viernes, 23 de julio de 2010

DON ALFREDO LETURIA ALMENARA. "EL VICTORIANO DE LA CANCIÓN".

Alfredo Leturia
Retornaba a casa al mediodía luego de estar en Canal 4 y tengo un encuentro con Abelardo Vásquez, amigo y compañero con sus hermanos en muchas fiestas llamadas "Chivos". Nuestra ruta era la Av. Túpac Amaru en una "combi". Abelardo iba al Hospital de Collique, donde estaba internada su esposa, y aproveché en hablarle de Alfredo Leturia y su reciente grabación con Julio Velásquez. Me dijo: "No se por qué no grabó antes". Y concordamos en que se trataba de un señor cantor y del que teníamos recuerdos juveniles, porque alguna vez estuvo en nuestro hogar. Pasado tanto tiempo, José Antonio, su hijo, con quien compartimos muchas anécdotas en el Facebook, nos envía datos que indicaban que Alfredo Leturia, rechazó siempre el grabar discos. Sólo cantaba por amor a la música, quizá su mejor compañera en el trajín por los senderos del criollismo.

Con su hijo José Antonio.
Por la década del 40 del anterior siglo, nuestra casa era punto de reunión de muchos criollos de Surquillo. Mis tíos Antonio y Teodoro Meza Lindo eran conspicuos visitantes del Club Social "Ricardo Palma" y cada serenata o visita cumpleañera, venía acompañada de artistas como el maestro Juan Araujo, gran laudista y otras buenas guitarras. A quien no olvido es precisamente a Alfredo Leturia que, con esa voz y estilo propios, nos deleitó a todos con muchos valses y en especial la polka "Chalaquita" que se me quedó en la memoria por siempre. Casi 50 años después, graba por primera vez en el Aniversario del Club Felipe Pinglo".

Alfredo Leturia y Julio "El
Chavo" Velásquez,
Y fue una novedad. Con el "Chavo" Velásquez en la guitarra y en algún momento haciéndole segunda voz, dejaron una joya para los que amamos la canción criolla. Y lo entrevistamos en Radio América en "Este es mi Perú", que conducía "Willy" Roggero. Lo noté muy feliz y criollazo de verdad. Llegaría un aniversario del programa y lo celebramos en el local de la Hermandad de San Judas Tadeo y nos dimos el lujo de ver y oír a Alfredo Leturia como en sus mejores tiempos. Cantó también el popular Fernando "Mano Corta" Hurtado y otros que se ganaron el apluso de aquel auditorio engalanado por la presencia de Doña María Luisa Ojeda, madre de Manuel Acosta Ojeda. Estuvoi también "Pocho" Rospigliossi.

A. Velásquez, Alfredo Leturia y Guillermo Dacosta
"El Trío Puerto Rico".
Leyendo los datos de José Antonio, quien nos ha refrescado la memoria, evocamos al "Trío Puerto Rico", aquel conjunto que parecía cubano y que integraban Alfredo Leturia, Guillermo D'Acosta y Manuel Fajardo, este último reemplazado alguna vez por Antonio Velásquez y que conformara también el "Trío Habana". Aquí radica el secreto del "swing" de Alfredo y que aplicó al cantar criollo. Nosotros vimos actuar al Trío Puerto Rico"en la vieja Radio Central y era todo un espectáculo, algo así como la versión peruana del Trío Matamoros. ¡Cuanta historia encierra la vida de Alfredo Leturia Almenara!. Gracias a Dios grabó.

Acompañado con la guitarra
de "Fico" Dávila.
Fue el menor de 11 hermanos y nació en García Naranjo un 3 de Setiembre de 1916, nutriéndose de todo el sentir del barrio de La Victoria. Tuvo una infancia con ausencia de la mamá que falleció temprano, cuando tenía sólo tenía 11 años. Gracias a Amelia, hermana que asumió dicha responsabilidad y Don Manuel, un gran papá, crecieron todos con sabor a música. Varios de los Leturia fueron buenos cantores y Alfredo no fue la excepción. Su vida se confundió con Pedro Espinel, Manuel Covarrubias, Ricardo "Curro" Carreras entre el "Pinglo" y el "Domingo Giuffra", italiano que sabía apoyar en su bodega a los cantores victorianos.

Con su Rosa amada.
Tuvo 14 hijos con Rosa Chumpitazi, el amor de toda su vida y nos dejó, víctima de la diabetes, el 10 de Junio de 2002 a los 86 años. Así fue el cantor que, igualmente, practicó el Box dirigido por Juán Álvarez y el Basket con quien fuera su compadre espiritual Mauro Garcés "El Expreso de Medianoche". Cuando salía de casa se le solía preguntar ¿A donde vas? y respondía: ¡A la Gloria! Se perdía entonces en su mundo criollo, embebido en jaranas y espectacular bohemia. Así fue ALFREDO LETURIA ALMENARA y a quien, desde este rincón me atrevo a preguntarle: ¿Dónde estás?... Y su respuesta es: ¡EN LA GLORIA! Gracias.


jueves, 22 de julio de 2010

"MARITZA RODRÍGUEZ". LA ETERNA "PRINCESITA DE LA CANCIÓN CRIOLLA".

Maritza
Rodríguez
Para empezar a decir algo de esta notable cancionista criolla, nos trasladamos en la evocación a los años 50. Nos iniciábamos en la locución a través de Radio Victoria y una chiquilla movía el ambiente con su alegre y encantador modo de interpretar la canción criolla. Pertenecía al elenco artístico de aquel programa añorado "Fantasía Infantil" y que conducían brillantemente Gloria y Lucerito del Valle, esta última famosa en el Radio Club Infantil de Radio Mundial como Violetita Cácerez, gran recitadora precoz.

En medio de aquel desfile de nuevas figuritas del arte, destacaba nítidamente por su voz y seguridad Maritza Rodríguez. Estaría en los 13 años de edad y se comportaba en el escenario como toda una estrella infantil. Si sumamos el tiempo transcurrido, ¡cuánto ha brindado de su arte al cancionero nacional!. Sigue imperturbable con su estilo original y que la mantiene, gracias a su voz, como la "eterna princesita". Son muchos los discos que ha grabado  y en especial aquellos con el marco musical de Manolo Ávalos.

Adornando con su foto
un "Cancionero".
Inmediatamente surge "Triste Despedida", el inmortal vals de Emilio Peláez Montero. Con respecto a este autor, destaco el olvido al que llegó. Ningún erudito y ni aquella Antología de la Canción Criolla lo nombran. Sin embargo, en la voz de Maritza Rodriguez y transcurrido un tiempo notable, el vals se mantiene vigente. ¿Quién no ha disfrutado de la alegría de "La Perla de Chira", un tondero sin igual y especial para Maritza. Ese "guapeo" a Manolo con su voz infantil y cristalina en medio de clarinetes, piano y cajón.

Otro tema antológico es "Ilusión Perdida" de Gilberto Plascencia. ¡Cuánto sentimiento pone en su versión nuestra encantadora intérprete!. "Aún te Quiero", poesía nostálgica de Emilio Peláez Montero y música insuperable que ratifican mi modesta opinión sobre la obra de este autor. Gracias a Maritza Rodríguez, sus composiciones seguirán eternas. Aquel album con Manolo Ávalos, es una muestra de su talento vocal e interpretativo. "En Vano", "Cariño Malo" y otros hermosos temas, completan este disco de oro.

De la portada de uno
de sus discos.
Ha participado en muchas competencias y obtenido primeros lugares. Hay que resaltar la privacidad de su vida. Es un ejemplo para los nuevos intérpretes y orgullo personal propio. La conocí en aquel programa infanil, siempre acompañada de su tía, en la Radio Victoria de sus mejores tiempos. Fue gran sorpresa su contratación como figura estelar en la nueva radio "1160" y en la que igualmente triunfaría Edith Barr. Nos tocaría un reencuientro por los años 60 en "Lo mejor del Criollismo" por Victoria TV Canal 2.

Le rindo mi homenaje y espero que al leernos, sepa que tuvo un admirador de su arte y al que no defraudó. "MARITZA RODRÍGUEZ", es una triunfadora que no necesita gritar su grandeza. Como todo lo bueno, ¡pura esencia en frasco chico!. Desconocemos, como todos, su vida privada. Esperamos sea buena y al lado de los que más quiere. Un saludo cariñoso para ti, desde este nuestro rincón de los buenos recuerdos. Seguiremos con estas reseñas y siempre rescatando lo mejor del Arte en el Perú. Gracias.

miércoles, 21 de julio de 2010

"GABY ROSSI". CANTÓ MÚSICA ITALIANA EN LA RADIO Y EN LA TELEVISIÓN CON GRAN ÉXITO. ES LA ABUELA DE MIS NIETOS.

Gaby Rossi
La década de 1950 en Lima, se distinguió por la aparición de grandes nuevas figuras de la canción. Recordemos a Eddy Martínez, un bolerista de gran registro y que sigue vigente; Judith Acuña, "Wara Wara", soprano que impactó por su extraordinaria tesitura y que le permitía emular a Ima Sumac; Luis Baltazar, un melódico cantor de mucha simpatía y que triunfaba igualmente como el dibujante caricaturesco de aquel personaje extrañado, "Chabuca" en "ULTIMA HORA". También sentía el aplauso del público Edith Barr, que luego se convertiría en estrella de la Canción Criolla.

Con Dona Behar, del Líbano.
Un recuerdo especial a Manolo Pérez Valero, un cancionista español que impactó con su repertorio y voz excelentes. Todos los nombrados, estrellas que triunfaban en Radio Victoria en los bajos de la Cabaña. Época de Jesús Vásquez, la Orquesta "Capricho Español", "Los Embajadores Criollos, Raúl del Mar y la animación de Carlos Alfonso Delgado o Marco Antonio Castro con los comerciales de Alberto Arenas, Ana María Álvarez y José Carlos Serván.

En el auditorio de "Victoria" con Ernesto
Samamé, Augusto Rojas y el acordeón de
Manuel Sotomayor. Perales en el Bajo. 
Hoy nos ocupa de esa brillante promoción, "Gaby Rossi" (Antonieta Bernales Quiroz), egresada de esa cantera artística llamada "Radio Club Infantíl" de Maruja Venegas Salinas. Su repertorio era el lírico. Temas como "Quiéreme Mucho", "Tipitipitín" o la italiana "Luna Rossa", que le permitían robarse el aplauso del auditorio. Muy fina, limeña y de exquisita voz, se hizo sentir también por emisoras como "El Sol", Mundial y la Crónica. Tuvo en Reynaldo Cruz, gran pianista y arreglista peruano, un gran apoyo. El compositor Augusto Rojas Llerena, Coordinador Artístico de la emisora, con gran acierto la bautizó como "La Bambina". Era además el Director Musical de la agrupación que la acompañaba en sus presentaciones. Año 1956.

En "Madame Buterfly"
Su profesora de canto, la soprano Leonor Arenas, descubrió sus cualidades en un Centro Escolar de la Unidad Vecinal Nro. 3. La indujo al estudio y se encargó de recomendarla al Conservatorio Nacional de Música. Intervino en "Madame Buterfly" y nos contaba Eduardo Rocha, gran músico fallecido, que el profesorado se disputaba el derecho a educarla porque había descubierto sus generosas condiciones para el canto lírico. Quien reseña estas historias, se enamoró a primera vista de la "bambina". Contraeríamos matrimonio el 30 de Noviembre de 1958 y tuvimos una celebración rodeados de compañeros de trabajo como Ana María Álvarez, Ana Mendoza, Alberto Arenas, José Lázaro Tello, Chaba Reyes, Enrique Cruzado y toda la familia de ambos. Ceremonia en la Iglesia del Parque Central de Miraflores. En este mismo templo se casaron Lidia y Ángel, mi hermano.

Al lado de Sergio Murillo. Un momento feliz en
el camerino y con la sencillez del joven cantor.
Pasaría el tiempo y llegaría la televisión. Esa etapa de Victoria Televisión Canal 2 fue inolvidable para nosotros. Hacíamos la locución comercial y nos dimos el gusto de presentar a artistas de fama mundial como Bill Halley y sus cometas, Los Chavales de España, Luisito Aguilé y otros. Un joven artista del Brasil que fue todo un éxito se llamó Sergio Murillo y Gaby Rossi alternó en la misma fecha de presentación del cantor de "Serás todo para mí", "Baby", "Tu serás" y otros grandes éxitos discográficos. En esa ocasión animaron Sergio Vergara y Luis Ángel Pinasco. El Director del programa, nada menos que Rafael Quiroga, gran productor venezolano.

Gaby y Carlos Serván
Visitaría Canal 9 de Radio El Sol, en su primera etapa y en muchas de sus presentaciones fue acompañada por el maestro Nino Sorrentino, cuando interpretaba el repertorio italiano. Recuerdo en esa ocasión que alternamos con un trío conformado por Humberto Barúa, Manolo Pérez Valero y el "Cachi", acordeonista de los "Jai Alai". Hoy, pasados muchos años, vive entregada a sus nietos los mellizos Alejandra y Joaquín, producto de nuestro hijo Juán Carlos y su adorada Mechita Castro. Sigue cantando, pero canciones de cuna, y afinándoles el oído a sus nietos queridos. Dice que hay madera para el futuro. Espero que esta reseña quede plasmada como un recuerdo especial para ellos. Les confieso que hay arte musical congénito y ojalá estos mellizos, Alejandra y Joaquín, nos representen en el futuro. Gracias.

Agregado el 10/05/2013.- "Gaby Rossi" dejó este mundo el 8 de Mayo del presente año. Epílogo de su reseña y que dejamos para la posteridad y alegría de quienes nos sucedan.

martes, 13 de julio de 2010

FERNANDO BOLARTE "EL DOLTON". ¡GRAN BATERISTA DE LUJO DEL "HOMBRE DEL ACORDEÓN"!

Juntos en una actuación en el Country Club "El
Bosque" de San Isidro. Esta pareja hacía bailar
a todos con el ritmo de Fernando Bolarte. 
Nos da gusto saber que "Los Dolton", aquella agrupación triunfadora de los años de "La Nueva Ola" siga en actividad y cada vez que su nombre figura en algún programa de la televisión, sentimos verdadero orgullo de haber tenido en nuestras actuaciones a Fernando Bolarte Cerrate, su notable baterista. Recuerdo nostálgicamente un suceso de los años 60, cuando no se nos ocurría tomar en serio la música. "Los Dolton" en SONO RADIO, presentaban su primer L.P. en conferencia y agasajo en uno de los salones del renombrado Hotel Crillón.

Ocupábamos una de las mesas, David Odría, Pedro Roncallo, mi hermano Angel y otros colegas. David, el gran animador radial, nos sugería estar lejos del escenario por la potencia del sonido. Nada más falso. Todo resultó una agradable secuencia de sus canciones que luego se harían famosas para siempre. Destacaba con su batería reluciente, Fernando Bolarte. Aquel jovencito que deslumbraba a la concurrencia con sus "sólos" y acompañaba a "Los Dolton", dándole un toque original con su buen estilo de percusionista.

Ya en la década de los 70, habíamos ingresado impetuosos a la animación de fiestas. Oscar Cornejo "Papi", nuestro baterista estable, no podía asistir a uno de estos trabajos y me dijo que iba a enviar un reemplazo de garantía. Sabía de la seriedad de nuestros compromisos y, en efecto, para sorpresa nuestra, llegó Fernando Bolarte, el mismísimo "Dolton", que le puso todo su empeño y arte a su actuación. ¡Cómo se lució en el famoso "Buen Humor", aquel tema de Glenn Miller, exprofeso para baterista!

Empezaría allí nuestra amistad y conocería de sus atributos personales. "Los Dolton", habían dejado los escenarios ante la ausencia de Ishikawa, su vocalista principal. Hubo una ocasión que por esas cosas del destino, tuvimos que reemplazar a Roberto Spaziano "Robertino", colega acordeonista ahora en los Estados Unidos y que contaba en sus filas con su hermano el guitarrista, de los mismísimos "Dolton". Nos adecuamos y fue otra noche de grata recordación en el maravillosos mundo de la música. El "swing" de Fernando, es único.

Cómo olvidarlo si venía casi siempre con un apetito voraz. Cada reunión, siempre hemos contado con una generosa atención por parte de nuestros clientes. Muy buenas mesas y ricos potajes. Fernando  solía llevar un "secretario" que no sólo lo ayudaba a instalar su equipo, sino también, a llegar a las deslumbrantes mesas y proveerlo de lo mejor del menú. El "Dolton", se ganaba los aplausos porque era todo un espectáculo. Dueño del escenario, era complemento de garantía para los éxitos de "El Hombre del Acordeón". Lo reconozco y lo felicito.

Antes del 2000, tuvimos un encuentro con Fernando en Radio Nacional. Se presentaba con "Los Dolton" y mi hermano César es testigo de aquel abrazo fraterno que nos extendimos ambos. Muchos años sin vernos era motivación suficiente. Debe continuar en su fábrica de escobillas y todo tipo de implementos de limpieza, negocio que no le impidió estar siempre en el arte. FERNANDO BOLARTE "EL DOLTON", es nuestro inolvidable colega y amigo. Seguimos unidos por el recuerdo, la música y la amistad. Gracias.

viernes, 9 de julio de 2010

¡FALLECIÓ "RAFAEL MATALLANA"! SE NOS FUE "EL CABALLERO DE LA CANCIÓN CRIOLLA".

Rafael Matallana
Siempre tengo como hábito a la medianoche, sintonizar a mi amiga Milagros Valverde en RPP. Ella es la que nos quita el sueño y nos conecta con el mundo de la noticia, las entrevistas y muchas veces la oportunidad de dialogar y opinar a través del teléfono. Luego de su saludo cotidiano, tomó seriedad su voz y, lamentándolo mucho, nos dió la infausta información del fallecimiento de Rafael Matallana. El 1ro. de Julio, le habíamos dedicado una reseña en este blog y nos faltó el tiempo para decírselo y saludarlo como en toda la vida.

Siete días después nos sorprende la vida indicándonos que aquel camino de tránsito al más allá, lleva un pasajero ilustre, un verdadero artista que nació para cantarle al pueblo y hacerlo sentirse más peruano. Una voz varonil, de buen matiz musical que pretendió hacerse famosa como segunda. ¡Qué equivocado estabas Rafael!. Tu modestia, tu sencillez y tu calidad de amigo, no advertían que tenías el poder del solista. Tuvo que pasar un buen tiempo para descubrirte. Dejaste los tríos y cuartetos y decidiste oportunamente lo que sería tu destino.

Cuando se nace en cuna de amor y las mecidas maternas quedan en el ser humano, el desarrollo está provisto de dulzura y cariño. El "Rafaelito" creció y se formó respirando familia en aquel ámbito de Monserrate, cuna de buenos criollos y crisol de tradiciones. Por eso cantabas con emoción "Mi Primera Elegía" y le hacías tus "Promesas" a la bella "Alejandrina". Captaste todo el sabor de la marinera limeña y seguirán resonando en mis oídos tu voz y las de "Las Limeñitas", preguntando y respondiendo con final de "resbalosa": ¡Ay sí!

En aquel lugar de los justos están tus padres. Doña María Elena Celinda Tirado Gárate y Don Moisés Matallana Montoro. Me imagino que, a estas horas, haya celebración de punta y taco por el reencuentro. ¡Qué buena la decisión de tu familia, de no hacer un circo de tu despedida! Mis condolencias a Rocío, Javier y Rafael, tus hijos. Respeto la privacidad solicitada y te acompaño con mi humilde amistad desde este rincón. ¡Qué coincidencia climática! Recordarte cantando tu "Tristeza de Invierno" y al sentir tu partida, quedarnos con la realidad de una "Amarga Verdad".

Esta mañana al escuchar las noticias, como siempre hubo lloros y dedicatorias melodramáticas. Son los que se inspiran al momento y, al estar frente a cámaras, dan rienda suelta a su máscara histriónica. Me remonto a 1954 y me contento evocarte con "Los Costeños". ¿Recuerdas? Enrique "Chiquitín" Borjas y Julio "Chavo" Velásquez. El gran Rafael, haciéndole segunda magistral al trío que lo hizo debutar en el auditorio de Radio Victoria. Ya te mostrabas como animador del conjunto y hacías amistad a granel, como siempre lo hiciste.

Luego, tu nueva oportunidad con el "carreta" Jorge Pérez y de frente al disco. Con Jorge Malborg, sonando las cuerdas de su guitarra y el piano mágico de Miguelito Cañas. ¡Qué bién se lucia tu segunda voz! Hasta que te quedaste "sólo". Paradójicamente fue lo mejor. Nació así y para siempre: RAFAEL MATALLANA, "El Caballero de la Canción Criolla". Quedan tus discos y esa amistad imborrable que derramaste con tu carisma y simpatía naturales. Hay aplausos y los míos para ti. Querido Rafael: Descansa en Paz. Gracias.

miércoles, 7 de julio de 2010

"ERNESTO RÁEZ MENDIOLA". ACTOR DE TEATRO Y EDUCADOR DEL COLEGIO NACIONAL "RICARDO PALMA". ¡AL MAESTRO CON CARIÑO!

Ernesto Ráez Mendiola
Otro actor de teatro que engalana esta reseña es Ernesto Ráez Mendiola. Nuestra juventud está desconectada de la historia de quienes abrieron camino a un difícil medio que lucha sólo, que sobrevive gracias al esfuerzo de un grupo de actores que lo dieron todo y lo siguen ofreciendo con una inagotable vocación. Esta reseña no es una simple referencia a un actor. Le rindo homenaje al maestro. Al muchachito de 19 años que empezó a trajinar por los radioteatros y que nos dejó una huella inolvidable: su personalidad. A mi amigo Ernesto y cuya ganancia de afecto en sus alumnos es inconmensurable.

Compartiendo actuación con Ofelia Lazo.
Ahora poco, con motivo del "Día del Maestro", recibí un correo de Hernán Caycho, compañero escolar de la promoción 58 del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, en cuyas aulas me eduqué y motivé en el arte y soy lo que soy. Daba cuenta del homenaje a ERNESTO RÁEZ MENDIOLA, destacado actor peruano y que tuvo una brillante labor de educador. La crónica pertenece al "promo 63" Carlos Larriviere y me da ocasión de hacer una semblanza de aquel muchachito como yo en los años 50, ya nuevos actores en Radio Victoria. Era el clásico aspirante a mejores logros en la escena nacional.

Vinculado al Grupo Histrión, con los hermanos José y Carlos Velásquez Quevedo, llegaba a los ensayos de radioteatro con Melva Luna, joven actriz que ya por aquellos años demostraba su versatilidad y era una "característica" del modo de hablar de nuestras mujeres poblanas. Todos los actores teatrales se integraban a los elencos de radioteatro a modo de captar ingresos económicos. Ernesto Ráez no era la excepción y destacaba entre otros aspirantes por sus grandes dotes histriónicas ¡Qué honor era para nosotros! Vincularnos por medio de la radio con Leonardo Arrieta, Fernando La Hoz Ayulo y Luis Álvarez, entre los más visibles por sus actuaciones triunfales en el Teatro. Allí estaban otros jóvenes actores: Alfredo Bouroncle, Edgard Guillén y experimentados como Carlos Gasols, Jorge Montoro, Carlos Velásquez, todos integrantes de aquella agrupación que triunfó representando "Collacocha". A la izquierda una foto representando un clásico del teatro universal.

"El Halcón y la Serpiente" con Ofelia Lazo.
Por supuesto, Ernesto Ráez ya participaba en esa obra dramática que menciono antes y que estuvo en escena por mucho tiempo en diversos escenarios. Por los años 80 nos hallábamos amenizando una ceremonia institucional con nuestro grupo musical en el Jr. Virú, en pleno centro de Lima. Actuaban diversos cantantes y entre ellos el cantor de "La Bocina" que adquirió fama con "Los Girasoles". Fue una sorpresa para nosotros, cuando se anunció la presencia de Ernesto Ráez y a quien recibieron entre aplausos y muestras de gran cariño.

El niño Ernesto Ráez.
Era su barrio y en él había dejado huellas su señor padre a través del Colegio en el que se habían educado los allí reunidos. Fue nuestro reencuentro y me sentí orgulloso de haberlo conocido y estar presente con nuestra animación musical. Ya se nos identificaba como "El Hombre del Acordeón" a través del programa de la televisión "Cincomanía" de Panamericana TV.  Los invito a leer lo que en su otra faceta de historiador y maestro publica en este medio: "El Consueta".  http://elconsueta.blogspot.com. Es un blog muy ilustrativo y devorar sus páginas es un deleite. También muy interesante es su preciosa "Agenda de Arteducación". http://wwwarteducacion-consueta.blogspot.com. Así conocerán mejor la rica historia del Teatro Nacional, un compendio de nombres de artistas famosos y que se muestran como en ningún otro escrito. Un esfuerzo que destaco por proceder de un verdadero profesional de las tablas.

Un descanso del maestro Ráez.
Estamos en Julio de 2010 y gracias a estas reseñas, mantenemos una fluida relación con mis hermanos del Colegio Nacional "Ricardo Palma". Somos de la Promoción 54, la primera, considerando que inauguramos la entonces Unidad Escolar "Tomás Marsano" en 1950. Luego se tornaría en lo que es hoy, debido a que su plana docente con su Director Víctor Rabanal Cárdenas, procedió de aquel recordado anexo del Colegio Nacional "Nuestra Señora de Guadalupe". "ERNESTO RÁEZ MENDIOLA": ¡Gran Actor y Mejor Maestro!. Un ejemplo para la juventud y repleto de admiración de sus discípulos. Gracias.

"CHABA REYES". ACTRIZ DE RADIOTEATRO, CANTANTE DE ZARZUELAS Y FIGURA DE LA ESCENA NACIONAL.

"Chaba Reyes".
Antes de reseñar a "Chaba Reyes", la saludé telefónicamente y comprobé su buen estado de salud y espíritu. Le comentaba que es una de las actrices que jamás olvido, como tampoco a las ya desaparecidas Ana Mendoza, Violeta Bourget y Consuelo Rey, entre otras y con las que fuimos compañeros en los elencos de radioteatro de mi querida e inolvidable Radio Victoria en los bajos de la Cabaña. Conversamos evocando tiempos lindos y algo de su experiencia en el campo del arte. Es poco amante a las entrevistas pero, en nuestro caso, nos dio "luz verde·" para el "recordaris". En la foto posa con Enríque Victoria cuando intervinieron en la zarzuela "Luisa Fernanda.

Su risa sonora ante sucesos graciosos, volvió cual eco lejano. Hablamos de Luis Álvarez, a quien ponderó como el negro querido. Se sintió ufana al referirse a Guillermo Lecca Iturbe, integrando su elenco en Radio Nacional, cuando ponían al aire "La Historia Universal". Poseedora de una linda voz y muy buena actriz. El canto y la actuación fueron su delirio y llegó al Teatro Segura nada menos que con Gastón Guido, para la puesta en escena de la opereta "La Reina del Ariel". Gastón, fungía de tenorino cómico y con gran talento. 

En Radio Nacional del Perú.
Siempre en el campo de la zarzuela, en Radio Nacional del Perú, integró el elenco aquel de Javier Pineda, tenor mexicano, con Jesús Goiri, barítono español y Ana María Parodi, nuestra querida soprano nacional. Protagonizarían "La Canción del Olvido", "Luisa Fernanda" y "Los Claveles", por citar las más renombradas de este género. Su hermana Mery Reyes Ojeda, también destacó en el canto y nos contó que falleció hace 2 años. Toda una familia de artistas entre cantantes y pianistas. Los hijos y sobrinos, pueden preciarse de tales atributos en privado. Un sobrino de ella, Javier Ojeda, intentó abrirse campo en el canto y debutó en Radio Victoria allá por 1957.

Ernesto La Hoz Ayulo, Violeta Bourget, Oscar
Ross, Consuelo Rey y Carlos Ego Aguirre, los
queridos amigos del radioteatro.
"Chaba", cuyos verdaderos nombres son Ana Isabel, me contó que lo adoptó como identificación artística en recuerdo a su padre colombiano. Estuvo de niña en Bogotá y la llamaban "Chaba", por Chabela o Chabuca como se estila en el Perú. Ella nació en Talara y se siente orgullosa de ser piurana. ¡Güá Caray!. Son tantos los años en Lima y es feliz con sus 8 hijos, 5 mujeres y 3 varones, producto de su matrimonio con quien fuera su esposo, Gustavo De La Fuente, connotado miembro de la Policía de Investigaciones del Perú. Recuerdo que comentaban risueñamente tiempo después que en sus tiempos no había llegado la televisión.

Chaba y Carlos Serván
Siempre repetiremos aquello del mundo es pequeño. Mi hija Zoila Gabriela, es colega de Eduardo Héctor De La Fuente en el ICPNA. Ambos son profesores y exitosos cantantes en el "Club Talent Show" que esta institución presentara en sus auditorios de Lima y Miraflores. Ana Isabel Reyes Ojeda, por algo fue alumna de Rosa Mercedes Ayarza de Morales y supo adquirir aquel repertorio de canciones recopiladas por tan querida maestra. Añora aquellos tiempos del canto y del radioteatro. Sobre todo, a sus grandes amigos. En la foto baila con nosotros un Día del Locutor en el Club Loreto, cuando presidimos la Asociación de Locutores del Perú.

Cumplimos así con esta obligación de recordar a nuestros amigos del pasado. Empezamos distrayéndonos con este Blog. Hay tanto acumulado en nuestras neuronas, que reflota y reflota con sorpresas agradables de saber que todavía hay amigos de esos tiempos. Nos tocó reseñar a "CHABA REYES" o lo que es lo mismo y simpático: a la "abuelita" como nosotros, Ana Isabel Reyes Ojeda. Gran actriz y querida amiga. Hay buen tiempo para seguir en contacto y habrá oportunidades de reencuentros para el abrazo fraterno. Gracias.

"PEPE SORIA". FUE ACTOR DE TEATRO Y DEL CINE NACIONAL CON "AMAUTA FILMS". GALÁN DEL RADIOTEATRO.

Pepe Soria
Me invade la melancolía al evocar a Pepe Soria. Tenía mi turno de locutor que empezaba a las 7.00 de la mañana con Radio Periódico "El Mundo" hasta las 9. Me reemplazaba José Lázaro Tello "El Animador de las Multitudes" y generalmente nos quedábamos a conversar con él hasta la hora del radioteatro de las 10 con Ana Mendoza. A las 11, a narrar otra novela con el elenco de Alberto Sorogastúa. Cumplíamos labores de locutor, narrador de noticias y actor hasta las doce horas. Regresábamos a casa y volvíamos a las 2 de la tarde. Retornábamos a nuestro turno de locución y a cumplir con la presentación y narración de todos los radioteatros de la tarde. Principios del año 1954 y empezábamos una carrera fascinante entre artistas famosos de la época.

Entre ellos, Pepe Soria, aquel de las películas peruanas de antaño y que no lo hemos olvidado por su trato tan cordial y la confianza que nos brindó. "Radio Victoria presenta: ¡El Radioteatro Nutrol! Venía la cortina musical y el anuncio de todo el elenco con figuras tales como Ana Mendoza, Consuelo Rey, Chaba Reyes, Oscar Ross, Sergio Vergara y el precoz Gerardito Ravina, niño famoso con su hermana Luchita como cantantes de música criolla. Anunciábamos el comercial de "Nutrol", un tónico reconstituyente, y Don Pepe me cedía el libreto para iniciar la narración del capítulo que correspondía de la novela "Las Mariposas Negras". Había que leer a primera vista, sin haber ensayado y con la consiguiente angustia de llegar a la exacta hora. Felizmente todo salía bien y sin ningún problema.

Un galán de primera.
No puedo olvidar la elegancia de este actor, famoso por haber actuado en aquel cine nacional de los años 40 con las producciones de "Amauta Films", empresa que produjo las películas "Gallo de mi Galpón", "Palomillas del Rímac", "El Guapo del Pueblo" y otras en las que destacaron como Don Pepe, los actores Edmundo Moreau, Carlos Revolledo y Alex Valle por nombrar tres. Además cantaban y actuaban Gloria Travesí, sus hermansas y Jesús Vásquez, apenas una adolescente cantante. Las veces que llegaba antes de la hora, era un conversado anecdótico y puro oído a sus reseñas y gratas ocurrencias.

Pepe Soria, ya era un hombre mayor y tenía problemas bronquiales ya sea por los años o su excesivo hábito de fumar. Su voz ya no era "abaritonada" y se mostraba algo apagada. Era impactante el anillo de brillante que lucía en una de sus manos, signo de una etapa floreciente de su vida. Tan criollo, festivo y ocurrente como Fernando Soria, su hermano, autor de festejos y temas de fama de nuestro cancionero con la música del gran Filomeno Ormeño, pianista y compositor querido. Pepe Soria fue un poco subido de tono en sus bromas, pero que las damas del elenco, ya con larga experiencia en ese mundo, disimulaban graciosamente.

Un inolvidable actor.
Siempre bien vestido, muy pulcro y reflejando una fisonomía de galán que en sus años mozos le hicieron objeto de la admiración femenina. Fueron más de 3 años los que tuvimos la suerte de trabajar a su lado. Nunca un improperio y muy pocas veces reacciones de estrella. Sencillo y cordial. La diabetes era su preocupación. Algunas veces y a causa de un leve mal humor, alteraba su salud. Así lo dejé en los años 60, cuando me alejé de esta radio querida de nuestros inicios. Me enteraría muchos años después, luego de su retiro, su internamiento en el Seguro del Empleado, hoy Hospital Rebagliatti. Mi hermano Angel me lo contó, antes de que fuera sometido a una operación quirúrgica y lamentablemente falleciera.

Así, optamos por llegar a "traumatología" y al cuarto en el que estaba internado Pepe Soria. Lo encontramos ayudándose con un andador para movilizarse y a consecuencia de la pérdida de una de sus piernas. Quizá fue su orgullo, el de encontrarse en esa discapacidad, el que ocasionó su enojo y justo derecho a rechazar nuestra visita. Pensó que llegábamos a curiosear y salir luego con el chisme a las calles. Nos sentimos confundidos, no sin antes explicarle que veníamos a visitarlo con la mayor buena voluntad. Una enfermera nos lo confirmaría al decirnos que no aceptaba visitas de la gente del ambiente radial. No duraría mucho en este mundo. Falleció en el clásico y repetido olvido del artista. Nosotros podemos afirmar en esta reseña que "PEPE SORIA", es historia del cine, del teatro y de la radio. Fue un caballeroso actor de clase de primera. Gracias.

jueves, 1 de julio de 2010

RAFAEL MATALLANA TIRADO. CONSIDERADO "EL CABALLERO DE LA CANCIÓN CRIOLLA".

Rafael Matallana
Hay personajes que se quedaron en mis recuerdos desde la primera oportunidad de verlos. Es el caso de mi amigo Rafael Matallana Tirado, al que conocí allá por 1954 y si nuestros cálculos matemáticos no fallan tenía 25 años. Nació un 12 de Agosto. Con Enrique "Chiquitín" Borjas y Julio "El Chavo" Velásquez, dos excelente guitarras y voces, se presentaba por esos tiempos como "Los Costeños". Para ser más precisos, en la matiné musical "Criogenine Lumiere de los Domingos" en Radio Victoria. Era segunda voz de "Chiquitín" y el "Chavo" la primera guitarra. Las presentaciones de este trío eran exitosas. Con los tres hemos mantenido una gran amistad.

Con el "Carreta" Jorge Pérez
Con Enrique "Chiquitín" Borjas en la Asociación de Ex alumnos salesianos y con Julio "Chavo" Velásquez, de la dinastía de guitarristas del famoso apellido, en ocasiones de presentarse al lado de Alfredo Leturia y que resultó algo novedoso. Una última vez fue en la Hermandad de San Judas Tadeo y que fuimos a conducir su actuación. Volviendo a Rafael Matallana, nadie olvida cuando apareció con el "Carreta" Jorge Pérez como su segunda voz y grabaron temas secundados por el piano maravilloso de Miguelito Cañas y la guitarra de Jorge Malborg. Fue una novedad. 

Víctor Reyes y Alberto Urquizo
Ahora si deseabas ver a Rafael y encontrarlo con toda seguridad, concurrías al Centro Musical Unión y en esa mata del criollismo, disfrutabas de su arte y compañía. Por supuesto, compartías momentos agradables con Pedrito Otiniano y Alberto Urquizo. Esta parejita y si no me equivoco con Víctor Reyes, eran los muy solicitados integrantes del "Trío Continental". Hay pruebas, porque todos ellos hicieron posible esos cuatro discos maravillosos del nombrado "Centro Musical Unión. Allí está, evidente, la voz de Rafael Matallana.

Animó en la televisión.
Algo análogo al famoso Luis Alberto del Paraná, sucedió con Matallana. Ambos fueron segundas voces en sus tríos y tenían sus "solos" en ciertas partes de la canción. Nadie hubiera recordado a Luis Meza, primera voz de los Paraguayos si, con mucho acierto, no lo hubieran invitado a probar de solista. Lo mismo pasó con Rafael. Era una excelente voz, cubierta por la de otros famosos, hasta que salió a la luz y triunfó. Además, tenía tanta personalidad y carisma que pasó rápidamente a ser figura estelar y animador en la televisión.

El Caballero de la Canción
En Canal 5 de Panamericana, recuerdo en la conducción de los programas dedicados al criollismo, a Edith Barr, a Cecilia Barraza, a Jorge Pérez y por supuesto, a Rafel Matallana. Algo muy importante. Llegada la fama, este honorable señor jamás se descompuso. Siempre fue el cordial y sencillo artista que todos hemos conocido. Comentaba con él y, ojalá lo recuerde, aquella gira que hizo con "Los Morochucos" Egoaguirre y Avilés a los Estados Unidos. Sirvió para consagrarse como "El Caballero de la Canción Criolla", título que se merece por propios méritos.

Simpatía a raudales.
Realmente me es grato evocar a Rafael Matallana. Lo importante es que este muchacho de Monserrate, cantor y de pura sangre, con un repertorio de noble tradición musical y una voz y estilo propios, podría considerarse un ídolo. Su nombre merece un marco acorde a su arte y sencillez. "RAFAEL MATALLANA". Está en nuestros corazones y allí permanecerá para siempre, porque es criollo de verdad y bien peruano. Es una reseña que se la dedicamos por lo que significa en nuestro cancionero criollo. Padre generoso y honesto con una familia unida y feliz. Admirado por propios y extraños como el gran solista y "Caballero de la Canción Criolla". Gracias.