miércoles, 21 de abril de 2010

"CARMEN GUIZADO JOL": "CREPÚSCULO DE ASOMBROS".

Carmen Guizado Jol
Antes que escriba de una poeta, voy a referirme a mi amiga Carmen Guizado Jol. En efecto, los años de desvinculación con esta dama, y muchos, me habían convertido en ignorante de su arte. Nunca dejaré de agradecer al Internet, la maravillosa oportunidad de reencontrarme con gente de la infancia, el colegio y el trabajo. Con muchos de ellos, no hemos vuelto a tener un contacto físico y personal. Nos une, y quizá más, el correo cotidiano y nuestras fotos (las de ayer y hoy).

Omar Aramayo, escritor de talento, hace una reseña del libro "Crepúsculo de Asombros" de mi amiga Carmen. Dice: "Es un libro que contiene cinco breves conjuntos, cada uno con tono y estructura propios. Cinco voces de una poeta versátil, fina y de acentos profundos. Conjuntos que, además, se corresponden en una relojería vital, de engranajes precisos". Y estoy de acuerdo con Omar, porque yo puedo atestiguar de que bases procede.

Y empiezo a retroceder en el tiempo. Doña Hermelinda Jol, fue amiga, igualmente de infancia, con Barbarita Meza, mi madre. Ambas crecieron respirando los aires de Barranco, cuna de arte y de belleza espiritual. Disfrutaron de su mar y oyeron el eco de sus olas. Aprendieron a ser libres con sólo observar el vuelo de las gaviotas. Sin embargo, esa libertad sucumbió al amor: Hermelinda se casó con Emilio Gizado y Barbarita con Angel Serván. ¡Qué hermosas parejas!.

Foto familiar Guizado-Serván
En esta reseña, no puedo atreverme a opinar sobre la obra literaria de Carmen Guizado. No soy escritor. Sólo vivo de mis recuerdos. Por todo esto, sigo dando marcha atrás y me reencuentro con Jorge, Carmen y Elena, los jovencitos Guizado Jol, que llegaban a Surquillo y compartíamos la felicidad de celebrar los cumpleaños de casa. Acoto que sus padres fueron padrinos de mis hermanos mayores: María Mercedes y Angel Pablo Serván Meza, nacidos en Barranco.

Fuímos creciendo y, ¡qué casualidad! Hice mis primeras vacaciones útiles, ingresando a laborar en el Arsenal Central de Aeronaútica. Mi opción, la de "furriel". Era menor de edad en 1953. Mi amiga Carmen, la futura escritora, frente a sus teclados, redactaba en su calidad de secretaria, las cartas, "memos", etc., que el Comando Superior le confiaba. Nosotros, simples estudiantes de vacaciones, cumplíamos órdenes de subalternos y... ¡con qué gusto!.

Hoy puedo encontrar a Carmen por medio de "Google". Nuestros correos se corresponden con envíos de hermosas manifestaciones de arte, música y cultura. Es feliz con sus hijos, herederos de su talento y ya conozco a "Mayayí", una encantadora navegante cibernética que expone fotos de gran calidad. Por todo esto, ha sido un gusto presentarles a mi amiga escritora y poeta: "CARMEN GUIZADO JOL", absorbido en su "Crepúsculo de Asombros". ¡Saludos!.

1 comentario:

  1. Hola Josè Carlos !! yo soy la hija menor de Carmencita, què maravilloso encontrar este post dedicado a la amistad que los une. La pròxima vez que estè en Lima iremos juntas a visitarte. :)

    ResponderEliminar