domingo, 22 de agosto de 2010

EL PROFESOR ARTURO CAVERO VELÁSQUEZ. SIMPLEMENTE "EL ZAMBO CAVERO".

El elegante Zambo Cavero
Pasada la ebullición que causó su sensible fallecimiento, nos entregamos a recordar a este buen amigo y sencillo personaje, compañero de actuaciones en diversas oportunidades. Eran frecuentes los encuentros y el saludo cotidiano en los estudios de Canal 4 y la época que nos tocó experimentar en "Telecentro". Como una  curiosa anécdota, allá por 1969 animábamos una reunión con nuestro piano acordeón y un baterista y nos pedían tocar a bajo volumen. Alguien trajo a Arturo y se acabó toda la solemnidad que existía.

Hubo otra ocasión de alternar con este gratísimo personaje, en el Colegio "La Sagrada Imagen de Jesús" en Chacarilla y proveíamos tanto nuestro servicio musical y la amplificación del sonido. Una primera vez se dio con Cecilia Barraza y su espectáculo y otra, con Edith Barr, Jesús Vásquez, "Wara Wara" y el entrañable "Zambo Cavero". Le tocó abrir el espectáculo y no había animador. Ni corto ni perezoso, nos pidió antes de cantar, lo presentáramos, hecho que nos halagó y sirvió después para aumentar mis honorarios.

Siempre "Contigo Perú"
Tenìamos de baterista al maestro Raúl Sáenz y arrancamos con el vals "Rebeca". Había un público muy acogedor y alegre, en general padres de familia. Roto el hielo, hubo un conversado y de a poco fue ganando a aquel auditorio gentil. Un pedido clamoroso fue el vals de Félix Pasache "Nuestro Secreto" y luego de otros temas de su tradicional repertorio, culminamos con "El Chacombo", tema central de su último L.P. de aquel entonces con Oscar Avilés. Experiencia inolvidable que aprovechamos en comentar.

Lo mismo pasaría con Jesús Vásquez, a quien acompañaríamos por primera vez y que nos tranquilizó con estas palabras: "Yo canto todo conocido y en tonos sencillos. ¡Vamos con "Todos Vuelven". Estas lindas experiencias evocadas con mucho cariño, nos hablan de la sencillez de los grandes artistas nacionales. El gran Arturo Cavero, con todos sus premios y galardones, no era ostentoso ni mucho menos repetitivo de recordarlos. Mereció, sin necesidad de ser "amigo" del Presidente, aquella despedida final.

Cavero y su Cajón
Y agregaré. Hubo cantantes de mayor magnitud y existe todavía viva una leyenda, Luis Abanto Morales, que cuando Dios decida su partida, repita la historia anterior de Arturo, sin necesidad del Presidente. Además, como lo dice el vals: "Una vez muerto, quedo en el olvido". Es necesario que los homenajes sean en vida. Que no se esperen las tristes ocasiones o las desgracias del abandono en que suelen quedar muchos de nuestros artistas. ¿Quienes se glorificaron con la pompa del funeral de Cavero?. Ustedes lo saben.

Se quitó, como se dice replaneramente, a los 68 años. La fecha, un 9 de Octubre de 2009. Fue un mortal como todos y se quedó con las ganas de escribir su Calendario de fechas tradicionales caídas en el olvido y que hubiera sido su aporte de generoso Profesor Primario. "ARTURO CAVERO VELÁSQUEZ", en criollo "El Zambo Cavero", sigue vigente como tal y resurgirá siempre cuando necesitemos decir: ¡Contigo Perú!, cante quien cante este vals de Augusto Polo Campos. Hasta pronto, gran "Cantor y Maestro". Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada