sábado, 29 de agosto de 2015

"CHELA ROSELLÓ". NOS DESLUMBRÓ CON SU ROMÁNTICA VOZ EN LA DÉCADA DE 1950. CANTABA: "LO QUE SERÁ, SERÁ".

"Chela Roselló".
Tenemos los mejores recuerdos de esta artista carismática y en una época radial en la que imperaban los temas musicales de grandes películas. Era famosa Doris Day cantando "Oh mi papa" y "Lo que será, será". Era costumbre de muchos novatos, cuando no tenían un compositor que les entregara sus obras, el cantar repertorios que triunfaban en otras voces y así fue que Chela Roselló se inició en el fantástico mundo de la radio y el disco.

De figura agradable y según recopiladores de su historia, estudiaba Farmacia allá por 1954. Una gran amiga, Pocha Barbieri, hija de un reconocido locutor peruano, la llevó a una fiesta de artistas y nada menos fue Juan Ureta Mille, el esposo de Elvira Travesí, quien la escuchó cantar en dicha reunión y le recomendó fuera a Radio Panamericana, en la calle Belén, cuando mantenía una programación muy seleccionada de música americana y europea.

De voz sublime.
Fue al año siguiente, 1955, que debutó en esta emisora y fue programada los miércoles y viernes a las nueve de la noche, casi en programas estelares. Su fama creció rápidamente y la acompañaba el gran acordeonista italiano Carlo Berscia con el trío de las "Hermanas Boggiano" que le hacían un armónico coro. En la guitarra estaba el brasilero José Marcilio, al piano Pepe Hernández y en la guitarra , demostrando su creatividad, Oscar Avilés.

Fueron vertiginosos sus triunfos y bastante joven obtuvo el "Trofeo Inca" a la mejor cancionista del medio. Fue "Reina de la Popularidad" gracias al vals "Lo que será, será" y otras canciones como "Verano en Venecia" y "Amor en Alta Mar". Las revistas especializadas lucían en sus páginas el rostro de Chela Roselló. También en Panamericana fue acompañada de Pepe Morelli y su piano y que la acompañó en su disco: "Simplemente Chela Roselló".

Recibiendo el trofeo "Inca".
Repito. Ne tenía un repertorio original. En esa segunda ocasión recurrió a temas muy famosos como "Sukiyaki", del Japón, "Caterina" de Italia y "El gran Tomás". Mario Cavagnaro tuvo que traducir al castellano las letras de seis temas extranjeros e incluyó temas de su inspiración. Ya también sonaba "Las piernas de Carolina" que Chela Roselló escogió para ser incluída en el álbum del panameño "Armano Boza". Lo interesante es que Chela Roselló impuso su estilo y triunfó.

La disquera "El Virrey" grabó un especial álbum titulado "Recordando la Nueva Ola" y en el que incluyó "Sukiyaki", pero en su idioma original. Sonó mucho la canción "Amor en Alta Mar" en ritmo de fox y que fue letra y música del inventor de la música criolla en "replana" Mario Cavagnaro y grabado en disco de 78 RPM en el lado "B" y al otro, "Verano en Venecia", versión en español. Esta es una reseña de "Chela Roselló" de quien poco se sabe qué fue de su vida. Gracias.

lunes, 24 de agosto de 2015

GRATA REUNIÓN EN EL HOGAR DE HUMBERTO PEJOVÉS CON "LOS CHAMAS", VERSIÓN ACTUAL.

Humberto Pejovés
Esta no es necesariamente una reseña. Es comentar una gratísima reunión que tuviéramos en casa del gran cantor peruano Humberto Pejovés Pieto, gran primera voz en los inicios de "Los Chamas" y que impusieran a todo dar "La Flor de la Canela", el vals de Chabuca Granda. Y así fue. Un almuerzo con buen sol y excelentes amigos. Otro motivo fue el de brindarnos este inmerecido homenaje, diríamos mas bien, un agradecimiento por la reseña que escribiéramos en este blog hace ya buen tiempo sobre su historia con "Los Caballeros de la Noche" y que iba a contar con la presencia del hermano de Rubén Flórez, que fuera su segunda voz. También fue primera voz de "Los Chamas" y "Los Troveros Criollos". Fue una promesa que se llevó a cabo y que nos compromete a reconocerlo con verdadera gratitud.

Pejovés, Serván y Chávez.
Nos acompañó a esta cita en San Borja, nuestro gran amigo Gonzalo Chávez y que disfrutó a plenitud todo lo que aconteció. Por supuesto destacar el recibimiento que nos dio Humberto Pejovés y que nos esperaba en su acogedora terraza ya en fecha de Fiestas Patrias. Los abrazos y las fotos antes de que el sol nos abandonara. Quiero destacar que esto no es lo que tenemos por común recibir de quienes hemos reseñado. Fue un noble y buen gesto particular que lo engrandece como amigo. La foto de la izquierda lo dice todo. Rostros los nuestros y muy felices. La tarde era prometedora y se respiraba a criollismo.

Franz Gómez, Fernando Del Valle y Koky Gómez
Los otros invitados fueron los nuevos integrantes del trío "Los Chamas. Se trataba de Koky y Franz Gómez Collazos, hijos de Washington Gómez, El hijo de Rolando se hallaba en Miami. Mas bien se había integrado Fernando del Valle al trío, de excelente segunda voz y buen acompañante de guitarra. Se comentó mucho de la nobleza de Washington y la huella que dejó en ellos. Reconocían el carácter difícil de Rolando y lo comentaban como que se hallaban en casa. Un grupo de damas de la familia, como se puede observar, disfrutaba de las buenas y bien logradas interpretaciones de "Los Chamas". Esa mesa estaba bien surtida y nos esperaba un piqueo criollo de primera.

Evocó el bolero Osito de Felpa
En cuanto a Humberto Pejovés, recordaba con nostalgia su paso por el mundo artístico del Perú y con gran sentimiento que muchas veces lo llevaba a la emoción y las lágrimas. Decía que optó por su profesión de abogado y así dejó de hacer giras y tantas aventuras que le hubieran traído al ser integrante de tan famosos conjuntos. Otra de sus confesiones fue la de haber ensayado con "Los Morochucos" tiempos "ha". Otra mas. "Los Panchos" Navarro y Gil le pidieron se haga dueño de la primera voz del trío, puesto que Raúl Show Moreno no daba exactamente con el estilo. En esa ocasión integraba "Los Caballeros de la Noche" que cantaban música romántica y les enseñaron el bolero de Mario Cavagnaro "Osito de Felpa". Hubiera sido una gran experiencia.

Agradecidos a este noble amigo
Lo cierto es que nos llegó la noche y fue todo un concierto de anécdotas y hermosos recuerdos. Supo aconsejar a los nuevos "Chamas" y notábamos sus ansias de intervenir como en sus mejores tiempos. Guardo su obsequio de unos documentos que nos entregó como testimonio de su vida artística y un "compacto" con la colección de sus grabaciones con los tríos en los que mostró su gran primera voz. Al dejar su hogar, sentimos la satisfacción de haberlo conocido en el escenario familiar y tan cordial como siempre. Mi reconocimiento igualmente a su hijo Betto, buen anfitrión, por haber sido el coordinador de esta reunión que jamás olvidaremos, Gracias.

viernes, 14 de agosto de 2015

PEDRO A AUGUSTO BOCANEGRA. AUTOR DE "LA ALONDRA" Y "EN TU DÍA", BOHEMIO CHICLAYANO DE LA AMISTAD.

Pedro A. Bocanegra
Este ilustre compositor chiclayano vio la luz del día por primera vez un 4 de Junio de 1890 y fue el mayor de sesenta hermanos del prolífico herrero de la ciudad Don Santiago Bocanegra y que tenía su negocio en la calle Santo Domingo. Se comentaba que no sabía el nombre de sus hermanos. Eran tantos. Con el sol y sobre una barandilla del buque "Zaña", Pedro Augusto Bocanegra se despedía virtualmente del puerto de Eten. Ya estábamos en 1910 y se preparaba para hacer el servicio militar en Lima. En aquellos años se vivía ya el conflicto fronterizo con el Ecuador y no nos imaginamos cuales serían sus pensamientos para afrontar todo aquello.

Así se incorporó a la Escuela Militar de Chorrillos y su talento de músico tuvo ocasión de probarse tocando el "redoblante" y aprender los secretos del clarinete y el pistón, un trompetín que necesitaba buenos pulmones para hacerse oír. Muy aceleradamente se vio interpretando una larga lista de marchas y polcas, entre estas últimas aquella famosa "Los Voluntarios", dedicada a su coronel Soyer durante sus maniobras castrenses en el cerro Atocongo. Fueron dos años de entusiasta servicio y pensando, quien sabe, su destino estaba en la música. Después saldría de baja como ex integrante de la Banda de Guerra y en vez de retornar a Chiclayo, su tierra, puso meta hacia Lima.

Seducido por la bohemia y siendo además buen cantor y guitarrista, empieza a crear y componer valses como "Entre los dos", "La Alondra", "Separación" y la serenata "En tu día" y que se conoce igualmente como "La Bóveda Azulada". Así conquistó fama de trovero entre la gente alegre del Cuartel Primero. Se hizo amigo de los motoristas y conductores de los tranvías y del cine La Mútua", matarifes del antiguo camal, brequeros y maquinistas del ferrocarril y muchos más. Alegre y divertido en su cuarto del Callejón del Pino, en la calle "Patos", se dedica intensamente a las vigilias festivas y a los licores gratos entre las guitarras y las mujeres de ocasión.

No solamente se dedicó a disfrutar de la Lima criolla. Tuvo sus andares por el mundo de nuestra serranía y así compuso "A Orillas del Mantaro" y "Soy la hoja desprendida", con todo el sabor adquirido en su tránsito por la ciudad de Huancayo, en breve destierro de salud decretado por el médico. Pasado el problema volvió a Lima restituyéndose a la bohemia del Cuartel Primero. Cantó con Sixto Villavicencio, Humberto Queirolo, el "chueco" Sánchez y el "burro" Cerna, acompañado por la guitarra de Emilio Herrera, muy cotizado en esos vergeles. La voz de Pedro Augusto Bocanegra era moda en las serenatas de Malambito.

Tras los festejos del Año Nuevo se 1927, una pulmonía fulminante postró al zorzal chiclayano a su modesto aposento del Callejón del Pino, en la quinta cuadra de la actual Av. Emancipación y en el que recibe la visita del siniestro Ángel de la Muerte. Tiempo después sus cenizas se pierden para siempre en el Cementerio Presbítero Maestro. Una ironía de la vida para quien vivió colectivamente rodeado de amigos. De allí que el Centro Social Musical Bocanegra no efectúa romería alguna, porque no existe su tumba. Pero la música del bohemio de Chiclayo es más poderosa y cuando se canta, recibe con el aplauso, el mejor de los homenajes. Gracias.

lunes, 10 de agosto de 2015

VALENTINA BARRIONUEVO DE ARTEAGA. DAMA CONTRAMAESTRE DEL FAMOSO "CALLEJÓN DEL BUQUE" EN LA VICTORIA Y GESTORA DEL CONCURSO DE BAILE "LA VALENTINA DE ORO".

Valentina Barrionuevo
Los costeños, y con las facilidades de tener mar cercano, no hemos tenido la suerte de sumergirnos en alguna embarcación y conocer su fondo marino. Pero, eso sí, mas de uno ancló en la Victoria cuando existía el famoso "Callejón del Buque". Podríamos asegurar que se trataba de adquirir nuestro brevete para naufragar, sin morir, en el lugar preciso en el que su negra capitana nos rociara de fideos de letras y arroz, a modo de bautizo. Nos referimos a esa exquisita mujer que se llamó Valentina Barrionuevo de Arteaga y que trataremos de reseñarla de la manera mas natural que ser humano la hubiera tratado. Un símbolo de la buena comida criolla y del baile con tradición. No hubo en Lima mujer que disfrutara tanto nuestros valses y marineras como ella lo hizo 

Participante en "La Valentina".
Todo lo que podríamos decir, tiene relación con nuestros primeros años de locutor y como amante de nuestra música criolla. Nos metía a este mundo, por nosotros ignorado, José Lázaro Tello Cordero. Por esto es que recuerdo con gran afecto a Radio Victoria. Estábamos a "pocos pasos" del famoso callejón y cuando el hambre y la sed se posicionaban de nosotros, el recurso era ir a saborear los potajes de Valentina y quedar satisfechos con sus ocurrencias y la gran calidad tradicional de su sazón. Éramos nadie en comparación con las figuras que allí llegaban: Jesús Vásquez, Oscar Avilés, Humberto Cervantes y una lista interminable de "socios". No se si cobraban por actuar, pero cantaban.

Inolvidable fue su consurso "La Valentina de Oro".
Tomó resonancia este famoso "Callejón del Buque", cuando su "contramaestre" en genial inspiración convocó a las chiquillas de la "color" ansiosas de demostrar su talento para el baile". Nacería el gran concurso "La Valentina de Oro" y saldrían a la fama innumerables artistas. Hasta "Perú Negro", sin temor a equivocarnos, dio los primeros pasos antes de su total consagración. Hay historia y eso se escribió en los principales diarios y revistas de la época. Valentina Barrionuevo era un torrente de vida en comparación con su marido el famoso Alejandro "El Manchao" Arteaga, metido en sus recuerdos, pero que, a la hora de cantar, poseía un sobreagudo mayor.

Con Alicia Maguiña y Hayre.
Por la década de 1970 y gracias a Carlos Palá, locutor y entusiasta fundador de la Asociación de Locutores del Perú, que residía precisamente en el famoso callejón victoriano, llegábamos a coordinar acciones y no había forma de evitar probar una y mil veces la sazón de la querida tía Valentina. Más nos embarcábamos en horas de almuerzo que en sus noches de bohemia. Inevitablemente volvían los recuerdos de antaño, cuando esta mujer mostraba todo su talento para el baile mazamorrero con esa gracia que Dios sólo otorga a sus elegidos. Todavía sentimos las respiraciones de Augusto Ascues y esa delegación que comandaba Don Luciano Huambachano en el cantar de lo tradicional nuestro.

Norma Arteaga recibe el diploma de la ALP.
Mucho se ha escrito sobre Valentina Barrionuevo y con soberbios relatos. Sobre todo comentando sus inolvidables cumpleaños y que sabía festejar como nadie quizá hizo. Realmente reina de la jarana con una locuacidad extrema y candor que se iban agotando. Nos dimos la gran satisfacción de otorgarle un "Pergamino Especial"  en nuestra gestión presidencial al frente de la Asociación de Locutores del Perú y que entregamos a su hija Normita Arteaga conmemorando el Día de la Canción Criolla. Fue César Miró quien con frases alusivas a la fecha hizo entrega, además, de un Diploma de nuestra querida Asociación. Asistieron Mario Cavagnaro, Alicia Lizárraga, Pocho Ugarte y una interminable lista de compositores, cantantes y artistas ligados al criollismo.

Gran abuela: Valentina.
El 5 de Mayo de 1984, Valentina Barrionuevo, la "Reina de las peñas criollas" dejó este mundo. Tuvo que soportar una larga y dolorosa enfermedad que la llevó a la tumba. Los criollos de todos los tiempos lloraron su ausencia y hasta hoy recordamos que el sepelio, acompañado de gran cantidad de gente, salió de la "Peña Valentina", en la cuadra nueve de la Av. Iquitos, hacia el "Callejón del Buque en la tres de Luna Pizarro. Jamás se olvidará en la historia de nuestro criollismo, aquel primer sitio de Sáenz Peña, cerca a la puerta del teatro "Olimpo", en la que estableció su hogar al lado de Alejandro Arteaga "El Manchao". Dios quiera que este recuerdo llegue al cielo y lo disfrute como se debe. Es eterna "Valentina Barrionuevo". Que en paz descanse. Gracias.

sábado, 8 de agosto de 2015

ADRIANA ESTHER DÁVILA COSSÌO "BARTOLA". ARTISTA DE LA CANCIÓN CRIOLLA QUE DESTACA EN LA TAREA DE CONDUCTORA EN LA RADIO Y EN LA TELEVISIÓN. "UNA Y MIL VOCES".

Simplemente "Bartola"
Son muchas las estrellas del cancionero criollo que han incursionado en la radio y en la televisión con notable éxito y en especial el elemento femenino, en el difícil campo de conducir programas. Esta vez hemos elegido para dar relieve a su gran trayectoria en estos diversos escenarios, a la singular cantante "Bartola". Acostumbrada desde niña a superar dificultades y haber logrado, al margen de su canto y potente voz, ser la actual conductora del programa "Una y Mil Voces" que emite el Canal 7 TV. Tiene su Facebook y reparamos que dejó de conducir un programa radial y hay gran cantidad de oyentes que la reclaman. Hasta aquí, una muestra de lo que significa Adriana Esther Dávila Cossío en en el gusto de sus seguidores. Felicitaciones.

Adriana Esther Dávila Cossio
Pero, para darnos una idea mas amplia de su vida, recurro a sus propias palabras escritas con sincera expresión: "Nadie mejor que mi madre me convencería que todo inicio es doloroso. Por eso, cuando me aplicó aquel "cucharanazo de palo" por escaparme del colegio para ir a cantar, sin saberlo, estaba marcando el inicio de mi carrera artística. Las tiernas rodillas de la adolescente de 15 años soportaron el castigo en aquellos tiempos de las "Caravanas Culturales" que propiciaba Martha Chávez. Quedé fascinada, pero existía un reto mayor: Mi madre. Consideraba que no era lo adecuado para una chica de casa. Fue la que indujo a mi padre a convencer a la autora de mis días. Gané el concurso, mas 10 mil soles, para comprobar que su hija "tenía talento".

Conduce "Una y Mil Voces".
Por supuesto que Martha Chávez "La Peruanísima" fue su madrina artística y a la que hemos reseñado también en "Artistas en el Perú" cuando surgió como el dúo "Martha y Pablo", de grata recordación. No estamos muy de acuerdo con en el sobre nombre que lleva. Creo que se lo sugirieron al notar que ella poseía condiciones innatas para bailar la marinera y fue como rendir homenaje a la famosa Bartola Sancho Dávila, la recordada bailarina de las tradicionales Fiestas de Amancaes. "Esther Dávila" no hubiera quedado mal. Si mal no recordamos, por esos tiempos tuvo también el apoyo de Augusto Ferrando y el nombre de "Bartola" ingresó a la popularidad por la puerta grande. De lo que si estamos seguros es que el Sr. Dávila se hubiera sentido orgulloso.

Buena cantante de tangos.
Y el camino a recorrer se fue ampliando y las experiencias se acumularon para dejarla expedita a retos mayores. Otro músico excepcional y gran amigo y gestor de haber ingresado al mundo del acordeón, Domingo Rullo, tenía admiración por "Bartola", porque la consideraba una gran intérprete del tango argentino. Y la tuvo como invitada especial en muchas de sus actuaciones y nos decía que cuando la acompañaba, su bandoneón adquiría la prestancia debida. Incluyo estas memorias, porque dan relieve a la reseña de nuestra querida cantante. Tuvimos ocasión de charlar con ella, hace ya buen tiempo, en el programa "De la Noche a la Mañana" que conducía Milagros Valverde Bustinza en Radio Programas del Perú y que se hace extrañar.

Triunfadora en el Perú.
Adriana Esther Dávila Cossío "Bartola" nació en 1955 y es la quinta de nueve hermanos y siempre sobresalió como excelente bailarina de marinera limeña, aunque fue su talento de cantante el que le valió llegar al lugar que ocupa. "El Sol que ilumina mi vida" fue el evento con el que celebró sus 50 años y en beneficio de la asociación "Un Día de Esperanza" que atiende a los niños enfermos con el VIH SIDA. Es así que se muestra con un profundo espíritu solidario y de amor al prójimo. Ha grabado infinidad de discos y uno de los de mejor éxito "Color de Noche" durante su presentación en el Teatro Segura. Hay mucho mas que decir de esta singular cantante peruana y es un placer haberla reseñado con el entusiasmo de haber cumplido la tarea. Gracias.

jueves, 6 de agosto de 2015

"OLGA MILLA": INTÉRPRETE QUE CANTA LO NUESTRO IMPONIENDO SU ESTILO. CONSTANTE EN SU LUCHA POR LA DIFUSIÓN DE LA MÚSICA PERUANA EN EL EXTRANJERO.

"Olga Milla".
La excelente artista que hoy reseñamos es bastante difícil de poder describir. De una personalidad particular y franca en sus decires. La escuchamos en una entrevista confesar que no quiso ser exactamente una cantante. Es Olga Milla, quizá no un nombre con las resonancias de la fama, pero que su arte nos inspira a regalarnos describiéndola con plena admiración. Nacida en Lima en 1956, está identificada con nuestra música criolla en todas sus formas costeñas. Tiene alma de luchadora y se extraña que los ritmos foráneos penetren con facilidad en el Perú, como lo hacen las cumbias y otros estilos. Que lo propio nuestro, no tenga la recepción debida en otros países. Comulgamos en esta su manera de pensar. El arte peruano debe tener una mayor consideración posible en el exterior.

Productora independiente.
De todo esto nacen sus ansias de producir a su manera y que es un reto muy difícil de afrontar. Luego de más de 25 años fuera de la patria y donde desarrolló muchos proyectos  a favor del cancionero urbano, sus temas fueron presentados al Museo de Historia, Antropología y Arqueología del Perú en sus ciclos de cantautores. Olga Milla se interesó desde el colegio por nuestra cultura popular y es así que se convirtió en una productora independiente. Descubre lo que quiere hacer, pero a su manera y a su ritmo. Nada de imitar, copiar o de lo mismo. Hemos ido descubriendo sus actuaciones en diversos programas de la televisión y anunciando programas muy particulares. Se la puede admirar en Internet a través de You Tube en excelentes presentaciones.

Le cantó a Mercedes Sosa.
Como intérprete Olga Milla se ha lucido en el Auditorio Rimac, en Asia, como parte del tributo a Chabuca Granda y convocada por Lucy Avilés y Willy Terry, siendo acompañada por el talentoso guitarrista peruano Lucho Gonzales. Nos agradó su intervención en el programa Miski Takiy cantando "Gracias a la Vida", secundada por el guitarrista Edmundo Vargas. Les recomiendo esta actuación y a la vez una entrevista al lado de Luz María Quirriquirry y Fabiola Bernardo, también cantautoras y que realizan un trío de voces armónico y muy agradable con el tema "La Cigarra". Fue parte del homenaje a Mercedes Sosa a quien ella entrevistó en Nueva York. Un gran gesto de rendir homenajes a los artistas que visitaron nuestra patria y triunfaron en el mundo.

Posa con Manuel Acosta Ojeda
El vals "Monserrate" es un volver al ayer en tan criollísimo barrio limeño, evocando a personajes, calles y tradicionales festividades. Debemos destacar entre otras de las virtudes de Olga Milla, su apoyo ante la Comisión de Educación y Deporte en el Congreso de la República, por la preservación de nuestra música criolla en la juventud del Perú. No nos estamos refiriendo sólo a una intérprete, sino a quien toma rumbos distintos en busca de sus ideales. Fue invitada al Primer Gran Encuentro Femenino de Música Peruana en el teatro "Yuyachkani", producido por la agrupación "Ambiente Criollo" e integrada por artistas peruanas. Fue entrevistada en "El Heraldo Musical" de Manuel Acosta Ojeda en Radio Nacional del Perú y del que guarda este recuerdo fotográfico.

Gran comunicadora social.
El camino de Olga Milla en la canción popular costeña se inició allá por 1976, cuando cursaba estudios en la Universidad de Lima y es convocada a grabar "El Carbón y sus amigos". un álbum IEMPSA que reflejaba el ambiente de una "peña limeña" bajo la tutela del maestro del tondero Don Rafael Sánchez Cerro, de gran impacto entre los amantes de nuestra música criolla en lugares tan remotos como Suiza y Francia, mucho antes de que el término "World Music" se acuñara. En 1980 reside en España y colabora desde allí con "Déjame que te cuente" en Lima y el diario La República, enviando reportajes sobre nuestra actividad cultural en ese país. Su inquietud por todo lo nuestro, hace que se multiplique y muestre su talento con la calidad que posee a raudales.

Triunfó con "Repercusión".
En el 2005 produce en los Estados Unidos "Repercusión", considerado como uno de los cinco mejores álbumes hechos por latinos aquel año. Contó con la presencia de Carlos Hayre, Félix Casaverde, Oscar Estagnaro y el célebre charango de Jaime Guardia, además de un triunvirato de percusionistas como Carlos Soto de la Colina, "Chocolate" Algendones y Octavio Sirio "Pititi". Además de ser comunicadora social, OLGA MILLA presentó en 1997 su "Tributo a la Música Mestiza del Perú en Nueva York, donde colmó el auditorio con una delegación artística que quedó para el recuerdo. Esta es solamente una síntesis de su gigantesca labor. Realmente quedamos cortos en reseñarla. Todo un valor artístico en nuestro querido Perú. Gracias.