker Lavalle
Quienes hayan tenido la suerte de escuchar el vals incaico "Quenas" de Luis Duncker Lavalle, habrán sentido toda la sentimentalidad del alma profundamente peruana. Los que hemos nacido en este glorioso y querido Perú, pleno de todas las sangres y que a través de su historia nos hemos remontado al viejo imperio de los Incas, llevamos sus rasgos musicales . Algo nos eleva el espíritu de tal manera que, cuando una melodía tan especial como lo es esta música, sentimos que los Andes nos llevan a sus alturas y desde allí observamos la grandeza de sus ríos y la belleza de sus valles. Sólo la creatividad de un verdadero artista pudo lograr este milagro.

Duncker Lavalle nació en la blanca ciudad de Arequipa el 15 de Junio de 1874 y transcurrida su interesante existencia, falleció el 29 de Octubre de 1922. Estudió música bajo las técnica de la enseñanza clásica. Su instrumento fue el piano y le debe mucho para lograr lo que hizo a su padre, Don Federico Guillermo Duncker Van Goch, casado con la dama arequipeña Doña Celmira Lavalle Arauzo, sobrina de un prócer de nuestra indepencia, el argentino Juan Galo de Lavalle. Como se puede apreciar, perteneciente a la alta aristocracia arequipeña y que le permitió rozar con toda la alta sociedad.

Es bien sabido que en las familias más distinguidas y con cierto abolengo aristocrático, parte del adorno que las acompañaba, debían mostrar dentro del aspecto cultural una vocación hacia el arte. El joven Duncker Lavalle, con condiciones propias para el estudio de la música, fue desarrollándose de manera paulatina y conociendo los secretos del piano bajo esos cánones. Fue un autodidacta, es decir, aprendía solo. Dominó su instrumento musical que fue el piano y haciendo sus propias averiguaciones llegó al campo de la composición, adquiriendo su sello propio. De tendencia nata al estudio y muy admirador de la naturaleza.

Con el propósito de lograr entender las partituras de diversa música, se daba el lujo de practicarla dando enseñanza a muchos poblados. Su obra está catalogada en un doble concepto entendible. Tiene mucha tendencia a lo europeo, pero sabe aplicar el mestizaje de su raza a la música que compone. Era costumbre oír siempre melodías. Todas las versiones de las que hemos podido apreciar, han sido arregladas como para una orquesta filarmónica o sinfónica. Es Duncker Lavalle parte del "Romanticismo" peruano. Compuso muchas obras, en especial para piano. Se le ha llamado "forjador de la música mestiza".

El yaraví, el vals y otros estilos de música, fueron muy aprovechados por Luis Duncker Lavalle. Dominador de muchos idiomas extraños como el inglés, el francés, italiano, alemán, latín y griego, a través de ellos se conectó con importante gente y que le permitió componer, además de "Quenas", joyas tituladas: "El Picaflor y la Doncella desconsolada", "Leyenda apasionada", "Luz y Sombra", "Llanto y risa", "Lágrimas", "Nostalgia Apasionada" entre otras, pero sin ninguna duda el tema que más brilla y ha sido interpretado por cantantes y orquestas es su vals "Quenas", que nos eleva a los cielos serranos.

Luis Duncker Lavalle dignifica a la ciudad de Arequipa. Muy curioso desde niño y hábil para entender las lecciones, fue contratado muy joven, a la edad de 15 años como asistente en el Observatorio mistiano y tiempo más tarde tuvo la suerte de descubrir un cometa. Así participó en la ascensión del volcán Misti que, en su época, era digno de hazaña. Instaló una estación metereológia en 1983, caso de repercusión internacional, al ser considerada la altura del Misti como una de las más altas del mundo. Esta es síntesis la pequeña biografía de Luis Duncker Lavalle, músico que es un orgullo sea peruano. Gracias.

JORGE BRAVO DE RUEDA COMPUSO "VÍRGENES DEL SOL". NACIDO EN CHANCAY- HUARAL.

"Jorge Bravo de Rueda".
La música peruana ha tenido compositores, se podría decir clásicos, de gran resonancia en el ayer. El que nos toca reseñar en esta ocasión, es Jorge Bravo de Rueda y que nos ha dejado para la posteridad uno de sus mejores fox incaicos titulado "Vírgenes del Sol". Éramos niños cuando, a falta de televisión, acudíamos a los locales de los "cines de barrio" a ver a las compañías folclóricas como, por ejemplo, la famosa del Cusco "Ollanta". Así apreciábamos en excelentes versiones de arpa, violín, quenas y guitarras, la interpretación del tema que estamos indicando. Como comprenderán, todo ese lujo escénico quedó prendido en nuestros recuerdos desde la década de 1940.

En Radio Nacional del Perú debutaba "Ima Sumac" y teniendo en su repertorio, además de "Vírgenes del Sol", "La Pampa y la Puna" de Carlos Valderrama. Jorge Emilio Bravo de Rueda Querol, nació en el distrito de Chancay que pertenece a la provincia de Huaral y desde muy niño mostró inclinaciones especiales por la música. Estudió el piano, ligado a la clásica de los grandes maestros, pero tuvo la virtud de crear el ritmo de la "danza incaica" que se identificó luego como "Fox Incaico". Con Luis Duncker Lavalle, autor de "Quenas", Carlos Valderrama, de "La Pampa y la Puna", Daniel Alomías Robles y "El Cóndor Pasa" entre otros, son compositores de un nivel superior y que han llevado al pentagrama música de real valía.

Nosotros cumplimos en reseñarlos y dejar estos bocetos de sus vidas poco tratadas en nuestra historia musical. Recordamos que en nuestros colegios primarios se daban celebraciones según el calendario cívico escolar y estas canciones se representaban con mucha frecuencia. De Jorge Bravo de Rueda conocimos también su "Canción del Rímac", cuya melodía tenía visos criollos, porque estaba dedicada a lo que ese distrito, en el que transcurrió la mayor parte de su vida, significa como eslabón del criollismo. "Clásicos Limeños", "Corazón de Gitana" y "Noche Invernal", son otras tres de sus composiciones que están inspiradas en su corta existencia transcurrida en nuestra capital.

Existen partituras de estos temas y sería necesario que nuestro Ministerio de Cultura se preocupe en sacarlos del olvido, como muestras de nuestras riquezas musicales. En el año 2006 hubo un proyecto de ley para crear la Universidad Nacional "Jorge Bravo de Rueda" que, según parece quedó solamente como tal en los archivos del Congreso Peruano. El fox incaico "Vírgenes del Sol" se graba por primera vez en la voz de Ima Súmac en 1944, en discos ODEON de Buenos Aires y que se difundió y popularizó mucho a través de la radio. Declarado por el Instituto Nacional de Cultura como Patrimonio Cultural de la Nación. Ha sido caballito de batalla de muchas de nuestras famosas sopranos.

En 1951 nos llegaron grabaciones de técnica moderna y cuando nuestra gran cantante Ima Súmac brillaba como soprano notable en todo el universo y que llegó a actuar en el cine norteamericano. Nunca tuvo letra, que se sepa. La interpretación de la gran mayoría de sopranos es como una especie de "solfeos" y trinos de voces con tesituras de gran altura. Jorge de Bravo Rueda nació el 13 de Setiembre de 1895 y dejó este mundo el 22 de Noviembre de 1940, cuando sólo había cumplido 45 años de edad. Su esposa fue Victoria Figueroa y León y tuvieron cuatro hijos: Jorge, Rosa, Zoila y Consuelo. Una reseña de lujo para "Artistas en el Perú", nuestro blog que cumple una vez más con rendir tributo al arte peruano. Gracias.

viernes, 4 de julio de 2014

LUIS ALBERTO GUERRA ALVARADO. "CRIOLLO POR SIEMPRE". CANTOR Y DEPORTISTA.

Luis A. Guerra
Le solicité datos que me orientaran en la grata tarea de reseñarlo y parece que no lo tomó en cuenta. Es que hay siempre un punto de partida para iniciar una historia. Sin embargo y debido a que nos frecuentamos en nuestros muros de Facebook, lo vamos conociendo y es por eso que iremos directo a descubrir a Luis Alberto Guerra Alvarado, querido ex compañero de estudios del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, nuestro Alma Mater. Cada aniversario es el dinámico Maestro de Ceremonias, labor que realiza con un entusiasmo y alegría contagiantes. Pertenece a la promoción 63, la de Carmelino, Caycho, Filomeno y otros grandes y queridos amigos nuestros. Nosotros somos de la primera "promo", la de 1954, la que inauguró la Gran Unidad Escolar "Tomás Marsano" en 1950 con la presencia del Presidente Manuel A. Odría. Fue en esta casa que nos iniciamos en lo que ha sido nuestra profesión de locutor.

Con Víctor Villacorta y Cubillas
Recuerdo que estuvimos presentes en una de estas actividades y que concluyó con un almuerzo en nuestro querido Surquillo. Allí se mostró en su otra faceta: la de buen cantante criollo. Con chispa y ganándose los aplausos y simpatías de los allí presentes. "Luis Alberto Guerra" lleva sangre de artista y empezó como todos. De niño y mostrando su talento y voz en cada celebración escolar. Lo debe haber hecho en la primaria y su inquietud debe haber sido muy enorme, porque guarda sus tesoros fotográficos como digno testimonio de sus andanzas en los escenarios. Aquí se muestra con Víctor Villacorta Alegría, Director del colegio y quien fuera colega nuestro en Canal 4 como camarógrafo de televisión. También figura el famoso "Nene" Teófilo Cubillas.

Jesús y Pocha Vásquez.
Es un criollazo que ha sabido presentarse en audiciones radiales de prestigio como "Fin de Semana en el Perú" por Radio Nacional. Se ha codeado con nuestras grandes figuras y se mantiene en constante actividad. Ha logrado un buen prestigio como cantor criollo y se ha presentado con mucho éxito en diversos escenarios. En esta otra foto posa nada menos que con nuestra eterna Reyna de la Canción Criolla "Jesús Vásquez" y su hija Pochita. El año 1968 fue su inicio como profesional en esta actividad y, como comenta él, fue cuando recibió por vez primera un pago por su actuación. Es un buen difusor de sus experiencias y recuerdos a través de su muro en Facebook, que nos permite reseñarlo captando todas sus experiencias y que las cuenta con gran regocijo. Desde aquí lo felicitamos porque realiza una excelente de todo lo criollo y con gran veracidad.

La profesora "Naty".
Está casado con su alma gemela. La señora Natalia Catalina Reyes Mora, la muy querida profesora Naty, cultora de las danzas afro peruanas y muy en especial de la marinera limeña y otros estilos con los que ha logrado incentivar en los alumnos de nuestro querido colegio, el amor a lo nuestro. Realmente una pareja de esposos dedicados a una tarea que pocos entienden, pero de gran significado cultural y artístico en beneficio de nuestra querida juventud. Luis Alberto Guerra Alvarado es profesor calificado en Educación por el Arte en el Ministerio que corresponde y con estudios en la Escuela Superior de Folklore Peruano. Una extensa y dilatada labor a través de Talleres y muy bien dictados Seminarios que lo enaltecen como maestro. Excelente esposo, buen padre y amoroso abuelo. En esta última faceta se manifiesta como "querendón" y debido a que, antes, por sus innumerables trabajos no supo experimentar con sus hijos. 

Posa con Lucho Barrios
Ha sido coordinador en la enseñanza del cajón peruano y toda clase de instrumentos criollos en la USE-10 y que se extendía a los Asilos y Colegios Especiales. Igualmente propició Talleres de Folklore en la Gran Unidad Escolar "Ricardo Palma" y difundiendo música Latino Americana. Gracias a ello, han egresado buenos y calificados profesionales en estas especialidades. Lo que más se felicita es haber compartido escenarios con muy buenos artistas. Nada menos que con la primera guitarra del Perú, Oscar Avilés, los grandes del bolero Lucho Barrios y Ramón Avilés, por citar dos. Haber viajado por diversos lugares y recibido el aplauso de quienes sabían reconocer su talento de cantor. No olvida jamás al Centro Musical Fraternal Surquillo, institución que en cierto modo lo formó. Siempre lo cita en su muro de Facehbook y hay fotos muy interesantes.

Con Héctor Chumpitaz
Por supuesto que fue buen deportista y así excelente arquero, ágil, felino y seguro de manos. No sólo en el colegio "Ricardo Palma". Tuvo oportunidad de jugar con muchos jugadores de nuestra selección y es así que tiene muchos y valiosos recuerdos como el de la foto de la izquierda y que posa nada menos que con Héctor Chumpitaz, el gran capitán. Es abiertamente declarado hincha crema y tiene como ídolo máximo al gran Lolo Fernández. Como podrán apreciar en esta reseña de Luis Alberto Guerra Alvarado, "el criollo por siempre", hay mucho más que decir. Nosotros cumplimos en evocarlo como compañero del colegio, como el gran artista que es y deseándole siempre lo mejor en su agitado mundo del arte. Es un hombre feliz y todavía con mucha cuerda para rato. Gracias.