lunes, 17 de noviembre de 2014

"PEDRÍN CHISPA" Y SUS LIBRETOS HUMORÍSTICOS EN LA RADIO Y SUS "PASTILLAS PARA EL HÍGADO".

"Pedrín Chispa".
Personaje clave en la radio de ayer fue el libretista. Hoy es el guionista y recuerdo que hubo uno muy popular y querido por los oyentes. De un estilo propio y con un sentido del humor, muy particular. Nos estamos refiriendo a Don Elías Ponce, un artista también músico y padre de los afamados "Chicos de la Radio" que triunfaran en aquel mundo del espectáculo. Después, ya crecidos Elías, Malva y Daniel, fueron "Los Hermanos Ponce". Se dice de aquel que siempre cae bien con alguna ocurrencia, es porque tiene buena chispa. No puedo afirmar si fue el propio Elías Ponce u otro el que le clavó el tan inolvidable seudónimo de "Pedrín Chispa". Por que en cualquier momento surgía de su mente ese punto chispeante del buen humor.

Pedro Elías Ponce
Lo cierto es que tuvo fama y sus libretos fueron interpretados por los más legendarios cómicos, imitadores y artistas del teatro y de la radio, a mediados de la década de 1940. Nombremos a algunos: Carlos "El Cholo Revolledo" y doña Antonia Puro. Los insuperables comediantes de moda y del cine nacional Paco Andreau y Edmundo Moreau. Escribía para las revistas y diarios y siempre añadiendo a sus historias una huella de buen humor. No me cansaré de repetir que la radio, aquel aparato de sonido agradable y musical, tenía como característica especial el jugar mucho con la imaginación. El oyente se hacía mil ideas acerca de algún personaje que oía a través de la radio. En esto era un capo "Pedrín Chispa".

Angel Crespo "Pelito"
El caso del niño terrible de la radio, "Pelito", fue singular. Fue una creación del famoso imitador "Ángel Crespo" a su personaje. Las travesuras de un niño de seis años de edad y cuya voz, muy bien imitada por Crespo, caló hondo en el gusto popular. "Pedrín Chispa" basaba sus libretos en hechos reales. Imitando la voz de un niño, pero muy especial, lograba que el radio escucha viviera la historia a plenitud. Creaba este imitador otras voces para el peluquero, el chino de la esquina, el bodeguero, etc. También secuencias de la procesión del "Señor de los Milagros" con banda musical y todo. Era un espectáculo que se originaba en una sola garganta: la de Ángel Crespo. El niño "Pelito", realmente una maravilla.

Con Humberto Martínez Gómez
Con el gran Elías Ponce llegamos a conocernos en la antigua radio "El Sol", mucho antes de la llegada de la televisión a Lima. Fue realmente un señor productor. Recuerdo cuando laborábamos en Radio Victoria nos tocó subir al auditorio para la historia de "Los Novios". Problemas y situaciones jocosas de una pareja con los padres de la novia. En este caso actuaban como tales Zarela Cruzado y Edmundo Moreau. Los novios éramos Delia Fortún y quien hace esta reseña. No exagero al decir que, en muchas ocasiones, éramos presa del buen humor de "Pedrín Chispa" y no podíamos contener la risa. Esto ocasionaba que el público riera con más delirio al observarnos en tremendas circunstancias. La foto de la derecha es elocuente.

"Los Hermanos Ponce"
"Pedrín", como se le trataba a Elías Ponce, era un hombre cordial, muy sencillo y de una nobleza extrema. Nos trataba como si fuéramos amigos de toda la vida. Siempre ocupó puestos importantes en la radio. No dejábamos de leer sus crónicas que aparecían en "El Comercio", "La Prensa" y revistas de espectáculos. Cuando arribó la televisión, tuvo a su cargo la producción de importantes programas y siguió conservando el mismo perfil de siempre. Tuvimos un reencuentro con él cuando en 1970 ingresamos a América Televisión. Fue el productor del programa "Ritmo en el 4" y que conducía Diana García con mucho acierto. De aquel programa salió nada menos que Eva Ayllón, hoy una figura de la canción criolla.

Elías, Malva y Daniel,
"Los Chicos de la Radio".
En los estudios de grabaciones que tiene Elías Ponce Jr. en la Av. Salaverry, en uno de sus ambientes le rinde homenaje a su padre con "El Rincón de Pedrín". Se luce una fotografía de "Pedrín Chispa" y algunas de sus "Pastillas para el Hígado", notable columna que se publicaba en el diario "El Comercio". Queda esta reseña como un homenaje a un gran escritor y libretista de mucho talento como lo fue en vida Elías Ponce. Fue el más popular en aquella era histórica de la radio y que la llenó con sus ocurrentes libretos y personajes. No de gran estatura física, pero gigante frente a la máquina de escribir. Dominaba los secretos del "Banjo", instrumento musical de cuerdas y herencia legada a  sus hijos "Los Hermanos Ponce". Gracias.

2 comentarios:

  1. Recuerdo haber leido muy joven sus "Pastillas para el higado" publicadas en El Comercio, con ilustraciones de un artista muy moderno que firmaba "Ebel". Un dia, para mi sorpresa, desaparecieron las pastillas de Pedrin Chispa, siendo reemplazadas por "Sofocleto en dos columnas", iniciando lo que habia de ser para Luis Felipe Angell una brillante carrera como humorista para el hasta entonces diplomatico de menor cuantia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto Jorge Bejar. Lo suyo es algo más que engrandece esta reseña de "Pedrín Chispa". Gracias.

      Eliminar