miércoles, 21 de abril de 2010

"LEONIDAS CARBAJAL". "EL ERUDITO DE TRAMPOLÍN A LA FAMA". ASPIRÓ A SER ACTOR DE TEATRO Y DE CINE. HIZO SUS PINITOS EN LOS RADIOTEATROS.

Leonidas Carbajal
Todos recuerdan a Carbajal, como uno de los policías que resguardaba a Ferrando en "Trampolín a la Fama". El otro vigilante fue el siempre recordado "Tribilín" Pomiano. Con la gringa Inga y Violeta Ferreyros, aquel cuarteto se complementaba para inspirar a Ferrando que, con sus tomaduras de pelo hacía reír a su gran auditorio. Estos personajes lograron identificarse tanto con el público, que son historia de nuestra televisión y siempre serán recordados. Como bien se comentaba en el entorno radial de la década de 1950, ya todo se había probado. El personaje que representó Leonidas, el del rebuscado de palabras, "erudito" del idioma ya había tenido cabida en programas cómicos de los inicios de la radio y que muy conocía Augusto Ferrando. Lo importante es que Carbajal le supo otorgar su personalidad. Gran mérito.

En plena actuación.
Conocímos a Leonidas, cuando aspiraba a ingresar a la radio y fue precisamente en aquella oportunidad que se convocó a un concurso de nuevas voces por 1953 y que, por suerte, ganamos nosotros. Nació allí nuestra amistad y otra de sus aspiraciones fue la de ser actor. El teatro lo fascinaba, el cine, en época de escasas producciones pero que llamaban su atención, era su otro objetivo. Laboraba en el Ministerio de Agricultura que ocupaba por esos tiempos el local del Museo de la Exposición. Además de hacer sus pinitos en radio Victoria, integramos un elenco de radioteatro que dirigía Max Obregón Mikkelsen, periodista y gran libretista que siempre evocamos y con el que mantenemos una eterna vinculación. Carbajal supo sacar provecho de estas experiencias.

En Radio Restauración.
Muy ocurrente, amante de contar chistes y buena cuchara para el "chifa", este chalaco fue nuestro amigo y compañero de muchas aventuras en el movido barrio de La Victoria. Llegó a nuestro querido Surquillo y en San Diego, festejamos muchas veces nuestros cumpleaños. Fue testigo de nuestro romance con "Gaby Rossi", mi novia eterna, y conoció del temperamento de mi querida suegra, cuando nos acompañó con el maestro acordeonista Manuel Sotomayor a su hogar en la Unidad Vecinal Nro. 3, pues nos habíamos pasado de hora. Eran otros tiempos y costumbres ancestrales que debíamos respetar, pero siempre mejores. Leonidas Casrbajal nos regaló su amistad por muy buen tiempo y sólo se quebró cuando dejamos la radio de nuestros inicios. Tuvimos nuestros reencuentros y siempre muy cordiales.

Épocas en el Berisso.
Actuó en "La Crónica", en "Central" y otras emisoras, pero fue en radio "Victoria" cuando Augusto Ferrando lo convocó para la incipiente televisión y el nacimiento de "Trampolín a la Fama". Se haría famoso como "el erudito de la palabra", al emplear rebuscadas frases en su saludo y que causaban hilaridad en el público. Se caracterizó por su responsabilidad y se ganó la confianza y cariño de todos sus compañeros y, en especial de "Chicho" y sus hermanos. Nuestra etapa de juventud quedó en el recuerdo y el gran Leonidas se convirtió en pieza importante de ese engranaje de entretenimiento que fue "Trampolín a la Fama". Poco amante del figuretismo, estuvo dedicado a su familia y a su otra actividad de empleado público. Tiempo después, solíamos vernos durante las horas de grabaciones alternativas en Panamericana y en época del Gobierno Militar. No faltaban las empanadas en "Berisso" con el cafesito "capuccino".

Publicitando una marca.
No logró ser el actor que soñaba. El papel que le asignara Ferrando, funcionaba tanto en los teatros con la "Peña" y en la televisión. En honor a la verdad, este caballero, por razones de su trabajo en la televisión adquirió una personalidad muy distinta a la real. Se mimetizó tanto que ancló en ese personaje. Por eso y transcurridos los años ya sin la continuidad de nuestra inicial amistad, tuvo la desgracia de ser víctima del cáncer y que, mostrando el coraje de buen chalaco, se mantuvo en "Trampolín a la Fama". Seguirá en el recuerdo eterno como: "El erudito de la palabra", el gran "LEONIDAS CARBAJAL" del Callao. Gracias.


"Trampolín a la Fama" con Augusto Ferrando y Carbajal.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada