miércoles, 29 de junio de 2011

JOSE MARCILIO. EL GUITARRISTA DE "O REIS DO SAMBA". NUESTRO RECUERDO A UN MAESTRO DEL BRASIL.

Portada del disco "Carnaval".
Época dorada de la música resultó el final de la década de 1940 y durante 1950. Llegó toda clase de artistas para actuar en la boite "Embassy", el lugar preferido por los limeños para gozar los bailes de Carnaval con la agrupación brasilera "O Reis do Samba", según nos lo dice Dulce María Marcilio, esposa y viuda de quien fuera el gran acordeonista italiano Ricardo Bacco y, a quien agradezco su colaboración para recordar a su querido padre. Don Pascual José Marcilio "Zè", nació en Sao Paulo, Brasil. Llegó al Perú en 1950, cuando ya brillaba otro brasilero de renombre: "Ray Alcóver", padre de Regina Alcóver y abuelo de Gianmarco. 

Rápidamente se asimiló a nuestras costumbres y, en ese ir y venir al Correo Central a dejar y recibir cartas de su país, conoce a Doña Emma Benavides que, por aquel tiempo trabajaba allí y, a los once meses, de pronto lanzándole una "serpentina de amor", la conquistó y se casó con ella. Muy parecido caso al de Ray Alcóver que flechó a Marianella Ureta y contrajeron matrimonio a los tres meses. ¡Tremendos estos brasileros! Así llegaron a nuestro mundo Alfredo, Dulce María y Denice Marcilio Benavides, buen producto de este añorado y talentoso guitarrista que es historia en el mundo artìstico del Perú. "José Marcilio".

Empecé a conocer de su fama y sobre todo porque que introdujo la guitarra eléctrica, no la estridente del Rock, sino la que le permitía lucirse en melodiosos temas de solista. En Brasil era recordado como autor de "Súplica" y colaborador en la creación del Bossa Nova. Compone "Serpentina de Amor", que le dio fama en las alegres fiestas de Carnaval con "O Reis Do Samba", la agrupación que dejó en el disco el famoso e inolvidable poutpurrí que incluía la "Marcha del Carnaval", la de Filomeno Ormeño, su "Serpentina de Amor", "Valencia", "Un Pierrot Enamorado" y las canciones más famosas de aquellos los tiempos. 

¿Quién, de nuestra edad, no gozó con este gran éxito de Carnaval? Carlos Berscia y su acordeón con la guitarra de José Marcilio o el clarinete de Jorge Mirkin, más el contrabajo de Joe Di Roma y la batería de "Carita" Estrada, formaban una gran agrupación orquestal: "O Reis Do Samba", con el acordeonista loretano Cetraro, José Marcilio y su guitarra mas otros integrantes vocalistas con el "pandeiro" como lo fueron los Hnos. Daniel, Gonzalo y Roldán Díaz Paredes. Se presentaban en Radio "El Sol" y el ritmo que imponían era fabuloso. Podría asegurar que José Marcilio , integró antes "Los Demonios de Copacabana". En el Bolivar, bautizó como "Norminha" a Norma Muñóz Cruz, su "Lady Crooner" en lo criollo e internacional. Muy buena cantante peruana.

Hemos tratado de consultar a Carlos Berscia importantes datos pero, los años y un infarto que hizo peligrar su vida, no nos permite obligarlo al recuerdo. Ya no están Domingo Rullo o Coltrinari. Solíamos viajar juntos con Don José y él bajaba siempre por la Unidad de Mirones. Lindas charlas teníamos en Panamericana TV cuando su hijo Alfredo Marcilio Benavides, amigo nuestro, gerenciaba el Canal. La época de Telecentro. Dejó una buena cantidad de discípulos y evocábamos a quienes lo visitaban al Hotel Bolivar, cuando amenizaba con el piano, otro de sus instrumentos favoritos, "la Hora del Té". Me incluyo en ese grupo.

Había momentos, ya en sus últimos años, que la melancolía lo ganaba. Es que todo era cambiante y nacían otros ritmos y agrupaciones que aislaban a los grandes maestros. Jamás se dejó vencer. Fue un músico de verdad. Ejecutante de la guitarra y el piano y además, compositor y arreglista. No tuve la suerte de tocar a su lado y nos habríamos adecuado a la perfección, porque nuestro repertorio se prestaba a su estilo. Lo evoco con cariño. Don Pascual José Marcilio "Ze", hace ahora música para Dios y sus Ángeles. Se nos fue el 24 de Junio de 1992. Hace exactamente 19 años. En su Gloria está, porque fue artista de cuerpo y alma. Gracias  

sábado, 25 de junio de 2011

"CARLOS RODRIGO". GENIAL CREADOR DE VOCES Y ESTUPENDO ACTOR. "Takeo Tashima" y "Malambito".

Siempre afirmaré que en décadas pasadas, específicamente, finales de 1940 al 60, el Perú tuvo dos geniales creativos de personajes a través de la voz. Ángel Crespo "Pelito", de quien ya realizamos una reseña, y Carlos Rodrigo, un verdadero actor de teatro y singular observador de los diversos modos populares de nuestras costumbres. En su voz se encarnó al peluquero japonés o bodeguero del barrio, al típico inmigrante de los años pasados y que se integraron a nuestra sociedad de manera feliz.

Ese personaje se llamó "Takeo Tashima". Antiguamente, los años 40, tanto chinos como japoneses llegaron a asimilarse a nuestra Patria. Ese castellano que aprendieron a base de constancia, lo percibíamos cada vez que íbamos a una peluquería a "cortarnos" el cabello. Carlos Rodrigo captó de manera prodigiosa ese modo de conversar de los japoneses originales y creó a "Takeo Tashima". Nosotros, pequeños todavía y concurrentes a las bodegas y peluquerías, palpábamos la gracia del imitador Carlos Rodrigo.

Épocas de la radio. De aquella inmortal radio que nunca desparecerá de nuestros recuerdos. Hubo otro gran personaje popular del barrio. Hoy ya no se percibe en nuestros negros, aquella forma de hablar de los viejos descendientes de africanos. Existiendo un lugar de gran cantidad de negros como lo fuera Malambo, parte de nuestra Lima colonial, el personaje que creó Carlos Rodrigo tomó el nombre de "Malambito". Había captado  toda la "quimba" y gracejo de aquel popular y querido vecino de antaño.

Consecuencia del actuar de Carlos Rodrigo y sus personajes, muchos descendientes de japoneses y negros de la Lima que se fue, caso específico en mi barrio de Surquillo, recibían esta "chapa" o sobrenombre y se les recuerda de esa manera. Lo vimos actuar en los teatros de mi barrio y nos desconcertaba en el escenario, solitario, muy bien presentado y que, de esa manera, sin mayor apoyo que su voz y su arte, nos deleitaba con gracia y gran personalidad para afrontar sus actuaciones.

También nos cupo de satisfacción conocerlo y tratarlo en sus visitas a Radio Victoria a sus amigos Carlos Alfonso Delgado o José Lázaro Tello. Nos conformábamos en ser espectadores de las triviales tertulias y aplaudir en silencio sus ocurrencias. Un señor "colorao", de gruesos anteojos y criollo ciento por ciento. Fue un brillante actor y sobre todo creador de personajes. El judío, el chino, el turco o mercachifle que vendía telas, el "charapa", etc., hablaban con la garganta maravillosa de Carlos Rodrigo.

Surgiría años después y vale mencionarlo, "Don Jarabe". Era un recipiente de todas las voces que imitaran Crespo y Rodrigo. Algo de lo suyo propio y que merecerá una reseña distinta. Esta vez cumplimos con un verdadero actor de las tablas. Un señor de señores como lo fue "CARLOS RODRIGO". Oírlo a través de la radio y donde la imaginación era complemento para "vestir" a sus personajes, fue privilegio de quienes tuvimos la suerte de pertenecer a su generación. Aplausos al más allá. Gracias.

miércoles, 1 de junio de 2011

EL TRÍO "LOS TROVEROS CRIOLLOS". GARLAND, PEJOVÉS Y LADD. FASE DISTINTA. HONORES A LUIS GARLAND.

"Los Troveros Criollos"
Somos seguidores de los artistas criollos que dejan un sembrío importante de semillas. Me refiero al talento musical de Luis Garland, esa sensacional primera guitarra y segunda voz del dúo más querido del cancionero peruano: "Los Troveros Criollos" con la primera voz del "carreta" Jorge Pérez. Una manera sencilla de cantar, deslumbradora por la simpleza de una voz natural y una guitarra templada a la tonalidad requerida y cuyas cuerdas vibraban con el talento de un músico diestro llamado Lucho Garland. Inmortales en plena vida. Sus discos, suenan cada vez mejor.

De la antiguedad y ya olvidados cito al dúo Matrouk-Abril. Maravilloso. También al dúo Segovia-Morales. Un deleite. El dúo Costa- Monteverde. Sabor neto criollo. Los Hnos. Ricardo y Alejandro Govea y sus lindas "Paginas de Antaño". No nos perdíamos sus actuaciones. Hurgando en el pasado, tendríamos muchos dúos más de menor fama, pero que impresionaban con su canto. Hay de todo y al gusto del oyente. Los Hnos. Ascues, sentimiento de jarana bajopontina en callejón de un sólo caño. Excepcional.

Garland y los Catter.
Dos párrafos para hacer lo que menos nos agrada: comparaciones. Pasada la primera etapa del dúo "Los Troveros Criollos", cuánto hizo Lucho Garland por reconquistar su sitial. Su amor propio y temperamento en pos de la conquista divina de la armonía. Y lo fue logrando. Con el Dr. Sánchez, el esposo de Mirtha Patiño y dúo mixto con ella. Los Hnos. Catter, sellados por "Ocarinas" y García Godos si no me equivoco, más el gran Humberto Pejovés y la voz armónica de Pepe Ladd, en la tarea más difícil de cimentar al Trío Los Troveros Criollos".

Me he tomado un tiempo visitando la historia de "Los Troveros Criollos" en Internet. Poseo casi completa la versión del dúo y eso está enraizado. Me limitaré en esta reseña, que no pretende sea crítica, a opinar como un amante de la canción criolla. Son tan buenas las voces y las armonías que, aquella guitarra maravillosa de Garland lucida en el dúo, se esconde ante el trabajo fantástico del trío "Los Troveros Criollos. Una observación mía que pretende dar relieve a un trabajo poco difundido por la radio y la televisión. Nuestro modesto aporte.

Con el Dr. Sánchez de primera.
Estuvimos siendo comentados en nuestras diversas reseñas por el muro "Los Troveros Criollos" de Pepe Ladd Jr. y percibir una muy buena observación de Betto Pejovés, hijo del gran cantor. Mi otra percepción es que detrás de todas estas historias está mi querido y admirado amigo Lucho Garland, a quien me bastó conversar con él en dos o tres oportunidades en Canal 4 para saber que es dueño de un temperamento muy exigente. Y le doy la razón. No se le escapan las impurezas que se encuentran diseminadas en tantas semillas y frutos, ya que posee un cedaso muy tupido. Como crítico, muy exigente. Realmente lo admiro.

Dos historias diferentes para un nombre inmortal: "LOS TROVEROS CRIOLLOS". Lo sencillo y natural de la primera fase gran éxito, porque fue dúo el inicio. No hay atenuantes. Luego y particularmente asombrado ante el trabajo más arduo del trío con Pejovés y Ladd. Gracias a Dios, están las grabaciones. Hay una sonora evidencia en las maestras grabaciones que se tomaron del maravilloso trabajo. ¡Honores a Lucho Garland! Un músico que conociéndolo en muchas de sus facetas y que compartimos a través del teléfono, no puedo dejar de aplaudir. Modestamente, felicitaciones "Trovero Lucho Garland". Gracias.