lunes, 9 de abril de 2012

"LUCHA REYES". JOSÉ LÁZARO TELLO LA BAUTIZÓ COMO "LA MORENA DE ORO DEL PERÚ".

Lucha Reyes

Nuestra inquietud por la música, en todos los sentidos, nos hizo radioescuchas desde niño. Cómo no mencionar "La Hora del Bombero" del maestro Delorio que se transmitía con su desfile de figuras con promesas futuras. Más adelante surgiría Julio César Alvarado, aquel animador radial y al que le debo una reseña en "Locutores en el Perú", porque se lo merece, modestia aparte. Su "Sentir de los Barrios", era otro de nuestros programas favoritos y logramos, en nuestro ingreso a Radio Victoria  en 1954, gozar de su amistad y apreciar cada domingo en las noches su cuna de cantores criollos. Precisamente entre las muchas promesas del canto supe de Camencita Montoro, niña en aquel entonces y que luego conformara "Los Quipus", protagonizar una historia romántica que puso de vuelta y media al ambiente criollo. Será tema para otra reseña.

El canto fue toda su vida.
En aquel "Sentir de los Barrios", desfile interminable de cantores, recuerdo las tímidas presentaciones de quien sería nuestra inolvidable "Lucha Reyes" nacida el 19 de Julio de 1936. Era presentada como la frágil morenita "Lucila Sarcines", de voz alta e impresionante, pero cuyo nombre no decía nada. En honor a la verdad, una chiquilla a la que le faltaba figura y seguridad. Voz tenía. Sus nombres completos fueron Lucila Justina Sarcines Reyes y que impactaba realmente al auditorio. Tuvo una infancia no muy feliz y cambió de hogar en muchas ocasiones debido a frecuentes atentados contra su débil condición de niña y adolescente. Todo lo superó, porque tuvo fuerza de voluntad y la ayuda divina que la hizo llegar al lugar de triunfos que mereció. Una voz única e histórica que sigue vigente.

La Morena de Oro del Perú
En la década de 1960 tuvimos ocasión de reencontrarnos. Laborábamos al lado de Víctor Oyanguren en el Hipódromo de Monterrico y su programa "Al Galope" por Radio Excelsior. La reconocí al instante en una de aquellas tardes de "La Peña Ferrando", llorosa y lastimada por el genio, a veces equivocado de Augusto Ferrando. Conversaba con Angel Crespo "Pelito" y me dijo que eso era ya costumbre. Llegaba siempre tarde al programa y, luego de calmarse después de la reprimenda, ingresaba a sus imitaciones de Celia Cruz y su "Yerberito Moderno" o de Celina y la alegre "Santa Bárbara". Igualmente los boleros de "Toña la Negra" y otros personajes. También fue comediante y alternaba en el escenario nada menos que con los consagrados Alex Valle y Carlos Crespo "Pelito".

Cantó como nadie a Chabuca Granda.
Recuerdo que Cossío Bravo, un excelente cantante e imitador nos decía que la negrita perdía plata allí.  La llevó Gonzalo Toledo, viejo periodista y libretista que conocí en radio Excelsior y cuando esta emisora transmitía con Ferrando los programas hípicos de "San Felipe". Todos coincidían en que Lucha Reyes, ya había adoptado el nombre, tenía otras posibilidades, pero su indisciplina la perdía. Es que nadie tampoco sabía de su infancia atroz, de su lucha por sobrevivir a la pobreza y esa real vocación de cantar lo criollo y que practicó y no dejó de hacerlo desde "El Sentir de los Barrios". Hubo un médico que aseguró que nuestra estrella criolla jamás fue afectada por la tuberculosis. Hipótesis de figuretes que comentaban con afán de falso lucimiento todo aquello. Se la llevó a la tumba la diabetes y en cierto modo su indisciplina. Se cuenta que se escapaba del hospital para presentarse en lugares en los que conseguía ubicarse. Se decía hasta que la expulsaron por no cuidar su salud.

Llevó escondida su tristeza
Retomando su historia, cantó algo así como ocho temporadas anuales en la "Peña Ferrando". Sin duda allí adquirió confianza al alternar con Nicomedes Santa Cruz, "El Chino José", Angel Crespo y tantas figuras de la imitación. Su fuerte era el vals criollo sin ninguna duda, pero también se adaptaba a todos los ritmos y especialmente como una buena intérprete del bolero. Empezaría a cantar en locales como "El Parral", el "Karamanduka", "El Alcatraz", "El Tondero" y otros. En este último fue bautizada por José Lázaro Tello como "La Morena de Oro del Perú". El famoso "Animador de las Multitudes" dio en el clavo. Continuaría destacando en "El Palmero", en el "Pancho Fierro" y en "El Chalán". Ya era una estrella que triunfaba en el disco y en el sello "FTA". Es "Regresa" de Polo Campos, el vals que le dio fama en la radio y en la televisión. No olvido sus pelucas y su nueva forma elegante de vestir.

César Silva, Polo Bances, Máximo Arteaga,
Lucha Reyes, Álvaro Pérez y Pomadita Lazón.
Allí, en ese vals destaca el acordeón de mi amigo César Silva Varona. Dejó grabaciones que ya son leyenda y desde ese 31 de Octubre de 1973, Día de la Canción Criolla y fecha de su muerte, "Mi Última Canción" de Pedro Pacheco, es inmortal con nuestra querida "Morena de Oro del Perú". Pasó de la humildad a la grandeza del triunfo, sin variar su condición humana. Le falló el corazón, aquel que la hizo cantar y triunfar. Espero haberla reseñado como se merece. "LUCHA REYES", está al lado de los Grandes del Criollismo. Tuvo personalidad y se agigantó en los escenarios y especialmente en la televisión. Descansa en paz "Morena de Oro del Perú". Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada