sábado, 28 de noviembre de 2015

WILLY TERRY SÁENZ. VIRTUOSO DE LA GUITARRA, GRAN SEGUNDA VOZ Y ARREGLISTA EXTRAORDINARIO. FIGURA DE NUESTRA MÚSICA CRIOLLA.

Willy Terry Sáenz
En estos años dedicados a reseñar artistas cuya labor ha merecido destacar, nos hallamos ante un personaje de verdadero perfil bajo y que, podríamos afirmar, es depósito de alma buena y romántica. Ya estamos en la era de la televisión y es casi frecuente verlo secundando a grandes cantantes, pero sin animarse a buscar el lugar que ya se merece como estrella del criollismo. Así es y seguirá siendo Guillermo "Willy" Terry Sáenz, nacido en un hogar musical  y en el que destacan sus hermanos Jackeline Terry, brillante soprano nacional y el percusionista Roberto Terry. La mamá, Doña Clotilde, es buena intérprete, como todas aquellas de ayer que soltaban su voz cuando realizaban la labor diaria.

Enorme guitarrista y estupenda segunda voz.
Estaba ya superando la decena de años y hubo una ocasión que considera vital para su futuro de vida. Una navidad y viviendo ya ese ambiente tan especial para los niños, recibió como regalo de Papá Noel una guitarra. Algo debieron intuir mamá y papá para hacerlo. Podría haber sido un buen juguete, pero existía allí, en ese instrumento de cuerdas, toda una futura profesión. Y el muchachito aprendió a quererla y fue nada menos que Don Nicolás Wetzell, el famoso laudista , quien le mostraría sus secretos.¡En qué buenas manos cayó! Aún recordamos aquella su etapa de compositor e integrante del conjunto de Filomeno Ormeño y con sus hijas, triunfador dúo de ayer como "Las Hermanas Wetzell".

Buena labor peruanista al lado de Lucy Avilés.
Nació un día como el de hoy. Un 28 de Noviembre y que aprovechamos para lograr datos que hicieran posible esta reseña. Es como mostrar sus manos y en cada una el número 5. Unidas, su edad. Cincuenta y cinco años y de ese total, 35 dándole al "tundete". Toda una vida y que recuerda su debut en un escenario, reemplazando al bajista como emergencia para el espectáculo de Edith Barr en la recordada "Palizada". A los veinte años demostró su buen oído con el bajo electrónico y sin freno que lo detenga. Es oportuno decir que se inició tocando melodías con "el Cuatro", una guitarra de igual número de cuerdas, y que lo adiestró para dominar el famoso "punteo", aquel al que dio vida "Oscar Avilés".

También poeta y compositor.
Willy Terry es un músico creativo y son muchas las producciones en las que ha intervenido casi siempre en segundo plano. El acompañante de muchos artistas y sin ánimos de "figurete". Saludamos esta virtud. Sus dedos han dejado marca en casi treinta discos y perdemos los nombres de los artistas famosos que se han visto privilegiados con su actuación y dirección. Nos impresionó oír a su soprano hermana cantando el vals "Secreto" con versos de Amparo Baluarte y hermosa melodía de Francisco Reyes Pinglo, un pianista de Sullana que también hizo la música de la polca "Mañanita". Ha hecho grabar a Doña Clotilde, su madre, y que no tiene nada que envidiar a una cantante profesional.

¿Nos permite acompañarla? ¿Y qué le responde?
Ya hemos hecho desfilar en este blog a muchas figuras de nuestro criollismo. Cumplimos un anhelo justo de reseñar a "Willy Terry". No tenemos el gusto de conocernos, porque ya hace mucho estamos fuera del ring musical. La constancia es así. No es esta una biografía. Es simplemente una instantánea, pero que todo lo muestra. El locutor y músico, ya en los otoñales inviernos, se da cita a diario con su "computadora" y da rienda suelta a escribir con amor. Justo en el día de su cumpleaños nació esta reseña  y que la obsequio con mucha modestia a tan grato músico peruano. Willy Terry Sáenz tiene mucho que dar y felizmente es un buen caminante, siempre apoyado en su amada guitarra. Gracias.

domingo, 22 de noviembre de 2015

" HOY ES DÍA DEL MÚSICO". ESPECIAL HOMENAJE AL MÚSICO OLVIDADO. AQUÉL QUE NADIE RECONOCE Y CUYA INSPIRACIÓN MELÓDICA HIZO FAMOSOS A OTROS.

¡Un abrazo a nuestros músicos!
Hoy 22 de Noviembre de 2015 se recuerda a Santa Cecilia, patrona de los músicos en el mundo. Esta reseña, además de ser un saludo para quienes, como nosotros, hizo de la música su medio de vida, va dedicada de manera especial a los inspirados autores de célebres canciones y que, sin ningún afán de desmerecer poesías, jamás son recordados. Están incluidos aquellos humildes iletrados que, siguiendo erradas costumbres de antaño, tomaban de cualquier libro o revista un poema de bonita letra y, con su natural talento, la adornaban de su música y así llegaba al corazón del pueblo.

No somos los peruanos y especialmente, los "criollos", los que practicamos esta costumbre. Se dan casos en muchos países de Europa y América. Lo que tratamos es de hacer justicia a muchos músicos a los que, de manera compulsiva, muchos "investigadores", en su afán de lograr notoriedad, tratan de "plagiarios" a notables músicos conocidos y anónimos, sin medir las consecuencias. Tampoco nos referimos a los actuales "historiadores". De ninguna manera. Es casi una tradición hacerlo y se puede comprobar revisando cancioneros y revistas del siglo pasado.

Pondremos varios ejemplos y entre ellos uno primero. El vals criollo "Muñeca rota". Salta de inmediato y por ignorancia, que la autora es la gran poeta "Serafina Quinteras", Esmeralda Gonzáles Castro y, repito, sin ánimos de crítica hacia ella, recibió condecoraciones, homenajes y distinciones muy merecidas y sin tomar en cuenta que la MÚSICA fue de su prima "Serafina Quinteras", la gran pianista EMMA CASTRO y que nadie conoce. (No me refiero a los estudiosos). Y detrás de muchos de sus poemas hallamos a músicos como Márquez Talledo, Martínez Smart, etc.

El otro caso de compositora famosa es el de Amparo Baluarte, la gran poeta de Moquegua y que adornó con su foto los cancioneros de ayer, siempre en primer plano y considerada la letrista Nro. Uno de la época de oro del criollismo. ¿Y los músicos que hicieron famosas sus letras? Allí tenemos en primer plano a Francisco Reyes Pinglo que adornó musicalmente al vals "Secreto" y la polca "Mañanita". Nicolás Wetzell con "Plenilunio", "Así será mi suerte" y la mayoría de sus temas. Igualmente Filomeno Ormeño, Alcides Carreño y otros grandes músicos peruanos.

Hoy, que es Día del Músico, nos permitimos esta reseña diferente. Sin ninguna mala intención. Sólo rendirle homenaje a ese músico inspirtado. Gracias a él, por ejemplo, son famosos "Cholo Soy y no me compadezcas", "Ocarinas", "Mar de Sombras", más conocido como "El Pirata", "Ódiame" y tanta poesía que, gracias a su buena música, adquirió fama. Al margen quedan los comentarios ácidos de aquellos críticos, de ayer y hoy, que buscan notoriedad, sólo viendo lo negativo. Nosotros, que sentimos el arte, gritamos: ¡FELIZ DÍA DEL MÚSICO! Gracias.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

ALFONSO ROSILLO Y "EL TRÍO LOS TUMIS". ARTISTA PERUANO QUE ENALTECE A TUMBES.

Alfonso Rosillo Soto
Es momento de citar a un romántico por excelencia y que ha dedicado su vida al "bolero". Es Alfonso Rosillo Soto, que desde muy pequeño se dedicaba a escribir acrósticos para sus compañeros y versos que le salían de lo más profundo de su alma. Era el muchacho que siempre prefería la soledad del campo o sentarse a la orilla del mar y ver el horizonte hasta que llegara el crepúsculo. De allí, su temperamento romántico. Fue la época en la que aparecieron "Los Panchos" y sus discos y películas. Envolvieron a la juventud con "Rayito de Luna", "Sin ti" y su alegre "Me voy p'al pueblo", siendo Alfredo Gil y su famoso "requinto", el que creó en él una alocada emoción con sus brillantes introducciones musicales. En su linda tierra norteña, Tumbes, buscó de hacerse de una guitarra. 

Alfonso, Julio y Víctor: "Los Tumis"
Sabemos que un pueblo siempre tiene un contenido más romántico que una ciudad. Y admiraba a su paisano Paco Maceda de "Los Kipus", que demostraba su talento en cines, reuniones, etc. Lo observaba e iba aprendiendo los secretos de aquel instrumento de cuerdas. Fue muy amigo de sus hermanos y ello favoreció que lo observara y de manera insospechada, adquiría los conocimientos básicos de la guitarra. Debutó en reuniones familiares y como fue natural, en todas las veladas escolares. Formó un trío al que bautizaron "Del Pacífico" con Mario Medina, que luego tocaría al lado de Paco Maceda con "Los Tumpis". El otro integrante fue Carlos Apolo y que cantó tiempo después con "Los Caballeros del Perú" y presentándose en los teatros tumbecinos. 

Con J. Sánchez y A. Calderón
Cumplió los 17 años y fue tanta su constancia que aprendió casi todo el repertorio de "Los Panchos". Primeros intentos con diversos cantantes y emulando siempre al famoso trío. Así emprendió viaje a Lima y en un costalillo protegió a su vieja guitarrita. No sabía qué iba a hacer en la capital, pero su corazón le decía: Adelante. Ya en Lima, siguió escudriñando a la guitarra con Alfredo Gil metido en su cabeza. Un sueño tocar boleros como "Ya es muy tarde", "Caminemos" y "Sin un Amor" entre otros. Quizá este último bolero hizo que llegara el amor y así conoció a una chica que se llamaba Gina, a la que hizo dueña de sus primeros versos. Partió ella al más allá y entendió la soledad. Le fue entonces fácil componer boleros. 

"Los Tumis" en Estados Unidos
Había que ganarse el sustento y logró un trabajo de portapliegos en una entidad bancaria. Como buen provinciano, la cosa era subsistir y hasta la hizo de "canillita", el voceador de periódicos. Tenía una hermana que poseía una chacra y todos sus tiempos libres los pasaba en el campo, porque allí se sentía mas feliz. Y observando el cielo azul, se inspiraba en componer sus primeros boleros. Este soñador empedernido encontró en Lima otros amigos que dominaban sus guitarras y cantaban. Fue allí que se le ocurrió formar un trío y tomar como base el repertorio de "Los Panchos". Como ya había compuesto los propios, empezó a incluirlos en su repertorio y convertirse en compositor. Nada menos sirvió para sus inicios, vivir en el Rímac. 

En la 7ma. Avenida Nueva York
Tuvo experiencias en la Escuela de Comunicaciones, fue becado y viajó a Panamá para hacer un curso en el Fort Gulick con el ejército de USA. Allí se hizo amigo de Bienvenido Granda, Cuco Sánchez y otros. Se le metió ser artista y así formó, ya en Lima, "El Trío Dominó"con Germán Silva y Carlos Erroch, este último gran primera voz y que estudió con él en su Tumbes querido y lo encontró en Lima. Así le llegó el turno a "Los Enigmas" con solamente temas de su inspiración. La etapa con "Los Tumis" le hizo alternar en el Sheraton con Celia Cruz, "Los Chalchaleros" Cuco Sánchez y el famoso Armando Manzanero. Se podría decir que es su etapa internacional, porque actuaron en el extranjero y con notable suceso. 

Romance eterno en sus voces.
Julio César Sanmiguel fue la primera voz. Víctor Ajen, segunda voz y guitarra. Alfonso Rosillo Soto, primera guitarra y tercera voz. Sus compañeros ya no están y fueron la última conformación de "Los Tumis". Hubo integrantes mexicanos en sus presentaciones en la televisión de Estados Unidos. Ha realizado muchas grabaciones y es autor también de temas criollos que le grabaron Manuel Donayre, Edith Barr, María Obregón y Nedda Huambachano entre otros. Maritza Rueda, "La Tumbecina de Oro", le canta su marinera "Tumbes mi tierra querida". Ha sido una reseña nostálgica de "ALFONSO ROSILLO", el artista de Tumbes que triunfó en la capital y el extranjero con su trío "LOS TUMIS". Gracias.