miércoles, 13 de octubre de 2010

"RULLI RENDO" Y TODOS SUS "TOQUES" LLENOS DE ALEGRÍA. DA MUCHO GUSTO BAILAR A SU ESTILO. GRACIAS JULIO BARRERA LARRIEGA.

"Rulli Rendo"
La mañana estaba fría en este 14 de Octubre perteneciente a la Primavera. Luego de ver el rescate de los mineros chilenos y sentir la satisfacción del caso, me encontré con un vídeo de Julio Edgardo Barrera Larriega, un chiclayanito que admiraba como cantor de los éxitos de Domingo Rullo. Grabó muchos de ellos y se convirtió en un ídolo de aquella juventud. Época de Rita Sáenz y si hablamos de grupos y orquestas animadoras de grandes fiestas, les menciono a la de "Los Hnos. Silva", la del propio "DomingoRullo" y nuestra agrupación orquestal. Me refiero a "Rulli Rendo". Carismático en extremo. Vio afianzarse su popularidad a pasos acelerados en festivales, concursos y todo tipo de espectáculos que requerían su presencia artística. Figura popular de la radio, televisión y del mundo discográfico.

Aquel chico Barrera y al que Raúl del Mar, gran cantante de música argentina, Domingo Rullo, Peter Delis, Héctor Ferreyra, queridos músicos argentinos que le hallaron un sobrenombre, basados en Rulli y Rendo, dos famosos futbolistas del seleccionado pre olímpico argentino de 1964 y que extrajeron del "Gráfico" de aquellos años. El "Rulli Rendo" pegó, se quedó y pese al tiempo transcurrido, sigue vigente. En buena hora. No olvida que se inició en "Radio Club Infantil" de Maruja Venegas en Radio Mundial y en "La Hora de los niños" con Juanito Sedó, "El Tío Juan", en Canal 4 de Televisión. Dos experiencias infantiles en programas de gran prestigio y popularidad.

L. Watanabe, Yuriko, Raquel, Homero, Rulli y Dino Cabello.
Les cuento que me deleitaba observando una linda secuencia del recordado "Triki Trak" que animaba Pinasco en Canal 4 y que presentaba a Rulli con todo su coro de cantores y bailarines. Era el fin de fiesta. De pronto comprometen a mover las "bisagras" a "Rulito" y este no se hace de rogar. Da algunos pasos como si fueran los primeros, demostrando que no era su fuerte. Ingresa al ruedo Sonia Oquendo y al "toque" Diana García, la locutora y compañera nuestra de muchos años en promociones de América TV y ahora ausente. ¡Qué tremenda emoción! La verdad es que "toqueteó" todas mis fibras.

Finaliza la secuencia con la voz de Dianita invitando al siguiente programa y luego, Alfonso del Carpio que anuncia la transmisión desde el hipódromo. Era retornar a un pasado que no volverá pero, gracias al vídeo de Rulli Rendo, me estremecí de nostalgia al evocarlo. Fue así que se me ocurrió escribir esta pequeña reseña y darme el lujo de incluir a Julio E. Barrera, mi amigo "Rulli Rendo", y a quien debo agradecer sus "toques", que sirvieron para renovar, con viejas canciones, el repertorio de "El Hombre del Acordeón". Puso de moda al pasado. Es cierto.

"El toque" de Rulli.
Evocarlo en el tiempo como cancionista y luego en su otra faceta, la de arreglista, es realmente un honor. Nos cruzábamos en la tienda de instrumentos musicales de Domingo Rullo en Miraflores y por supuesto iba en busca del maestro por ayuda en la escritura de sus pentagramas. Me comentaba Domingo: "Este chico tiene una inquietud por sobresalir y triunfar que no se la he visto a nadie". En efecto, "Rulli Rendo" había iniciado su etapa de "toques" en base a canciones de gran popularidad, pegajosas y bailables, cantadas a coro, y nada menos que en los aciagos días del "toque de queda". 

Estamos en 2010 y ese repertorio continúa vigente. Hay emisoras radiales que lo incluyen a diario y nos dan su compañía en nuestra horas de largo viaje y con nuestros audífonos en el recorrido. Ha triunfado en México y otros países, dejando muy bien al Perú. Julio Edgardo Barrera Larriega, el popular "RULLI RENDO", necesitaría de más espacio para tratar todo lo que ha hecho y hace a favor de alegrarnos el espíritu. Sus "toques" son la energía del "marcapaso" que regula el tránsito de nuestras vivencias pasadas y que, como un "semáforo inteligente", le da paso a la modernidad. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario