martes, 30 de junio de 2015

NESTOR QUINTERO: "EL SHOWMAN DE AMÉRICA". GRAN COMEDIANTE E IMITADOR PERUANO.

Nestor Quintero
Son muy pocos los comediantes a los que hemos dedicado una reseña de sus actividades en nuestro querido Perú. Hemos aludido a Carlos Revolledo, Edmundo Moreau y Carlos Rodrigo entre los que conocimos en el pasado. El que nos toca recordar es Nestor Quintero y de largo trajinar en la radio y en la televisión. Tuvo su época en la Peña Ferrando, como muchos de los cómicos nuestros. Allí se lucía imitando a cantantes y casi a la perfección. Nos llamaba la atención del porqué no se dedicó al canto si es que tenía condiciones notables para ello. Bueno. Sus razones tendría, pero si puedo decir que se trata de un gran personaje y que engalana "Artistas en el Perú".

Sabemos que sus estudios primarios fueron en Tacna, en el colegio Bolognesi y con una niñez plena de experiencias que marcaron su vida. La secundaria ya es en Lima en el "Zarumilla" de Magdalena y en donde destacó en muchas disciplinas deportivas. Fue sub campeón nacional escolar en carrera con patines y siempre de temperamento movido. Sometido a las necesidades de sobrevivir y haciendo ventas de ropas de vestir por el Mercado Central, pero que le servía de entrenamiento a lo que sería su futura carrera: contar chistes. Una simpática forma de lograr simpatías y llamar la atención. Algo le decía que su futuro estaba en los escenarios de espectáculos.

Siempre ha reconocido que le agradaba la imitación. Tuvo ocasión de dedicarse al canto, pero no era lo suyo. Prefería sorprender a quienes le rodeaban con sus imitaciones del Pato Donald y todos aquellos personajes del cine que encontraban eco en él. El espejo fue su confidente y el que le daba respuestas a sus aspiraciones de caricaturizar a los famosos. Llevaba en sus venas este talento y siempre guiado por la disciplina y la responsabilidad. Oía la radio y ponía atención a las voces y estilos de los que destacaban en la locución y el arte. Así lograba notables resultados imitando a Juan Ramírez Lazo o a Carlos Alfonso Delgado entre otros grandes del micrófono.

Como anécdota de su vida, trata de abrirse paso en el mundo del espectáculo y tan solamente contaba con 17 años de edad, pero le echó ojo al "Embassy". Había que aparentar mayoría de edad y recurre al falso bigote que le abre las puertas de aquella boite, cuando en sus carteles se anunciaba a "Las Dolly Sisters" y otras famosas rumberas de la época. Llega al gerente, le permite una prueba y lo contrata. Se lanza al ruedo y a la primera oportunidad que le permite la tardanza del titular, demuestra lo que llevaba consigo. Las imitaciones de animales, voces de famosos y hasta el baile que lo llevaba desde que competía con patines. Se convirtió en "Showman" y dueño del puesto.

Le llegarían decenas de ofertas para otros establecimientos nocturnos, pero es leal a quien le dio su primera oportunidad. Ese fue su inicio y vendrían luego otros contratos y giras. La televisión lo captura y demuestra su talento en diversos programas y al lado de los famosos. Graba muchos discos y en cada uno de ellos hay historias jocosas que han hecho pasar buenos ratos a sus admiradores. Las giras se suceden y conoce casi todo el Perú. Vendrían viajes al extranjero y en especial a los países en los que nuestros compatriotas residen como Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá, Colombia, Chile y Venezuela. Por si esto fuera poco, llega también a la lejana Europa.

Nació un 27 de Julio y serán 77 los años a cumplirse. Pasa por una etapa difícil de salud y ha sido recientemente operado. Gracias a Dios parece que todo salió bien y le deseamos pronta recuperación. Vive en grata relación familiar, hay nietos y goza del cariño y afecto de los suyos. Lo cierto es que "NESTOR QUINTERO", continúa siendo "El Showman de América" y volverá pronto a sus andares que extraña. Nosotros cumplimos con el gran objetivo de reseñar a los artistas que han sabido dejar muy en alto sus nombres. Están pendientes muchas historias mas y reconocemos las felicitaciones que recibimos con modestia y afecto. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario