lunes, 30 de agosto de 2010

"RODOLFO COLTRINARI". UN MÚSICO Y MAESTRO ARGENTINO DE ANTOLOGÍA".

Rodolfo Coltrinari
Maestro admirable por su sencillez y muy querido y recordado por los cientos de alumnos que aprendieron a conocer los teclados del piano acordeón. Llegó por la década de 1940 con una orquesta típica de su país y se quedó para siempre en esta su segunda Patria, en la que estableció su hogar y sería cuñado nada menos que de César Miró. Un caballero en toda la extensión de la palabra. Con Domingo Rullo, que llegara luego con los "Embajadores del Tango", prestigiaron a Argentina con su arte y comportamiento ejemplares. Ir a Miraflores a la Casa Sterling en la Av. Larco, cuando esta representaba a los acordeones "Scandalli", era pasar momentos de aprendizaje coloquial con este gran señor.

Recordemos que Rullo, tenía a su cargo la venta de los instrumentos musicales que importaba la mencionada casa. Era como encontrar un pedazo del País del Plata en Lima. Aun recuerdo al maestro Fitipaldi, percusionista de la Sinfónica Nacional y excelente contrabajista. Muy conversador y contador de anécdotas. Con Rodolfo, las horas se pasaban raudas. Un gran acordeonista, maestro del bandoneón y pianista. Algo más. Arreglista y compositor. Aquella introducción que le hizo a "Un Vals y un Recuerdo" de Lorenzo Humberto Sotomayor fue todo un gran arreglo que incluyó la totalidad del tema.

"Roberto Tello".
Instrumentalizó la melodía de esta historia de Nestor Chocobar, para la voz y estilo del entonces revelación artística Roberto Tello. Este cantante se inició en su orquesta cantando tangos y con una voz muy parecida a la de Raúl Iriarte. Con su acordeón y orquesta hizo arreglos para una grabación de Eloísa Angulo. En ella se puede notar su mano en "Las Madreselvas", "El Payandé", "Hidolatría" y muchos valses y polcas que se convirtieron en verdaderas joyas de nuestro cancionero. Nos dejó otro larga duración con temas instrumentales y el piano acordeón en primer plano.

Aplicó armonizaciones a la música popular del Perú, sistema poco empleado por la falta de escuela de arreglistas. Rullo y Coltrinari, sentaron bases en beneficio de nuestros músicos.Su huayno "Picaflor", es un homenaje a la naturaleza y al Ande peruano. Creó un método de enseñanza de acordeón, piano que, gracias a Dios, benefició a los que estudiábamos algunos de aquellos instrumentos. Sus "Melodías Populares, no tienen igual.  Muy didáctico y con cientos de éxitos que su alumnado y el de otros, aplicaban con la técnica de su maestría. Evocar a Coltrinari en este blog, es un retroceder en el tiempo, para recuperar su prestigiada personalidad, extrañada por muchos

"Raúl Del Mar".
Solía decir que después de Argentina y Uruguay, Perú era el país donde más se escuchaba el tango. Otra gran figura que fue su vocalista y gran estrella del repertorio argentino se llamó "Raúl Del Mar", de gran voz y con un repertorio sin igual. Josecito Pace, afirmaba que el tango era "primo hermano" del vals criollo. Tendremos reseña también de este gran fantasista del piano. No puedo olvidar la noche que nos tocó representar a Lorenzo Humberto Sotomayor, en el auditorio edil de Miraflores. Estuvo RODOLFO COLTRINARI y fue muy gentil al felicitarnos y ponderar nuestra exposición. Con Domingo Rullo, dejaron muchas enseñanzas a profesionales y aficionados. Un músico y maestro de antología, que jamás olvidamos. Gracias.

8 comentarios:

  1. Agradezco mucho que hayan tenido la idea de publicar los libros con partituras para acordeón piano; en las cuales aprendí a tocar este hermoso instrumento, pero el tiempo me destruyó los libros y me gustaría volver a adquirir los albumes letra C-D-E.La diferencia con otros libros es que las partituras son buenas vienen casi sin fallas.

    ResponderEliminar
  2. Viviana:
    En ningún párrafo anunciamos que se va a publicar aquellas partituras. Mas bién, sea esta ocasión para que, quien desee vender las suyas, nos lo haga conocer.

    La obra de Coltrinari y Rullo en la enseñanza y con sus métodos propios, no ha tenido igual.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he oído a alguien tocar acordeón como a él...Maestro de Maestros!
    Tu sobrina!

    ResponderEliminar
  4. María Lily:
    ¡Vaya sorpresa! Una sobrina de Rodolfo visita su reseña. Lo que dices es muy cierto. Rodolfo Coltrinari fue un Maestro de Maestros y como amigo un Señor de Señores. ¡Cuánta falta nos hace!

    ResponderEliminar
  5. Mi querido abuelo Fito, o como le decía yo, "rEgio", por la manera tan peculiar que tenia de pronunciar esa palabra, con una errre y mucho énfasis en la E. Sin duda un hombre extraordinario a quien recordamos con mucho cariño. "Si yo tuviera el corazon...." , la emocion embarga cuando lo recuerdo tocar el piano y a mi abuela cantando.

    ResponderEliminar
  6. Marco:
    Orgulloso tú de llevar en tu ser, sangre de este extraordinario músico, maestro y amigo. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  7. En Chile, Talca hubimos varios adolescentes que aprendimos acordeón con sus libros. Ojalá alguien quiera vender sus métodos, porque los mios fueron atacados por el tiempo y ahora que jubilé tengo tiempo para mi acordeón piano.
    Cariños a la sobrina de tan Ilustre tío.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Bienvenidos esos saludos y ojalá nos de respuesta quien desee vender tales libros. Estaremos atentos Viviana.

    ResponderEliminar