martes, 4 de junio de 2013

"DOLLY PRINCIPE". UNA CANTANTE DE NUESTRA MUSICA PROFUNDA Y QUE SE MANTIENE VIGENTE Y CON GRAN EXITO.

"Dolly Príncipe".
Al empezar a reseñar a "Dolly Príncipe", no puedo dejar de criticar a la televisión peruana que, como antaño en la radio, transmitían los espacios vernaculares en horas de la madrugada. Lo más curioso es que el canal del estado continúe en esta poco patriótica forma de alentar lo nuestro, lo auténtico. Lo peor de todo es que nadie se de cuenta que lo folclórico es espectáculo para inmensas mayorías. Tendrían asegurada una sintonía bárbara. "Miski Takiy", una muy buena producción con dos encantadoras animadoras, nos hizo recordar a "Dolly Príncipe" y a quien damos la bienvenida en "Artistas en el Perú".

"El Dúo Wayra".
Confieso que nos agrada ver los programas de este estilo. No somos expertos, pero conocimos a "Dolly" hace ya muy buenos años cuando conformaba el "Dúo Wayra" con Mónica Cuadra Barr, excelente charanguista y ella nos encantaba con su voz primera. Un acompañamiento magistral con su guitarra inseparable y nos cupo la satisfacción de verlas triunfar en un concurso con "Cholita de Ojos Azules", tema muy bien logrado. Esto me da ocasión de recordar a mi eterno amigo Alberto Rodríguez, ya fallecido, y jefe de la famosa "Familia Rodríguez".- Integramos el Jurado Calificador de aquel certamen. Tuvimos discrepancias, pero que no alteraron para nada nuestra amistad.

Una super artista.
"Dolly Príncipe" es natural de Huaycabamba de Huánuco. Además de cantante es una muy buena animadora, con excelente voz para la locución y la registramos en la Asociación de Locutores del Perú durante nuestra gestión. Decía que nació a orillas del Marañón y es profesional en la rama Educativa. En nuestra revista "Voces" decíamos que se había integrado al conjunto "Tierra y Camino, ofreciendo conciertos en la Alianza Francesa. Nos hablaba de grabar un "cassette" con música auténtica de Ayacucho, Puno y Cajamarca y otro con temas bolivianos y secundada por músicos de ese país hermano. Nos imaginamos que cumplió con ello.

De gran trayectoria.
Nos agradó la entrevista que nos hizo en "Radio Cora" de Juán Ramírez Lazo y notamos su alegría de volvernos a ver. Era la conductora de un espacio musical y nos causó mucha satisfacción verla actuar como locutora. Han transcurrido  muchos años desde aquella oportunidad y nos da mucha alegría verla actuar en la televisión como solista y promocionando sus producciones digitales. Canta y danza secundada de excelentes conjuntos. Ya conversa de celebrar el 24 de Junio a lo grande en la fecha que va dedicada al Día del Campesino. Anuncia igualmente una gira por Europa y es algo a lo que ya está acostumbrada. Una labor de difusión de lo nuestro, muy ejemplar.

Dolly y su guitarra.
En cierto modo, el reseñar a "Dolly Príncipe", nos ha permitido volver a esta grata tarea de recordar a nuestros artistas. Todavía en el duelo por la partida al más allá de mi adorada esposa el 8 de Mayo y a puertas de su Misa del mes, rompemos el silencio para no dejar pasar la inspiración y dedicarle esta reseña. Es una artista que tiene mucho que dar a nuestro música autóctona. Talento le sobra y ojalá la podamos ver en su faceta de conductora de programas y que, sin ninguna duda, sabrá hacerlo con esa natural y espontánea alegría. Conocimientos tiene de sobra y nuestro deseo es que triunfe cuando esta música se haga sentir en horarios más adecuados a su importancia. 

Aquí mis teléfonos...
He visitado You Tube y me he encontrado con grabaciones preciosas y a "Dolly Príncipe" en el lugar que se merece. Canta, entre otras canciones el yaraví "Pajarillo", "Tu Ausencia" y "Ave sin Nido". Comentarios muy halagüeños para su arte y que corroboran todo lo antes expuesto. Podría interpretarse mi escrito como una simple reseña de amistad y no es así. Nos hallamos ante una artista de renombre y le reitero nuestra felicitación. De allí también encontramos las fotos que engalanan nuestra reseña y, además, el número de su teléfono para que puedan contratarla es el 997-060060. Ya estaremos comunicándonos con ella. Gracias.