martes, 30 de septiembre de 2014

"TULA VATTUONE". EXPRESIÓN VOCAL DEL ARTE LÍRICO. GRAN MEZZOSOPRANO TRIUNFADORA EN EL PERÚ Y EL EXTRANJERO.

Tula Vattuone
Nos es gratísimo incluir en estas reseñas de "Artistas en el Perú", a TULA VATTUONE. Para quienes amamos la lírica, una de nuestras más dignas representantes en el exigente campo de las mezzosopranos. Para los que no conocen el por qué de esta designación, son las voces de mujer cuya tesitura está ubicada entre las sopranos y las contralto. Voces llenas de encanto y especiales para el dramatismo que contienen las óperas. Casi siempre tragedias amorosas y que a través del tiempo se han mantenido siempre como el gran atractivo de este género musical. En el parlamento oral o diálogos, estas voces, como la de los barítonos, guardan un encanto especial, muy grato, para el oído de los que ocupan lugar en la sala del gran teatro.

"Luisa Fernanda".
Tula Vattuone tiene una larga trayectoria en el mundo del canto lírico. Por esa fama adquirida, es una de las profesoras de canto más solicitadas. Porque es garantía de un perfecto solfeo, base fundamental entre los ejercicios para educar la voz. Estudiantes, adolescentes y adultos, encuentran en esta bella dama a la maestra que los sabrá identificar con su verdadera tesitura, es decir, el repertorio y tonos adecuados para evitar una equivocada formación. Este "reseñador" se viene demostrando que tiene memoria para lo que le es inolvidable. Hacíamos radioteatro en Radio Nacional del Perú en 1960 con Guillermo Lecca Iturbe y se trató de evocar a la primera intérprete de nuestro Himno Patrio, "Rosa Merino". Fue Tula Vattuone.

"Mezzosoprano".
Nuestra artista ha tenido muy buena formación en el arte clásico. Estudió ballet por un período de 8 años en la Escuela de Artistas Aficionados del Perú, bajo la dirección de Dimitry Rostoff. Se dice que una de las maneras como más se siente la música es el Ballet Clásico. Tula Vattuone es egresada de nuestro famoso y renombrado Conservatorio Nacional de Música, cuna de grandes cantantes líricos y maestros. Citemos entre estos últimos a Lucrecia Sarria, Alejandro Granda y por qué no a Luis Alva Talledo, el tenor ligero que más prestigio obtuvo en el mundo de la lírica con su desempeño en "El Barbero de Sevilla" y otras famosas óperas. Tula Vattuone tuvo destacada actuación en "El Matrimonio Secreto" de Cimarossa con Luis Alva.

Excelente Maestra.
Si observan a muchos cantantes en la televisión o en cualquier escenario, adolecen muchos de una falta total de expresión y actuación. Nuestra querida artista se formó nada menos que con Ricardo Roca Rey en lo referente a expresión corporal y teatral, en la Asociación de Artistas aficionados de Lima. En cuanto a saber elegir el repertorio que le corresponde, al margen de lo operístico, cimentó esta capacidad con los consejos de ilustres maestros como Elvira Gayani, Blanca Hauser, Manuel Cuadros Barr, Margarita Ludeña y Andrés Santa María González. Somos fanáticos de las voces de sopranos y tenores y no nos cansamos de oír, por ejemplo, a María Callas y otras grandes estrellas del canto lírico como Luciano Pavarotti y las tradicionales voces de todos los tiempos. Lamentablemente no existen programas especializados en nuestras emisoras.

Cantó "Luisa Fernanda" con
E. Grisales y Sara Ampuero.
No agregamos alguna anécdota de Tula Vattuone y que nos indicara ¿cómo así nació su afición al canto? Hay espacio esperando para ello. A la gente joven le interesa, porque ayudaría a desarrollar su vocación. ¡Cuánta experiencia debe haber en la vida de Tula Vattuone! Dirigida por renombrados directores como Tino Cremagnani, Enrique Ricci, Leopoldo La Rosa, José Carlos Santos, Manuel Cuadros Barr, Luis Antonio Meza, Oscar Vadillo y Jean Tarnawiesky entre otros. De cada director se hereda una experiencia que cala en su personalidad. En otras palabras. Tula Vattuone, además de seguir cantando, es maestra y transmite lo que lleva dentro para formar nuevos talentos en la lírica internacional. Admiramos a Tula Vattuone y sentimos el privilegio de que parte de su historia esté registrada en este blog. Gracias.

domingo, 21 de septiembre de 2014

ZOILA ESTELA GRANDA ZÚÑIGA. ESCRITORA DE CAMANÁ Y SU NARRACIÓN DESCRIPTIVA DE UNA HISTORIA QUE TRANSCURRIÓ "AL OTRO LADO DEL TABLERO".

Zoila Estela
Seguimos en nuestros modestos esfuerzos de consignar en este blog, a personajes que tienen que ver con el arte. La verdad es que nos es muy difícil introducirnos en este campo donde hay que respetar las reglas del idioma y a este amante de hacer reseñas nadie lo ha calificado para ello. Con la audacia que nos acompaña, recibimos a una talentosa escritora, tal como lo hiciéramos antes con Mario Vargas Llosa, llamada Zoila Estela Granda Zúñiga. Nacida en Camaná, donde se encuentra "la gloria perpetua de los ríos y los mares que inundan sus recuerdos de nostalgias". Una frase que ella emplea para identificarse con la tierra que la acogió y en la que nació igualmente su amor a las letras. Ya está sembrado el camino para conocerla mejor. Vayamos en esta ruta y en la que nos esperan detalles de la personalidad de una dama sincera que sabe expresarse con lenguaje atractivo y natural. Hay mucha poesía escondida.

Escritora con alma.
Siempre hemos pensado que el artista nace. Viene con esa iluminada vocación y que se va manifestando en el transcurrir de los años. Hay algo que Dios prodiga en ciertos seres escogidos para hacerlos distintos. Por eso hay músicos que jamás pisaron un conservatorio y a través de su canto o instrumento nos sorprenden con un derroche de talento y originalidad. Zoila Estela sintió siempre esta vocación de narrar. Cuenta ella misma que a muy corta edad ya sentía inclinaciones para poner en acción sus neuronas. También que, a modo de irse descubriendo de a poco, dio a luz su primer libro como "Ariana Stebes". ¿Qué la impulsaba a ello? Su propia naturaleza. Era de recopilar recuerdos y almacenarlos en la caja mágica de su ser. Un cofre que nos va soltando sus tesoros y que nos encanta darlos a conocer. Sabemos que tiene muchos admiradores y que aprobarán nuestro examen.

"Ariana Stebes".
Fuimos tomándole interés a su último libro "Al otro lado del tablero" y que con una modestia que la pinta de cuerpo entero, nos sorprendió y tuvo a bien obsequiárnoslo de manera personal. Vaya el lujo que tuvimos. Tenerla presente en nuestro hogar y charlar con ella y sentir sus emociones. Se dice que a esto se le conoce como "empatía". Yo agregaría también simpatía. Nos sentimos cómodos con ella y podría, sin exagerar, que teníamos frente a nosotros a un familiar querido. Procedemos de paternidad provinciana, de la que sentimos hondo orgullo, y es así que Zoila Estela nos premió por nuestros ochenta años de edad, veinte días antes. Su firma y dedicatoria lleva la fecha 5 de Setiembre de 2014 y no puedo sino agradecerle con esta reseña. Para nosotros un halago y un regalo que ya está expuesto en nuestra vitrina de las cosas bellas. Empezó escribiendo como "Ariana Stebes".

Belleza  de Camaná.
Empleando una narrativa que invita paso a paso a interesarnos por su historia, hemos descubierto el amor de una familia muy bien conducida por sus padres. De cómo esta niña va entendiendo que su hermano mayor tiene otras metas que cumplir. Ellos son siete. Cada cual con propias personalidades, pero que deben dar su apoyo a un niño que nació distinto. Que tiene un talento especial con un juego que se practica en la casa y se hereda del padre. Son visionarios de un triunfo. No estaban equivocados. Vayamos al grano y descubramos que aquel niño es Julio Ernesto Granda, nuestro célebre campeón mundial infantil y orgullo emblemático de la ciudad de Camaná. Todo un maestro del ajedrez, un deporte sólo para quienes saben pensar. Su nombre es de resonancia universal y distingue a una provincia peruana que demuestra orgullo  por sus victorias.

Narrativa excelente.
Había que señalar el tema de "Al otro lado del tablero". No se hace esta reseña para promocionarlo. Nos sentimos orgullosos de saber que contamos con escritoras de talento natural como lo es Zoila Estela Granda Zúñiga, que conoce los secretos para atrapar a sus lectores no a conocer una biografía, sino a vivir una historia en la que quedamos inmersos hasta llegar al final. Hay mucho que tiene que ofrecernos esta artista de la narración escrita. Zoila Estela tiene mucho más que ofrecer. Le deseamos los éxitos que se merece y que debe superar en todo, el enjambre de poco interés por la lectura a la que nos ha sometido la televisión. Que sea otra "Granda"  y que recorra el tablero de las letras para coronarse soberana con sus libros. Lo anhelamos como peruanos y queda aquí esta referencia de su obra y talento. Gracias. 


miércoles, 17 de septiembre de 2014

SALVADOR ODA. COMPOSITOR TRUJILLANO Y AUTOR DEL VALS "EL ÁRBOL DE MI CASA".

Salvador Oda
Un vals que jamás pasa al olvido, cuya letra y música ha sido siempre cantada por intérpretes de todas las décadas que hemos vivido, es "El Árbol de mi casa". Su autor es nada menos que un músico perteneciente a la notable generación que nos dado lo mejor del criollismo. Salvador Oda, viajero incansable y conocedor de todo lo bueno del departamento "La Libertad" y que nació en Chicama, puerto norteño de singular fama e inspirador de muchos éxitos musicales que han llenado las páginas de nuestros cancioneros.. 

Lo conocimos bastante mayor de edad  allá por 1955 y nos parecía increíble que fuera el autor de aquel vals famoso. Nació a la bohemia cuando apenas había cumplido 18 años de edad y mostraba su talento acompañándose con la guitarra. Salió de su querida tierra en 1936 para conocer la Lima de esos tiempos  y hacer amistad con músicos de la talla de Laureano Martínez Smart y reencontrase con su amigo de la infancia Alcides Carreño, quien lo ayudó a compenetrarse en aquel nuevo ambiente para él. 

El Árbol de mi casa
Siempre comentaba que le agradó la manera cómo tocaba el piano Carlos A. Saco. Lo conoció al obeso pianista gracias a que su primo y extraordinario laudista Juan Araujo lo llevó a una encerrona criolla en los Barrios Altos. Daba gusto oírle decir que las manos del famoso y obeso pianista se deslizaban suavemente por el teclado. Salvador era buen guitarrista y a la vez un excelente pianista. Confesó que quien lo inspiraba a componer era el autor de "Rosa Elvira" y el fox incaico" Cuando el indio llora". 

Hemos visto muchos títulos de sus composiciones y de todas ellas destaca plenamente "El Árbol de mi casa". Algo similar al autor de otro vals popular llamado "Gloria" de Lucho Dean y de quien no se conoce mas composiciones. Por allí leíamos que Salvador Oda había compuesto "Una carta al cielo" y que era uno de los últimos valses que había compuesto. No tenemos la certeza, pero la letra de ese famoso tema ha sido cuestionada y se mantiene un juicio al respecto.

Antiguamente en Lima se celebraban muchos compromisos con orquesta y era el pianista generalmente la base. No existían los sistemas de amplificación de sonido y por lo tanto había que incrementar el número de músicos para darle mayor sonoridad al conjunto. Eran presentaciones en vivo y en directo con sus guitarras, trompetas, etc. Esa fue la época en la que Salvador Oda, muy conocido como "el chino Oda", amenizaba muchas reuniones sociales y alegrando a los festejantes. Gracias.


lunes, 15 de septiembre de 2014

"VICTORIA VILLALOBOS". UNA INTÉRPRETE CRIOLLA DE LO NUESTRO Y CON ESTILO PROPIO.

"Victoria Villalobos"
Hace mucho tiempo que no veíamos surgir una cantante que le diera otro sabor a nuestra canción criolla. Con una voz delicada, dulce y muy bien trabajada, va imponiendo su estilo y creemos que no ha de tardar en convertirse en la nueva estrella que necesitamos. Nos estamos refiriendo a "Victoria Villalobos" y a la que apreciamos por primera vez en una entrevista por la televisión. Nos sorprendió su solvencia para responder y dejar buena huella en los televidentes. Esto es muy positivo y alentador. Ante la falta de figuras que reemplacen a las grandes que le dieron fama y prestigio al cancionero criollo, ella es una opción que nos atrevemos a pronosticar como verdadero valor artístico. 

Hay que escucharla interpretar el vals "Horas de Amor" que compusiera Felipe Pinglo Alva, para darnos una idea cabal de lo que esta dama promete. Sus versos son cantados con gracia e intención que convencen. Se podría decir que vive el tema y sabe transmitir su mensaje. Una canción de las tantas que el maestro dejó y que tendría que ser cantada, no a la manera común casi establecida, sino de forma sublime y hasta expresiva como la hemos visto interpretar en una de las escenas de la película nacional "Sigo Siendo". El escenario es un solar antiguo y ella deslumbra con su bien modulada voz, a los festejantes de algún acontecimiento que los ha convocado. Nos quedó esta impresión y es lo que comparto con ustedes.

Victoria Villalobos Ruiz hereda genéticamente el arte y su amor a lo nuestro, de su padre Pepe Villalobos, compositor y percusionista del cajón de dilatada trayectoria en este mundo del criollismo. Es profesora del CENDUC y ofrece contínuos Talleres de Canto Popular en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Su formación artística la ha logrado en base a varias instituciones del canto, al margen de sus condiciones vocales innatas. Indica que hizo sus estudios en el Colegio Nacional "Virgo Potens" y se pueden ubicar vía You Tube una serie de presentaciones en vivo e igualmente grabaciones en las que demuestra su arte vocal e interpretativo. Grata revelación de la canción criolla.

Al margen de lo que aquí hemos comentado hasta ahora, cumple con brindar su arte, por ejemplo, al Día de la Bibliodiversidad", que tiene mucho que ver con la cultura del libro y que genera su encuentro con gente joven y entusiasta a la que conquista para cultivar nuestras costumbres, especialmente el canto y el baile. Allí ensayan entre acordes de guitarra y el sonido acompañante del cajón criollo. Cuenta con el cariño de sus alumnos, porque es una excelente profesora. Trabaja por lo nuestro. Porque se conozcan costumbres ancestrales y no se pierdan por dejarlos ir. Viajera y buena embajadora nuestra en diversos países del mundo, hecho que la convierte en un baluarte de apoyo a la cultura.

Sorprendente verla actuar y cantar en el sólo del "triste" de una pintura musical norteña y donde nos regala su voz y talento cantando sus sentidos versos. Se completa  con el tondero y la intervención de los jóvenes danzantes para "Una Noche de Espectáculo". Maravilloso. Mucho ensayo y trabajo. Ese es el mundo de "Victoria Villalobos", conquistada por el canto. Superando las faltas de oportunidad en los medios de comunicación y apoyando a su padre en "La Casa de Pepe Villalobos", donde intervienen en familia y reciben con los brazos abiertos a quienes desean disfrutar de su espectáculo. Al margen de lo artístico, se supone que hay buena olla criolla con los potajes más exquisitos.

"Victoria Villalobos" presentará su producción discográfica titulada "Mi Raíz", un trabajo que tenemos la seguridad será bien recibido por quienes amamos nuestra música. Esta reseña habla poco del pasado, porque realmente está en vuelo una carrera profesional del canto y muy bien conducida por Victoria Villalobos Ruiz y a quien deseamos todo lo mejor en sus hermosos proyectos. Ojalá nuestra televisión pose sus cámaras en sus producciones artísticas y así el Perú conozca mejor a esta artista limeña y mazamorrera. Nosotros seguimos cumpliendo con reseñar a quienes nos regalaron antes su arte y, con mayor razón, a las nuevas generaciones de cantantes, porque así seguimos haciendo Patria. Gracias.

martes, 9 de septiembre de 2014

"MARIO MORENO", EL DIBUJANTE PERUANO QUE CARICATURIZABA A LA VIDA. FUIMOS COMPAÑEROS EN "CINCOMANÍA".

Mario Moreno.
Como siempre estas reseñas no tienen edad. Los recuerdos están siempre vigentes y son acompañados por una juventud que no envejece. Es por eso que, después de muchas Lunas, evoco a un querido amigo, sencillo, de pocas palabras y que más se comunicaba con sus dibujos. Su "atelier" en el set de televisión, un rincón o esquina cualquiera, siempre con su maletín y dentro los implementos para cumplir la tarea: Una cartulina y un plumón de tinta negra. Época de "Telecentro" en los estudios de Panamericana Televisión. Tarea a cumplir: Convertirnos en "El Diccionario Parlante". Ojear el gran libro y buscar el significado de las palabras que cada concursante debía descubrir y acertar. El programa se llamó "Cincomanía" y tenía como conductores a Humberto Martínez Morosini. Ernesto García Calderón e Ignacio Cané Pardo. Directora nada menos que Bianca Casagrande que nos dio ocasión de animar.

El Diccionario Parlante
Durante el tiempo aquel, comulgamos con Mario Moreno de la ostia de la amistad. ¿Cómo describirlo? Un personaje blanco, muy blanco y sin mancha alguna que diera sombra a su imagen. Por primera vez teníamos contacto con un caricaturista profesional. Nos captó en una de sus travesuras apenas nos había conocido. Desfilaban los concursante lanzando las bolitas y desde su esquina, con ojos telescópicos captaba rasgos y gestos que reproducía mágicamente en sus blancas cartulinas. Nació con ese don de "fotografiar"  y sin negativo alguno, lograr un retrato casi siempre divertido. Eso era el diario vivir de este maravilloso cusqueño que, por su forma de ser, había asimilado posturas de mismo limeño. Lo que si logró es tener un "modelo" casi exclusivo para sus graciosas caricaturas. A la derecha, justo, la del "Diccionario Parlante" y que nos dedicó con todo su aprecio.

Hombre del Acordeón
A este homónimo de "Cantinflas" se le veía siempre apurado. Aquella maleta que portaba con sus tesoros para dibujar, se nos antojaba un misterio. Usaba la tradicional tinta china y pinceles demostrando con destreza su habilidad y arte para regalarnos dibujos con rasgos seguros. Todo de frente al papel. Sin lápiz y sin hacer borradores. Con la inspiración siempre latente y logrando sorprendentes y risueñas caricaturas. Le hizo muchas a Humberto Martínez Morosini, a Ernesto García Calderón y recuerdo que el director de "24 Horas", el querido amigo Julio Estremadoyro, lucía las suyas en lo alto de una de las paredes de su oficina. Es que nos dibujaba con amor. Sin exagerar defectos y generalmente en los que se apoyan los artistas para lograr un buen trabajo. En este programa nos bautizó Humberto Martínez Morosini como "El Hombre del Acordeón" y que adoptamos para nuestras presentaciones con nuestro grupo instrumental.

Carmencita Thomas y Serván
Además de ser personaje en nuestra televisión, solía "trabajar" en establecimientos en los que discurría mucha gente. Su especialidad, los niños. Los captaba instantáneamente. Compra segura de los padres consentidores. "La Feria del Hogar" fue otro de sus sitios predilectos. Tenía su propio "stand". Cualquier lugar para acomodarse y dar rienda suelta a su creatividad. Hombre feliz y trabajando para su familia. Jamás lo vimos triste ni negativo. En cierto modo, silencioso. Hablaban sus dibujos. De buena presencia y dulce como su propio corazón. Cumplía su tarea y nos parecía imposible que se quedara a matar el tiempo. Ni las empanadas de "Berisso", que compartimos una vez, lograban "sujetarlo". Siempre apurado por retornar a su hogar o, quien sabe, otros lugares en donde demostrar su arte y llevar dinero para sus molinos.

Serván y Martínez Morosini
Ya lejanos de aquellos tiempos, nos causó sorpresa saber de su mal estado de salud. Lo veía en las noticias y quedábamos asombrados de los esfuerzos familiares para lograr atención. Pensábamos que todo había pasado, pero leyendo lo que publica el fabuloso ARKIV PERÚ, nos enteramos que falleció víctima de un mal renal en los fríos ambientes del Hospital Rebagliatti de ESSALUD. Se nos fue temprano. Sólo había cumplido 64 de edad y soportó su mal durante nueve años. Nosotros vamos por los 80 y no hemos querido dejar de reseñar a tan brillante artista del dibujo. "Mario Moreno". Un peruano que dignificó su arte con entrega total a su profesión y al que jamás dejamos de evocar. Gracias.

Serván, Moreno, Martínez, Cané y García Calderón

jueves, 4 de septiembre de 2014

JUAN REQUENA CUEVA. COMPOSITOR DE LOS BARRIOS ALTOS CON VALSES COMO "MERCEDARIAS" Y OTROS RITMOS POPULARES.

Juan Requena
Cueva.
Todavía mantenemos en nuestras evocaciones a compositores muy queridos. La etapa de 1950 en la que ingresamos a Radio Victoria, cuando estaba considerada como "La Emisora de los mejores programas" y tenía a brillantes solistas y conjuntos del criollismo. Allí actuó la mayor cantidad de veces nuestra Jesús Vásquez y fue la sede para que lucieran sus voces, en doble programación, "Los Embajadores Criollos". Actuaban los Lunes, Miércoles y Viernes en horario estelar de la noche con la animación de Carlos Alfonso Delgado, y los Martes, Jueves y Sábados al medio día con José Lázaro Tello. Alternábamos la locución comercial con  Ana María Álvarez y Alberto Arenas.

Cómo olvidar a Félix Pasache, Clemente Reynoso, Lucho Dean y Juan Requena Cueva, que además era cantor y tenía su trío tropical. En esa sala de ensayos que lindaba con el pasadizo hacia el salón auditorio, había casi siempre una oportunidad para los compositores que deseaban les cantaran sus canciones "Los Ídolos del Pueblo". Sabíamos además que Rómulo Varillas, Carlos Correa y Alejandro Rodríguez, hacían sus ensayos fuera de la radio en casa de los Caballero, una familia que residía en la Av. Manco Cápac y que nos hizo conocer en una oportunidad lo que era "una encerrona criolla". Con José Lázaro Tello y otros queridos amigos, quedamos prisioneros durante tres días. Esto es otra historia.

No recuerdo exactamente el nombre que adquirió uno de los tantos tríos que formó Juan Requena Cueva. Se trataba de lucir vistosos atuendos y una máscara que cubría sus rostros. Dedicados a cantar boleros y en especial composiciones del "barrialtino". Citaré de los que recordamos: "Que me importan los años", "Naciste para mi" y "Busca tu gente". Tenían buen swing y letra cantinera. Lograron imponer sus grabaciones en la radio y debemos reconocer la tremenda voluntad de triunfar que le acompañaba. Juan Requena Cueva cantó muchas veces en las famosas "Matinés de Criogenine Lumier" e igualmente se presentaron en programas estelares en Radio Victoria. Todo un éxito resultó su cumbia "Amor Divino".

Hizo "Mercedarias".
Quizá su vals emblemático en el criollismo sea "Mercedarias" y en el que logró ese punto exacto de pintura de los Barrios Altos. "Barrio de Mercedarias, rincón de tradiciones; cruzaron tus veredas grandes criollos de ayer, cuando se oían trovas y alegres serenatas cantadas con guitarras, castañuelas y cajón". Este precioso vals fue cantado por casi todos los buenos cultores del criollismo, incluyendo los famosos. Tiene una melodía que te sitúa en los grandes solares de nuestra Lima y evoca los nombres de cantores y autores que hicieron historia como Felipe Pinglo, Samuel Joya, Pancho Estrada y David Suárez. Hay sitio para "el cojo Ballón", "el cholo Nicolás" y nuestro inolvidable "Panchito Arciniegas", rey del cajón.

Las emisoras locales tocaban también su cumbión "Hoy si, mañana no" y una guarachita pegajosa titulada "Que nazca la guagua". La verdad es que desconocemos la cantidad exacta de composiciones de Juan Requena Cueva, pero si fueron muchas. Nos pasa lo que nos sucedió con Clemente Reynoso. Perdimos contacto con él, pero era de pasarnos la voz cada vez que cruzábamos el río de la vida. Falleció el 15 de Noviembre de 2011, luego de soportar una invalidez que lo postró a la silla de ruedas. Su música criolla está latente en "Alianza Lima Campeón", "Arriba Perú", "Qué lindo es mi Perú", "Mujer caprichosa", "Soledad", "Agua que nos has de beber" y "Padre y Amigo", tema que con "Mercedarias" lograron premios especiales.

Fue fundador de la Asociación Peruana de Autores y Compositores, "APDAYC" y siempre luchó por lograr el pago de sus derechos. Se perdió en el olvido y nos toca, tal como lo venimos haciendo, reseñarlo con el derecho de haber alternado con él en sus mejores momentos de vida. Juan Requena Cueva, un compositor que enaltece a los Barrios Altos y se inspiró en la calle "Mercedarias" para componer su mejor homenaje a nuestra Lima querida. Seguiremos con esta empresa, porque es nuestro legado y homenaje a todos los cantores y autores que tiene y ha tenido nuestro querido Perú. ¡Viva la Canción Criolla! Gracias.