martes, 29 de enero de 2013

MANUEL DONAYRE "EL DIAMANTE NEGRO DEL PERU". UN CANTO DIFERENTE PARA LA CANCION CRIOLLA.

Manuel Donayre
Seguimos en esta grata tarea de reseñar a los artista peruanos y gracias a un mensaje que nos envía el personaje que nos toca describir, le dedicamos nuestros recuerdos porque está próximo a retornar a su país y al que dejó hace aproximadamente veinte años. Como una gran mayoría de compatriotas que se vieron imposibilitados de continuar demostrando su arte y no le quedó mayor opción que la de viajar al extranjero y en donde encontró triunfos y muchos aplausos. Nos referimos a Manuel Donayre, ese chiquillo que nos sorprendió hace 53 años con su voz aguda y elevada, cantando lo nuestro.

Muchacho del pueblo y que abordaba un reto difícil pero no imposible de cumplir. El campo de los solistas criollos tenía sus majestades y podría nombrar a Jesús Vásquez, Roberto Tello, Eloísa Angulo y otras más como sus dignos representantes. Voces de gran encanto y melodiosas.  Con historia y muy difíciles de superar. Sin embargo, allá por la década de 1960, hubo un audaz cantor que elevó su voz y se hizo presente para decir: "estamos en competencia". A nosotros, por lo "gritón", nos parecía que sus posibilidades de ingresar a ese escenario, iban a ser poco duraderas. ¡Qué garganta, Dios mío!

Mantener ese estilo exigente era correr riesgos. Sin embargo, después de transcurrido más de medio siglo y fuera de su tierra, el gran Manuel Donayre continúa deleitándonos con la misma voz y y es un verdadero ganador en Washington y otras ciudades de Norteamérica en las que le canta a su Patria con la misma fortaleza de años jóvenes. Así lo hemos observado en You Tube interpretando el vals de Sotomayor "Destino" y "Mal Paso" de Abelardo Núñez, con toda la fortaleza de sus mejores años. Es entrevistado y responde airoso a cada pregunta y nos da gusto anunciar su retorno.

"El Diamante Negro del Perú", no se quien lo bautizó así, procede de Cañete, la tierra de tantos personajes famosos y vino al mundo un 24 de Noviembre de 1949. Nos imaginamos sus chillidos al llegar a su destino. Ya en Lima estudió en el colegio José Sabogal y el 1337 República Peruana de los Naranjos en los Barrios Altos, lugar de nuestra Lima en la que por tradición se respira criollismo. Allí se formó como cantor y como todo niño cantó en la escuela y demostró su arte en el hogar y con la familia. Increiblemente han transcurrido 53 años desde que recibió los primeros aplausos.

Lo hemos oído cantar en la radio y siempre hay quien difunde sus grabaciones. Hemos sido testigos de sus presentaciones en la televisión y alternando con las máximas figuras de nuestro criollismo. Llegó a ser figura estelar y las "peñas" y famosos restaurantes lo anunciaban como el atractivo principal para atraer a sus públicos. Es el cantor que se mimetiza con el drama contenido en un vals y contagia a su público de sus emociones interpretativas. Manuel Donayre, triunfó en su país e hizo lo mismo en el extranjero. Lució nuestra camiseta y la ha sabido honrar con mucho orgullo.

Le dedico esta reseña y no habrá que perderse sus presentaciones de Febrero los días 13 en el gran auditorio del Centro Cultural Peruano Japonés y el 14 en el escenario del María Angola. Una ocasión de volverlo a ver y ya luciendo canas que le van muy bien. MANUEL DONAYRE "El diamante negro del Perú", nos ofrecerá lo mejor de su repertorio y sabrá complacer los pedidos que tengan a bien hacerle. Nos imaginamos que ya es otra su producción. Vuelve con más experiencia artística y con un marco musical acorde con su espectáculo que dará mucho que hablar. ¡Exitos Manuel! Gracias.

5 comentarios:

  1. Bienvenido a tu Patria Manuel. Son los deseos de quienes conocen tu canto y tu amor a lo criollo. ¡Un salud por ese gusto!

    ResponderEliminar
  2. wow!! manuel donayre me encanta la interpretacion de tus canciones hare lo imposible para ir a tu concierto

    ResponderEliminar
  3. .....Gracias,,,Manuel,,,,tu Tierra te espera casi 20 años,,,y es momento de oirte cantar y deleitar a tu gente,,,,saludos desde el Rimac.. David Ramirez..

    ResponderEliminar