lunes, 31 de marzo de 2014

RAFAEL MATALLANA TIRADO. CONSIDERADO "EL CABALLERO DE LA CANCIÓN CRIOLLA".

Rafael Matallana
Hay personajes que se quedaron en mis recuerdos desde la primera oportunidad de verlos. Es el caso de mi amigo Rafael Matallana Tirado, al que conocí allá por 1955 y si nuestros cálculos matemáticos no fallan tenía 25 años. Con Enrique "Chiquitín" Borjas y Julio "El Chavo" Velásquez, dos excelente guitarras y voces, se presentaba por esos tiempos como "Los Costeños". Para ser más precisos, en la matiné musical "Criogenine Lumiere de los Domingos" en Radio Victoria. Era segunda voz de "Chiquitín" y el "Chavo" la primera guitarra. Las presentaciones de este trío eran exitosas. Con los tres hemos mantenido una gran amistad.

Con el "Carreta" Jorge Pérez
Con Enrique "Chiquitín" Borjas en la Asociación de Ex alumnos salesianos y con Julio "Chavo" Velásquez, de la dinastía de guitarristas del famoso apellido, en ocasiones de presentarse al lado de Alfredo Leturia y que resultó algo novedoso. Una última vez fue en la Hermandad de San Judas Tadeo y que fuimos a conducir su actuación. Volviendo a Rafael Matallana, nadie olvida cuando apareció con el "Carreta" Jorge Pérez como su segunda voz y grabaron temas secundados por el piano maravilloso de Miguelito Cañas y la guitarra de Jorge Malborg. Fue una novedad. 

Víctor Reyes y Alberto Urquizo
Ahora si deseabas ver a Rafael y encontrarlo con toda seguridad, concurrías al Centro Musical Unión y en esa mata del criollismo, disfrutabas de su arte y compañía. Por supuesto, compartías momentos agradables con Pedrito Otiniano y Alberto Urquizo. Esta parejita y si no me equivoco con Víctor Reyes, eran los muy solicitados integrantes del "Trío Continental". Hay pruebas, porque todos ellos hicieron posible esos cuatro discos maravillosos del nombrado "Centro Musical Unión. Allí está, evidente, la voz de Rafael Matallana.

Animó en la televisión.
Algo análogo al famoso Luis Alberto del Paraná, sucedió con Matallana. Ambos fueron segundas voces en sus tríos y tenían sus "solos" en ciertas partes de la canción. Nadie hubiera recordado a Luis Meza, primera voz de los Paraguayos si, con mucho acierto, no lo hubieran invitado a probar de solista. Lo mismo pasó con Rafael. Era una excelente voz, cubierta por la de otros famosos, hasta que salió a la luz y triunfó. Además, tenía tanta personalidad y carisma que pasó rápidamente a ser figura estelar y animador en la televisión.

El Caballero de la Canción
En Canal 5 de Panamericana, recuerdo en la conducción de los programas dedicados al criollismo, a Edith Barr, a Cecilia Barraza, a Jorge Pérez y por supuesto, a Rafel Matallana. Algo muy importante. Llegada la fama, este honorable señor jamás se descompuso. Siempre fue el cordial y sencillo artista que todos hemos conocido. Comentaba con él y, ojalá lo recuerde, aquella gira que hizo con "Los Morochucos" Egoaguirre y Avilés a los Estados Unidos. Sirvió para consagrarse como "El Caballero de la Canción Criolla", título que se merece por propios méritos.

Simpatía a raudales.
Realmente me es grato evocar a Rafael Matallana. Lo importante es que este muchacho de Monserrate, cantor y de pura sangre, con un repertorio de noble tradición musical y una voz y estilo propios, podría considerarse un ídolo. Su nombre merece un marco acorde a su arte y sencillez. "RAFAEL MATALLANA". Está en nuestros corazones y allí permanecerá para siempre, porque es criollo de verdad y bien peruano. Es una reseña que se la dedicamos por lo que significa en nuestro cancionero criollo. Padre generoso y honesto con una familia unida y feliz. Admirado por propios y extraños como el gran solista y "Caballero de la Canción Criolla". Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario