martes, 30 de noviembre de 2010

"PEPE MIRANDA". EL ETERNO "REY DE LA NUEVA OLA" EN EL PERÚ.

"Pepe Miranda".
Para ingresar profundamente al mundo de la Nueva Ola en el Perú, tendríamos que haber vivido plenamente en esa generación y no fue así. Ya pertenecemos en cierto modo, por gustos musicales, a la "Vieja Ola" por no decir la "Cuardia Vieja". Lo otro estuvo aplicado al cambio de "onda musical internacional". Emulando a los artistas extranjeros y sus nuevos éxitos. Repito y con esto no salvo mi responsabilidad de informar con desacierto, que nunca supe memorizar fechas. La llegada del "Rey Pepe Miranda", se produce en el concurso que se originó en "Victoria Televisión Canal 2" y conducido nada menos que por Sergio Vergara. Nos toca reseñar a José Guillermo Miranda Quiñónez: "El Rey de la Nueva Ola".

"El Rey de la Nueva Ola"
Nosotros, desde nuestra posición "off", anunciábamos a los participantes y éramos privilegiados espectadores en nuestra sala de locución. Con Carmen Aguilar Zúñiga, colega de cabina, nos alternábamos en esta feliz y placentera profesión de locutores. La verdad que "Pepe Miranda" impresionó al primer momento. Un juvenil cantor, muy bien y apropiadamente vestido y acompañado de ese halo de simpatía propio de los elegidos. El auditorio juvenil estallaba en aplausos y su elemento femenino, imponía presencia total. Voz alegre y dueño de sus movimientos en el ritmo de las canciones de moda. 

Pepe cautivaba a las muchachas con sus discos.
Buen intérprete de los sencillos mensajes de cada tema y absoluto carisma, muy necesario para hipnotizar a aquel público ya movido por Sergio Murillo, el chico del Brasil. No vamos a nombrar a los rivales porque, repito, mis gustos personales estaban en otra onda. Fui cautivado desde niño por el vals criollo, el tango y el bolero. Amante de oír a Carusso y su émulo cinematográfico Mario Lanza, pero este "Pepe Miranda", era cautivante. A propósito, en Venezuela, hace poco en radio "Sintonía" de Caracas, Rafael Quiroga, quien fuera productor de aquel concurso de la "Nueva Ola". lo entrevistó en un programa de residentes peruanos.

Todo un ídolo en su juventud.
No me fue posible oírlo y lamenté no enterarme de lo que hacía Pepe Miranda en estos tiempos por Caracas pero, volviendo a la evocación, destaco que llegada la fama y ya con la corona de Rey y sentado en ese trono del éxito, llegó a imponer muchos "hits musicales" a través del disco. Creció su popularidad y se logró en figura estelar de la radio, la televisión y todos los escenarios en los que actuó. Me agradaba verlo cantar y bailar "El Twis de la Gorda", una mezcla de tango con el endemoniado ritmo de moda de aquel tiempo.Las virtudes que acompañaron a este extraordinario artista peruano, fueron su sencillez y personalidad.

Un saludo a sus "fans".
No se dejó enceguecer por el éxito y la fama. Se entregó a su arte y estuvo presente en los más importantes acontecimientos artísticos. Muestra de lo que digo lo palpé en vivo y en directo. En mi faceta de músico nos tocó atender a un amigo y cliente a quien sólo recordaré como Manuel y a cuyo cumpleaños asistió Pepe como amigo de la casa. Nos reconoció y tuvo frases halagüeñas para con nosotros, recordando que con nuestra voz Off, habíamos sido su presentador en "Victoria Televisión Canal 2" y que no podía olvidar la emoción que lo embargaba en esos sus inicios de artista. Un gesto muy elocuente de su sencillez.

Todavía en los escenarios.
Han existido y todavía actúan muchos intérpretes de la "Nueva Ola" en los actuales tiempos, gracias a Lucho Aguilar, locutor y empresario de esta Onda. Recuerdo a Gustavo Hit Moreno, Enzo Roldán, Jimmy Santi y los "Dolton" entre otros grandes artistas que siguen vigentes con sus éxitos discográficos pero, ninguno como el que reseño en esta nota. "PEPE MIRANDA", el de "La Pera Madura", se hizo dueño de un trono en el gran mundo de la "Nueva Ola" y se convirtió en su "Rey eterno". Discreparán muchos conmigo, pero esta es mi versión personal de una de las tantas experiencias que los años han dejado en mi vida. Sabemos que todavía nuestro personaje realiza presentaciones y cada vez que pisa un escenario evoca sus días de triunfo. Gracias.

sábado, 20 de noviembre de 2010

CARLOS ONETO, "PANTUFLAS", TAMBIÉN FUE "CEFERINO EL ADIVINO". ¡GRAN ACTOR!

Carlos Oneto
Elías Ponce, el popular libretista "Pedrín Chispa, trabajaba en Radio Victoria y había descubierto el talento de Carlos Oneto como imitador y, para distinguirlo de "Cantinflas", lo bautizó como "Pantuflas". Allí debutó el personaje que vamos a recordar. Vendrían las ofertas de una nueva emisora y toda una constelación de estrellas emigraría de "La Cabaña" al edificio Federicci en el jirón Contumazá donde empezó radio "El Sol. "Pedrín" se llevó a "Pantuflas" y debutarían con gran éxito.

El elenco estaba conformado por Carlos Oneto y las actrices Ruth Revoredo y Teresa Olmos. Todo un gran suceso en sintonía. Agrego que Carlitos se disfrazaba de "Cantinflas" en sus presentaciones por los Cines de la Lima de ayer. En el debut en "El Sol", igualmente luce los pantalones caídos y la "gabardina". Nosotros, que éramos simples espectadores, fotografiábamos todo en nuestras retinas. Gran época con artistas como "Los Panchos" y una cantante y actriz que imponía el vals de Erasmo Díaz "Cariñito"llamada "Noemí Roldán".

"Pantuflas" y
"Ceferino el Adivino"
Hay cambios más adelante y en 1950 surge Felipe Angells "Sofocleto", todo un fenómeno y que aprovechando el talento de Carlos Oneto, crea la parodia de los "Nostradamus" y "Ceferino el Adivino" con Ruth Revoredo e intervenciones de Gastón Guido. Es tanto su éxito que, cuando aparece radio La Crónica" en la Avenida Tacna, luego de ser "Colonial", se "jala" esta vez al artista Oneto y al libretista "Sofocleto". Un nuevo estilo y otros dos personajes de calibre mayor como lo fjueron Violeta Bourget y David Odría La Cotera.

Es el auge de esta emisora bajo la conducción de Juán Silva Villacorta. Era desternillarse de la risa con la gracia de Carlos Oneto y el "gordo" David. Siempre extendiendo la mano y en busca de lo que le deparara el futuro, la inolvidable Violeta Bourget. Existen grabaciones de aquellos tiempos y coleccionistas con suerte. Llegaría luego la televisión y en ella encuentra oportunidades diversas. Primero como actor, haciendo de vendedor de diarios y anunciando: "el Comerrr, la Pren..., ¡Hora!". ¡Extraordinario!

Genial actor y amigo.
Esos dúos con Jorge Montoro y otras escenas alternando con Alex Valle, son imborrables. Fenomenal y emotivo como "el Cantor de Tangos". Concluía su actuación en un mar de llanto y lágrimas. Sin embargo todo el público reía. Estamos reseñando a un artista gigante que luego de su trajín exitoso y en época de "Telecentro" ocupa cargos administrativos de resonancia. No olvido su sinceridad cuando participé como autor en "El Festival de la OTI" y me confesó, como amigo, que ya había "un ganador". (La tarjeta).

Hombre extremadamente sencillo, sin poses y del que no supe nada negativo. Lo conocí en Jesús María, la década de 1950 y vivía con su familia justo en el edificio de departamentos en el que residía Ana Mendoza, inolvidable actriz y amiga. El tiempo ha corrido veloz y en 2010, otro es el panorama de CARLOS ONETO. Son designios que la vida nos tiene señalados. No es el único. Maruja Pons, célebre soprano peruana, recibía nuestra solitaria visita en el Hospicio Canevaro. Los viejos amigos tenemos hoy la obligación de apoyarlo. Estás en buenas manos, tocayito. Gracias.

NOTA: El día 2 de Marzo de 2014 falleció este gran señor de la comedia, personaje querido y al que le dedicamos nuestra reseña con todo el aprecio de viejos amigos. DESCANSA EN PAZ.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

MIGUEL GÓMEZ CHECA". PIURANO Y GRAN ACTOR DE RADIOTEATRO, TEATRO Y CINE. EXCELENTE LOCUTOR.

Miguel Gómez
Checa
Ya era un veterano, pese a su edad, en los años 60 del otro siglo. Nació el año 1926 en Piura. Fuimos integrantes del elenco que dirigía en Radio Nacional del Perú, Guillermo Lecca Iturbe. Antes, en nuestros inicios, compartimos micrófono en Radio Victoria y lo habíamos admirado cuando integraba los planteles deportivos de Juanito Sedó en Radio Colonial. Un actor de radioteatro y siempre encabezando elencos como galán. Treméndamente sencillo y llano a pasar buenos ratos en tertulias que se prolongaban buenas horas del día. 

En México con Antonio
Llerena Marotti.
Anteriores referencias de Miguel, las tenía por mi hermano Angel. Su voz le permitió ser locutor y actor. Muy bueno en los comerciales desde el Estadio Nacional y enterado del fútbol de aquellos tiempos. Además, según Víctor Manuel Barriga, un buen narrador deportivo. El famoso restaurante "Mario", aquel que funcionara en la avenida Tacna, nos permitía hacer tiempo entre las diversas novelas que transmitía radio "La Crónica". El fue testigo de una traviesa anécdota nuestra con Nélida Quiroga, la gran actriz hispano-argentina.

Blanquita Torres
Saboreábamos un aromático café y sus correspondientes empanadas en una mañana de Febrero y Miguel Gómez Checa se había enterado del retorno al Perú de la inolvidable actriz, luego de 9 años de ausencia. Yo había integrado como narrador el elenco radioteatral de Nélida Quiroga en 1954 y en una celebración por el Día de la Radiodifusión en el restaurante "La Cabaña", me di el lujo de ser su pareja de baile. Fuimos objeto de tontos comentarios de colegas y periodistas de la época. Todo no pasó de ser una ilusa anécdota. Se casó en México con la actriz Blanca Torres, también fallecida.

Poco tiempo después partiría la actriz a España y las noticias hablaban de sus actuaciones, imponiendo su calidad histriónica. Llegamos a verla en la televisión hispana en principales roles dramáticos, causándonos la evocación natural. Pero, volvamos a Miguel Gómez Checa en el "Mario".  Nos dirigimos a "La Cronica" y justo en la espera del ascensor, se abren las puertas y nos topamos con Nélida. Abrazos, besos y su invitación a concurrir a la conferencia de la noche. Nos comprometimos y Miguel me recordó lo de "La Cabaña".

Recuerdo de México con Toño Llerena
No puedo negar que fuí amiguero y gocé del afecto de Miguel Gómez Checa. Partiría a México en busca de mejorías en su calidad de actor y tiempo después, sentíamos orgullo de verlo en las pantallas cinematográficas en diversos papeles protagónicos. Su voz, tan especial, también fue usada en doblajes y en una carta que nos enviara saludándonos e indagando sobre el movimiento artístico limeño, nos instaba a viajar al país azteca con la seguridad de que podríamos triunfar, especialmente en la técnica del doblaje. No tuvimos tal atrevimiento. Falleció en 1995.

¡Cómo olvidar aquella Pasión de Semana Santa! Me refiero a la representación que hiciera Miguel de "Jesús el Redentor". Nos tocaba humedecerle los labios cuando, en la Cruz, sentía sed. Las bromas estaban al acecho y en ese Coliseo del Puente del Ejército, se perdieron muchas de ellas. Su amistad fue imborrable y quienes lo tratamos, siempre lo evocamos. MIGUEL GÓMEZ CHECA, triunfó en su Patria y nos dejó muy bien en México, en donde formó hogar con la actriz mexicana Blanca Torres, también fallecida. Un artista completo que sigue su deslumbrante actuación en escenarios celestiales. Gracias.


martes, 16 de noviembre de 2010

"PIERO SOLARI". OTRO ITALIANO QUE NOS REGALÓ SU VOZ Y ARTE DE CANTOR.

Piero Solari
A modo de enlazar recuerdos, traemos la figura notable de Piero Solari. Aquel bonachón y gentil ciudadano italiano que se hizo querer y se confundió con el pueblo a través de sus canciones. Muchos años de estar en Lima, prácticamente lo convirtieron en un peruano más. Hizo familia en esta tierra y laboró con la clásica tesón de los que conquistan el mundo con esfuerzo y pundonor. No lo puedo olvidar en su imprenta del céntrico jirón Washington y saber que muchos de sus trabajadores lo recuerdan con nostalgia.

Nos veíamos continuamente en Radio Nacional por 1960. Concurríamos al radioteatro de Guillermo Lecca y en ese auditorio, vieja reliquia desaparecida lamentablemente, aprovechábamos para deslizar nuestros dedos sobre los teclados de sus pianos de cola. Allí compartimos música con Piero Solari. El ponía la voz y sus canciones italianas y nosotros, imberbes todavía en la música, nuestro entusiasmo para acompañarlo en "La Torre de Pizza", "I Pompieri Di Vigiu", "Funiculi Funicula" y otras muy famosas de la época.

Un barítono lírico cuando se lanzaba a cantar "O Sole Mio", con el clásico registro de su tesitura y abordando el repertorio de Gino Becchi y hasta del propio Carusso. Pero, indudablemente, la canzonetta era su fuerte. Los temas modernos de esos tiempos como "Dove sta Zaza", "Marechiare", "Vola Colomba" y otros que, en su famosa producción de "Cien Años de Música Italiana" hizo escuchar a miles de asistentes a los Teatros en donde se escenificaron. Piero Solari, vivió para cantar y alegrarnos con su arte.

En "Loquilandia".
Debo evocarlo en su otra faceta de humorista. La famosa época de "Loquilandia" en Radio Central de la calle Belén con diversos artistas de la imitación. Los libretos de Freddy y el piano de Pepe Morelli, servían para que este artista nos demostrara toda su versatilidad. Desde el comienzo de la audición, el hacía oír su voz. El canto se manifestaba con sabor de humor y el popular Piero Solari, feliz de estar en su salsa. No he conocido otro personaje que se parezca a él. Siempre cantando o silbando una canción.

Esas celebraciones en el Circolo Sportivo Italiano, volvió a juntarnos ya en el campo profesional. Piero, de manera espontánea, se convertía en el animador del espectáculo. Recuerdo a mi amigo Renato Fontanella, Presidente en aquellos tiempos y toda su familia, disfrutando de las canciones de este gran cantor. Nuestro acordeón electrónico, el famoso Transicord, servía para el acompañamiento a tantas canciones que él tenía en su repertorio y que conocíamos a través de los años y nuestra afición a la música italiana.

Guardo un L. P. de su producción "Cien Años de Canciones de Italia en el Perú". Allí nos hace disfrutar con sus hijas, dos excelentes cancionistas de estirpe como su padre, de ese maravilloso repertorio italiano. Nos dejó, como es el destino de todos, pero, la figura de PIERO SOLARI está siempre presente entre los que le conocimos y amamos sus canciones. Fue el eterno Embajador de la Canción Italiana y no tiene sucesor. Ya canta su "Serenata Celeste" en el cielo y desde esta reseña le decimos: "Arrivederci Piero". Gracias.

"FRANCA FENATTI". VOZ ITALIANA DE MUJER QUE CAUTIVÓ AL PERÚ.

Franca
Fenatti
No nos perdíamos sus actuaciones en la radio. Logramos conocerla en el auditorio de la Radio América del jirón Ocoña y fue espectáculo musical en los grandes teatros y escenarios de nuestra querida Lima. Con ella se lucía con su acordeón Carlo Berscia, el maestro, el singular músico italiano que continúa con nosotros y a visto surgir a cientos de artistas de todos los géneros. El, le ponía el marco musical a la inolvidable Franca Fenatti, la adorable cancionista que tenía como saludo el famoso "Aquarello Napolitano".

¡Qué distinto era el panorama de comienzos de 1950! Aquella radiodifusión generada en la década de los años 30, nos trajo verdaderas figuras de relieve artístico. Franca Fenatti, lo poseía todo. Simpatía, canto exquisito y toda la dulzura del intérprete italiano. No sólo cantaba el repertorio de su Patria. Ingresaba al mundo musical internacional y con ese acento propio de raza y voz, nos encandilaba a través de la radio. No lo puedo precisar, pero también se hizo oír en otras emisoras de aquellos lejanos tiempos.

Franca Fenatti en plena
actuación y acompañada
al acordeón.
Conservamos una fotografía dedicada por Franca Fenatti y que adorna esta reseña. Sonriente y de lo más sencilla. Fue una fantasía amorosa de los pubertantes del 50. Cómo nos alegraba con su versión inigualable de la "Reginella Campagnola" o de la famosa "Piccinina". Me parece una remembranza adorable la dulzura de su voz cantando "María Marí" o el "modernísimo" "Arrivederci Roma". Eran épocas de cantantes del disco como Claudio Villa, Luciano Tajoli y Giorgio Consolini, los emblemáticos de la "canzonetta".

Su alegría contagiante servía para estimular como invitada especial, los grandes acontecimientos, es decir, los carnavales, las Fiestas Patrias, el Año Nuevo, etc. Tuvo una larga estadía en Lima y se presentó con mucho éxito en Arequipa y las principales ciudades de nuestro amado Perú. De aquella misma época, recordamos al famoso "Quinteto Allegro", con sus versiones especiales del "O Sole Mío", "Torna Sorrento" y "Santa Lucia". Aprendíamos con estos artistas a sentir la verdadera música para los oídos y el sentimiento.

Esta es una foto suya
que tuvo la gentileza
de autografiarla.
Todavía laboraba como locutor en Canal 4 y me enteré de su visita, luego de una prolongada ausencia de Lima. Algunos diarios destacaron su presencia y acudimos al Crillón a saludarla. Los años no la habían afectado notablemente y en esa corta conferencia explicó su amor al Perú, tierra que la supo valorar y a la que conquistó con su carisma y arte. Fue inolvidable verla y entonar a manera de saludo y pedido nuestro, el "Aquarello Napolitano", su tema musical característico. Partiría de nuevo y hoy sólo vivimos de su nostálgico recuerdo.

"Franca Fenatti", se metió en nuestro corazón para siempre. Es que evocar un título de canción y a la vez interpretarlo, nos traslada muchos años atrás. Es cerrar los ojos y volver a sentir su voz. Es conectarnos con los viejos amigos del acordeón como Carlos Berscia, Nino y Benito Sorrentino, Ricardo Bacco y también Domingo Rullo y Rodolfo Coltrinari. ¡Qué bellos tiempos! Musicales ciento por ciento. Melodías y voces que arrullaban y hacían vibrar todas nuestra emociones. No te olvidamos "Franca Fenatti". Gracias.

martes, 9 de noviembre de 2010

"MONALISA". VEDETTE CUBANA QUE SE QUEDÓ EN EL PERÚ.


 La bella "Monalisa"
No ha sido nuestra especialidad pero, circunstancias de actuación en diversos escenarios, nos dio oportunidad de alternar con bellas bailarinas que, con verdadero talento, alegraban las noches de Lima y Balnearios. Todos recordamos a las famosas "Mara", "Anakaona" y Betty Di Roma" que se presentaban en los cine-teatros de barrio y hacían llenos completos. Conocimos a "María de los Ángeles" en las noches del "Tourbillón" y a otras figuras que bailaban en "El Embassy" y en la "Grotta Azurra" en la Colmena.


Posteriormente, llegaría el espectáculo de las "Bim Bam Bum" que, con sus estrellas nacionales y la inclusión de alguna otra bailarina de paso por la capital, llamaban la atención del público nocturnal. Llegarían así, y tuvimos la satisfacción de conocerlas, "Piel Canela", una exuberante cubana de esculturales formas y una joven bailarina del mismo país que se escondía bajo el sobrenombre de "Monalisa", realmente hermosa y dueña de una elasticidad corporal, que recibía aplausos en cada una de sus presentaciones.


¡Siempre espectacular!

Esta estupenda artista que muy pocos recuerdan y que formó parte de tantas ilusiones juveniles, prosiguió en los escenarios y se casó con un destacado profesional de la Lucha Libre, el famoso "Cachascán". Me refiero al "Arequipeño" y que subía a los cuadriláteros y nos regalaba su espectáculo y se hacía favorito de sus hinchas. Tiempos del "Yanqui", "El Ciclón", "El Toro", "El Chiclayano" y otros. Ya en pareja con la bella "Monalisa", se convirtieron en físico culturistas y sensacionales pulsadores.


Voy a revelar sus nombres. "Monalisa" es la Sra. Verena González, natural de Cuba. "El Arequipeño", Don Toribio González, además de artista y gran atleta, empresario artístico y representante de muchas figuras del espectáculo. Recuerdo con buen humor una versión muy especial que hacía "Monalisa", sobre el escenario, de la guaracha "Don Toribio Carambola". Era una dedicatoria evidente a su esposo, el que se regocijaba al compás de su canto y baile afro tropical. ¡Tiempos que no volverán!


1970 con Verenita, Ana y Estela.
Me he tomado la libertad de hacer esta reseña de esta pareja que trajo al mundo a tres mujercitas: Estela, fallecida tempranamente, Anita y Verena II, esta última mi ahijada y residente en el Japón. La vida quiso que ya alejados del espectáculo, surgiera una gran amistad entre nuestros hogares y culminara en compadrazgo. Estamos muy distanciados. Ellos radican en lo que se convirtió en una pequeña ciudad de los cubanos que radican en nuestra Patria, al sur de Lima pero, estamos siempre en contacto espiritual.


"Monalisa" en plena actuación
Adorno esta reseña con fotografías de "Monalisa" en sus épocas de artista y otras de carácter hogareño. La música, el arte y la vecindad que mantuvimos años pasados, nos hace evocar a esta pareja que, en su tiempo, dio mucho en el mundo del espectáculo. Sea un homenaje también a su compatriota "Piel Canela", una cubana de ébano que supo captar el cariño de los peruanos y ojalá nos lean y sepan que no se les olvida. Siento los compases del "Mambo Nro.8 de Pérez Prado y evoco a la gran "Monalisa". Un abrazo caluroso para nuestros compadres. Gracias.




domingo, 7 de noviembre de 2010

"PABLO CASAS PADILLA". COMPUSO "ANITA" Y TODOS CANTAMOS ESTE VALS. TAMBIÉN "OLGA" Y DE GRAN POPULARIDAD ACTUAL.

Pablo Casas
Los que sentimos nuestra música, aprendida en "victrola" o a viva voz de cantores que deslumbraron nuestra niñez, podemos afirmar que siempre fue bella. Aquella fotografía imaginaria que quedó de Alfredo Leturia en mis retinas de niño de apenas 10 años y cantando "Chalaquita" de Márquez Talledo o "Alejandro Villanueva" del singular Pedro Espinel, vuelve al evocar a Pablo Casas Padilla. Alfredo Leturia, cantor que conocí en un cumpleaños de mi madre, llegó a casa y cantó igualmente "Anita" un 4 de Diciembre en la década de 1940. Lo veo como si fuera ayer.

Inspirado compositor
El vals en mención fue con "Nube Gris", "El Plebeyo", "Mi Perú" y "Estrellita del Sur", entre otros, repertorio obligado de los profesionales y quienes, desde el colegio, nos hicieron ingresar al mundo mágico de nuestra música. Época de "María Luisa", "Fatalidad", "Las cosas de los Cines" y tantas canciones que son joyas emblemáticas del criollismo peruano. Cosa curiosa. Como tantos buenos compositores de nuestro cancionero, este reseñador, que fue locutor y músico, también conoció el rondín, regalo de quien fuera mi hermano mayor Angel Pablo. Bendito Sea.

Compuso Anita en 1936
Este pequeño instrumento musical y que nos dejaba roncos luego de usarlo, sirvió para alegrar a mis padres con "Vuela Vuela Palomita", "El Chío Chío" o la famosa "Marcha de la Marina USA". Temas que se podían tocar con facilidad a pesar de sus limitaciones. Se me hacía dificil "Anita". Tenía sus complicaciones por sus cambios de tonalidad, pero lo cantábamos a viva voz con César Augusto y los chiquillos del barrio. Frente a nuestra casa y en un callejón surquillano, vivía Lidia, una muchacha de gran voz y que todo el vecindario oía cantando "Anita". Fue un vals muy popular y que compuso en 1936 y continúa siendo de la aceptación de todos.

Abelardo y Pablo.
Pensar que en 1954, en esa radio Victoria que no olvido jamás y en la que tuve como compañero a José Lázaro Tello, el "Animador de las Multitudes", conocí a Pablo Casas. Todavía no se le agregaba el materno Padilla. No podía creer que ese humilde cuarentón de ojos vivaces, chispa criolla y hablar lento, fuera el autor de "Anita". Llegó a la cabina de locución en busca de José Lázaro. El motivo, promocionar una actividad criolla y por supuesto la invitación correspondiente al "negro Tello" que nos invitaba a seguirlo. En la foto se le aprecia nada menos que con Abelardo Núñez observándolo pulsar su guitarra.

Fue buen guitarrista.
Pablo Casas y César Santa Cruz, también buen compositor y hermano de Nicomedes, eran acompañantes de guitarra en Radio Nacional del Perú. Todavía no aparecía el "puntéo". Se utilizaban todas las cuerdas para armonizar entradas e intermedios entre cada vals o polca. Con Oscar Avilés, nacen los habilidosos y se va innovando nuestra música. Sin embargo, esa entrada clásica de "Anita", compuesta expresamente por su autor se hizo famosa e inseparable. Cada vals tenía su propia y característica introducción. Pablo Casas Padilla fue un buen acompañante y se presentó en muchos programas criollos de la radio. Lo mismo era en los compromisos de centros sociales y jaranas criollas.

Con su gente de los Barrios Altos.
Recordar "Mal Proceder", "Juanita", "Digna", "Desengaño, "Teresita", "Un nuevo Amor" y "Olga" entre otros valses con nombre de mujer, nos dice mucho de su inspiración amatoria. Fueron muchas sus composiciones, que nos obliga a rendirle a PABLO CASAS PADILLA, toda nuestra admiración. ´"El muchacho del rondín" de los Barrios Altos nació el 13 de Marzo de 1913 y su vida transcurrió en barrios como La Confianza, Santa Catalina y Mesa Redonda. Falleció el 16 de Enero de 1977 en el Hospital Santo Toribio de Mogrovejo con solamente 65 años en su mundo textil y de bohemia. Tuvo alegrías y desengaños como cualquier mortal pero, debido a su vals "ANITA", nombre de la madre de sus primeros hijos, sobrevive a la muerte y al olvido. Gracias.



sábado, 6 de noviembre de 2010

"ROBERTO MOLL". RECUERDOS A TRAVÉS DE UNA ENTREVISTA RADIAL EN VENEZUELA.

Roberto Moll Cárdenas
Los de mi generación somos testigos del desempeño que tuvo en los escenarios teatrales y en la televisión, Roberto Moll Cárdenas, el ex cadete leonciopradino que, en medio de aquel mundo de uniformes verdes y salidas semanales, aprendió gracias al profesor José Castro Pozo, los primeros secretos de lo que sería su futuro. Se inscribió en el Club de Teatro y allí se originó el arranque. Ya antes, en la primaria estudiantil, había pisado por primera vez un escenario en Chaclacayo. Es decir, todo estaba escrito.

Un peruano triunfador.
Mi hermano venezolano Rafael Quiroga Delgado, aquel productor famoso con el que tuve contacto en Canal 2 de Victoria Televisión, realiza una labor peruanista en "Radio Sintonía" de Caracas. Me invitó a oír la audición de hoy sábado 6 de Noviembre de 2010, porque iban a entrevistar a Roberto Moll. Luego de la espera que fue muy divertida escuchando los diálogos amicales de Rafa y sus compañeros, llegó la estrella. Es que este actor, al que conocimos desde sus inicios, se ha convertido en casi un emblema en Venezuela.

Se centró de algún modo la entrevista en su participación en "El Clon", una obra en la que Roberto caló las fibras de sus admiradores. Buscando fotos para esta reseña, es increíble la cantidad de producciones de teatro y de televisión en las que ha participado. Se le quiere mucho. Es ya un venezolano por el dejo que se le ha pegado pero, no olvida sus raíces. En "Perú en Venezuela", contestó entre risas y buen humor, todo lo que el magnífico conductor y Rafa le preguntaban. Lo escuché vía Internet a golpe de 2 de la tarde.

Mirada de Actor.
Quienes hemos dejado la casa alguna vez y salir fuera de nuestro territorio, sabemos de la nostalgia que nos embarga al recordar el hogar. Me pasó algo singular. Sentí la misma emoción, sin moverme de mi sitio, al ser testigo de lo que sucedía en la lejana Venezuela con Roberto Moll, el actor que tuvo su oportunidad cuando Pablo de Madalengoitia lo convocó para su programa "Usted es el Juez" y en el que participaron, entre otros, Ricardo Blume, Manuel Delorio y Alfredo Bouroncle, grandes amigos actores. Me correspondía la locución de comerciales y la presentación y despedida.

Vino a mis memorias su actuación en "Carmín", una telenovela de Panamericana que tuvo éxito internacional. Tal como nos sucedió en nuestra carrera, también probó suerte en los radioteatros y en los elencos en los que alguna vez nos cruzamos, tales como el de Queca Herrero o de las hermanas Gloria y Elvira Travesí en radio "La Crónica", "El Sol", etc. Aquello de memorizar se me hizo un mundo. Hicimos actuación con libreto en mano y especialmente las narraciones. Roberto, ya era actor y de teatro.

 Ante la presencia de Hugo Chávez.
Como peruano me siento orgulloso de ROBERTO MOLL CÁRDENAS, hoy dedicado a la enseñanza de la actuación teatral en Venezuela. Tiene su propia "Escuela de Arte Escénico Roberto Moll" y se le advierte feliz en esa calurosa ciudad. Tiene una hermosa y bella hija actriz, Natasha Moll, producto de su unión con la que fuera su esposa Carmen Padrón. Desde "Artistas en el Perú", nuestro abrazo fraterno a Roberto y a Rafael Quiroga Delgado, que me permitió evocarlo a través de "Perú en Venezuela", programa de"Radio Sintonía" de Caracas. Gracias.

"NICOLÁS WETZELL ROMERO". ¡GRAN COMPOSITOR Y PRODIGIOSO EJECUTANTE DEL "LAÚD".

Nicolás Wetzell
Vamos a recuperar tiempo dejado para dedicarnos a rescatar del olvido a grandes músicos peruanos. Desde nuestra niñez admiramos a Nicolás Wetzell y que se presentaba con Filomeno Ormeño acompañando a los artistas del cancionero criollo. Eran frecuentes sus sólos de "laúd" con el conjunto de la estación radial, es decir, presente en las introducciones e intermedios de cada tema. Muy buen compositor y artífice con su bella música de los éxitos poéticos de Amparo Baluarte, excelsa artista de Moquegua.

Nicolás Wetzell Romero, le puso su inspiración melódica al vals "No quiero recordar" y que escucháramos a Jesús Vásquez y casi todos los buenos intérpretes. La alegre polca "Mágica Flor" y el vals "Espérame", son autoría total de este artista, letra y música, que figuran en el "Cancionero de Lima", la célebre publicación de 1940 y fuente de datos para estas reseñas. Con Amparo Baluarte hicieron "Sortilegio", "Siempre Vivas", "Noche triste", "Querido Sueño" y "Viva el Carnaval", una polca que tuvo difusión en tiempos antañeros. 

De aquella década de los 40 a los 50, dos de sus hijas conformaron un dueto criollo de polendas como "Las Hermanas Wetzell". Pasado el tiempo, Norma sería segunda voz de Bertha Campos, conformando otro dúo sensacional. Tuve el gusto de tratar a Nicolás Wetzell en Radio Nacional, cuando integraba el elenco de Guillermo Lecca y hacíamos radioteatro. Era frecuente verlo reunido con Alcides Carreño, Filomeno Ormeño y Lucho de la Cuba y nos integrábamos con ansias de beber historia. 

Con su inseparable "laúd".
Una vez se cruzó con Abelardo Carmona, el célebre autor de "Lucy Smith" y que se lo dedicara a la actriz y cantante a causa de su temprana desparición. Nicolás, gastándose una broma con Abelardo le dijo: "Cuando yo muera, no me vayas a componer alguno de tus valses". Recibió una respuesta sorpresiva: "¡A ti te compongo una polca!". Gran anécdota que todos festejamos. Según Víctor Dongo Casalino, Wetzell era muy amante de tomar el pelo a sus colegas pero con Carmona, no le fue muy bien.

Repito que "Espérame" y la polca "Mágica Flor" son letra y música de este autor. Sin embargo en la magnífica colección de Eleazar Valverde, figura la polca con letra de Amparo Baluarte y el agregado de "letra otorgada por la poetisa". Hablamos de 1995. Simplemente nos limitamos a revisar fuentes y como lo he manifestado, las mías se remiten al "Cancionero de Lima" de la década del 40 y viejas revistas de espectáculos. Lo cierto es que nuestro acerbo criollo les debe mucho a Amparo Baluarte y Nicolás Wetzell.

Ha sido nuestro homenaje a un verdadero maestro de la música. Identificado con su "laúd", instrumento de cuerdas de sonidos agudos y hermano de la mandolina. Gran ejecutante y existen grabaciones de antaño con su especial estilo secundando a "Las Limeñitas", al "Dúo Costa Monteverde" y muchos más. "NICOLÁS WETZELL", pertenece al Album de Oro de la Canción Criolla. Muy pocos cantan hoy sus composiciones pero, en esta reseña, nos encargamos de recordarlas y brindarle nuestro homenaje. Gracias.

viernes, 5 de noviembre de 2010

CÉSAR URETA DE LAS CASAS, "EL LOCO URETA". ¡FANTÁSTICO PERSONAJE DE LA VIDA REAL!

César Ureta
"El loco Ureta"
En 1961 interveníamos en los radioteatros de "La Crónica" y vienen a mi memoria personajes del apellido Ureta que brillaban por aquel entonces. Pepita, Benjamín, Margot entre otros y que, sin duda, pertenecían a esa generación de actores que dio tanto que hablar en la radio y en el teatro. Era narrador en el elenco de Gloria Travesí. En el control maestro, un inquieto muchacho, algo tímido y de sonrisa a medias, observaba cada acción nuestra. En cierto modo, causaba hilaridad en el operador.

Finalizado el capítulo, visitábamos al colega de los efectos sonoros y nos dimos con César Ureta De las Casas, a quien me lo presentaron como quiromántico y adivino del futuro. Las actrices del elenco eran, en su mayoría, las que le consultaban. Lo cierto es que me preguntó si creía en los que leían la palma de la mano. Le contesté que no. Me retrucó diciendo que había observado algo en mi halo espiritual y, a modo de experimentarlo, cedí. Se truncó cuando indagó la hora de mi nacimiento. Yo no lo sabía.

"El loco"
Lo consideré un Ureta diferente a Marianella, Juán o Pedro, los hijos de la señora María Mille y sus tíos directos ya que su padre fue hermano de ambos.  Más bien lo relacionaba con Benjamín, recordado y querido actor y heredero del arte de Doña Antonia Puro, gran figura de la comedia nacional. Pero en ese campo, ni en el del radioteatro, César Ureta pudo encasillarse. Nació para ser libre. Convencido de sus ideas, hizo lo que más le agradaba y triunfó en su creatividad espontánea. Un caricato por excelencia y en busca de disfrazarse de lo que menos uno se imaginaba.

"Rita Pavone"
Años después, mantendríamos una más cercana relación, gracias a Carlos Morán Euribe, colega mío de juventud y, en aquellos tiempos, todos amantes de la fotografía y el dibujo. Ambos me superaban en creatividad, muy propia de los talentosos y es así que quemábamos rollos y el "blanco y negro" nos sumergía en sus secretos. Químicos, cuarto obscuro, ampliadoras y otros accesorios, nos sacaban de la rutina diaria con cada copia revelada. Guardo testimonios de esta experiencia. Tenía su "guadapolvos" como arma secreta de sus revelados. Muy creativo y sólo nosotros lo entendíamos. Muy estudioso de las fórmulas químicas y amante de hacernos bromas en plena faena.

Excéntrico en la calle.
Una etapa de mi vida, que la reseño como homenaje a este sensacional caricato e imitador, muy difícil de adaptarse a lo colectivo pero, si grande en lo individual. Bastará con recordar sus caracterizaciones de Rita Pavone, la pecosita cantante italiana o su insuperable versión del "loco", muy diferente a la de Miguel Barraza, por cierto graciosísima y que le significaba tremendos golpes que nadie percibía. Muy difícil describirlo pero, conocedores de su esfuerzo y arte, me siento honrado de mencionarlo. Llegaba a nuestro hogar y ya se imaginan el alboroto que causaba. Hombre de imprevistos y reacciones de buen humor que nadie esperaba.

Se maquillaba él sólo.
Gracias a Carlos Morán, conocí los antecedentes y hechos que sucedieron a su temprana desaparición. Nos conmocionó a todos los peruanos que gozamos de su arte. Había superado una operación simple de apendicitis pero, una inesperada baja de presión y quizá tardía reacción de la familia, culminó en el infarto que se llevó para siempre al inolvidable "Loco Ureta". Un personaje que seguirá convirtiéndose en leyenda y que todos podemos recordarlo en "You Tube". No se lo pierdan. Ha sido la reseña del actor y amigo César Ureta de las Casas, cuya semblanza quizá no logre retratar lo que en vida fue. Nació para hacer reír y disfrazar sus tristezas, que las tenía, con los personajes que le conocimos. Gracias