viernes, 21 de mayo de 2010

"MANUEL D'ELORIO". MAESTRO DE LA ACTUACIÓN TEATRAL.

Consagró su vida a la actuación teatral y empezando muy joven, supo de aplausos sobre el escenario. Voz adecuada a cada personaje y muy estudioso de sus características. Hombre cordial, amable y consecuente. Un verdadero colega presto a dar la mano y su apoyo al que comienza. Manuel D'elorio, insigne actor de carácter, bien podía representar al curita de pueblo con toda su humilde figura o al temible asesino fugado de la carcel, presto a vender cara su libertad. Un "característico" de primera.

En la época del radioteatro, su voz se escuchaba indistintamente por varias emisoras. Llegó a dirigir su propio elenco, siempre benevolente con sus colegas. Pertenece a la generación de Luis Älvarez, Leonardo Arrieta, Carlos Gazzol y otras figuras notables. Lo recuerdo en una película peruano mexicana al lado de Fray José Mojica llamada "Seguiré tus pasos" con Fernando Larrañaga, Luis Álvarez y los pequeños de ayer "Chachita Hormazabal " y Juliancito Bravo. También, Fernando Soto "Mantequilla".

Aquí, una dedicatoria a Ricardo Tosso O'Connor, muy popular en el mundo infantil con su personaje "Mi Pagliacci". "¡Que corta fue tu vida, viejo farandulero. Te fuiste de repente, soltaste las amarras y empezaste a volar. Espero que en las noches, do reyna el plenilunio, al borde de las playas, que solo se ve en sueños, junto con los delfines, recomiences a actuar. Píntales las bocotas, con el rojo encendido: el rojo bermellón y cuéntales los chistes que tu sabes contar. Y luego en compañía de ángeles y delfines, espérame llegar".

Fue una muestra de amistad al desaparecido actor, padre de Ricky Tosso. Otra muestra de recuerdo y amistad la presente: "ENMUDECIERON". Enmudecieron las tres voces varoniles más preclaras del Perú y quedamos en silencio los oyentes del país. Eran tres voces galanas con diferente color, voces claras y educadas pero con igual valor. De Oro puro la de Arturo, de Plata la de Guillermo; del más noble y puro acero, de Víctor Dongo la voz. Ahora están en las alturas, en "cabina" celestial.

El homenaje de Manuel D'elorio a Arturo Pomar, Guillermo Lecca y Víctor Dongo Casalino, desaparecidos por la misma época y que nos remitió a nuestro programa "Musiencuentros" en Radio Nacional del Perú. Nos visitaba con frecuencia y, algo alejado de los escenarios, estaba dedicado a ofrecer vestuario a las compañía teatrales y a la televisión. Desde un sombrero de antaño, trajes virreynales, uniformes militares y toda la variedad de vestimenta necesaria  para una actuación. Aquel era su negocio.

Su nombre real fue Manuel Velorio Bermúdez. Al llegar nuestra jubilación dejamos de vernos y es muy grato evocarlo en esta reseña. Sigue viviendo en el recuerdo y así están considerados todos aquellos artistas a los que nos unió el radioteatro o la música. "MANUEL D'ELORIO", un actor de la voz y la actuación, nos ha dado el privilegio de crear una página más de "Artistas en el Perú". Seguiremos incrementándola, porque es hacer justicia a su largo trajinar por los diversos escenarios de la vida. Gracias.


1 comentario:

  1. Supe que el señor Manuel D´lorio, vivió en San Roque, yo que soy actor y vecino suyo me entere hace poco y también que falleció hace 18 años, por información de un vecino. Me conmovió más cuando vi un día al pasar por su casa y ver un camión y una cantidad de cajas de cartón y bolsas, conteniendo vestuarios, y ver su casa abandonada, según el vecino me dijo que sus hijos ya mayores siguen viviendo allí..

    ResponderEliminar