viernes, 30 de abril de 2010

"DELFINA PAREDES". ¡GRAN ACTRIZ ENTREGADA A SU ARTE! PRIMERA DECLAMADORA DE CÉSAR VALLEJO.

"Delfina Paredes".
Cuando muchachos y nos iniciábamos en Radio Victoria, época de los radioteatros, una jovencita destacaba hiciendo tipos de personajes muy peculiares. Por ejemplo, la campesina de nuestras serranías con todas sus bien estudiadas características, era todo un suceso. Si existió una "Chola Purificación" interpretada por nada menos que Teresita Arce, destacada comediante del ayer, Delfina Paredes, a la que estamos aludiendo en esta reseña, ya demostraba su talento en ese ambiente radial y ¡qué talento!.

"La cholita"
Toda una vida al servicio del Teatro. Ahora poco el Congreso de la República rindió homenaje al insigne e inmortal César Vallejo. Se conmemoraba un aniversario más de su desaparición física y como preámbulo de la ceremonia oficial hizo su presentación nada menos que Delfina Paredes, la muchachita de ayer, aquella de Radio Victoria, tan talentosa, pródiga en memoria y derrochando su sabiduría poemática del autor de Trilce. Con desplazamientos naturales, se hizo dueña del salón congresal y recibió el aplauso merecido.

Una excelente
caracterización.
Delfina Paredes es un caso atípico en el mundo actoral. Parte de la psicología del artista es un convertirse en famoso y endiosarse con el aplauso. Se actúa para ser comentado, criticado y en lo posible, alabado. Todos estos modos de estímulo, muy gratos por cierto, no cuentan para esta especial actriz, dada su personalidad diferente e identificada con la lucha social. ¿Es que quizá Vallejo, el poeta de la protesta se metió en el alma de nuestra querida Delfina?. ¿Hubo una transmutación espiritual que se hizo real?. Continuemos.

No salimos sorteados con la virtud de recordar fechas pero si tenemos el aproximado. Década del 80 y nos dedicábamos a amenizar fiestas con nuestro Acordeón y Conjunto. Un "quinceañero" nos convocó y en medio de aquel bullicio de alegría juvenil, identificamos a nuestra amiga Delfina y sus muchachitos. Mientras que las otras mamás vigilaban a los bailarines (no era época de "perreo"), la actriz visitaba a mis músicos y los invitaba a ser socios del Sindicato de Artistas. Quedamos admirados y sorprendidos.

¡La gran actriz!
¡Qué grato recuerdo!. Estamos rindiéndole homenaje a esta luchadora de la vida, incansable, terca y pasará a la historia como tal. Porque para unir al artista, entre simples y endiosados, la misión es imposible. Esta experiencia también fue nuestra y sabemos lo que vale. Le estamos robando a Delfina, el halago que ella se merece como actriz, como declamadora de Vallejo, etc. Todo su inmenso arte sucumbe ante los valores de su espíritu social, motivo más que suficiente para ganar anticuerpos y la postergación.

Para ella nuestro saludo que además tiene otro carácter. Mario, uno de los famosos Velásquez, los del grupo "Histrión", estuvo unido a ella en santo matrimonio y nos dejan un legado de artistas similar. José y Carlos, mis tocayos, fueron mis maestros en el Colegio Nacional "Ricardo Palma". El otro fue Tulio. Una familia de talentosos actores y que evocamos gracias a esta reseña que dedicamos a "DELFINA PAREDES", eminente actriz de la escena nacional, entregada a su arte y a la lucha por sus ideales que la engrandecen del todo. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario