miércoles, 21 de abril de 2010

"SOCORRO CÁCERES". "Dama de la Poesía y el Verso".

Socorro Cáceres
Volvemos al lugar en el que acumulamos gratísimos mejores recuerdos: Radio "Victoria" de 1950. Los inolvidables, los primeros, los insustituíbles ecos de nuestro pasado. Y de esa oscuridad que toco y se enciende, surge la figura de "María Salomé", el seudónimo de nuestro querido personaje. Con ese apelativo figuraba en el reparto de los radioteatros limeños. Ojos grandes y expresivos y un modelo de rostro especialmente nacido para la actuación escénica. Memoria prodigiosa, cautivante voz y manos de bailadora flamenca. "Socorro Cáceres" se transformaba en el tablado del escenario y, con elocuente fraseo, expresaba el arte de los poetas y nos llenaba de su drama o historia con su arte interpretativo. Tanto el teatro Segura como el Municipal, conocieron de sus actuaciones. Muy ufana y orgullosa, nos mostraba su secuencia de fotos, testimonio de un arte incomparable.

Volvamos al radioteatro. En el horario de la 3 de la tarde, tenía el placer de anunciarla por cortesía de "Nutrol", el tónico estimulante para la memoria. Su elenco era conformado por el primer actor venezolano Rafael González Guía, aquel intérprete del "Monje Loco" de los años 50. Consuelo Rey, Oscar Ross, Chaba Reyes, Nora Guzmán, Alfredo Bouroncle y Daniel Armas. El narrador, el guía de la historia, José Carlos Serván. La verdad es que Socorro se entregaba a su personaje de una manera íntegra. Exigente con el elenco que, gracias a su solvencia artística, correspondía a su dirección. Obras de la Literatura Mundial o las novelitas de Corín Tellado, se adaptaban al radioteatro y eran objeto de una audiencia masiva. Muchas veces llegaban a la emisora, oyentes en busca de autógrafos y fotografías que nuestros artistas obsequiaban con agrado.

En nuestro trajinar por el arte, nos dimos muchas veces con homenajes a esta recordada estrella del verso. No participabámos como locutor ni nada por el estilo. Era nuestro otro yo, el de músico, el que actuaba deslizando melodías acompañantes al acontecimiento. En el famoso "Florentino" de Barranco, gente de teatro y poesía que, en cada intervención, ponderaban el arte y maestría de Socorro Cáceres. Detrás de nuestro acordeón, casi anónimo, evocaba orgulloso a mi amiga. Me agradaría descubrir, como me ha sucedido en otras reseñas, a familiares o amistades de nuestro personaje. Que atestígüen nuestras expresiones y que demuestren a la juventud artística de hoy, que nuestro querido Perú, vió actuar y triunfar a esta dama, en un tiempo pasado, pródigo en declamadores, poetas y grandes actores de la Radio y el Teatro. Nosotros, sólo pretendemos sacarlos del olvido. ¡VIVA POR SIEMPRE "SOCORRO CÁCERES"! o lo que es lo mismo: "MARÍA SALOMÉ". Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada