lunes, 3 de octubre de 2016

LUIS ENRIQUE NEGRINI MORALES. GUITARRISTA Y CANTOR QUE CELEBRA 45 AÑOS DE ACTIVIDAD ARTÍSTICA.

Luis E. Negrini
Realizo esta reseña previa una operación quirúrgica a la que tenemos que someternos, porque hallo a un personaje distinto y que no puedo postergar. Luis Enrique Negrini Morales, además gran amigo, nació en Bellavista, Callao, pero, según confesión propia, creció y se desarrolló en Surquillo. Viene el primer entendimiento, porque este reseñador nació en ese distrito. Estudió su primaria en el colegio fiscal 404 de la calle San Miguel, pasó a secundaria en la  la Gran Unidad Escolar Ricardo Palma hasta el tercero, porque José Chiarella, famoso entrenador surquillano, se lo llevó al Colegio Nacional Guadalupe. Es que Negrini dominaba la de cuero y el "profe" lo necesitaba. Ya se había probado en las divisiones inferiores del Alianza Lima y Sporting Cristal con relativo éxito y teniendo a Rafael Castillo y Rafael Asca como preparadores, pero más pudo la música y en buena hora para el cancionero criollo.

Aquí posa con Alberto Beltrán.
Descendiente de Doña Hilda Esperanza Morales Rodríguez, hija de José Morales Alcántara, puntero zurdo del Alianza Lima, aquél de "Manguera" Villanueva, y que jugó por la selección peruana que participó en las Olimpìadas de Berlín. Quizá de allí su vocación futbolera, porque los Morales fueron varios hermanos que destacaron en el fútbol nacional. Tenía 16 años cuando conoce a Don Porfirio Vásquez e inicia su contacto con la guitarra. Estudia unos meses con él y decide continuar con su hijo Vicente Vásquez el que va descubriendo su talento y lo va alejando de su pasión deportiva. Alterna con Carlos Hayre, otro surquillano que le inyecta más amor al criollismo y que lo hace aprender el Contrabajo, hasta hallar su verdadera vocación de músico. Todos sabemos de la calidad y fama de los personajes que hemos mencionado líneas arriba.

Con la eterna Xiomara Alfaro
Así, en 1971, ingresa al mundo artístico y realiza sus pinitos en el Fraternal Surquillo. Unos amigos de los Barrios Altos lo vienen a buscar, porque necesitaban un guitarrista cantor para su agrupación Estampas Peruanas que iba a participar en la Primera Vienal del Folclore Latinoamericano con la  de más de diez países, incluyendo a Cuba. Ya tenía veintidos años y el bichito por la música criolla ya señalaba interés por él. Era su vocación final, como lo demuestran estos cuarenta y cinco años que han pasado fugaces acompañando a los más célebres cantantes del país e internacionales, tales como Roberto Ledesma, Alberto Beltrán y Xiomara Alfaro entre otros. La lista es larga, porque Luis Enrique viaja por diferentes países del mundo y debió secundar a muchos artistas célebres o no.

Grato recuerdo de Nedda y Quique con Oscar De león
Luis Enrique Negrini es un excelente cantor y con estilo propio. Ha logrado grabar temas criollos que hemos tenido el gusto de escuchar, como aquel de Juan Requena Cueva "Barrio de Mercedarias" y del cual hace una excelente versión y ocupando primerísimo lugar de sintonía. Han pasado cuarenta y cinco años dedicados a la música y en medio de ellos está su admiración a su compañera de actuaciones Nedda Huambachano, por la que siente mucha admiración. Lo manifiesta siempre y estamos de acuerdo. La personalidad de esta artista de mucho mayor renombre, es grande. Hay que oírlos en Radio Perú Visión y esos especiales que suelen ofrecer, donde combinan comentarios francos y veraces con la bien seleccionada discoteca, propia de un buen coleccionista que conoce de música de todos los tiempos.

En pleno ensayo con el famoso "Gordo Porcel".
Los proyectos siempre están presentes en su mente. Por ejemplo, un programa gigante y en buen escenario con música cubana del recuerdo. Las canciones de Carmen Delia Dipini, Olga Choren y otras estrellas del disco que dejaron huella en nosotros. Idea que comparte con Nedda Huambachano y que tendría como título "Noche bajo las estrellas". Guarda buenos recuerdos de sus actuaciones por el mundo y que se codeó con famosos de su época. No extraña los viajes en avión y ya se acostumbró a permanecer en su querido Perú y que considera que como él no hay igual. Se presentó en Miami acompañando a Porcel en un espectáculo titulado "Un gordo cantando boleros" y que, como es sabido, el ya desaparecido comediante argentino dominaba muy bien.

Nuestra música criolla primero en su voz y canto.
Apenas tiene  67 calendarios de vida, conserva la misma tonalidad de voz y sigue entregándose a cantar nuestra música criolla. Por supuesto que tiene preferencias por los ritmos cubanos, pero eso tampoco le impide, si la situación lo exige, cantar una zamba argentina. Hombre versátil y que ha sabido acompañarse con su propia guitarra y salir airoso de oportunidades que le brindó el mundo del escenario. Citar la inmensa cantidad de artistas a los que ha acompañado, es perder valioso espacio en su reseña. Lo ha hecho en la radio, la televisión o los locales en los que se da rienda a lo nuestro y respetando la tradición. Es de los pocos artistas que anima  y presenta con gran soltura a las estrellas nacionales o las que nos visitan. Un gran gusto haber reseñado a LUIS ENRIQUE NEGRINI MORALES, talentoso artista al que felicitamos por sus 45 años de intensa actividad y deseándole todo lo mejor en su carrera. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada