jueves, 7 de septiembre de 2017

"ESTRELLITA DEL SUR", VALS DE FELIPE CORONEL RUEDA. RESEÑA ENVIADA DESDE USA POR EL PERIODISTA PERUANO RAÚL ÁLVAREZ RUSSI.

Felipe Coronel Rueda
Si hay un vals peruano que ha dado la vuelta al mundo y se encuentra en la lista de los clásicos, ese es “Estrellita del Sur”, letra y música de Felipe Coronel Rueda. Como ya es costumbre, poco o nada se sabe de él en el Perú. En la capital argentina, era el año 1983. Una tarde soleada en la esquina de Córdoba y Pellegrini, habíamos quedado en encontrarnos con dos glorias de la música ciudadana del Perú: Miguel Paz, autor del Vals “Desdén”, y Felipe Coronel Rueda, compositor del clásico de clásicos “Estrellita del Sur”. Esta reunión la había planificado Hernán Delgado, un excelente músico arequipeño que vivía muchos años en Buenos Aires. A pesar de vivir los dos en la misma ciudad y ser miembros de la Sociedad Argentina de autores y Compositores (SADAIC), no se veían mucho y cada uno tenía sus propios intereses. Desde ese momento me di a la tarea de acercarlos. Lamentablemente Miguel Paz, que ya no está con nosotros, murió en un accidente en pleno centro de Buenos Aires hace unos años. De él me queda su sonrisa franca y su hogar siempre abierto para un amigo. Sincero, como buen norteño chiclayano. La verdadera historia del porqué se separaron ‘Los Trovadores del Perú’ en pleno éxito: Un contrato millonario para viajar a New York a grabar discos y continuar su ascendente internacionalización”. En esas tardecitas de Buenos Aires, en su departamento de la Calle Sarmiento, Miguel Paz y su esposa argentina llamada Alicia, nos hicieron pasar horas inolvidables de nuestra existencia. 

Con Rosa Gutiérrez, la recordada "Fetiche".
Felipe Coronel Rueda, con quien mantengo un contacto fluido desde esa época y su esposa italiana Erta Bacci, que falleció hace dos años, están siempre presentes en nuestros recuerdos. De su primer matrimonio  tuvo tres hijas. La mayor, a quien todos llamamos Estrellita, y es con quien vive actualmente, lo cuida y proteje con un cariño maternal.  Nos dice el maestro: ”Nací en el Callao y viví hasta los ocho años en la Calle Colón. Luego nos mudamos con mis padres, Doña Esperanza Rueda y Don Abel Coronel y mis seis hermanos, al popular distrito de Chacra Colorada”. Nos lo dice con un dejo de tristeza, recordando los momentos de su lejana infancia. Luego retorna a su habitual humor y afirma: ”Soy el único artista de mi familia y el único que no trabaja”. Residiendo en la Argentina casi 70 años, ha vuelto al Perú en algunas oportunidades y la última vez fue hace casi 50 años. Por eso, muchos creen que no vive o que es una leyenda que nunca existió. Músico de corazón que partió a buscar nuevos horizontes con el conjunto “Los Mensajeros del Perú” que lo conformaban Luis Abanto Morales, Carlos Davila y el director del grupo Ramón Irizar. El viaje empezó en Chile, abarcando una extensa gira por diversas ciudades del sureño país. En el puerto de Iquique conoce a una hermosa joven de nombre Mercedes “Meche” Pineda y le dedica “Estrellita del Sur”. Corría el año 1948. "Tenia que partir a seguir la gira artística hasta Santiago y se me vino la inspiración, caminando al borde del Mar Pacifico, un 7 de mayo. 

Con el autor  de esta nota: Raúl Álvarez Russi.
Cuando llegue a Santiago y grabamos el vals, le envié la partitura dedicada y con la idea de volver. La vida me deparó que no la volvería a ver y ni saber de ella. Yo tenía 24 años y fue un amor de juventud”. Tuvo problemas con su canción y esta fue prohibida en Chile por su letra. Pensaban que era una reclamación de tierras por aquello de la Guerra del Pacífico: No te digo un adiós/ estrellita del sur/ porque pronto estaré/ a tu lado otra vez/. Por los años cuarenta, Buenos Aires era la meta. ya que no había estudios de grabación en el Perú. Los caminos tomados eran generalmente por Chile o por Bolivia, como fue el caso de “Los Trovadores del Perú”. “Los Mensajeros del Perú”, lo hicieron por Chile. Ahí compuso el célebre vals peruano “Estrellita del Sur”. Siguieron camino a Buenos Aires, pero nunca olvidó ese amor de juventud y que dio al mundo una pagina inmortal. Llegaron a la capital porteña y se presenta Alfredo Gobbi, director de una típica argentina y les pide referencias del vals y sin saber que en el grupo estaba el compositor. Fue el primero en grabarlo en 1951. Luego vinieron las versiones de Libertad Lamarque, Alberto Castillo y Leo Marini, sin olvidarnos que la primera que se hizo conocida fue la que realizara Yolanda Vigil “La Peruana”. Recuerda su primera obra titulada “El Diario de mi Vida”, que lo grabara una grande como lo fue Eloísa Angulo “La Soberana” y de quien guarda gratos recuerdos. Fue la primera en dar a conocer mis composiciones y grabarlas. 


Fiel devoto del Señor de los Milagros.
Tambien Jesus Vasquez, la única Reyna y Señora de la Canción Criolla y que su versión de "Estrellita del Sur" es insuperable". Es la composición que más satisfacciones le ha brindado. Siendo miembro de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC), en la cual está inscrita toda su producción musical, le llegan liquidaciones desde Japón, Inglaterra, Israel, Australia, Estados Unidos, Grecia, Francia, de países africanos y países latinoamericanos. Es que cuida muy bien los intereses de sus asociados y eso es lo que quisiera que sucediera en mi patria. Que todos estemos unidos y podamos formar una  entidad fuerte para velar por el patrimonio musical de nuestro país.  Otra gran figura que vivía en Buenos Aires por ese tiempo, era Rosa Gutiérrez “Fetiche”. A pesar que vivían a pocas cuadras, en el mismo barrio residencial de Villa Urquiza, no tenían contacto. Al crearse y fundarse la Asociación Cultural Felipe Pinglo Alva en la Argentina, pude reunirlos en varias oportunidades con homenajes a estos grandes de nuestra música. Transmite su admiración por Felipe Pinglo Alva, a quien le dedicó “Bardo Criollo” y que le entregara a su hija Carmencita Pinglo en uno de sus viajes a Lima. Coronel Rueda está totalmente vigente y entre sus composiciones no conocidas destacan los valses "Nuestra Barca" y “Botoncito de Amapola”. el huayno “Princesita Andina” y el carnavalito “Charango Chicha”. 

Ganaron el Premio "Amauta" en Buenos Aires.
El Centro Cultural General San Martín fue el escenario donde la Asociación Cultural Felipe Pinglo Alva en la Argentina, que fundé y presidí, le ofreció un homenaje en 1987 por sus 40 años como autor y compositor entregándole el premio “AMAUTA”, Guardianes de la Tradición. Conjuntamente con Rosa Gutiérrez “Fetiche” en su 34 aniversario de actividad y haciéndose presente numeroso público, así como la colonia argentina. A finales del año pasado (2016) se presento un libro escrito por Toño Freire, prestigioso y reconocido periodista chileno, dedicado al vals peruano "Estrellita del Sur" que tanto éxito tuvo. Freire, descubrió que "Meche", vivia. Está casada con el conocido humorista Chileno David Vilches. Estuvieron  presentes en el lanzamiento del libro y ella cantó con mucha emoción el vals peruano, del cual fue musa, y que a acompañado a muchas generaciones alrededor del mundo. Inmortalizado por ese amor de juventud que despertó y que nunca se concretó. siendo ella tan joven, 16 años, mas la partida de el a continuar con su destino musical. Felipe Coronel Rueda nació un 23 de Agosto de 1923 y está cumpliendo sus primeros "jóvenes 94 años". Sigue componiendo y cantándole a su Perú afirmando que no tiene rango militar: ”Ese es mi apellido y paterno”. Recuerda a su Perú, aunque ya echara raíces en Argentina, su segunda patria y país que tanto respeta nuestra música y en especial al vals peruano.

3 comentarios:

  1. le felicito por esta interesante nota y por darnos a conocer la historia de este hermoso vals, uno de mis favoritos, tanto por su letra como por su melodía, haga llegar este saludo a don Felipe Coronel y felicitarlo por esta obra inmortal de la musica peruana, abrazos desde México

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Gerardo. Transmitiré a Rúl Álvarez Russi su mensaje y él se encargará de darle su saludo a Felipe Coronel Rueda.

    ResponderEliminar
  3. Sr. Serván: Excelente nota sobre el maestro Felipe Coronel Rueda. Si le es posible alcáncele mi saludo y admiración. Sólo Estrellita del Sur lo convierte en un grande de la música popular latinoamericana y luego vienen: Tradición, Mi desolación, A mi Barrio, etc. !Qué bárbaro!

    ResponderEliminar