jueves, 22 de abril de 2010

JOSÉ "PEPE" MORELLI. "EL PIANISTA". ¡MÚSICA DE COMPAÑÍA!.

Para los jóvenes de esta generación, el futuro es su meta. Para nosotros, con estas reseñas queridas, el pasado es nuestro objetivo. Pareciera paradójica la expresión, pero es una realidad. Lo venimos sintiendo en esta experiencia de hurgar, en busca de personajes olvidados que fueron famosos en mejores tiempos. Así, entre párrafos, le corresponde el turno a un pianista que con su talento, entretuvo a muchas generaciones con sólo su piano y las melodías más hermosas del momento.


Nos referimos al inolvidable PEPE MORELLI. Dueño de un repertorio que incluía temas de películas y del repertorio de artistas como Sinatra, Doris Day, Andy Willians, etc. Sus teclados se convertían en música continuada que el pública sentía y disfrutaba en sus silencios. En radio Panamericana, logró tener su diario programa de 30 minutos. Nos referimos a la de ayer, cuando los locutores eran compañía y sus voces una caricia para el oído. Allí destacaba Pepe Morelli y su piano.

Acompañante de Chela Roselló, la cantante de melodiosa voz y que encontraba el fondo adecuado para sus canciones, en los arreglos de Pepe. Destacó en la televisión con su conjunto y muchas veces era invitado de Kiko Ledgard para "la melodía escondida". Actuó en un programa radial de sensacionales actores e imitadores como lo fue "Loquibambia" y se encargaba de acompañar a Piero Solari y todas las voces que identificaban la audición. Gozó de popularidad y fama.

Como la mayoría de músicos, amenizaba fiestas sociales, emprendía giras artísticas y siempre estaba en lugar visible. Hombre extremadamente bueno y colega leal. Dueño de una técnica limpia en el manejo de su gran instrumento y sabio conocedor del más selecto repertorio. Pepe Morelli, alto, flaco y querido. Alternando siempre con los mejores instrumentistas del medio y dejando alumnos de piano, todos capacitados para extraerle sus secretos y disfrutar de su elegante sonido. Su hijo Tony, es la mejor prueba.

Benito Sorrentino Carlá, a quien debo la sugerencia y datos para reseñar a Morelli, nos ilustró sobre su paso artístico por Venezuela. Llegó en busca de nuevos horizontes y conseguida su estabilidad, trasladó a su familia completa. La lucha fue grande pero el ideal de Pepe Morelli era el de alcanzar los triunfos que el Perú le dió. No pudo cumplirlos. Hizo el gran esfuerzo, para demostrarse que nada era imposible, hasta que fue perdiendo paulatinamente la visión y quedar abrumado por la ceguera. Siempre estuvo acompañado.

Retornaría a Lima, frustrado, enfermo pero no vencido.. Dios se lo llevó a descansar eternamente. Tuvo otras aficiones como la del espiritismo, quizá buscando contactos que no encontró. De lo que si estamos seguros es que en ese más allá, al que todos arribaremos algún día, PEPE MORELLI, "EL PIANISTA" estará secundando a los ángeles con su armonía insuperable. Soñó con lo mejor y lo logró. Las puertas del cielo se abrieron para recibirlo y sigue pulsando las teclas como en sus mejores tiempos. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada