sábado, 5 de febrero de 2011

AURELIO COLLANTES ROJAS. "LA VOZ DE LA TRADICIÓN". VERDADERO RECOPILADOR E HISTORIADOR.

Aurelio Collantes R.
Polémico y muy exigente para afirmar sus experiencias en el mundo de la canción criolla. Lo recuerdo como animador de "Los Embajadores Criollos", en sus presentaciones teatrales. En especial en el "Miraflores", sala de barrio que se copaba al extremo. Aurelio Collantes, de fácil palabra y un dominador del escenario, impactó mis iniciales impulsos de llegar algún día a esta querida profesión de locutor. De voz clara y casi un actor, cuando dramatizaba la historia de "Tirifilo y Carita" y el escenario se sustraía a su narración. Aquel duelo entre hampones de la vieja Lima, está en nuestra memoria, imperecedero.

Antes de nuestro ingreso a Radio Victoria, éramos seguíamos esos espectáculos. Aurelio, era el obligado presentador de las estrellas del "Varieté". No existía la televisión y el público concurría en masa a conocer a sus estrellas. En 1954, debutamos como locutor y José Lázaro Tello, conociendo mis inquietudes por los artistas, nos llevó al "Carlos A. Saco" y allí, en persona, conocimos a "La Voz de la Tradición". El animador de los cines de barrio que creíamos un gigante, sin exagerar, resultó una persona sencilla y cordial. Un mounstruo en el escenario y fuera de él, la humildad. Unos buenos tragos matizaron esta experiencia.

Leía en el "Cancionero de Lima", las bases para la elección de "La Reina de la Canción Criolla". La revista auspiciadora era "La Lira Limeña". El organizador Aurelio Collantes. Año 1939 y triunfadora absoluta nada menos que Jesús Vásquez. Desde allí, pese a que se organizaron nuevos eventos con el mismo fin, se hizo dueña absoluta de ese trono que lució con orgullo hasta sus últimos días. ¡Qué importante fue Collantes! Un recopilador que lucía en su hogar y con orgullo, discos y fotos de una historia pasada mejor. Supo vivir la tradición y la hizo respetar a través de sus escritos publicados. Un verdadero historiador de lo nuestro.

Disco 78 RPM. con "Parisina"
Tuve un tremendo respeto a su persona y no toleraba las tomaduras de pelo que ignorantes de su pasado, se atrevían a hacerle. De aquella época con José Lázaro Tello, guardo gratos recuerdos de Aurelio, una viviente enciclopedia y a quien, en los años 60, cuando tuve ocasión de animar "Lo Mejor del Criollismo" en "Victoria Televisión", rendimos un justo homenaje. Observaba a un Collantes muy resentido con el trato que se daba a los artistas de lo nuestro. Compuso en 1938 su primer vals "Abajo el Puente" y tuvo en "Parisina", ya en los 60, ocasión de escribir la historia de una francesita que murió trágicamente en Lima. La música la puso Domingo Rullo y fue éxito de "Los Morochucos".

Nos contaría que en 1956 publicó "Historia de la Canción Criolla", con una recopilación de fotos increíble y que mostró en el programa. Así también "La Historia de la Marinera", escrita un año después. Otro libro de su autoría fue "Pinglo Inmortal", un verdadero documento de información sobre el bardo limeño. Lástima que ya no existan sus escritos dedicados a Pedro Bocanegra, con todo su dramático final de abandono. Tenía en la "Andarita", un motivo para demostrar sus condiciones de recitador y hablar del legendario Luis Pardo en muchas entrevistas radiales. 

"Voz de la Tradición"
Nació en Lima el año 1913 y estudió en una escuelita bajopontina. Fue el sitio en que forjó su amor a todo lo criollo. No tengo la fecha de su deceso y lo vería por última vez en "Lo Mejor del Criollismo" y, dentro de lo que le ofrecía la vida, entre amarguras e incomprensiones, se perdió en el olvido. Nadie podrá arrebatarle su identificación como "La Voz de la Tradición". Tenía arte para decir las cosas y sus vivencias y recopilaciones las atesoró y lamento no saber que destino corrieron. "AURELIO COLLANTES ROJAS", un ejemplo de peruano que enarboló la bandera del criollismo como nadie. Mi admiración repetida para él y que se sepa en esta reseña que fue único. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada