domingo, 30 de enero de 2011

"FELIPE SANGUINETTI LAZO". DINÁMICO Y VERSÁTIL. UN ACTOR Y COMEDIANTE SINGULAR.

Felipe Sanguinetti
Me han solicitado escriba sobre este extraordinario artista. Es increíble. Entre los pocos que vamos quedando de una promoción iniciada en 1950, el recuerdo de ellos es casi nada. La nueva gente del arte apenas si tiene referencias de quién fue Felipe Sanguinetti Lazo. En la televisión, vía Canal 7, pasó raudo y dejó su señal a través de un programa cómico titulado "Estrafalario". Estaban "Pachitea", "El Loco Ureta", "Rossini", Teddy Guzmán y Zulma Viola entre otros que se adaptaron a este estilo y dejaron historia. Le hicieron competencia a "Risas y Salsa" de Panamericana TV.

El propio Sanguinetti, sorprendía cantando a dúo en la caricatura de "Freda y Maximiliano". Además era el director y el triunfo de aquel elenco se debió a su batuta que supo orientarlo adecuadamente. Oportunidad para César Ureta y su "Rita Pavone" y su personaje "El Loco". Juvenal Malpartida, más conocido como "Pachitea", hizo en "Estrafalario" su máxima creación que lo popularizó en la radiotelefonía. Debo a Felipe una etapa de mi vida en Radio Central, aquella de la calle Belén, cuando protagonizamos "El Bodeguero" al mediodía.

Nestor Quintero y Felipe.
Felipe, además, era libretista y muy ingenioso. Empezábamos esa audición a las 12 del día, hora clave para hacer regalos. "El Bodeguero", o sea yó, tenía a su cholito, "Pachitea", el ayudante que metía la pata y nos ponía de vuelta y media ante los reclamos de la clientela. Muchas veces el propio Sanguinetti reforzaba al dúo y hacía de cliente extranjero, generalmente un "gringo" que se las veía negras ante Juvenal. Estamos en 1960, una temporada radial que acrecentó nuestra amistad durante 12 meses y a sintonía plena.

Pero este artista se inició en los 50, muy joven e integrando elencos de radioteatro. Era paradójico oírlo en el papel de un anciano e inflexionando la voz hasta lograr la debida caracterización. Muchacho palomilloso y que sacaba de sus casillas a sus hermanos maternos Fidel y Juán Ramírez Lazo. Ninguno de ellos actor pero, sí excelentes locutores. Gracias a Felipe Sanguinetti, Director Artístico de "Central", nos unimos a Humberto Vílchez Vera en "Los Fantasmas se Divierten" en Radio "Central".

Rossini,Ureta y Felipe con el
saxo. Carlos Huambachano
al piano.
Hizo mucho teatro con las diversas compañías y actores de la época. Muy querido por su juventud y de muy buena presencia. No puedo olvidarlo jugando al fulbito con Alfredo Aguirre, cuando este era primera guitarra de "Los Morunos" y luego conformaría la agrupación criolla de "Los Hnos. Aguirre". Nos ubicábamos en el arco y era parte de nuestro equipo Javier Chávez Campoverde, extraordinario locutor deportivo. El escenario era un club de Maranga y al que pertenecía otro colega de apellido Villanueva. Felipe, era un show en el campo.

Lo que hizo en la televisión con "Estrafalario" fue una versión de "Loquibambia" y "La Escuelita Nocturna", casi con los mismos actores de origen: Juvenal Malpartida, Benjamín Ureta y Zulma Viola, éxitos de "Freddy el Rezongón" en la radio. Su muerte fue misteriosa. No interesa qué causas lo llevaron a terminar así. Más importante es lo que hizo sobre los escenarios y quedó demostrado, en su caso, que vivía intensamente la actuación. "FELIPE SANGUINETTI LAZO", para orgullo de su viuda Mary Faverón y sus hijos queridos, un actor y comediante insuperable. Gracias.

viernes, 28 de enero de 2011

"EL TRÍO LOS CHOLOS". VÍCTOR GADEA, MIGUEL CABREJOS Y MANUEL LLANOS. IMPUSIERON EL VALS "GLORIA".

"Los Cholos".
Miguel Cabrejos, Víctor Gadea y Manuel Llanos.
Este es otro de los grandes conjuntos que forman parte de la historia del criollismo. Un estilo muy propio de los Barrios Altos y con un repertorio muy propio. Ya eran famosos antes de "Los Embajadores Criollos" y en las voces de sus integrantes Víctor Gadea, Miguel Cabrejos y Manuel Llanos, primera guitarra, hicieron populares temas como "La Rosa del Pantano", el vals de Lucho Dean "Gloria" y "Balcón" de nuestro gran compositor y médico Elciario Rueda Pinto. "Los Cholos", fueron una neta expresión de la música criolla.

Era frecuente escucharlos en 1948 por Radio América, Mundial y Nacional. La voz de Gadea era brillante y muy intencionada para frasear las letras de valses picantes y atrevidos. Un ejemplo de ello fue "La Rosa del Pantano", tema en el que se lucía a plenitud con la segunda voz de Cabrejos y la excelente guitarra de Llanos. No faltaban en los escenarios de populares restaurantes y se constituían en un espectáculo singular. Víctor Gadea, solía identificar al conjunto con su famosa frase: ¡Hecha Cholito!.

En la década del 50, se presentaban en Radio Victoria. Competían con otro gran trío que también hemos reseñado: "Los Capitalinos". Era exactamente el año 1953 y esas transmisiones tenían sintonía total en todo el Perú. Bueno es destacar que al alejarse Llanos del trío, recurrieron a otra primeras guitarras y una que los identificó por la creatividad de sus entradas e intermedios fue la de Carlos Hayre. Otra frase que impuso el genial Gadea, a modo de "guapeo" fue ¡Qué checho" (Por ¿Qué es eso?). 

Nosotros laborábamos en el Arsenal Central de Aeronaútica y justo a la hora del refrigerio se sintonizaba la audición de "Los Cholos" e hicimos nuestra esa frase. Cosa curiosa. Hace poco me encontré con un viejo amigo de aquella época y me pasó la voz a la distancia: ¡Checho! No me identificó por mi nombre sino por aquel sobrenombre con el que quedé bautizado. ¡Cómo no voy a recordar con gratitud a "Los Cholos", los genuinos criollos hoy olvidados y con quienes tendría ocasión de hacer amistad un año después.

Vendría tiempo después la desintegración de estos originales artistas. Problemas en la voz de Víctor Gadea y otras relaciones de Manuel Llanos, dejaron prácticamente su destino en manos de Miguel Cabrejos. Este terco artista y gran compositor, buscó nuevas primeras voces y el Trío Los Cholos siempre se mantuvo vigente en la radio. Poco hizo en la televisión. Mas bien, se presentaba como dúo en los rinconcitos criollos de los restaurantes y allí, muchas veces, con una primera voz al cajón, deleitaban a la concurrencia.

Conservo un cassette firmado por Miguel y dedicado a nosotros cuando nos visitó a "Musiencuentros" en Radio Nacional del Perú, anunciando la aparición de los "Nuevos Cholos". Lamentablemente otra época en la que si no actúa en la televisión, no pasa nada. Miguel Cabrejos nos dejaría poco tiempo después. Como lo han hecho muchas figuras del criollismo, en el olvido más ingrato. Pero quedan grabaciones que dan fe de lo grande que fue "EL TRÍO LOS CHOLOS". Viven en el corazón del criollismo. Gracias.

JOSÉ "PEPE" APONTE. ¡UN MAGO DE LA PERCUSIÓN! HICIMOS BAILAR A GRANDES Y A CHICOS!.

José "Pepe" Aponte y Roberto Spassiano.
Gracias a mi buen amigo Roberto Spassiano que radica en los Estados Unidos, acordeonista como nosotros, viene a nuestra memoria la figura de "Pepe Aponte". Cada fin de semana, viernes o sábado, cuando abundaban las fiestas en nuestra querida Lima, nos dirigíamos a Breña en busca de este gran artista. Llegó a nosotros gracias a la recomendación del popular Oscar Cornejo Purilla, "Papi", el baterista que tuve por más tiempo como titular en cada una de esas inolvidables reuniones en casas particulares o clubes provinciales de la ciudad capital. Hoy lo evocamos con mucho afecto.

Tenía buen estilo y estaba considerado en el mundo de los "chivos" como uno de los ranqueados. Quería decir, capacitado para acompañar con su batería todo tipo de ritmos. Desde lo clásico criollo al rock y estilo musical que requiriera de su lucimiento. Fue un viernes y se trataba de un "tono quinceañero". Antes debo aclarar que este tipo de fiestas, se celebraba de manera familiar. Asistían desde los abuelos, los tíos y toda la familia en general. Amistades e invitados a quienes había que presentar a la nueva señorita.

Poco a poco esta celebración con la aparición de nuevos ritmos, se hizo exclusiva de los jóvenes y en muchas ocasiones tuvimos que competir con el equipo de sonido de la casa y las grabaciones de los muchachitos. En cierto modo, sólo tocábamos para la gente mayor. También nos las ingeniamos para llevar una reproductora de cassettes y los correspondiente ritmos de actualidad juvenil. Con Pepe Aponte, Carlos Monteodoro, gran guitarrista y Carlos Casares, hijo del gran cantante argentino, como vocalista, vivimos la siguiente anécdota.

En cierto modo el conjunto estaba integrado por gente mayor. Las cumbias y salsas se dejaban bailar por los concurrentes y por supuesto la música criolla era motivo para que los tíos y abuelos de la familia movieran el esqueleto. Existía un equipo de sonido de muy baja potencia y en el que los quinceañeros probaron algunos de sus temas. No pasó nada pero veíamos el descontento en sus rostros. Pepe Aponte, ducho en acompañar a músicos, me sugirió improvisar melodías o acordes bajo el ritmo con el que nos iba a acompañar.

En efecto. Era un endiablado rock and rall y sobre esa "pista" de Pepe, tanto Carlos Monteodoro y quien tocaba el Acordeón Electrónico, nosotros, comenzamos a usar efectos del equipo, llámense "güa güa", "trémolos" y otros. Nuestro sonido se hizo estridente y aquel trío se sumergió en una onda "hippie", pura inspiración más los gritos y animación de Casares. Toda la juventud vibraba con el ritmo. La juvenil dueña del cumpleaños nos lanzaba besitos volados. Pepe Aponte, demostraba su versatilidad de gran rockero.

Tocamos durante 30 minutos y al finalizar sonaron los aplausos de la juventud. Uno de ellos llegó y nos pidió repitiéramos el tema. Nos miramos los músicos y la verdad es que nadie recordaba nada. Era época de Santana y volvimos al ataque con "Oye como va", "Al compás del Reloj" y otros éxitos de nuestro repertorio. Lo cierto es que salvamos aquel fiestón gracias al ritmo rockero que impuso JOSÉ "PEPE" APONTE. Un saludo para él que radica en USA y esperamos lea esta reseña y nos escriba. Gracias.

jueves, 27 de enero de 2011

"AMPARO BALUARTE". ¡CREÓ POESÍA HERMOSA PARA EL CANCIONERO CRIOLLO!

Amparo Baluarte
La conocía desde niño a través del famoso "Cancionero de Lima" y en cuyas portadas apareció fotografiada varias veces. Nos referimos a los años 40 del siglo pasado. La radio invadía todos los hogares y ya eran notables "Los Trovadores del Perú" y Jesús Vásquez. Las grabaciones de estos artistas llegaban en el famoso sello "Odeón" y fueron el inicio de la Época de Oro de la Canción Criolla". Allí aportaba su hermosa poesía Amparo Baluarte, muy activa y buscando el músico que le aportara la melodía adecuada.

Inigualable letrista.
Nació un 24 de Setiembre de 1915 en la ciudad de Moquegua y fue desde niña una artista que amó como nadie la poesía. Nuestra afición a la música se acrecentó cuando compuso con su esposo Angel Alvarado, "Amazonas", un vals cuya melodía era muy interpretada por los conjuntos musicales de antaño. En 1954 en Radio Victoria, Domingo Rullo y su Orquesta interpretó el vals "Lágrimas y Sonrisas" y quedé asombrado al oír que parte de él había sido utilizada para darle melodía a "Amazonas". Me reafirmó Rullo que era un vals de su país.

El vals "Secreto".
En otra ocasión, celebrándose el Día de la Canción Criolla conversamos con la propia Amparo Baluarte y le pedimos una explicación sobre el caso mencionado antes. Resultó que Alvarado, su esposo, amazonense él, le solicitó un verso para su tierra y estando cercano un aniversario de Amazonas, le tarareó la melodía de aquel vals y sobre esa música compuso la letra. Se convirtió así, en el himno musical de todos los hijos del departamento de Amazonas hasta que, poco a poco quedó en el olvido. Era costumbre antes ponerle letras a canciones famosas o viceversa.

Le hicimos esta foto.
Amparo Baluarte, una gran dama a la que el Peru le debe mucho, compuso en 1940 unos hermosos versos para Felipe Pinglo y a los que puso música Nicolás Wetzell. "Siempre Vivas", fue estrenado como vals por Jesús Vásquez en Radio Nacional del Perú. Con Don Nicolás escribió también las letras de la polca "Mágica Flor" y del vals "Plenilunio" y premiado en Nueva York como su inicio de poeta. Están "Así será mi suerte", "Vivacia", "No quiero recordar", "Juventud que te vas", "Sortilegio" y muchos más con gran difusión y éxito.

Nació en Moquegua.
Con el singular pianista y compositor Francisco Reyes Pinglo, hizo nada menos que "Secreto", un vals que identificó a "Los Morochucos" y pieza fundamental de su repertorio. Este maravilloso músico compuso la preciosa melodía de la polca "Mañanita", grabada en Argentina por Jesús Vásquez. Polo Bedoya Bambarén, padre del cantor Eddy Martínez, le creó música para el vals "Separación". Vivió en Mariano Carranza, cerca al Canal 4 de TV. y tuvimos el grato honor de saludarla y gozar de su compañía. Aun la recuerdo con sus potentes lunas para sus anteojos.

Nos confesó que hizo más de 300 poemas y desde 1952 al 80, publicó 9 poemarios. Fueron muchos los músicos que colaboraron con ella y hasta Filomeno Ormeño musicalizó su poesía. AMPARO BALUARTE, distinguida moqueguana, fue en extremo una cultora de letras especialmente compuestas para música criolla. Falleció el 19 de Diciembre de 1992 con 77 años cumplidos y, como todos los genios de antaño, sumida en el olvido de los especialistas del espectáculo. Es nuestro modesto homenaje a su arte de poeta inmortal. Gracias.

miércoles, 19 de enero de 2011

REGINA ALCÓVER. LA GRAN ACTRIZ PERUANA QUE NOS DESLUMBRA "GRACIAS A LA MÚSICA" EN RADIO "FELICIDAD".

REGINA ALCÓVER URETA
Nos faltaba sólo un teléfono móvil, para integrarnos totalmente a la comunicación moderna. Fue regalo de Navidad de Juán Carlos, mi hijo, y que me acompaña ahora en las casi dos horas de viaje que nos dura el traslado a Lima. Sintonizamos radio "Felicidad", una emisora del recuerdo con Regina Alcóver animando "Gracias a la Música" y, de retorno a casa, ya de noche, siempre con su grata compañía, en sus reflexiones a través de "El Espejo". Entre canciones muy románticas, su linda voz, siempre muy sugerente, nos acompañó con todo el encanto de su arte. Ya tenía el motivo para evocar tiempos mejores.

En sus dulces 15 años
Nuestra mente retrocedió hacia 1960 , hace más de 50 años en  Radio Nacional del Perú. El radioteatro era un principal menú de atención. Guillermo Lecca Iturbe, gran locutor y actor peruano, una de sus estrellas. En aquel elenco inolvidable, sin tener mayor participación que acompañar a Marianella Ureta, su madre, emerge la figura de una niña llamada Regina que jugaba al canto. Quien teclea estas reseñas, también lo hacía con el piano y en espera de la llegada del elenco que ensayaba en el auditorio, antes de la grabación. A la derecha, Regina en su edad maravillosa y que evoca con mucha nostalgia porque se tomaba un tiempo especial para darse sus gustos. Evocar el pasado es volver a vivir y así lo hace publicando sus fotos en Facebook. Nosotros nos aprovechamos para adornar esta reseña.

Estupenda en "Me llaman
 Gorrión"
Aquella niña, sujeta al cariño de la abuela María Mille, como mariposita atraída por la música, soltaba su voz y nos sorprendía cantando los éxitos de Sara Montiel en su película "El Último Couplet". Bien entonada nos interpretaba "Sus Pícaros Ojos", "Nena" y continuaba deleitándonos con todo ese hermoso repertorio, muy de moda por la película. Se convertiría a los pocos años en Regina Alcóver. Sin ninguna pretensión, podría afirmar que la madre de Gian Marco Zignago, fue la primera vocalista de este músico y locutor, hoy convertido en reseñador de artistas. ¡Tremenda jactancia! Admírenla con ese gorrito que la hizo famosa en la telenovela "Me llaman Gorrión". Fue todo un suceso en nuestra televisión y allí se consagró como los grandes. Hay en sus venas sangre de artista.

Siempre hermosa y radiante
Vuelvo al autobús en la noche, a las 7, con mis auriculares y oigo la voz de Regina Alcóver que, casi un hada consejera, contaba una historia y la matizaba dulcemente con su interpretación. ¡Qué manera más natural de recrearnos el viaje! Toda una clase maestra de actuación radial. Cada frase o, sin exagerar, palabra por palabra, se nos metía al corazón oyendo "Felicidad". Es la actriz que conserva su voz, la domina con amor y extrae todo su arte con gran naturalidad. ¡Qué grande eres Regina! Me impresionaste en el fascinante mundo radial de la imaginación. ¡Qué buen "espejo"! Estás logrando algo que debiste hacer mucho tiempo atrás. La comunicadora por excelencia. Los aplausos te persiguen  y que bien te entiendes con los que te acompañan. Eres una triunfadora.

"El Profesor Aldao" con Julio
Alemán. La colegiala es Regina
Y vuelvo a los recuerdos y en ellos la figura de Ray Alcóver, aquel joven cantor brasileño que conquistó a Marianella, nos encandiló y también a nuestros mayores a finales del los 40 y que falleciera de manera temprana en 1952. Su padre. Que le dejó sus genes cual savia del arte y, como si fuera poco, combinó maravillosamente con los Ureta, los Mille y qué se yo. Tengo la plena certeza que una tomografía de Regina, sólo expondría figuras musicales inquietas por el compás, el ritmo y la actuación. Es retornar al "Profesor Aldao" con el célebre actor del cine mexicano Julio Alemán y figuras destacadas como Patricia Aspíllaga y Fernando Larrañaga Travesí, ambos actores igualmente en la cinematografía de México. Todas sus actuaciones en la televisión, siempre han sido brillantes y con los animadores del momento, como lo fueron Pablo de Madalengoitia y Kiko Ledgard.

Aquel niño heredó todo el arte
congénito de su tronco familiar.
Conservo un vídeo de Regina Alcóver como conductora de un programa en Canal 9 y dedicado al "Día del Locutor". Estuvimos presentes con Farrés, De los Reyes, Vergara, Pomar, Rosa Wunder y otros. Nos rindió un homenaje inolvidable a los hombres del micrófono y es un recuerdo que evocamos siempre en nuestra fecha. Un celular y nuestros traslados viajeros motivan esta reseña de REGINA ALCÓVER URETA. Muy pobre para reflejar lo que significa su arte en el mundo del espectáculo. Con "Gracias a la Música" y "El Espejo", estoy con ella en radio "Felicidad", para nosotros, el bálsamo del buen regocijo espiritual que necesitábamos. Eres adorable Regina y más aún con el pequeño que luces con tanto amor y orgullo: Tu "Gianmarco" cuando niño. Como notarás hemos agregado algo más, debido a tus fotos y ahora no sólo te escuchamos. Te leemos en Facebook y eres sensacional.  Gracias.

sábado, 15 de enero de 2011

PENSIÓN DE GRACIA PARA "MANUEL ACOSTA OJEDA", EN MANOS DE LOS SEÑORES CONGRESISTAS.

"El Cantante"
Nos une a Manuel Acosta Ojeda una vieja amistad, iniciada en nuestros comienzos en la radiotelefonía. Fue en "Radio Victoria", aquella de los bajos de la Cabaña  cuando el Parque de la Exposición conservaba el oxígeno de sus sauces y los pastos eran testigos de nuestros romances nocturnales. Fui testigo de su debut como cantor del dúo Almenerio-Acosta, en las tardes dominicales que presentáramos con Marco Antonio Castro. Nació mi admiración por la armonía de sus voces.al clásico estilo tradicional criollo.

Carlos Hayre, él y Nicomedes 
Manuel, que sintió el arte desde los 16 años y por los años 1946 amistaba para siempre con Carlos Hayre, un guitarrista de espontáneo aprendizaje y nacido para pulsarla con estilo propio. La mocedad de ambos y los amores que no faltaban, los inspiraban a escribir versos. Carlos, le pidió a Manuel letra para una melodía que delataba sus sentimientos y así nació "Tu vida Siempre" y otros valses que eran el inicio de una carrera que, al pasar del tiempo, se ha convertido en leyenda en esta era digital.

Manuel "El Expositor".
Cuenta Manuel que Lucho Dean, el autor de "Gloria", lo trató de incapaz de componer un vals letra y música propias. Eso lo tomó como un reto y así nacería "En un Atardecer", versión magistral del "Trío Los Chamas". Ya éramos amigos en Radio Victoria y crecería con inmensidad cuando compone "Madre", el vals criollo que cantamos todos en la celebración magna de "Mamá". Vendría después "Rumor de Manantiales", "Si tu me quisieras" y hasta polcas con acento propio y registro paterno de Manuel.

En anterior reseña dedicada al "Heraldo Musical" Manuel Acosta Ojeda, hablamos de Doña. María Luisa Ojeda, su madre e inspiradora del más precioso vals compuesto por compositor alguno. Hemos introducido esta reseña con algo de lo que puedan palpar los señores Congresistas de la República y cómo, en tantos años de no sólo ser el compositor, sino también uno de los más sacrificados difusores como historiador y comentarista radial, no goza de una Pensión de Gracia que le corresponde a todas luces.

Manuel "El Patriarca"
Hay una lista de firmas de ciudadanos peruanos y extranjeros en la que nos hemos alineado para demandar se haga justicia para Manuel Acosta Ojeda. Tengo el orgullo de pertenecer a la promoción 54 del Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo y cuyos integrantes de otros años, nos hemos hecho eco del pedido del profesor y actor Ernesto Ráez Mendiola para que los "Padres de la Patria" correspondan con creces y aprueben por mayoría el pedido de Mauricio Mulder. ¡Sin dilaciones por favor!

En el mundo del trabajo laboral se han conseguido muchos beneficios. Sin embargo, el artista que satisface gustos con sus creaciones, caso de Manuel Acosta Ojeda y tantos otros, no se le considera como trabajador estable y por lo tanto, sin derecho alguno a jubilación ni pensión. ¿Cuándo cambiará esta situación? Hasta el Presidente García, siempre ufano de cantor, ha interpretado "Madre", ganando simpatías y aplausos y, lo más triste, sin pagar Derecho de Autor. Ojalá seamos oídos y por ese gusto ¡Viva el Perú! Gracias.

sábado, 8 de enero de 2011

"LEO AMAYA". ¡UN PEDAZO DE GITANERÍA FLAMENCA EN EL PERÚ!

"Leo Amaya"
Veíamos en un programa de Canal 7 y conducido por Cecilia Barraza, una muy buena entrevista y actuación de "Leo Amaya", dueña de gran personalidad y que nos trajo el recuerdo de tiempos pasados. En 1971 hacíamos presentaciones diarias con nuestro Acordeón Electrónico en el "Haití" de Miraflores. Lo que se dice música de fondo. Sin estridencias y dejar conversar. Habíamos notado una concurrencia de italianos, hermanos argentinos y gente española. Fijábamos entonces la música adecuada a sus gustos y recuerdos. De allí que resultó un asiduo asistente Piero Solari y que cantaba lo que tocábamos.

Otro artista peruano que recuerdo fue Miguel de Albarracín, identificado con el tango. Se convertían en los espontáneos y el público se ganaba un espectáculo extra con sus intervenciones. En otra ocasión, pude notar la presencia de "el Moro", un guitarrista flamenco de nacionalidad argentina y muy famoso porque era el obligado a secundar a la gran mayoría de artistas españoles que llegaban a Lima. Conociéndole, le dedicaba temas tales como "La Leyenda del Beso", "Camino Verde" o los famosos couplets de Sara Montiel.

Una tarde se apareció María Amaya, la hermana de Carmen, aquel fenómeno del baile flamenco español. No estaba sola. Era un grupo que incluía al "Moro" y un señor que aparentaba ser su representante. Se acercó a nosotros, luego de oírnos por buen rato y nos propuso una visita a "Los Amaya", un "colmao" de este arte que tuvo su auge mucho tiempo. La idea era hacer música para la concurrencia, como un preámbulo al gran espectáculo que brindaban las estrellas del cante y bailes flamencos. Un pedazo de España en Miraflores.

"Carmen Amaya"
Así, entre tan bella música y acompañando a algún espontáneo que nunca faltaba, ingresamos a ese mundo en el que nos impactó la actuación de una joven de mucha simpatía y que resultó "Leo Amaya", hija de María y heredera de todo aquel embrujo gitano. La he recordado porque es otro de los personajes ligados a una historia pasada y que, transcurrido tanto tiempo, continúa ofreciendo su encantador arte. Convertida en el centro de atracción y dueña de un apellido que sobrevive con admiración.

Eran los tiempos de los "Jai Alai", aquel trío español conformado por Paco, el cantor, una segunda voz y guitarra que he olvidado su nombre y "el cachi", acordeonista padre de "Sagitario", un cantor que resonó y del cual sabemos poco. "Leo Amaya", ha seguido fiel a su arte, viajado mucho y se mantiene vigente con su hermana Esperanza y una agrupación de peruanos amantes de lo flamenco y a gran altura. Es dueña de ese encanto que le viene de raza. Una gracia que no se compra y está repartida con Alma, Corazón y Vida, como nuestro vals criollo. 

A ella, que cumple una misón que Maria, su madre, mantuvo en vida en este Perú que conquistó con su arte, le hago saber nuestra admiración y respeto. "Leo Amaya", nos traslada con su voz a ese mundo de Arte Gitano y sabe captar simpatías de un público que entiende su cantar y admira su talento. Aquel que viene dentro en papel de lujo. Un homenaje al recuerdo de ese apellido ilustre "Amaya", el de Carmen y María, heredado con honor por "Leo". ¡Ah¡ Esperanza Amaya, es la hermana que domina el embrujo del baile, aquel de la tía Carmen. Honores a esos recuerdos que viven con nosotros y que compartimos en estas reseñas de "Artistas en el Perú". Gracias.

sábado, 1 de enero de 2011

"GUAZÚ Y YAMANDÚ". LOS INOLVIDABLES "HERMANOS GAMARRA". EMBAJADORES MUSICALES DEL URUGUAY.

"Los Hnos. Gamarra".
¿Quién de nuestra época, no escuchó cantar a los "Hnos. Gamarra"? Desde la radio, Güazú y Yamandú, luciendo la típica vestimenta gaucha, hacían oír sus voces y guitarras en diversas emisoras. Llegaron, como muchos hermanos argentinos y uruguayos, a probar suerte en el Perú y en base a su talento y esfuerzo por triunfar lo lograron con creces. Los dueños de esta reseña, sumamente populares y queridos, son la mejor aseveración de lo que manifiesto. Otros casos: los de Rodolfo Coltrinari, Domingo Rullo, Julio Genta, Alberto Daniel y Josecito Pace.

Voces con mucho sentimiento y llenas de romanticismo. Sentían profundamente la música y cada letra tenía un relieve especial en sus vocalizaciones. Se adueñaron muy pronto del corazón de los peruanos y cantando a su estilo temas del ayer, era un deleite escucharlos en su versión de la famosa canción que nos evocaba a Alberto Gómez, "Isla de Capri". La guitarra puntera de "Yamandú" trinaba evocativa y "Güazú", con esa tesitura de tenor y rasgando su viola, se confundía en armonías con su hermano y lograban que el auditorio se pusiera de pié en aplausos.

Yamandú y Güazú. Inolvidables.
No exageramos y en esta larga carrera de presentadores de discos y realizando programas dedicados a la gente mayor, repetíamos frecuentemente las grabaciones de los "Hnos. Gamarra". La inspiradora del vals "Madre" de Manuel Acosta Ojeda, una dama moqueguana llamada María Luisa, siempre solicitaba a mi hermano César y a quien escribe esta reseña, el famoso bolero "Adios Corazón". Como ella, cientos de nuestros oyentes tenían siempre un  pedido con temas de estos inolvidables cantores que llegaron a fines de la década de los 50 y vivieron en el edificio Comerin" de la Av. Larco con su madre y hermana.

Conocimos a "Yamandú" en esas diarias visitas a Domingo Rullo en la Casa Sterling. Con el maestro Fitipaldi, bajista de nuestra Sinfónica Nacional, matábamos horas y horas y escuchábamos las anécdotas de tan querido artista. Por supuesto que también llegaba "Güazú" y el tiempo se acortaba entre tantas remembranzas y anécdotas. Cuántas veces llegamos a "Los Gamarra", el negocio que administraron con tanto éxito en la Diagonal de Miraflores y donde comer era un placer, siempre y cuando se escucharan sus voces y guitarras, brindando un buen vino. Grabaron para discos MAG, cuando esta fábrica funcionaba en la Oroya, cerca a la Plaza Unión en Lima.

"Yamandú" primera guitarra y "Güazú": La Voz.
Se celebraba un cumpleaños del maestro Rullo en un inolvidable mes de Julio de 1995 en el "Marcantonio" y en la voz de Eleazar Valverde le dediqué un tango que me inspirara su amistad: "Domingo". Letra y música que nos pertenece. Se aplaudió de pie y ocasionó una felicitación especial de Güazú Gamarra, a quien entrevisté para mi programa "Musiencuentros" en Radio Nacional y Radio "Cora". Indicó que era loable ese homenaje en vida y muy merecido conociendo las bondades y trayectoria del insigne músico argentino. Conservo esa grabación de tan inolvidable reencuentro y que nos permite oír a Güazú Gamarra, declarando con emoción que se sentía peruano por todos los años que vivió con nosotros.

Allí me enteré de su silencio para siempre como cantor público. Sin Yamandú, que falleció debido al asma y que soportó muchos años, calló para siempre el dúo. Nada de radio y televisión como solista. Sólo en reuniones íntimas y siempre y cuando su corazón romántico se lo pida y permitiera. Un lector llamado Pepe, nos dice que otro de los motivos fue que ingresó a la Southern Perú Cooper Corporation. Es otra historia. Han pasado muchos años y hoy Güazú, que se casó con la hermosa Lucy Andreu y tuvieron 4 hijos, son abuelos de 9 nietos. Un abrazo para él y y su familia. Dios nos permita verlo otra vez para decirle que con "Yamandú", fueron dos grandes que quedaron para siempre como los inolvidables "HERMANOS GAMARRA" del Uruguay. Gracias.