domingo, 19 de agosto de 2012

"JENNY ÁLVAREZ". FUE UNA ESTRELLA DEL CANTO INTERNACIONAL Y QUE HERMANÓ CON SU SIMPATÍA A CHILE Y AL PERÚ.

"Jenny Álvarez".
Me remonto a la década de 1960 y nos quedábamos hasta altas horas de la noche acompañando a "Gaby Rossi" en las citas que la disquera "El Virrey" mantenía en el que fuera estudio de grabaciones, aquel que estaba en la calle Belén y en cuyo local funcionaban Radio Central y Radio Libertad. Hoy al pasar por el mismo lugar, solamente hallamos una galería comercial en la casona que antaño congregó cantidad inmensa de asistentes a su auditorio. Allí actuaron Miguel Caló, Alfonso Ortiz Tirado y el dúo cómico argentino "Buonno y Strianno". Animaban Nelson Arrunátegui y Fidel Ramírez Lazo.

Luego de este preámbulo, Raynaldo Cruz Carreño, pianista famoso en Radio Club Infantil, aquel de Maruja Venegas en Radio Mundial, recibió la responsabilidad de grabar un Larga Duración con música del recuerdo a cargo de Raúl del Mar. Parte del elenco era unos coros mixtos y en el que lució su voz "Jenny Álvarez", artista chilena que hacía presentaciones en Canal 4 de América Televisión y con una muy buena carrera de éxitos radiales y en diversos escenarios artísticos.  Muy simpática y locuaz. Eran grabaciones que se prolongaban hasta altas horas de la noche.

¡Un encanto de artista!
Con "Gaby Rossi" y otra muy buena cancionista de la que no recuerdo su nombre, "Jenny Álvarez" era la voz de mando en aquel trío femenino que adornaba el poutpourri, con canciones como "Damisela Ecnantadora", "Tipitipitín", "Tengo Mil Novias" y otras. Era contagiante su entusiasmo y, a esa horas en las que se extrañaba el sueño, muy importante. Jenny ponía su cuota de carismática amistad y elevaba el espíritu de los allí reunidos. Recuerdo a Modesto Pastor, el cantor De la Cruz y el propio Raúl de Mar, que finalizadas las sesiones, nos transportaba en su automóvil rumbo a casa. Tuvimos participación en pasajes del L.P. en los que se requirió el acordeón.

"Jenny Álvarez" se presentaba en la televisión y era encantadora por su voz y su manera de actuar. Una época muy diferente a la actual. Todavía en blanco y negro. Una voz muy bien impostada y que corría dulcemente cuando abordaba temas como algunos boleros o baladas de moda. Cantaba temas como "Mis Flores Negras", famoso pasillo y en donde demostraba todo su talento musical. Fue una dama chilena que se hizo querer mucho y como no, si fue esposa nada menos que de Enrique Victoria, el gran actor , comediante,  dramático actor peruano y de gran lucimiento en el mundo de la Zarzuela.

Frente a las cámaras de América Televisión.
Por esos tiempos de duro trabajo en ese ambiente grato de la música, un jovencito solía acompañarla y se trataba de Carlitos Victoria, ya embebiéndose en ese fascinante mundo y luego convirtiéndose en un actor de primera linea. Gracias a él, podemos graficar esta reseña de "Jenny Álvarez". Buscando material para ir rindiendo mi modesto homenaje de recuerdo a las figuras del ayer, ingresé a su Facebook y en el que comparte sus vivencias a través de sus fotos. Sentir su emoción y nostalgias de su amada  "chilenita", nos conmovió el espíritu y, más aún, tratándose de una artista que fue muy querida y admirada por nosotros.

Hace bien en dar a conocer su trayectoria de esta manera. Muchas veces es sólo aquel número mínimo de espectadores el que disfruta de su arte y lo recuerda. Ha realizado y sigue haciéndolo con el mismo fervor de sus padres y lo felicito. Intentaremos recordar a Enrique, actor con el que hemos compartido elencos de radioteatro y múltiples actividades en defensa de los derechos del artista. Nos sentimos felices de haberles traído el recuerdo de "Jenny Álvarez", la chilenita que conquistó su corazón y que con su voz nos deleitó cantándonos su exquisito repertorio. Volveremos también con otras reseñas y allí conocerán el valer de Carlos Victoria Álvarez. Gracias.

2 comentarios:

  1. Mi hermana reconocida en el hermano país del Perú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Juán Alberto. Bienvenido con esas cortas palabras, pero que para nosotros son un gran estímulo. Fuerte abrazo.

      Eliminar