domingo, 21 de septiembre de 2014

ZOILA ESTELA GRANDA ZÚÑIGA. ESCRITORA DE CAMANÁ Y SU NARRACIÓN DESCRIPTIVA DE UNA HISTORIA QUE TRANSCURRIÓ "AL OTRO LADO DEL TABLERO".

Zoila Estela
Seguimos en nuestros modestos esfuerzos de consignar en este blog, a personajes que tienen que ver con el arte. La verdad es que nos es muy difícil introducirnos en este campo donde hay que respetar las reglas del idioma y a este amante de hacer reseñas nadie lo ha calificado para ello. Con la audacia que nos acompaña, recibimos a una talentosa escritora, tal como lo hiciéramos antes con Mario Vargas Llosa, llamada Zoila Estela Granda Zúñiga. Nacida en Camaná, donde se encuentra "la gloria perpetua de los ríos y los mares que inundan sus recuerdos de nostalgias". Una frase que ella emplea para identificarse con la tierra que la acogió y en la que nació igualmente su amor a las letras. Ya está sembrado el camino para conocerla mejor. Vayamos en esta ruta y en la que nos esperan detalles de la personalidad de una dama sincera que sabe expresarse con lenguaje atractivo y natural. Hay mucha poesía escondida.

Escritora con alma.
Siempre hemos pensado que el artista nace. Viene con esa iluminada vocación y que se va manifestando en el transcurrir de los años. Hay algo que Dios prodiga en ciertos seres escogidos para hacerlos distintos. Por eso hay músicos que jamás pisaron un conservatorio y a través de su canto o instrumento nos sorprenden con un derroche de talento y originalidad. Zoila Estela sintió siempre esta vocación de narrar. Cuenta ella misma que a muy corta edad ya sentía inclinaciones para poner en acción sus neuronas. También que, a modo de irse descubriendo de a poco, dio a luz su primer libro como "Ariana Stebes". ¿Qué la impulsaba a ello? Su propia naturaleza. Era de recopilar recuerdos y almacenarlos en la caja mágica de su ser. Un cofre que nos va soltando sus tesoros y que nos encanta darlos a conocer. Sabemos que tiene muchos admiradores y que aprobarán nuestro examen.

"Ariana Stebes".
Fuimos tomándole interés a su último libro "Al otro lado del tablero" y que con una modestia que la pinta de cuerpo entero, nos sorprendió y tuvo a bien obsequiárnoslo de manera personal. Vaya el lujo que tuvimos. Tenerla presente en nuestro hogar y charlar con ella y sentir sus emociones. Se dice que a esto se le conoce como "empatía". Yo agregaría también simpatía. Nos sentimos cómodos con ella y podría, sin exagerar, que teníamos frente a nosotros a un familiar querido. Procedemos de paternidad provinciana, de la que sentimos hondo orgullo, y es así que Zoila Estela nos premió por nuestros ochenta años de edad, veinte días antes. Su firma y dedicatoria lleva la fecha 5 de Setiembre de 2014 y no puedo sino agradecerle con esta reseña. Para nosotros un halago y un regalo que ya está expuesto en nuestra vitrina de las cosas bellas. Empezó escribiendo como "Ariana Stebes".

Belleza  de Camaná.
Empleando una narrativa que invita paso a paso a interesarnos por su historia, hemos descubierto el amor de una familia muy bien conducida por sus padres. De cómo esta niña va entendiendo que su hermano mayor tiene otras metas que cumplir. Ellos son siete. Cada cual con propias personalidades, pero que deben dar su apoyo a un niño que nació distinto. Que tiene un talento especial con un juego que se practica en la casa y se hereda del padre. Son visionarios de un triunfo. No estaban equivocados. Vayamos al grano y descubramos que aquel niño es Julio Ernesto Granda, nuestro célebre campeón mundial infantil y orgullo emblemático de la ciudad de Camaná. Todo un maestro del ajedrez, un deporte sólo para quienes saben pensar. Su nombre es de resonancia universal y distingue a una provincia peruana que demuestra orgullo  por sus victorias.

Narrativa excelente.
Había que señalar el tema de "Al otro lado del tablero". No se hace esta reseña para promocionarlo. Nos sentimos orgullosos de saber que contamos con escritoras de talento natural como lo es Zoila Estela Granda Zúñiga, que conoce los secretos para atrapar a sus lectores no a conocer una biografía, sino a vivir una historia en la que quedamos inmersos hasta llegar al final. Hay mucho que tiene que ofrecernos esta artista de la narración escrita. Zoila Estela tiene mucho más que ofrecer. Le deseamos los éxitos que se merece y que debe superar en todo, el enjambre de poco interés por la lectura a la que nos ha sometido la televisión. Que sea otra "Granda"  y que recorra el tablero de las letras para coronarse soberana con sus libros. Lo anhelamos como peruanos y queda aquí esta referencia de su obra y talento. Gracias. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario