jueves, 22 de abril de 2010

ROSITA Y ALEJANDRO ASCOY. INOLVIDABLES COMO "LA LIMEÑITA Y ASCOY". PERSONAJES INIGUALABLES DE NUESTRA LIMA CRIOLLA.

Rosita Ascoy en 1941.
Símbolo de nuestro criollismo es Rosita Ascoy. Primera generación de grandes damas que dieron prestigio al incipiente repertorio de los no menos inmortales autores del vals, la polka y la marinera. Empezó su actuación por 1938. Se la anunciaba en Radio Nacional del Perú y su foto que acompaña esta reseña, engalanaba "El Cancionero de Lima" cantando frente a un modelo de micrófono, en aquellos tiempos, lo último de su generación, ya que se trataba de la emisora del Estado reciéntemente inaugurada. Indudablemente, como casi todos los artistas peruanos, hizo oír su voz en "Internacional", "Dusa", "Grellaud" o "Goycochea" y "Lima", por nombrar nuestras más antíguas emisoras radiales. Muy delicada, pequeña de estatura y de temperamento nervioso. La época de María Jesús Jiménez y Rosita Passano o de Alicia Lizárraga, por aquellos tiempos "Reyna de la Radio". Su primera etapa fue como solista, al igual que Alejandro.

Con Oscar Avilés en un gran
disco que hizo historia.
La escuchábamos en la radio, por que ella perteneció a esa brillante generación artística de los años 30 y quizá antes. Vendría la etapa en la que también es triunfadora haciendo dúo con Alejandro Ascoy, su querido hermano. En 1954  fui locutor comercial de sus presentaciones en Radio "Victoria", inolvidable época porque supe gozar del  talento y amistad de ambos cantores. Me sorprendía verla subir al escenario siempre persignándose. Quizá costumbre y devoción de la mayoría de intérpretes que se encomendaba al Hacedor para lograr el éxito. Con un marco musical compuesto de piano, guitarras, contrabajo y cajón, ella no dejaba para nada su guitarra por que los nervios la mataban. Pasado el primer tema ya todo era distinto. "Vicenta", el inolvidable vals de Bocanegra, era casi infaltable en sus actuaciones. No eran épocas de repertorio propio. Cantaban los éxitos del momento.

"Alejandro y Rosita Ascoy".
No dejaré de mencionar a José Lázaro Tello, brillante animador de Radio Victoria por su generosidad de permitirme hacerle compañía en sus citas de bohemia criolla. Creo que "de arranque" le caí bién. Así estuvimos en el cumpleaños de Eugenio Zegalá, notable arquero de aquel Alianza de los Lavalle y Villanueva en "Abajo el Puente". Divino momento que me sustraje al canto de "La Limeñita" secundada por Oscar Avilés. Fue una noche hasta la luz del día con los Ascues, "Los Trovadores del Valle", Pozo, Cassareto y Vera, y Juán Criado "El Arquero Cantor". También llegó David Odría, animador estrella que laboraba ya en Radio La Crónica. Quedé ensimismado oyendo a Rosita y secundada por Oscar Avilés. Por supuesto, ella muy bien "protegida" con su guitarra, parte de su atuendo artístico.

Juán Criado "El Arquero
Cantor".
Cuando cantaron Elías y Augusto Ascues, ya en horas madrugadora y como haciéndole competencia a los gallos "despertadores", siempre pegado a todo este regalo que la vida me otorgó, estuve al lado de los cantores que, con la guitarra de Avilés, no pedían permiso para empezar a cantar. Bastaba unos rasguidos de introducción, tanto en la primera como en la segunda o fuga, para oír la estridente voz de Augusto y la segunda de Elías, que arrasaban al compás de marinera aquel ambiente criollísimo. Ya Rosita Ascoy se había retirado y sólo quedábamos Víctor Lavalle, famoso zaguero del Alianza Lima, Juanito Criado y  José Lázaro Tello que me sugería el retiro. Puedo confesarles que no tomé un solo trago. Me la pasé mirando el espectáculo y que fue mi primera experiencia en vivo y en un verdadero ambiente criollo. Dios me otorgó estos regalos y que me permiten escribir mis reseñas.

"Gaby Rossi" secundada por las guitarras de Er-
nesto Samamé y Augusto Rojas Llerena. En el
acordeón Manuel Sotomayor y Perales en el
contrabajo. Rosita Ascoy la admiraba.
Volviendo a Radio "Victoria", en aquel pasadiso y desde la ventana que llevaba al auditorio, Rosita admiraba a "Gaby Rossi", que cantaba el repertorio italiano y se deleitaba oirla en "Luna Rosa". Quien diría que pocos años después me casaría con ella y cultivaríamos con Rosita y Alejandro una linda amistad. Ella la observaba y me decía: "Esta chica parece árabe o hindú y canta lindo". Por 1965 se publicó en un diario sensacionalista el fallecimiento de Alejandro Ascoy. Dió la casualidad que yo daba clases de acordeón en Barranco y me encontré con él. Le hablé de aquella desagradable noticia y  recuerdo que me contestó que "no era la primera vez que lo mataban".

Sería noticia similar el 17 de Setiembre de 1985, en el primer gobierno de Alan García, días después del agasajo que recibieron muchos artistas en Palacio de Gobierno, pero esta vez  lamentablemente cierta. Alejandro Ascoy en sus inicios, fue un  gran  cantor de tangos, boleros y canciones populares. Repetiré que no pretendo ser biógrafo ni historiador. Se me ocurrió trasladar mis recuerdos a este medio y mientras viva seguiré haciéndolo. Soy músico, gozo interpretando lo criollo y más aún, siento con nostalgia y pasión las melodías del pasado. "ROSITA ASCOY" está en mi corazón con su hermano ALEJANDRO, el inolvidable dúo mixto de "LA LIMEÑITA Y ASCOY". Gracias.

2 comentarios:

  1. Buena Don José,La Limeñita y Ascoy eran las personas más dulces,sencillas,atentas y amables de la música criolla.Eran muy sencillos doña Rosita era como una abuelita cariñosa y afable,y don Alejandro siempre con sus tirantes en los pantalones y su eterna sonrisa,nunca se creyeron estrellas(lo fueron y lo serán),los recuerdo cuando trabajé como cajonero de don Oscar Aviles en la inauguración de la Peña Bertollotto en San Miguel y antes en Radio Nacional. Doña Rosita en sus últimos años fue recluida en un ancianato,luego del fallecimiento de su hermano Alejandro..perdio un poco la razón,se vestía y maquillaba para actuar, pues decía que su hermano la estaba esperando.

    ResponderEliminar
  2. Buena acotación la que haces a esta reseña. No sabía que eras percusionista. En mis tiempos jóvenes conocí al "gancho" Arciniegas, al "pibe piurano" y otros realmente sensacionales. Ya hablaremos de ellos. Te felicito.

    ResponderEliminar