lunes, 27 de octubre de 2014

"LAS 6 GRANDES DE LA CANCIÓN CRIOLLA": JESÚS VÁSQUEZ, ELOÍSA ANGULO, ESTHER GRANADOS, DELIA VALLEJOS, ALICIA LIZÁRRAGA Y TERESITA VELÁSQUEZ.

"JESÚS VÁSQUEZ". Nadie como ella para haberse ceñido esa corona y hacerla intransferible hasta la eternidad. Sencilla y buena amiga. Ocurrente y con todo el lenguaje limeñísimo de nuestras mujeres. Voz encantadora y con los matices que Dios le dio. Actuó en el cine nacional, cantó en las principales emisoras radiales del Perú y el extranjero y fue figura de nuestra televisión. Las innumerables grabaciones que realizó fueron siempre éxitos del momento. Grabó en la década de 1940 en Argentina unos éxitos que se oían por la radio y con la Orquesta de Jorge Huirse. Allí están "Mañanita", "Todos Vuelven", "Fatalidad" y como se lucía cantando la polca "Lolo Fernández" y el festejo "Chinito Chicharronero". Se la sigue escuchando y cada vez canta mejor. Es nuestra eterna "Dueña y Señora de la Canción Criolla".

"ELOÍSA ANGULO", en sus inicios con una voz trinadora al lado de Margarita Cerdeña, su prima y segunda voz de "Las Criollitas". Lucieron sus voces desde los tiempos de Radio Goycochea, casi niñas y pasando a la inmortalidad por sus cnciones. Se convertiría en solista y con una voz más asentada y sonora, cantaría "Las Madreselvas", una danza canción que la identificó para siempre. Su versión de "Idolatría" es inigualable. Una verdadera criolla con todos los condimentos para serlo. Cantó a Pinglo, Espinel, Casas Padilla y Covarrubias entre otros. Una "Soberana de la Canción Criolla". Única e inimitable. Estilo propio y salero con sazón especial. Una trayectoria longeva como sus compañeras y condecoradas por el Gobierno Peruano como máximas exponentes de un pasado histórico y triunfal.

"ESTHER GRANADOS". La más alegre y jaranera de nuestro cancionero y con la que más hemos bailado sus grabaciones. ¿Se acuerdan del vals "La Contrabandista"? Hizo una versión que daba gusto oírla y bailar a su compás. ¿Y de "Un Suspiro"? Nadie la cantó como sólo Esther lo hizo. Matizaba su alegría sobre el escenario diciendo "¡Solita me jaraneo!". Inconfundible con su voz y estilo y debo citar que supo conducir muy bien un programa radial y donde demostraba soltura al conversar y excelente dicción. Una señora locutora. La recuerdo como a nadie, porque tuvimos la suerte de acompañarla en alguna de sus actuaciones "peñeras" y nos decía muy criollamente. "Parece que hemos dormido juntos. Nos entendemos a las mil maravillas". Gran halago y procediendo de tan alegre cancionista.

"DELIA VALLEJOS". Su foto es nostálgica para nosotros. Procede del famoso "Cancionero de Lima" y antes del terremoto de 1940. Lo coleccionaban mis padres y solíamos aprender de niños los éxitos que se escuchaban por la radio. Éramos sólo un niño de 6 años y nos gustaba admirarla. Nuestro instinto de varón se asomaba con inocente admiración. Ya en la radio y conociéndola en la década de 1950, le confesé mi secreto. Esta chalaca criolla se rió extremadamente de nuestra ocurrencia y nos hicimos buenos amigos. Conocía a mi esposa desde Radio Mundial en el famoso "Radio Club Infantil". Canciones como "Muñeca Rota" y "El Ermitaño" de Serafina y Joaquina Quinteras se oyen en su voz con exquisitez inigualable. Otra de las "6 Grandes" que supo de los éxitos en nuestra televisión.

"ALICIA LIZÁRRAGA". También de larga trayectoria y actriz del cine nacional y "Miss Radio" por la década de 1940. Locutora de Radio Mundial con Alberto Mecklemburg y en sus inicios, en el canto, una verdadera estrella internacional. Cantaba los inolvidables "charleston" "Melenita de Oro", "Donde está mi gato" y el famoso "Garibaldi Pum". Grabó un disco especial con estas canciones y la presentación de Pablo de Madalengoitia, porque hubo un programa de "Añoranzas Musicales" en la televisión. Compositora del vals "Pobre Corazón" que se lo cantara Carmen Sevilla y el famoso "Troquimoki". Nos confesó que nació en el Callao y nada que ver con lo de arequipeña. Sus padres si lo fueron. Por esos tiempos cantaba en la "Peña" del Club Arequipa y por nada del mundo lo declaraba. Se quedaba sin "chamba". Extraordinaria amiga.

"TERESITA VELÁSQUEZ". Nació en Breña y se inició en el canto a los 6 años de edad. Fue pequeña actriz en la compañía de Lucho Córdova y Olvido Leguía en la obra "Del 96 al 36" en el Teatro Segura. A los 13 años ganó un concurso en Radio Lima y se convirtió en "La Princesita de la Canción Criolla". Muy versátil y llegó a actuar en los radioteatros y como cantante y animadora radial. Fue desde 1936 una artista que persistió en todas las actividades donde poder lucir su canto. Una gran compositora con valses como "Enamorada", "Mi Adoración", "No te he dado motivo" y "Presentimiento" entre otros. Nos acompañaba en sus últimos años y sufrió dolencias que la afectaron mentalmente hasta que Dios la reclamó para siempre. Se la considera entre "las 6 grandes", por su largo trajinar sobre los escenarios. Gracias.

domingo, 26 de octubre de 2014

RAFAEL SANTA CRUZ Y "EL CAJÓN PERUANO. ACTOR Y MÚSICO PERUANO. HOMENAJE PÓSTUMO DE "ARTISTAS EN EL PERÚ".

"Rafaél Santa Cruz".
Cuando nos enteramos de su triste desaparición, el 4 de Agosto del año presente 2014, sentimos no haberle regalado nuestra modesta reseña a este generoso hombre llamado "Rafaél Santa Cruz", tan igual a su padre, el famoso torero de la época de la "rejoneadora" Conchita Cintrón. Por 1990 mantuvimos con él una buena sesión de recuerdos en la oficina de Relaciones Públicas de América Televisión. Fue el primer "matador negro" que triunfó en las plazas de España y en Acho. De una sencillez exquisita, bien hablado y casado con dama española, de cuyo matrimonio nació quien nos inspira esta evocación. En cierto modo un homenaje póstumo a su inmensa trayectoria en los escenarios artísticos y casi velozmente olvidado.

Rafaél Luis Miguel Santa Cruz Castillo, varón criollo descendiente de una familia de cultivados artistas como lo fueron su padre, el torero; sus tíos Victoria y Nicomedes Santa Cruz, nobleza limeña y victoriana que nos llenó de arte musical y décimas de pie forzado. De César Santa Cruz, compositor, con neto estilo limeño del vals "Vuelve en ti", y estudioso escritor e investigador de la historia del vals criollo. Con savia e intelecto de primera, llegó así dotado a este mundo un 29 de Setiembre de 1960 y nos ha legado toda una producción digna de adornar libros dorados. Un fuera de serie y que se descubrió su real valor cuando un infarto se lo llevó temprano, al siguiente día de haber actuado en "La Feria del Hogar".

Hay poco lugar en esta reseña para albergar todo lo que hizo en sus cortos 54 años. Conciertos didácticos nacionales e internacionales que marcaron época, como: "Rafaél Santa Cruz & Cajón Masters". Otro, "Rafaél Santa Cruz & Afro Perú" y ambos en los Estados Unidos. Extraordinario su "Recordando a Nicomedes" y mucho mejor "América Negra" con estudios profundos muy bien logrados. "Cien Años de Música Afro Peruana", "Ritmos Negros del Perú" y "Tiempos de Cajón", este último para dar relieve al instrumento de madera sonoro y que ha revolucionado, gracias a él, nuestro mundo. Es una síntesis valiosa de lo que Rafaél Santa Cruz Castillo realizó en tan breve tiempo de vida. Proyectos dejó y ahora poco se presentó su obra póstuma "Duelo en Malambo" y con gran éxito.

Recuerdo a Rafaél y a su hermano muy colaboradores con nosotros cuando ejercíamos la presidencia de la Asociación de Locutores del Perú y nos regalaron su actuación un 8 de Diciembre, Día del Locutor. Llegaron de manera espontánea y realzaron nuestra actividad. Tan sencillo y sin hacer notar su ya avanzada fama. Actuó en las telenovelas "Natacha", "Milagros", "La rica Vicky", "Amor serrano", "Los del Solar", "¡Qué buena raza!", "Eva del Edén" y "Condominio S. A.". Y nos deleitaron "Los Santa Cruz" con música y sonido de cajón de maravillas. Hoy nos resulta un honor haber disfrutado de su amistad y especialmente del arte que amaba  y que, con tantas exigencias y preocupaciones, lo llevarían a dejarnos muy pronto.

Rafaél Santa Cruz Castillo llevó una vida sin pausas, porque lo dominaban el ritmo y el compás de su cajón. El destino nos hizo conocer al "Gancho" Arciniegas, al criollísimo Monserrate y al inolvidable "Canano", diestros golpeadores de esas cajas maravillosas, pero con otros estilos. El de Rafaél tenía sello o marca: "Santa Cruz". En Abril del 2009 le fue reconocido el "record mundial de mayor número de cajoneros tocando juntos", porque logró la hazaña de reunirlos en número de 1,500 en el II Festival Internacional del Cajón Peruano y del que fue su creador. Ofreció Conciertos de gala de percusión y donde lograba efectos de sonidos increíbles y que dejaban "boquiabiertos" a los espectadores. Un señor del escenario y que sabía actuar en él, sin contemplar cansancio y menos el tiempo.

Profesor en la Facultad de Artes contemporáneas en la Escuela de Música y en la Pontificia Universidad Católica. Actuó en el filme "Reportaje a la muerte". Protagonizó "Otelo" y "El Cantar de los Cantares". Le cupo dirigir la obra musical "Latido Negro" en el "Gala Teather de Washington. Grabó discos como "Los Hermanos Santa Cruz" y no alcanza más sitio para mostrar todo lo que su talento produjo. "RAFAÉL SANTA CRUZ" nos dejó pero legó escuela y esa es su obra mayor. Este es un modesto homenaje a su inmensa trayectoria de músico e infatigable luchador por el arte afro peruano y siguiendo la tradición de su digna familia. Telón abajo y queda, como cuando termina la función, ese algo que jamás abandona nuestras mentes. Gracias.

jueves, 23 de octubre de 2014

"LUCIA IRURITA". AMÓ EL TEATRO DESDE NIÑA Y LO SIGUE AMANDO CON LA TERNURA DE ABUELA. UNA HISTORIA EJEMPLAR.

Volvemos a ingresar al mundo del radioteatro y a través del cual tuvimos contacto con las grandes figuras de la escena nacional. Suerte de un joven locutor con ciertas actitudes de actor y mayormente encargado de las narraciones de los interesantes capítulos. Recuerdo a Lucía Irurita, allá por 1954 en compañía de Luis Álvarez, Alfredo Bouroncle y otras celebridades que hacían discurrir el tiempo de manera divertida. Una dama diferente y de cierto porte social, así lo recuerdo, que no nos atrevíamos a tomar confianza con ella. La vi pocas veces en ese pequeño mundo y puedo afirmar que no era su sitio. Sin embargo fue protagonista de, quizá, la más popular radio novela de toda nuestra historia en Lima: "El Derecho de Nacer".

Estamos a puertas de celebrar nuestros primeros cinco años de "bloguerista", porque fue un 29 de Octubre de 2009, el día que decidimos abrir "Locutores y Artistas en el Perú". Ese fue el inicio y teníamos sed loca de evocar a tantas figuras de la radio, de la escena nacional y de la televisión. Fue tan violenta esta nueva pasión que, de manera increíble y frente a la computadora, no dejábamos horas en nuestro afán de llenar hojas. Creo que a los dos meses fueron tantos los personajes sobre los que conté sus historia, que tuvimos que dividir el blog en dos: uno de locutores y otro de artistas. Cuando observamos el "contador" de ingresos, quedamos sorprendidos al comprobar el que, actualmente, hayamos superado las setecientas reseñas en ambos. Es algo que nos parece increíble.

Volvamos a Lucía Irurita, una actriz que debió estar en la inauguración de nuestra modesta entrega. La hemos visto en muchas entrevistas y es allí en las que nos hemos podido enterar de sus inicios. Siempre la oímos repetir que fue a la edad de siete años que nació su vocación por actuar. Me la imagino recitando y poniendo en función su memoria. Interviniendo en las actuaciones escolares y apasionándose en demasía que, a los catorce de edad, ya tenía definido su futuro: el teatro. No fue fácil. Sus padres no creían en ello y, lógico, había que entenderlos. Y eso es lo que apreciamos en esta dama que nació para ese destino y que nos deleita verla en cada entrevista, generalmente para promocionar su ya famoso "Teatro de Lucía".

Sonreímos cuando dice que engañaba a su familia con su interés por aprender otro idioma y que se había matriculado para aprender inglés. Buena estratagema de la joven, pero que finalmente tendría su final al descubrirse que sus pasos la conducían a la Escuela de Arte Escénico. Es aquí que nos parece ver a Luis Álvarez y otros queridos actores como Carlos Ego Aguirre y Leonardo Arrieta, con los brazos abiertos en señal de bienvenida a la entusiasta Lucía. No se contentó con ello y viajó a Italia para aprender lo clásico a través de una beca. Se dejaba llevar por los consejos tradicionales de hacer teatro serio y dejó de lado las comedias y otras alternativas que, con el correr de los años comprobó que si valían.

Esta no es una biografía. Como casi todas nuestras reseñas, están basadas en las vivencias propias que nos dio la vida. Siempre repetiré que no teníamos las condiciones anímicas de ser actor teatral. Flojos para memorizar y distraídos de ese bello mundo que encandiló a Lucía Irurita, hoy una madre comprensible con sus hijas Cecica y Sandra Bernasconi, producto de su amor con Carlos, el escultor, el ceramista, el inquieto hombre creativo con el que le ha tocado completar su vida hogareña. Es decir que, por donde se la mire, no hallaremos sino arte y más arte. Imagínense que ha representado más de cien obras teatrales y entre ellas, sus favoritas: "Flora Tristán" y "La Fierecilla Domada". Es autora de "Tormenta de Pasión".

Por supuesto que ha actuado en la televisión y en muchas de aquellas   populares telenovelas. Vivió diez años en México y supo sacarle provecho en lo que significó como cuna de grandes artistas. Hay muchas entrevistas a las que pueden acceder en este cibernético universo. Sólo nos queda agregar que nos causa honda satisfacción el haber evocado a "LUCÍA IRURITA" y engalanado este blog. Le deseo muchos éxitos con "El Teatro de Lucía", ubicado en la calle Bellavista de Miraflores, local antiguo en el que alguna vez nos tocó retirar cartas o enviarlas. Hoy es un centro de atracción teatral y que no la desliga de su eterno amor a los escenarios. Es nuestra modesta contribución a recordar siempre a quienes hicieron historia. Gracias.